18 ene. 2012

5-12. CIRCULAR A GABARDIELLA. 18-1-2012.

La Sur de Gabardiella.

Puente de Lusera, Cara Norte del Pico Luna, Antecima Oeste de Gabardiella y Arista Sur. Descenso por la Punta Norte, Cabaña de Orlato y Carretera del Congosto del Barranco Carruaca.

18-1-12.

Salida 9 h. Llegada 16 h.

Sol.

Fácil.

Ascensión.

 Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Gabardiella procedente de Prames. Vía en amarillo.
 
            En Gabardiella habíamos estado en una fría mañana de Agosto de 2007. ¡Para una vez que íbamos con buen tiempo!

            En aquella ocasión nos llegamos hasta el Refugio de Santa María de Belsué y en la cabeza se nos quedan las idas y vueltas en el Collado de las Paúles y una sensación, próxima a la realidad, de haber hecho un recorrido muy largo que convirtió en tediosa la arista final.

            Cansados de poca y mala nieve decidimos aprovechar el buen tiempo y bajarnos a disfrutar de un día tranquilo de monte.

            Siete grados bajo cero marca el termómetro cuando aparcamos junto al Puente de Lusera, a 900 metros de altitud. Son las nueve y media de la mañana del 18 de Enero de 2012, una mañana espléndida y fría como corresponde a un tiempo anticiclónico de Enero.

            Atravesado el puente sobre el Barranco Corruaca, sabemos que el camino hacia el este nos puede llevar a la Presa de Belsué y posteriormente al Collado de las Paúles, lo tomamos en dirección oeste y paralelo al barranco vamos en busca de alguna indicación que nos introduzca en la cara norte del Pico de Luna, creemos que hay una vía de ascenso por allí pero desconfiamos de los caminos de Guara ya que algunos solamente están sobre el papel y eso, en ese medio, es algo muy complicado.

Hielo al otro lado del Puente de Lusera.
 
            Al lado del barranco hay una escarcha de alto calibre y algunas citas dispersas que sigo como un poseso.

Por aquí volveremos.
 
            Enseguida el camino corta su trayectoria junto al barranco que por cierto está completamente helado y con algunas dudas nos introducimos en la ladera tomando dirección sur. Unos metros más adelante encontramos una trocha que seguimos en suave ascenso y que inmediatamente se convierte en camino salpicado con citas lo que nos proporciona cierta tranquilidad.

            Lazada a lazada nos vamos para arriba comprobando que el camino ha sido limpiado y no hace mucho lo que en Guara es una muy buena noticia.

            Entramos en calores en medio de la escarcha y al rato alcanzamos un cierto rellano en la ladera y un ruinoso refugio de forestales a unos metros del camino asediado por la masa de boj cobrizo al frío invierno.

Acantilados de Cienfuens.
 
            Se trata de una ladera típica de la zona en la que se encuentran todas las “joyas de la corona”: aliagas y genistas hórridas, enebros y  rosales silvestres, espinos blancos y griñoleras, bojes y coscojas, robles y pinos silvestres; para los de la tierra: aulagas y arizons, chinebros y gabarderas, estamos en Gabardiella, artos y seneras, buxos y carrasquillas, caxicos y pins. Trato de escribir en esta página en Castellano y no por desconocimiento ni por desdén de la Fabla Aragonesa que es mi lengua materna, sino por respeto a todos los demás miembros de una página multicultural.

Moncayo en la distancia.
 
            Pero el camino sigue para arriba invariablemente al encuentro del sol, de la luz y  además de la pradera alpina. Momento en el que no hay que perder el camino que teóricamente debería seguir al sur pero que realmente inicia una incipiente travesía al sudeste hasta que, poco más arriba alcancemos la cabecera de un triple barranco que siempre llevaremos a nuestra izquierda o este.

 
            La llegada a la arista se hace esperar; primero atravesamos la cabecera del Barranco Lamafurco y finalmente la alcanzamos en un amplísimo collado situado al este del Pico Luna y en el punto en el que convergen los dos barrancos que no hemos atravesado y que son dos ramas del Barranco de Abetosa.

Pico Luna.
 
            Un indicador nos confirma lo que ya sabemos: al  oeste el Collado de las Paúles y al este Gabardiella. Y nosotros al solecillo de la mañana nos vamos hacia el sol transitando la plana loma que recorre un limpio y amable camino.

 
            Estamos sobre los 1475 metros de altitud y antes de iniciar el ascenso hacia la Antecima Oeste de Gabardiella buscamos un buen “magano” y al abrigo de la brisilla que corre y al sol de la mañana nos sentamos a almorzar. Son las once de la mañana.

Gabardiella.
 
            Hemos dejado atrás todo el blanco Pirineo Axial que ha ido apareciendo a nuestros ojos, tras la Sierra de Belarra, conforme íbamos ganando altitud y ahora, frente a nosotros se extiende el neblinoso Valle de Vadiello, en el que destaca en primer plano la mole del Borón, los Mallos de Aliana o Los Pepes, Cuello Bail y Matapaños. Recorremos con la vista nuestros caminos a los Pepes, a Matapaños y al Borón. Subiendo hemos contemplado Punta el Aguila, discreta la minúscula cima de Gratal y ahora al sudeste Fragineto y Guara.

