6 feb. 2011

6-11. UNA VUELTA POR EL VALLE D’ANEU. 6-2-2011.

Canal Roya desde el Pla de la Gradillera.

Aparcamiento del valle d’Aneu, Centro Pastoral, Pla de la Gradillera, Col de Houer, Cota 2331, Cima de Canal Roya, Pla de la Gradillera, Peña del Col de L’Iou, Falsa Peña del Col de L’Iou y  Cabaña Senescau.

06-2-2011.

Salida 09 h. Llegada 15 h.

Sol.

Muy fácil.

Esquís de montaña.

 Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.
 
Mapa del Valle de Aneu procedente de Prames. Vía en amarillo.

            No hay demasiada nieve este invierno, esa es la realidad a pesar de los deseos de muchos y ayer, atrapados por el monumental atasco que nos pilló en el Barranco de Arás a una hora ciertamente de pecado, nos fuimos a Piedrafita a tomar el sol, a portear en la mochila los esquís y a pasar la mañana.

            Hoy, 6 de Febrero de 2010 no vamos a permitir que suceda lo mismo y como es una simple cuestión de estrategia, a las nueve menos veinte estamos en el Portalet d’Aneu. Como un rato después diría Luis, es una prerrogativa del hecho de vivir en Sabiñánigo.

            La mañana está espléndidamente primaveral y cuando llegamos al aparcamiento de la carretera, un par de kilómetros más debajo de la frontera, además de mucho sitio hay 2º de temperatura.

Hacia el Centro Pastoral.
 
            Preparamos los bártulos, saludamos a gente del pueblo que acaba de llegar y tranquilamente a las nueve nos ponemos en marcha desde la carretera, los puentes conservan la nieve caída el fin de semana pasado.

            Queremos dar una vuelta que enlace nuestras dos rutas más habituales. Pensamos partir primero hacia el Col de L’Iou y luego pasar hacia el Col de Houer pero decidimos hacerlo a la inversa.
 
            Hay una capa decente de nieve polvo que quiere empezar a tener costra y por la que se avanza peor que por las zonas pisadas. Hemos partido sobre los 1700 metros de altitud, pasamos junto al Centro Pastoral y enseguida alcanzamos el sol que se agradece en las manos.

            Avanzamos tranquilamente para arriba resalte a resalte y  en el corredor de las piedras del tercer resalte confirmamos en nuestro indicador particular que no hay demasiada nieve.

            Nos quitamos ropas y nos alargamos ya en el Pla de la Gradillera en busca de la sombra fresca que nos propicia la fastuosa y elegante Peña de la Glera.
 

            Cruzamos el barranco y alcanzamos la zona intermedia en el que en algunas ocasiones hemos puesto término a nuestros paseos y saliendo al sol tras recordar al infortunado Ricardo Araguás nos vamos hacia los dos últimos resaltes bajo el Col de Houer.

            Algunos ya bajan mientras que nosotros tranquilamente y tras fotografiar a los tres de Sabi llegando al col nos llegamos al Col de  Houer situado a 2246 metros desde donde da la ligera impresión de que el punto más bajo del amplio collado esté en la parte norte del mismo y no en el lugar al que se suele acceder con destino a Canal Roya.

            Hemos ascendido en dirección oeste-sudoeste y no vamos a tomar, como casi siempre, la arista norte del Canal Roya. Hoy vamos a recorrer la amplísima planicie del Col de Houer situada entre, el Valle d’Aneu que acabamos de subir, los Picos de la Gradillera situados al norte y la Arista de Canal Roya al Mala Cara que lo cierra por el sudoeste.
 
En Col Houer.

 
            Recorremos campos de nieve polvo virgen, atravesamos el inexistente hoy lac del col y nos acercamos en suave descenso al extremo oeste, lugar desde el que contemplamos la fastuosa Cara Norte del Pico Mala Cara: “la esquiada de tu vida” según nos dirá un esquiador con el que hemos coincidido en el aparcamiento.

La Norte de Mala Cara.
 
Punta Intermedia entre Canal Roya y Mala Cara.

            Pasadas las once  nos orientamos al sur y con el sol en la cara nos vamos en suave ascenso hacia la arista. Salvando unas incómodas placas de nieve-hielo en las inmediaciones de la misma nos acercamos hasta la Cota 2231  que es una prominencia en mitad de la arista que une el Canal Roya con el mala Cara, mucho más abrupta en la vertiente oeste que en la este.
 
Volviendo de la Cota Intermedia.

            Ya de vuelta hacemos unas fotos a la estética cota y ascendemos al Pico Mala Cara por su Arista Oeste practicando una lazada que nos saca un poco de las placas de hielo de la misma pues no es cuestión de poner las cuchillas por unos metros.

