22 may. 2011

30b-11. PUNTAL DE BACHACO. 22-5-2011.



La Arista al Puntal de Bachaco desde Peña Altura.
 
Cima de Peña de Altura, Arista Este, Collado de separación con Bachaco,y Arista Oeste. Vuelta al Collado de separación con Altura, La Plana, Barranco Seco y Dolmen de Tella.

22-05-2011.

Salida 12 h. Llegada 15 h.

Sol.

Muy fácil.
 
Ascensión.

Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.
           
Mapa del Puntal de Bachaco procedente de Prames. Vía en amarillo.
 
              La mañana es espléndida  con algunas nubes de desarrollo que aparecen un poco por cualquier parte pero  que no suponen amenaza consistente lo que nos viene muy bien ya que nuestro siguiente objetivo aparece perdido en la distancia.

Llerga y Montañesa.
 
            La Arista Este de Peña de Altura se inicia bastante plana y llena de pequeñas afloraciones calizas que la hacen incómoda de caminar. Es por ello y no por la dificultad de la misma por lo que nos desmontamos ligeramente a la vertiente norte de la cresta y tomando caminillos de animales nos vamos cómodamente adelante en busca del resalte bajo el que se encuentra el collado de separación con el Puntal de Bachaco.


            Luego la arista cae un poco hasta el resalte terminal que aparece rocoso y vertical. Consecuentemente decidimos perder un poco más de altura y atravesando en descenso un crestoncillo rocoso tras el que encontramos trazas de camino alcanzar el herboso collado de separación de Altura con Bachaco.


            Aquí iniciamos el ascenso por la amplia ladera sin acercarnos a la arista. Tenemos ante nosotros cuatro lomas sucesivas, de las cuales, las dos primeras no coronaremos puesto que los caminillos de animales nos ofrecen una ruta cómoda y acertada.



            En la tercera loma alcanzamos la arista más por asomarnos a la vertiente norte que por otra cosa y ya por ella, suavemente nos llegamos hasta el vértice geodésico del Puntal de Bachaco o Peña de Salinas situado a 2317 metros de altitud cuando es la una del mediodía.

Barrancos del Cao y Barleto con Fulsa y Suelza.

Cotiella y Mobisones.
 
            La cima tiene un espolón que arranca hacia el norte y desde un hombro próximo contemplamos la Cabaña de la Estibeta de Montinier así como el Valle de Pineta coronado por el Fercarral y nubes. Lo mismo sucede con el Robiñera que se aprecia bastante bien mientras que el Macizo de la Munia está relleno de nubes. Ordesa está casi cubierto, muy azules y salpicados ya de nubosidad el castillo Mayor y no digamos Sestrales y Peña Oroel o Guara.

Robiñera y la Munia.
            En la zona con el horizonte más limpio aparece Montañesa, la Solana, Llerga y con los Mobisones nos acercamos a Cotiella. Sobre la que ya crece la nubosidad. Más al este, limpios pero distantes Eristes, Posets y Machimala.


Pineta.

Estibeta Montinier.
 
            Nos entretenemos un poco tratando de ver descenso por un vertical corredor que se orienta al este cuando la arista a partir de aquí comienza a descender de manera consistente para sumergir sus pies en el Cinca  muy abajo y un cuarto de hora más tarde nos damos la vuelta sobre nuestros propios pasos.

            Recorremos el tramo de arista alomada hasta alcanzar la pala de descenso al collado y aprovechamos para  distraer la vista a con ambas vertientes sin prisas ya que la nubosidad de desarrollo todavía no es amenazante.

            Hemos desechado la idea de faldear directamente por la cara sur  hasta la Plana porque hay un par de barrancos que no nos han dado buena perspectiva de futuro. Así que, desde el collado remontamos el resalte por su vertiente norte hasta alcanzar un cuello verde inmediatamente al oeste del mismo y por allí nos vamos para abajo.

Detalle de torvisco del pirineo a Daphne cenorum.
 
            Se trata de una ladera herbosa, primaveral y medianamente erguida, recorrida por multitud de caminillos de ganado que nos va a permitir una travesía rectilínea y en descenso uniforme guiados por el depósito de agua que hay en  la Plana, lugar en el que se encuentra un todoterreno con un par de ocupantes. No hay mucho personal por aquí.

            No nos pararemos a comer puesto que hemos decidido hacerlo abajo y sin querer tomamos un ritmo de descenso persistente que termina por cansar las rodillas en tan largo faldeo lateral.

            Ni siquiera nos llegamos hasta el depósito pues todavía tenemos agua sobrada. En las zonas calizas el agua es algo que hay que controlar en cualquier época, incluso en primavera.
 
En  Barranco Seco.
 
            Tomamos la pista y los correspondientes atajos del camino sobre la misma y nos llegamos a la Cabaña Buxarbala apartándonos ligeramente del camino. Tenemos la costumbre de mirar siempre las cabañas, refugios o abrigos para ver su estado y posibilidades. Consideramos de enorme valor la conservación de las mismas como forma de facilitar la vida en la montaña. Este Pirineo debería estar cosido de ellas pero ni es negocio, ni la gente las conserva como consecuencia de la mala educación. Esta se encuentra sucia y en deficiente estado, al igual que un importantísimo número de ellas que en una docena de años estarán absolutamente inservibles.

            El coche con sus dos paseantes nos adelanta en la pista. Ya sabemos que el disfrute de las mismas es arbitrario y vulnera los derechos de casi todos pero es una más de las múltiples chapuzas que soportamos en este país. Nosotros proseguimos para abajo con ritmo persistente. Es el procedimiento para que el camino de vuelta se nos haga más corto que el de ida.

            Llegamos a la fuente de las inmediaciones del dolmen cuando son las tres de la tarde y a la vez que un nutrido grupo que ha subido desde Bielsa por el Camino del Canal y que ha llegado con sed puesto que el mediodía está resultando muy cálido por aquí abajo.

Solana y Montañesa desde Tella.
 
            Nosotros liquidamos aquí nuestra jornada en la que hemos movido 1100 metros de desnivel, cogemos la furgo que al sol está bastante calentita y nos movemos en busca de refrescarla  para parar enseguida en una profunda sombra y comer como unos mariscales. Luego, a media tarde, para casa. Nos queda Pirineo para rato.

 

               

           

 

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.