9 abr. 2009

12-09. LOS VOLCANES DE LA GARROTXA. 9-4-2009.

El Volcán Puig de la Costa.
 
Recorrido circular desde Can Serra.
 
9-4-2009.

Desnivel acumulado 350 m.

Distancia recorrida 10000 m.
 
Tiempo efectivo 01:45 h.
 
Sol.
 
Muy fácil.

Agua en las áreas informativas aunque indica la no potabilidad de las mismas, algo ciertamente extraño sabiendo la enorme cantidad de agua del subsuelo de la zona.

Recorrido circular que puede iniciarse en cualquier punto del mismo. Se puede realizar en cualquier época del año pero especialmente agradable resultará tanto en verano como en otoño.

 Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.


Croquis de la Garrotxa procedente de publicidad del parque. Vía en amarillo.


            Hace casi medio siglo, era el año 1974 cuando conocimos algunos de los volcanes de los alrededores de Olot. Eran otros tiempos y no precisamente los de la última erupción volcánica del cuaternario.

            Es el 9 de Abril de 2009 y volvemos para recordar.

            Son las nueve de la mañana cuando aparcamos junto al Centro de Interpretación de Can Serra situado en el kilómetro 4 de la carretera de Olot a Santa Pau. Queremos recorrer algunos de los 40 volcanes que incluye el Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa. Se trata de una zona de volcanes cuaternarios del tipo estromboliano o con coladas efusivas, generalmente poco explosivos y, aunque, según dicen, no extintos.

El Cráter del Montsacopa y la Ermita de San Francisco.
 
            Ayer visitamos el Montsacopa con la Ermita de San Francisco, situado en medio de la ciudad de Olot y ahora tomamos el itinerario 1 que nos introduce en la Fajeda d’en Jordá en dirección sur.
 
En la Fajeda d'en Jordá.

            Se trata de un hayedo situado sobre los 550 metros de altitud que se desarrolla sobre las lavas de la ladera sudoeste del Volcán Croscat. Es un emplazamiento original sobre materiales efusivos y no “demasiado puro” puesto que se entremezcla con bojes, fresnos, arces y algunas especies más.

            Un recorrido sinuoso por un amplio camino muy transitado y perfectamente balizado nos permite disfrutar de un ambiente primaveral temprano, en la deliciosa y delicada soledad de la mañana.
Clara hayas en la Fajeda.

            Nos parecen excesivas las tareas de limpieza del bosque pero… luego, concluiremos en que las tareas de limpia, constantes a lo largo de toda la zona, han debido ser provocadas por los vendavales que este pasado invierno azotaron a Cataluna y al oeste francés entre otros lugares y que fueron la causa del detrozo del mercado de la madera.

De camino a san Miguel de Sacot.

San Miguel de Sacot.
 
            Media hora después, hemos atravesado el hayedo y pasando junto a otra zona de acceso al mismo, nos incorporamos en suave ascenso, girando al este para ganar altura sobre un robledal húmedo que nos conduce a un collado al nordeste del Volcán del Torrent y nos permite contemplar la Ermita de San Miguel de Sacot.

Santa Margarita desde San Miguel de Sacot.
 
            Desde aquí localizamos nuestro siguiente objetivo que es la cima del Volcán de Santa Mrgarita, no sin antes localizar el perfecto cono del Volcán del Puig de la Costa.

            Hay que decir que se trata de conos volcánicos completamente cubiertos de vegetación y que aparentemente, poco o nada tienen que ver con la clásica imagen de un volcán con las laderas despojadas de vegetación donde los tonos ocres y negros y los materiales sueltos componen el medio. Una vegetación mediterránea húmeda en la que  prepondera del roble.

            Para ello hemos de bajar hasta un rellano en el que se asientan tierras de labor e iniciar el ascenso del cono volcánico por camino que sigue transitadísimo en dirección norte.
El fondo del Volcán de Santa Margarita.

            Subidos poco más de 100 metros de desnivel alcanzamos el borde del volcán en la parte sudeste. El camino conduce al aparcamiento pero nosotros tomamos uno alternativo que deja a nuestra izquierda una casa ajardinada y se dirige hacia el fondo en dirección nordeste.

Detalle de la Ermita de Santa Margarita.
 
            Enseguida alcanzamos el plano fondo en el que se asienta la Ermita de Santa Margarita, delicada construcción de planta rectangular  realizada con materiales de la zona que ocupa el centro del fondo del cono volcánico. Van a ser las diez y media y la mañana que se ha despojado de una incipiente nubosidad, está sencillamente espléndida.

            Seguidamente ascendemos hasta el borde del cono en el lugar del aparcamiento al que creo no dejan llegar a los vehículos y a través de una pista orientada al nordeste iniciamos el descenso que en diez minutos nos deposita el Area Informativa de Santa Margarita.

Viejos Castaños en el Area Informativa de Santa Margarita.
 
            Del aparcamiento cruzamos la carretera  y tomamos otra pista que en dirección norte nos aproxima al Volcán Croscat, concretamente a las instalaciones informativas situada al nordeste del mismo.

El Croscat.

            Al Croscat no se asciende, no está permitido, pero el móvil de la visita consiste en la contemplación de las Graderas. Durante años se estuvieron extrayendo áridos de la ladera norte del mismo practicándose una profunda herida en el cono volcánico. Desaparecida la vegetación en esta parte y pasto de la erosión, se cortó la extracción de materiales y se defendió de la erosión con la instalación de gradas contenedoras.

Detalle de un volcán abierto.
 
            Frente a las Graderas nos paramos a echar un bocado contemplando el enorme terraplén de alrededor de 100 metros de altura en el que guardan precario equilibrio algunas bombas volcánicas, pedazos de basalto, escorias y cantidades ingentes de menudos lapillis.

Materiales del cono volcánico.

Las Graderes del Croscat.
 
            Seguidamente, volvemos hasta las instalaciones de información y  retomamos la pista que ya en dirección oeste y prácticamente horizontal  abandona el rellano de tierras de labor y se introduce en el bosque húmedo que nos deposita en el Aparcamiento de Can Serra con lo que cerramos el bucle y recuperamos el coche, cuando el reloj señala  las doce y media. Han sido tres horas netas de camino y alrededor de 10 kilómetros en los que el desnivel acumulado no habrá pasado de los 350 metros    

Colada basáltica en Castelfollit de la Roca.
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.