12 feb. 2011

7-11. CUYLARET DESDE LA CABAÑA D’ARRAILLE. 12-2-2011.

Hacia Cuyalaret.
 
Aparcamiento del Valle d’Aneu, Centro Pastoral y Cara Oeste.

12-02-2011.

Salida 10 h. Llegada 13 h.

Sol.

Muy fácil.

Esquís de montaña.

 Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Cuyalaret procedente de Prames. Vía en amarillo.

 

            La subida más lógica a Punta Cuylaret se suele hacer a partir del Portalet d’Aneu, situado a 1800 metros de altitud, una altitud envidiable para una cima modesta y la tentación está allí.

            Cuylaret es una de esas cimas amables y próximas de fácil ascensión incluso con los esquís que se ha convertido en una de nuestras habituales cada temporada.

            Hoy 12 de Febrero de 2011 no teníamos prevista esta actividad, queríamos subir a partir de la Cabaña de Soques hacia el Saubiste pero… Creo que la flexibilidad en la montaña es, como poco, apreciable y cambiar de planes casi sobre la marcha tiene su precio en oro.

            Madrugamos para subir hasta Formigal por delante de las caravanas  que son habituales durante una buena parte de la temporada de esquí y tras comprobar visualmente y desechar por falta de nieve la subida hasta el Col de Pombie nos bajamos por carretera hasta la Cabaña de Soques, en medio de un ambiente desolador: la vertiente oeste de la carretera está limpia de nieve prácticamente como si fuera la entrada del verano.

            Aparcados junto a la Cabaña de Soques y ya descontado que hemos de partir desde los 1400 metros de altitud, el valle por el que hemos de subir tiene la nieve ahorcada allá arriba y… desechamos el proyecto para volvernos para arriba al Valle d’Aneu: allí si hay nieve con la excepción de la ladera al Col de Pombie.

            Son las nueve y cuarto de la mañana y el aparcamiento tiene… ¡muy pocos coches!

 
            La temperatura es excelente cuando a las nueve y media entramos con los esquís en busca del puente a 1700 metros de altitud: vamos a Cuylaret.

            No es una zona transitada por nosotros en tan amplio valle ya que si hemos de ir por allí lo solemos hacer partiendo del Portalet, pero tenemos la idea general de que hay que ir atravesando en ascenso una serie de barrancos y habrá que controlar los puentes de nieve de paso, ya que, en la parte baja corre bien el agua.

            La plana y amable cima de Cuylaret nos orienta continuamente por lo que se trata de avanzar lo más linealmente posible en dirección sudoeste, ascendiendo suaves resaltes y pequeñas lomas, todo en medio de una tremenda maraña de huellas tanto de esquiadores como de caminantes.

Falta nieve pero no en Aneu.

Todavía hay campos de nieve vírgenes.
 
Atravesamos un barranco que baja de la Peña de la Glera y llevamos a nuestra izquierda otra rama de barranco que baja del Col d’Aneu pero renunciamos a atravesarlo para incorporarnos a la ruta tradicional que llega desde el Portalet, y a media ladera, por fuera de las huellas de los transeúntes, ganamos la cabecera de un lomo que se alarga plano en dirección sudoeste y que muere en el vallecillo que nace en el Col d’Aneu.

Campana de Aneu y Grallleras Norte.
 
El resto del camino ya es conocido: hay que entrar en el valle al oeste del pico y progresar en suave ascenso por el transitadísimo fondo al gusto, hasta  tomar cualquiera de las incorporaciones a la ladera oeste de Punta Cuylaret.


Orientados hacia el Col de Aneu.
 
La cara oeste es muy amplia y se compone de una serie de resaltes muy suaves que escalonan la pared y que te acercan al casquete somital. Nosotros avanzamos eligiendo de entre lo más transitado y siempre en busca de las proximidades de la arista noroeste.


 
Por abajo la nieve tenía un importante rehielo y ahora por aquí se empieza a poner dura pues además ha entrado un poco de viento; el sol que ya incide en la cara desde hace rato no ha producido todavía la esperada tarea y consecuentemente ponemos las cuchillas tras observar las evoluciones de un trío en la pala cimera.
 
Pala Cimera de Punta Cuyalatret.

 
Tres o cuatro últimas cetas sobre nieve dura nos colocan en la Cima de Punta Cuylaret a 2291 metros cuando son las once de la mañana.

Aneu y Peña Blanca.

No hay gente, quizás sea por la nieve dura. Arriba la cima tiene una minúscula depresión que está llena de hielo vivo, el trío que está en la cima se va para abajo derrapando lateralmente pues uno de ellos maneja muy poco y  con todo ello mi chica va a tener un rato de cierto compromiso mental.
 
Campana de Aneou y Gralleras Norte desde Cuyalaret.

Nos sentamos en la cima y almorzamos contemplando un conocidísimo paisaje vestido con una tenue pátina de neblina. Hacemos algunas fotos y al fin el personal comienza a gotear su llegada a la cima.
 
Canal Roya y Aspe.
 
Rinconada de Anayet.

Serán las once y media pasadas cuando  nos ponemos en marcha.

-Vamos chica, en esta nieve se tiene que girar bien.

Y la verdad es que, no nos gusta la nieve dura, la nieve está rápida pero se gira de maravilla. Hago un par de giros saliendo de la cabecera y me planto.

-¡Ves!

Mi chica sigue detrás y se va para abajo gasta el pequeño hombro de la arista noroeste donde aparece nieve venteada. De aquí para abajo nos introducimos en la amplia cara oeste y vamos alternando el disfrute en giros con nieve rápida con pasajes penosos de nieve muy irregular y costrosa. Sabemos que hay que pasarla con fuerza y abreviando pero eso no es lo nuestro y pagamos el correspondiente peaje.


De cualquier forma el descenso resulta aceptable y enseguida bajamos hasta el valle que nace en el Col d’Aneu y tomamos el dorso alomado por donde ha circulado profusamente el personal.

 
De allí para abajo vamos bajando suaves resaltes siempre buscando la mejor nieve que no abunda hasta que atravesamos el barranco de la mañana pero mucho más arriba de esta manera no necesitaremos utilizar el puente bajo el Centro Pastoral.

Son las doce y media de la mañana cuando llegamos con los esquís puestos hasta el mismo coche  prácticamente tras hacer 600 metros de desnivel enteramente por nieve, son de esas cosas únicas que tiene el Valle d’Aneu.

 

 

 

             

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.