4 ago. 2013

36a-13. LLENA DE CANTAL DE CAMINO A LA GRAN FAXA. 4-8-2013.

Llena de Cantal desde el Collado de Tebarray.

Balneario de Panticosa, Ibones de Bachimaña, Ibones Azules, Collados de los Infiernos y Tebarray y Cara Sudoeste.

04-08-2013.

Salida 08 h. Llegada 12 h.

Sol.

Fácil.

Ascensión.

 Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez Mariano Javierre.
 
Mapa de Llena de Cantal procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            La Gran Faxa o Cúspide de Bachimaña es un pico al que hemos subido algunas veces y también es uno de los picos que me ha rechazado al intentar sin saber su prestigiosa Arista Este. Ascendimos por primera vez allá por Agosto del 87, cuando nuestra hija Biola tenía 4 años y nosotros podíamos contar los tresmiles realizados con los dedos de las manos.

            Este año volveremos con la intención de vivaquear en la cima. Sabemos que es mala para ello pero aprovecharemos la celebración hispanofrancesa que se realiza con motivo de la Virgen de las Nieves. Y ya que el día 5 está liquidado con los actos de la cima, aprovecharemos de subida el día anterior.
 
            Son las siete de la mañana cuando recogemos a Juan y las ocho menos cuarto cuando aparcamos en las inmediaciones de la Casa de Piedra en el Balneario de Panticosa a 1630 metros de altitud.

            Con unas mochilas que no pesan demasiado ya que no llevamos tienda, tan solo un par de plásticos por si le da por llover, nos ponemos en camino por la orilla derecha del Caldarés de Baños.

 
            El transitadísimo camino y archiconocido para nosotros está cambiado. Le han pegado una pelada de todo lo vegetal que se arrimaba al camino de aquí te espero. Bueno está que se limpien los caminos pero como le suelten la motosierra a algún destartalado… Se han cargado doscientos años de algún que otro pino negro que no molestaba en absoluto y además han dejado el primer repecho al sol. Con los trabajitos que les cuesta a estos pinos esgallinarse.

            Las cascadas bajan a reventar, atajamos  en el rellano y afrontamos la Cuesta del Fraile adelantando personal. En hora y cuarto nos llegamos a Bachimaña Inferior a 2175 metros de altitud, ya se pasaron los días en los que subíamos en una hora.
 

            Hemos subido fundamentalmente en dirección norte y seguimos más o menos al norte rodeando el Ibón de Bachimaña Superior , que está lleno de agua como jamás lo hemos visto, por su orilla derecha.

            Cruzar el Barranco de los Infiernos o Azules ya en la Cola de Bachimaña a 2220 metros de altitud se las trae. Por no descalzarnos terminamos cruzando allá arriba cuando el camino ya ha girado al oeste y se marcha decidido en busca del Ibón Azul Inferior.
 

            El rodeo de Bachimaña se nos hace más corto de lo esperado y enseguida faldeamos por la orilla izquierda del Azul Inferior y junto al cauce del barranco alcanzamos el Ibón Azul Superior.
 
Piedrafita desde el Azul Superior.

            Son las diez y cuarto cuando nos sentamos en la orilla nordeste del mismo a 2410 metros de altitud para echar un bocado mientras contemplamos la Norte de los Infiernos y el corredor muy lleno de nieve por el que tenemos que continuar. Me la he jugado a que no sería necesario material.
 

            Un cuarto de hora después reemprendemos camino en dirección oeste para tomar la huella que subirá tres tramos importantes de nieve pero que blandea ya a estas horas y con esta orientación.
 

Ibón y Pico Terbarray.

            Subimos sin demasiada prisa ya que se ha pegado a nosotros una parejilla de zaragozanos completamente inexpertos a los que animaremos hasta el Collado de Tebarray para que empiecen a saborear los placeres de la montaña contemplando primero el Ibón de Tebarray y luego el Circo de Piedrafita. Supongo que tenían suficiente con los Ibones Azules y con la Norte de los Picos del Infierno pero ¡a quién no le encanta un atracón de este manjar! A él se le caía la baba frente al Ibón de Tebarray y ella estaba loca por seguir con nosotros.
 