De vuelta a Canal Roya.

            Son las once y media de la mañana cuando alcanzamos, por primera vez en esta temporada, la Cima del Canal Roya a 2345 metros de altitud.
 

            La cima está concurridísima y pasando por el límite de las cornisas nos sentamos en la parte este de la misma.
 
            Almorzamos tranquilamente y charlamos el personal del pueblo, dos de los estallo y Luis Ara, que está por allí y con Jorge un zaragozano medio afincado en el Camping de Aurín y que conocimos en uno de nuestros viajes a los Alpes  para luego reencontrarlo en la Renclusa, en la Puyada y hasta en la sopa pues a veces pasa esto.

            Media hora después tras hacer las fotos clásicas de esta cima nos vamos para abajo: hay que disfrutar la nieve divina que tiene el casquete somital del pico.
 
Con Luis.

            Nada más iniciar los primeros giros nos encontramos con Luis, forero de pirineos3000 y al que suelo seguir con cierta asiduidad. Me ha conocido y me llama.

 
Rosa que bajaba unos metros delante vuelve, nos saludamos y charlamos agradablemente en el feliz encuentro. Está dando una vuelta y aprovechando este fastuoso día. Tiene un apartamento en Bisecas y una familia que incluye una pequeñaza de 5 añetes con lo que ha de negociar el tema de la montaña. Nos dirá que nos hemos ido pisando los talones en esta temporada

            Nos hacemos unas fotos de recuerdo y nos deseamos coincidir donde sea pero preferiblemente en la montaña ya que en el foro lo hacemos frecuentemente. ¡Gente maja tiene el foro de pirineos3000!
 
            El descenso del Col de Houer hacia la Gradillera tiene una nieve estupenda que se estropea ligeramente en los dos resaltes intermedios. Luego, abandonamos el camino de subida y nos dirigimos en suave descenso hacia el nor-nordeste por campos de nieve virgen y que nosotros desconocemos.

Peña de la Glera.
 
            Los Picos de la Gradillera situados al norte del Col de Houer tienen un acceso rocoso y luego son varias prominencias no demasiado esquiables y menos para nosotros. Más al norte está el Col d’Aneu, la Peña Peyreget y finalmente la Peña del Col de L’Iou. Nuestro objetivo es faldear por el sur la arista y alcanzar el Col de L’Iou.

 
            Hemos de bajar suavemente en busca de algún puente que nos permita pasar el Barranco d’Aneu que cuenta con cuatro ramas abiertas en la cabecera. Desde arriba nos hemos ido orientando y terminamos atravesando el barranco por un puentecillo de nieve  situado sobre los 1800 metros de altitud.


            Ponemos las pieles de foca y comenzamos el remonte  todavía con un barranco que atravesar y que haremos fácilmente, cuando la nieve lo haya cubierto muy cerca de la Peña Peyreget.

            Hay que subir un par de resaltes consistentes y con nieve muy blanda en las zonas erguidas que se quieren ahincar pero enseguida alcanzamos la suave depresión en la Sur del Col de L’Iou.
 
Peña Arazures.

            Nuestro interés residía  en pasar de un collado a otro  y prácticamente en la Peña del Col de L’Iou nos damos la vuelta hacia las piedras que emergen de la nieve. Buscamos y encontramos la piedra en la que comimos hace tres semanas. En la grietas localizo mi navaja francesa y tras desenterrarla nos sentamos a comer al agradable sol del mediodía. Van a ser las dos de la tarde.


Peña del Col de L'Iou.
 
            Al solazo del mediodía y en lugar tan abrigado se está de vicio pero alrededor de las tres menos cuarto quitamos las pieles de foca y nos decantamos por el descenso final de la jornada.

Valle de Aneou abajo.
 
Bajamos la pared que siempre subimos en la Falsa Peña del Col de L’Iou y luego, en dirección sudeste descendemos la suave ladera buscando la nieve más consistente y menos blanda. A pesar de ello, quizás porque está muy blanda o tal vez porque llevamos ya una buena remada, las rodillas y los gemelos se resienten lo suyo cuando a las tres y cuarto pasadas nos llegamos al aparcamiento. Han sido alrededor de 1000 metros movidos y mucha distancia recorrida con nieve blanda.

La cerveza al fresco de la nieve nos sienta de cine. Luego, de Escarrilla para abajo nos metemos en un atasco ligero pero al fin y al cabo atasco y son poco más de las cuatro. Así que, esta tarde estará peleona en Monrepós.

 

  

  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.