30 dic. 2007

29-07. A OROEL POR ORDOLES. 30-12-2007.

Oroel desde Salinas. 4-4-07.

Pardina de Ordolés, aparcamiento alto, Virgen de la Cueva y cara sur.

30-12-2007.

Salida 15 h. Llegada 18 h.

Sol.

Muy fácil.

Ascensión.

 Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Oroel procedente de Prames. Vía en marillo.
 
            A la Peña Oroel se suele subir por su cara norte a partir del Parador de Oroel. Se trata de una subida empinada, corta y su aproximación también resulta breve. Además, en verano es una ruta agradablemente sombreada hasta que superas las Neveras y alcanzas la arista este del pico. Es una ascensión de las de “andar por casa” casi siempre llena de paseantes y que ofrece una excelente y dilatada visión del Pirineo ya que, por lo general, suelen ofrecer la visión de un buen número de  los bastiones importantes del Prepirineo.
 
Vertiente Norte de Oroel desde Oturia.5-10-08.

            Es el 30 de Diciembre de un 2007 que se acaba. El día 28, día de los Santos Inocentes fuimos en familia a celebrar la “Inocentada con suerte” del pasado año. Brindamos con sidra en Pla de la Gradillera y despedimos el año. Hoy habían previsto la entrada de un frente que dejaría nieve sobre los 1500 metros de altitud y, consecuentemente después de un año con tantas salidas, decidimos no hacer nada.

            El día ha salido muy decente, evolucionando a mejor si cabe, de nieve nada de nada y tras comer temprano nos vamos a conocer una vía de ascenso diferente a la Peña Oroel.

Oroel desde el oeste.

            A la entrada de Jaca tomamos la carretera que conduce hacia Bernués. Hacemos los 7 kilómetros hasta el desvío al parador y proseguimos por la misma carretera hasta casi el kilómetro 11.

            Tomamos un desvío a nuestra izquierda y por una pista en condiciones aceptables, tras varias derivaciones y atravesando una barrera para el ganado, alcanzamos la Pardina de Ordolés. Proseguimos pista adelante primero al este y luego, pasando una caseta, giramos al norte y ascendiendo fuertemente nos llegamos hasta el final de la misma situada sobre los 1350 metros de altitud. Son las tres de la tarde.

Entorno de la Virgen de la Cueva.
 
            Un camino parte del aparcamiento y se introduce bastante llano en el pinar de la cara sur de Oroel. Progresa en dirección oeste-noroeste y a través del boj se va elevando suavemente, supera un par de contrafuertes y se introduce  en una marcada depresión entre paredones de conglomerados de pudingas clásicos.

Fachada de la Ermita de la Cueva.
 
            Poco más arriba alcanzamos el emplazamiento de la Ermita de la Virgen de la Cueva situado a 1480 metros de altitud.

Interior de la Ermita de la Cueva.

El Altar de la Ermita de la Virgen de la Cueva.
 
            La ermita aprovecha una cueva natural de entre dos y tres metros de altura cerrándose con obra por dos de sus lados. El resto libre puede ser utilizado como abrigo para el ganado. Al lado y de nueva construcción, está la casa  de los cofrades. Se trata de un cálido rincón que conocemos perfectamente pues no es la primera vez que nos hemos bajado desde las neveras en busca de abrigo para comer en días de marcada inclemencia meteorológica.

Desde el rellano de las Neveras el Casquete Somital de Oroel. 2-2-03.
 
            Cinco minutos más tarde proseguimos camino arriba y en dirección norte para alcanzar el rellano al sur de las Neveras cercano a la arista.

Cruz de Oroel desde el este.
 
            Son las cuatro de la tarde y al solecillo de la hora  viramos al oeste y con el camino ascendemos suavemente los poco más de 100 metros de desnivel que nos depositan en la Cruz de Oroel  a 1770 metros de altitud, cuando son las cuatro y cuarto de la tarde.

Buitre leonado sobre Collarada.
 
El Espolón Oeste de Oroel. 2-2-03.

            Contemplamos el conocido paisaje del Pirineo del norte, vestido de blanco casi todo, desde Cotiella a los Montes Navarros sumidos en las neblinas y el Prepirineo que incluye del Turbón hasta Cuculo en todo el horizonte sur. ¡Ahí es nada!

La Cruz de Oroel desde la Mesa de Direcciones.
 
            Nos vamos hasta la punta oeste en la que hay otra mesa de direcciones para contemplar las elegantes evoluciones de los buitres leonados.
 
La Sur de la Partacua.

La Punta este de Oroel.
 
            Luego nos abrigamos un poco y dando la vuelta sobre nuestros pasos iniciamos el descenso por idéntico camino.

La Sur de Oroel poblada de genista.
 
            En las proximidades de la ermita nos paramos con los últimos rayos del sol para comernos unas mandarinas y unas galletas de chocolate. Luego, con cuidado, bajamos los retazos de nieve helada que tachonan el camino en las zonas pisadas y sombrías, alcanzando el coche cuando son las cinco y media de una tarde que empieza a espirar.

            Pista abajo con el coche paramos antes de llegar a la cabaña para coger leña seca de boj de unas viejas limpias. El boj tarda mucho tiempo en pudrirse y arde muy bien además de tener un gran poder calorífico pues se trata de una madera dura de grano fino.

            Cae la noche y son las siete menos cuarto cuando llegamos a casa. Ha sido un paseo con 450 metros de desnivel con lo que esperamos haber despedido un año en el que hemos hecho setenta y una salidas y en las que hemos realizado un desnivel de 55985 metros. ¡Quién nos lo iba a decir hace un año!    

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.