25 ene. 2012

6-12. ENTRE ANAYET E IZAS. 25-1-2012.

Escarra desde el Collado de Izas. 16-3-08.

Aparcamiento de Anayet, Collado de la Mina, Pista de Sariros, Collado de Izas, Terminal Telesilla Anayet y Aparcamiento de Anayet.

25-1-12.

Desnivel acumulado 930 m.

Distancia recorrida 12000 m.

Sol.

Muy fácil.

Tiempo efectivo 03:15 h.

Esquís de montaña.

El agua es imprescindible llevarla. No se aconseja tomar agua ni en barrancos ni en escorrentías.

Se puede realizar el recorrido tanto andando como con raquetas en temporada pero es un recorrido especialmente indicado para el esquí.

Las fotografías no son del día. Olvidé la cámara.

 Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.



Mapa de Formigal procedentge de Prames. Vía en amarillo.

            Hay muy poca nieve en este invierno 2012 y la poca que hay está en malas condiciones. Estamos a 25 de Enero y no es una situación ocasional de primeros de Diciembre. La temporada de esquí va de camino y nos vamos a por nieve donde hay nieve como no podía ser de otra manera.

            Son las diez de la mañana cuando iniciamos el foqueo desde el Aparcamiento del Valle de Anayet a 1750 metros de altitud. Hay inversión térmica y la temperatura es deliciosa aunque nos invita a ponernos en movimiento.

            Es miércoles y vamos a hacer un recorrido de pistas aprovechando que habrá muy pocos esquiadores. El tiempo es inmejorable, la nieve dicen que no está mal pero…

            Iniciamos el primer ascenso de la jornada en dirección sur transitando la orilla izquierda de la Pista de Anayet. Casi subimos más gente que baja. A pesar de ello, nosotros nos mantenemos prudentemente por la orilla ya que fuera, la nieve está durísima e incómoda, además de que nos obligaría a poner cuchillas en los suaves resaltes de la ladera.

            Subimos al contraluz de la mañana en busca del Collado de la Mina y distraemos la vista contemplando los oscuros corredores de la Oeste de Campo Troya, Los paredones de la Norte de Culibillas al principio al frente, el Barranco de Culibillas, iluminado por el sol y con más hielo que nieve que dejamos a nuestra derecha y la Punta de la Garganta que hemos dejado a nuestra espalda.

            Bastante arriba, contemplamos el Barranco Lapazuso a nuestra derecha y la Norte del Royo al que daremos media vuelta a lo largo de la jornada.

Midi de Ossau desde el Collado de la Mina. 16-3-08.
 
            Estamos ya al sol y enseguida alcanzamos el Collado de la Mina ligeramente por debajo de la silla que sube desde Sarrios. Son las once de la mañana.

            Al agradable sol del collado y, excepcionalmente sin viento, quitamos las pieles de foca, echamos un café calentito que no molesta y diez minutos más tarde iniciamos el primer descenso del día.

            La Pista Collado que conocemos familiarmente como “El Valle de los Caídos” tiene una nieve excelente pues lleva un par de horas de sol.

            Hacemos el bucle para alargar el descenso,  damos todas las vueltas del mundo, contemplamos el pobrísimo aspecto de los Cantales y cuando nos tenemos que incorporar a la parte inferior de la Pista de Sarrios, hacemos una diagonal hacia el sur y nos incorporamos a la pista en el rellano.  Para ello hemos de sortear calvas sobre nieve muy dura pero, prácticamente de llano no suponen ninguna dificultad ni proporcionan ningún placer.

            Son las once y veinte de la mañana cuando tenemos que poner de nuevo las pieles en los esquís e iniciar el segundo remonte del día. Estamos ligeramente por encima de los 1800 metros de altitud.

El Valle de Izas con más nieve que hoy. 4-3-06.
 
            El Valle de Izas es un amable y hermoso valle que invita a recorrerlo por todos sus confines aunque hoy no sea el caso. Tan pronto como sales de la nieve pisada notas una manifiesta incomodidad que te conmina a volver.

            Hemos bajado en dirección sudeste y ahora progresamos en dirección oeste-sudoeste suavemente y para arriba.