Infiernos.

            Allí se quedan a 2771 metros de altitud, sin creérselo mucho todavía, cuando son las once y media. Ellos se volverán taloneando y nosotros entramos al Circo de Piedrafita sin necesidad de pisar la nieve del corredor que ya está baja.


            Todavía atravesaremos el nevero superior siguiendo el camino al Ibón de Llena de Cantal pero enseguida lo abandonamos iniciando una travesía en dirección norte que nos permita un tránsito cómodo perdiendo la mínima altitud posible ya que  nos espera la Cara Norte del Pico Llena de Cantal.

            Descendemos hasta las inmediaciones del Ibonciecho de Llena de Cantal situado sobre los 2600 metros de altitud en el que se abrevan mis socios e iniciamos seguidamente el ascenso de un resalte en el que encontramos algunas citas y algunas balizas de variados colores.
 

            No es necesario ni siquiera pisar prácticamente ninguno de los neveros que jalonan nuestro camino y alcanzada la cabecera del resalte ligeramente por encima de los 2700 metros de altitud, dejamos las mochilas y proseguimos con un corto ascenso por la orilla del nevero   que nace del pequeño circo al este del pico al que vamos.

 
            Se trata de un circo colgado de una extensión aproximada de una hectárea, prácticamente lleno de nieve y en cuyo fondo se aloja un precioso ibón de fondo helado, una de esas joyas que guarda este ignoto Pirineo.
 
            Cruzamos el nevero por donde tantos problemas me ocasionara el hielo la vez anterior y nos incorporamos a la Cara Sur del Llena de Cantal.

            El pico tiene mala cara lo mires por donde lo mires incluso por la sur que es a la que acabamos de entrar pero no es así: una rampa inclinada y descompuesta de materiales metamórficos  permite alcanzar una rampa ocupada por el nevero que se incorpora a la pared pero deja un pasillo limpio que permite ascender de este a oeste para alcanzar la pared en las inmediaciones de la arista sudoeste.
 

            La continuación a partir de un pequeño hombro en una rampa erguida y herbosa que se incorpora a la pared metamórfica en la que  se asciende con algún apoyo de manos fundamentalmente cuando se toca la arista sudoeste, especialmente en unos metros en los que bordea la arista para introducirnos en un corredor bastante erguido pero muy bien escalonado que permite subir una treintena de metros hasta que se acuesta, se amplía y nos deposita en la Cima del Pico Llena de Cantal a 29… metros de altitud. Son las doce y media de la mañana.

 
            En la cima, alargada y estrecha hacemos algunas fotos y contemplamos  un paisaje espectacular comenzando por los fieros torreones que conforman la arista sur que conduce en el Pico Piedrafita escudado por Gaurier y Zarre al este con Vignemal que descuella sobre los Cresteríos de Panticosa,  y Tebarray, la Forqueta y Musales al oeste. Detrás los Infiernos se asoman impávidos y decorados al mármol claro.
 
Armeria alpina en Llena de Cantal.

Cambalés Aragón y la Faxa que es nuestro objetivo.

La Divisoria de la Forqueta y Reespumoso.

            El Ibón Llena de Cantal y el Circo de Piedrafita con el Ibón de Reespumoso lleno a rebosar nos conduce en la distancia desde la Partacua hasta el Midi de Ossau que da paso hacia el norte con la Arista de las Frondiellas, el Anónimo y el Balaitus. Desde allí, la Torre de Costerillou, La Aguja de Usell y las Crestas del Diablo nos acercan al Cristales  y de allí nos bajamos al Collado de la Piedra de San Martín para continuar con Cambalés, Aragón, la Pequeña Faxa y la Faxa que es nuestro objetivo pasando por Campo Plano.

Frondiellas y Balaitus.

Zarre y Gaurier delante de Vignemale.
 
Ibonciecho de Llena de Cantal, Piedrafita e Infiernos.
 
Si quieres seguir pincha la Continuación.

 

           

           

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.