7 mar. 2010

6-10. LAS PUNTAS DE TRASVERAL. 7-3-2010.

Trasveral Este desde el Collado de la Ralla de Alano. 

Aparcamiento de tacheras, parideras del Achar de Alano, Paso de Tacheras, Trasveral Este y Trasveral.

7-3-2010.

Salida 10 h. Llegada 15 h.

Sol.

Fácil.

Ascensión.

 Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de las Puntas de Trasveral procedente de Prames. Vía en amarillo.

            Pasando de Hecho a Ansó por la nueva carretera comentamos  la posibilidad de que igual podemos hacer con el coche la pista de Tacheras. Creíamos que la nieve estaría más baja por aquí pero…

Ezcaurre y Abizondo desde Zuriza.
 
            De Ansó a Zuriza, cada vez lo tenemos más claro y en Zuriza la entrada de la pista aparece limpia, se ven muchas rodadas de coches y estamos prácticamente seguros de llegar sin problemas a Tacheras. Son solamente 3 kilómetros de pista pero, tanto para hacerlos con raquetas como con nieve profunda o blanda, tienen su valor en esta época del año más si se pretende subir algo arriba. Ya nos ha costado hora y media de coche pues son las nueve y media cuando aparcamos a 1300 metros de altitud. La pista prosigue para arriba hasta las parideras pero además de que la suponemos cortada por alguna acumulación de nieve venteada, no queremos que nos aligeren el bolsillo con alguna receta indeseada.

Alanos desde Zuriza.
 
            Sobre las diez menos cuarto iniciamos la marcha en busca del hayedo, pasamos el puente e inmediatamente comenzamos a atajar las lazadas de la pista en dirección prácticamente sur. Enseguida recordamos.

Hayedo del Achar de Alano.

            Las raquetas se han quedado en el coche al ver que la parte baja del hayedo tenía muy poca nieve y cuando la pisamos tiene una dureza envidiable. A pesar de ello, localizamos un par de huellas del día. ¡A ves si nos van a abrir huella!

            El sol que tornasolado se cuela por entre las hayas del Achar de Alano nos acaricia agradablemente y nos deleita con la promesa de una jornada deliciosa. Nosotros a ritmo sostenido, como es nuestra costumbre, nada de prisas, progresamos para arriba sobre nieve que ya es uniforme cuando alcanzamos la paridera inferior.

Saliendo del hayedo.

 
            Inmediatamente pasamos junto a la paridera superior y ya en el final de la pista nos sentamos en unas piedras de la orilla a ponernos los crampones cómodamente al sol de la mañana. Localizo a una pareja que muy arriba está próxima a introducirse en nuestro corredor. ¡No te decía lo de la huella!

            Estamos sobre los 1540 metros de altitud y son las diez y media cuando iniciamos el ascenso de primer resalte  que nos ha de conducir en diagonal hacia el corredor bajo el Paso de Tacheras. La cara norte de la Sierra de los Alanos está severamente arrebatadora.

 Paso de Tatcheras desde las Parideras.

            El primer resalte corto da paso a un segundo ligeramente más erguido sobre el que la nieve escasea hasta alcanzar una zona de grandes rocas aisladas que ponen un tono calizo sobre el blanco níveo del entorno.

            Un pequeño rellano tras las rocas permite a la pared tomar impulso para erguirse paulatinamente y trazar una diagonal ascendente sobre la norte de la Punta del Achar. La nieve sigue variada aunque buena en general a pesar de algunas zonas en las que hay una capa de ocho centímetros que no se ha soldado sobre la básica que se encuentra bastante dura, otras profunda y polvo e incluso placas algo duras.

            Ya muy arriba nos juntamos con uno de los integrantes de la pareja que hemos visto antes. Nos dirá que han llegado al Paso de Tacheras y se han dado la vuelta. El otro está probando un corredor en la norte del Achar. Charlamos un poco, el se queda esperando y nosotros continuamos para arriba a nuestra marcha.
 

            Enseguida alcanzamos la entrada al corredor  por un lateral algo erguido en el que hay que poner un poco de atención. Luego, por el centro del corredor progresamos unos metros en busca del resalte más erguido que estará alrededor de los 40º de inclinación.

            Al final del resalte sorteamos un par de placas de hielo ya cuando la pendiente se arrellana y nos enseña el paso final entre dos bloques calizos limpios.

 
            Hay que abandonar el fondo del corredor y progresar alrededor de 50 metros por una vira de nieve situada en la parte izquierda del corredor y que salva el pequeño muro de salida. Luego ya de llano alcanzamos el inicio del rellano en el que se encuentra el Paso de Tacheras que nunca he sabido distinguir del Paso de Chandalán.

            Estamos sobre los 1900 metros de altitud, son las once y cuarto, hacia el este se eleva suavemente la huella de Peña Forca mientras que hacia el oeste nos espera un luminoso, solitario y blanco inmaculado todo para nosotros.

 
            En dirección sudoeste atravesamos el amplio y plano campo de nieve virgen, algo profunda para los crampones, mientras recordamos  la clemencia de Peña Forca el día en que tuve mi primera caída en el hielo de su cara sudeste y que, supongo con suerte, pude detenerme con mi piolet. Me quedaron pocas ganas de localizar la Ruta de Invierno.

