13 jun. 2013

29a-13. MOLLO-LA JUNQUERA. ETAPA 1. MOLLO-BEGET. 13-6-2013.

Ruinas de Rocabruna en el horizonte.

Molló, Rio Ritort, Coll de Buixera, Moli de Sorolla y Beget.

13-06-2013.
 
Desnivel de subida 200 m.

Desnivel de bajada 860 m.

Distancia recorrida 11000 m.

Tiempo efectivo 03:15 h.

Sol.

Muy fácil.
 
Travesía.

Molló es un pequeño pueblo del Pirineo de Gerona próximo a la Frontera Francesa. Hay que ir específicamente hasta allí y no es fácil, menos en autoestop desde la Junquera.

Agua en Molló, en alguna de las masías y en Beget.

Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.
 
Mapa de Molló a Beget procedente de publicidad. Vía en amarillo.
 

            Son las tres de la tarde cuando el que me ha cogido en autoestop en Camprodón me deja a la entrada de Molló.

            Habíamos pasado la noche anterior en Ripoll y por la mañana dejo a mi chica en Molló mientras que yo me marcho hasta la Junquera, aparco la furgo a la sombra de unos plátanos de la entrada del pueblo y a las diez y media de la mañana me echo la mochila a la espalda y comienzo a caminar por la Nacional II hasta salir de las rotondas y sacar el dedo en dirección a Figueras. Espero tener suerte.

            El tema se imagina complicado pero no más que los transportes públicos en el Pirineo, sobre todo para cambiar de valle y en este caso, para hacer alrededor de 100 kilómetros en varios tramos de carretera diferentes no puede ser una escepción.

            Es la servidumbre de las travesías, de eso sabemos bastante y tras tomar cinco coches diferentes incluido el de una gentil chica de Olot y el de un caballero que modifica su camino y me deposita en el inicio de nuestra travesía,  mi chica no lo puede creer cuando nos reunimos a las tres de la tarde.

            Sentados en un banco a la sombra de un viejo roble me como el bocata que habíamos preparado para mi comida en un momento imprevisible y aleatorio de mi ruta y a las tres y cuarto de la tarde iniciamos nuestra travesía: nos espera La Junquera que  no se ve desde aquí ya que queda un poco lejos.

 
            En la parte baja de Molló sobre los 1170 metros de altitud, cruzamos la carretera que sube de Camprodón y tomamos una pista que baja al encuentro del Rio Ritort bajo la óptica rojiblanca del GR 11 que nos ha de permitir completar el recorrido del Pirineo Catalán.

            Hace calor, estamos a 13 de Junio de 2013 y parece que, tras dejar el invierno ha llegado el verano; y pesan las mochilas mientras caminamos hacia el este en suave descenso al encuentro del Ritort que atravesamos por un puente a 1050 metros de altitud.

Atrás va quedando Mollo.
 
            En la otra orilla continuamos  para ascender enseguida hasta una zona aclarada con pastos siguiendo una pista que nos ha de conducir al Coll Buixera sobre los 1150 metros de altitud. El camino está perfectamente balizado y con indicaciones precisas en las bifurcaciones.
 

            Tras el collado nos introducimos en la masa arbolada y mediante un camino iniciamos el descenso. Alrededor de 200 metros más abajo encontramos una masía y poco después otra mientras vamos bordeando por el sur el promontorio en el que se asientan las Ruinas  del Castell de Rocabruna al que no subiremos.
 

            Luego alcanzamos el Molí de Sorolla, son las cinco de la tarde, y tras algunas dudas, tomamos un camino en la orilla derecha del Río Llierca para proseguir por las inmediaciones del mismo.

 
 
            Atravesamos un bosque mixto de rivera, cruzamos un par de torrentes mediante dos preciosos y viejos puentes de piedra  sumidos en una espesa vegetación y continuamos para abajo contemplando el erosionado cauce del río hasta que nuestro camino confluye con la carretera que sube de Camprodón.


Oreja de oso florida un endemismo de la caliza.
 
            Hay que abandonar la carretera enseguida y tomar otro tramo de camino que enseguida nos conduce a la entrada de Beget por su zona norte. Son las seis y cuarto de la tarde.


            Beget es un precioso pueblo situado a 590 metros de altitud que cuenta con un viejo caserío muy bien conservado y con la Iglesia Románica de San Cristofor todo ello articulado por un intrincado ramillete de viejas callejas en el que la piedra del país lo es todo.
 
Llegada a Beget.

            Soltamos las mochilas en un banco de la plaza y lo recorremos tranquilamente relajándonos de los 200 metros subidos y los 860 metros bajados.

            En la plaza hay un poste indicador con abundantes destinos pero no vemos la indicación del GR 11 sino la del GR 86 y terminamos por concluir que aquí deben coincidir.

 
            Bebemos abundantemente y cargando con agua suficiente para pasar la noche y también la mañana siguiente, tomamos el camino balizado de rojo y blanco y salimos por una pista de la parte sur del pueblo que nos conduce a una carreta.

            Enseguida atravesamos el Rio Llierca y en las inmediaciones del puente nos damos un remojón. Vamos buscando un lugar próximo para acampar.

            Alrededor de un kilómetro más adelante la carretera se abre en dos con un poste indicador. Nosotros atravesamos de nuevo el Llierca por el puente e inmediatamente encontramos un planito con cierto mullido de hierba y allí acampamos.

            Plantamos la tienda con alguna disparidad de criterio debido a la remota posibilidad de tormenta, cenamos, y alrededor de las nueve y media nos empiltramos dispuestos a aprovechar la noche desde ya, que está cayendo la tarde.

Si quieres aquí tienes la  Continuación.

               

           

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.