            Siempre por la orilla izquierda de la pista, con poquísimo personal, alcanzamos el final de la Silla de Sarrios y proseguimos pista adelante por la ladera izquierda del valle.

            Las crestas limítrofes están peladas por el viento pero el fondo y la ladera orientada al norte están bastante bien vestidas de  nieve aunque no sea demasiado el espesor. Minutar, Guagas y Escarra están sombríamente blancas culminando en Tres Huegas. El Collado de Izas queda lejos al oeste y el Pico Royo haciendo honor a su nombre nos muestra el camino, este año sin aludes.

            Al sol del mediodía en el abrigado paraje de la sur del Royo se hace calor. Mientras ascendemos los últimos resaltes en las inmediaciones del Arrastre de Lanuza recordamos la travesía que hiciéramos hace ya algunos años y nuestra visita de este otoño.

Pala de Ip y Moleta. 16-3-08.
 
            Alcanzamos el Collado de Izas cuando es la una menos cuarto. Estamos a 2240 metros de altitud y bien sudados. La vertiente oeste del collado, la Canal de Izas, está espléndida aunque presenta algunos claros en la nieve, pero eso no quita para que nos extasiemos con Escarra y la Pala de Ip, el recuerdo del Corredor Norte de Escarra es imborrable. La Solana de Izas pues eso, con poca nieve.

            Podríamos comer un poco aquí pero preferimos buscar un lugar más amplio, menos concurrido y más abrigado. Así que, tras hacer unas fotos a unos esquiadores, yo he olvidado la cámara en casa, quitamos las pieles de foca, nos montamos en los esquís y nos vamos para abajo disfrutando de una nieve estupenda.

            En el muro donde se inicia la bajada directa al Arrastre de Lanuza, paramos y recordamos nuestros inicios en el esquí de pista con las placas de hielo que tenía siempre en la cabecera. Ahora es otra cosa pues le metieron la máquina.

Zoom sobre algunos de los señores del Circo de Piedrafita. 24-12-08.
 
            Continuamos el descenso de la Pista de Sarrios hasta alcanzar el final de la Silla de Sarrios sobre los 2000 metros de altitud. Allí, en el rellano en el que se inicia la pista de enlace con Anayet, nos sentamos al sol a comer, es la una del mediodía. Hoy, como excepción no hemos traído sardinas, los bocadillos de tortilla entran bien en tan abrigado lugar.

            Media hora más tarde hemos de poner de nuevo las pieles para iniciar el tercer remonte y último de la jornada que iniciamos tras las maldiciones de una tablonera que no conocía la necesidad de coger velocidad para bajar con comodidad la planísima parte final de la pista de enlace y se ha quedado colgada a mitad del rellano.

            La Pista de Enlace tiene dos partes bien distintas, la inferior prácticamente llana y la superior que cuenta con un sinuoso resalte continuado en doble ese. Está en buenas condiciones a pesar de ser un abrigadísimo lugar.

            Nos mete en calores pero sabemos que se trata del más corto de los resaltes del día y enseguida avistamos la llegada de la Silla de Anayet que es nuestro objetivo inmediato.

            La mesa de direcciones está 2140 metros de altitud. Nos indica una multitud de cimas que conocemos sobradamente  mientras echamos definitivamente las pieles de foca a la mochila. Son las dos de la tarde y nos queda el disfrute del último descenso.

            La Pista de Anayet tiene una nieve divina a juego con todo el día, con pedreguilla suelta pero estupenda.

            Vuelta a vuelta volvemos a dilatar el descenso buscando la dirección norte, contemplamos el Midí al igual que los de la tele que hoy celebran en Formigal las Jornadas de  Meteorología.

            A las dos y media alcanzamos la Terraza Solárium de Anayet: hay más sol que personal. Liquidamos así una jornada en la que hemos recorrido dos de los valles más emblemáticos de la Estación de esquí de Formigal. Pero no ha sido gratis, pues ha supuesto 930 metros de desnivel y un montón de cambios con un tiempo fabuloso. Otra cosa muy distinta hubiera sido con meteorología inclemente pero eso, al menos esta temporada, prácticamente la desconocemos. 

 

           

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.