            Nos salimos del rellano para incorporarnos sobre una suave loma que primero en dirección oeste y luego noroeste nos ha de permitir avanzar sobre nieve menos profunda.

Hacie el este el Valle Colgado de Peña Forca.
 
            Un suave ascenso siempre buscando la mejor nieve nos sitúa bajo la cara sudeste de una prominencia al sur de la Ralla de Alano.

La Norte  de Trasveral Este.

            Remontamos alrededor de 50 metros de desnivel suavemente erguidos y alcanzamos la cima, creo que se trata del Trasveral Este situado a 2089 metros de altitud cuando son las doce menos cuarto.
 
            Se trata de una cima muy bien situada que presenta una espectacular imagen de todo el Valle Colgado de Peña Forca en el que se diferencian perfectamente la Ralla de Alano, Las Puntas de Tacheras y del Achar, las Agujas de Alano, Punta Mazandú, La peña del Rincón, el Achar de Forca y Peña Forca. Sobre un fondo de neblinas indecisas y profundas. Al oeste nuestro objetivo el Trasveral más lejos óptimamente que en la realidad.

            Hacemos fotos, comemos un dulce, tomamos un café con leche y nos vamos por la arista norte hacia el Collado de la Ralla pues directamente tenemos un paretazo interesante y el nacimiento del barranco Trasveral que se ahonda inmediatamente.

Trasveral Este desde el Collado de la Ralla de Alano.

            En el collado hemos de atravesar un poco de nieve profunda pero lo hacemos en suave descenso para faldear por el sur una prominencia medio rocosa y perdiendo una altura mínima alcanzar la base del casquete somital de Trasveral.
 

            Hemos venido en dirección noroeste y siguiendo la misma línea afrontamos el ascenso de la suave cara nordeste directamente a la cima.

Cima de Trasveral.
 
            Son las doce y cuarto cuando alcanzamos la alargada cima de Trasveral a 2071 metros de altitud.

Ezcaurre.
 
            Contemplamos en inconfundible pliegue de la cara este de peña Ezcaurre y el lecho del ibón homónimo recordando una tremenda e imborrable jornada de nieblas. Ligeramente al norte la redondeada prominencia del Espelunga, aunque las cuevas que yo he visto están en la  cara sur del pico en el que nos encontramos.

Orhi.
 
            En medio de ambas emerge muy profundo el blanco navío del Orhi.

            Comemos sobre unas rocas calizas venteadas contemplando las Mesa en medio de un conocido horizonte nor-nordeste mientras advertimos un rápido cambio de temperatura.

Ralla de Alano desde Trasveral.

            Media hora después tras desechar la idea de alargarnos hasta Espelunga que dejamos para otra ocasión, quizás con las Canaletas de Ruzquía nos damos la vuelta sobre nuestros propios pasos a la espera de que se nos calienten las manos.

De vuelta hacia el Paso de Tatcheras.
 
            Bajo el Collado de la Ralla nos cruzamos, sin saberlo, con los foreros Kaiku y peyreget con los que nos saludamos.

La Sudoeste de la Punta del Achar.
 
            La nieve se ha ablandado bastante y se me hacen un zuecos de alto calibre que espero no se produzcan en el corredor ya que está a la sombra orientado al norte.


Entrando al Paso de Tatcheras.
 
            El descenso desde el Paso de Tacheras no tiene historia con una nieve extraordinaria. Un montañero que ha entrado delante de nosotros proveniente de Peña Forca se pierde para abajo, nosotros bajamos relajadamente, pasamos las parideras, atajamos sobre la pista al igual que a la subida y casi abajo nos quitamos los crampones.

Bajo el Paso de Tatcheras.

Sombras de la tarde en los Alanos.
 
            Cuando llegamos al coche se nos acerca un montañero y me pregunta que si soy Mariano. Le digo que sí y me dice que “esto es tuyo”.

            Me entrega la documentación que he debido perder mientras nos poníamos los crampones y que ha recogido. Es el montañero con el que hemos hablado  por la mañana debajo de la entrada del corredor al Paso de Tacheras. Son un par de hermanos de Sanse, con el que hemos charlado nos ha parecido muy majo.

            No solamente me la devuelto la documentación sino que ha tenido que esperar a que bajáramos. Charlamos brevemente y un tanto estupefacto le doy las gracias, tienen prisa y se marchan de inmediato. A posteriori les reiteraré las gracias públicamente en el foro de pirineos3000, lo que me servirá para confirmar mi apreciación con los foreros Kaiku y peyreget con los que nos cruzamos bajo el Paso de la Ralla. La vez anterior que me devolvieron la documentación fue por correo desde Suiza. La debí perder en la cima de la Jungfrau.

            Son las dos y media de la tarde y nos quedamos agradecidos y sin reaccionar. Luego, recogemos los bártulos y finiquitamos una deliciosa actividad con final inesperado en la que hemos movido alrededor de 850 metros de desnivel. Nos queda una larga, para nosotros, vuelta a casa.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.