Arista Sur de Gabardiella.
 
            Con un agradable cuarto de hora tenemos suficiente pues nos espera una larga arista que suavemente se yergue para depositarnos en la Antecima Sur de Gabardiella a 1655 metros de altitud cuando son las once y media de la mañana.

Borón, Pepes y Cuello Bail.

 
            Aquí se despliega ante nosotros el Casquete Somital de Gabardiella con sus paredes en la vertiente este y su amplia y vestida ladera oeste. Nosotros iniciamos el tránsito de la cómoda arista en imperceptible descenso para alcanzar un breve tránsito horizontal e iniciar un suave ascenso siempre a través de un camino muy limpio y bien perfilado que, a pesar de que se alargue un poco, nos deposita tranquilamente en la Cima de Gabardiella a 1695 metros de altitud.


            Son las doce de la mañana y desde la amplia cima un  paisaje conocido, espectacular y un tanto neblinoso. El Pirineo Axial se muestra desde Lenito hasta Cotiella que tapa al Macizo de Machimala. Además el Turbón, Guara, Fragineto, Borón, Matapaños, Oroel, San Juan de la peña y al fondo el níveo Moncayo, ahora un poco más cubierto de neblina.
 

            Hacemos unas fotos junto al vértice geodésico y leemos un cartel que nos invita a dar la vuelta sobre nuestros pasos.

            Un cuarto de hora más tarde, desobedeceremos al cartel y tomaremos la arista este con ciertas dudas ya que el inicio es un tanto difuso.


            Enseguida descendemos por un poco transitado camino que a duras penas se abre paso entre la maleza del sotobosque de Guara ¡No hay que perderlo bajo ningún concepto!

            El camino desciende de manera consistente hasta alcanzar un rellano herboso que hemos fotografiado desde arriba. Perdemos alrededor de 200 metros de desnivel rápidamente y en el rellano nos quedamos un poquillo a disfrutar del sol al abrigo de una enorme mata de boj: es un mediodía espléndido.
 
Punta Norte de Gabardiella.

            Poco después y siguiendo el camino nos acercamos hasta la Punta Norte en suave y corto ascenso.

            De camino y en los paredones del sudeste sorprendemos y fotografiamos un buitre leonado al que no le hace ninguna gracia levantar el vuelo espoleado por nuestras voces.

Cólchico de invierno.
 
            En la cima rocosa de la Punta Norte, situada a 1474 metros de altitud, tampoco hay que perder el camino y dejarse llevar, a pesar de que  se oriente en descenso demasiado al sudeste para nuestras suposiciones y ofrezca unos tramos un tanto indecisos.

 
Cerro Orlato.
 
            Camino adelante bajamos toda la ladera y alcanzado el rellano el camino,  reconduciendo su trazado,  se orienta hacia el Cerro Orlato para faldearlo un poco por su suave ladera noroeste.

 Guara.
 
            Hemos alcanzado el camino que visualizamos desde la Cima de la Punta Norte y desde aquí, próximos a la carretera vemos la Cabaña Orlato que a priori era nuestro objetivo clave.


Cabaña Orlato.
 
            Alcanzamos los prados limítrofes con la carretera y tras atravesarla nos llegamos hasta la cabaña que se encuentra en lamentable estado. El resto de la pardina está completamente arruinada.

            Estamos a 1180 metros de altitud, son las dos de la tarde y junto a la misma nos sentamos a comer al sol.

            Veinte minutos después volvemos a la carretera y la tomamos en dirección oeste proveniente de Nocito.


            La carretera se introduce en el Congosto de Carruaca transitando junto al recién nacido barranco. Se trata de una serie de tramos de umbría en los que la carretera está completamente helada y hay que caminar con cuidado.
 
Congosto Curruaca.

            Primero bajamos, vuelta a vuelta, hasta que pasamos con la misma a la orilla derecha del barranco para ascender suavemente y ganar altura sobre el cauce en el Estrecho Carruaca. A Partir de allí la carretera desciende poso a poco rodeando Gabardiella y aproximándonos a Lusera que luce con la vestimenta de las luces de la tarde.

Lusera.
 
            Son prácticamente 6 kilómetros que se nos llevan hora y cuarto ya que no tenemos demasiada prisa. A las cuatro llegamos al Puente de Lusera y cerramos una circular en la que hemos movido 800 metros de desnivel y algunas incógnitas que han dado sabor a una actividad que desconocíamos prácticamente en su totalidad.

            Paramos en Belsué para echar un paseo por el pueblo y llegados al Mesón Nuevo, en lugar de bajar por la carretera hasta Arguis nos bajamos por la pista de las obras del túnel que está absolutamente infernal y completamente descarnada. Respiramos cuando llegamos a los barracones de las obras junto al túnel.

            Luego carretera, la visual a Guara entre los túneles y otro día más. 

Para ver más fotos. 

              

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.