4 ago. 2013

36b-13. VIVAC EN LA GRAN FAXA POR CAMPO PLANO. 4 Y 5-8-2013.

Puesta de sol en la Frondiella Sudoeste desde la Faxa.
 
Cima de Llena de Cantal, faldeo de la cara oeste, Cara Oeste de Campo Plano, Cima de Campo Plano, Ibones de Campo Plano, Collado de la Faxa y Cima de la Faxa. Descenso al Collado Falisse, Ibones de Pecico y Bachimaña.

4 y 5-08-2013.

Salida 13 h. Llegada 18 h.

Sol.

Fácil.

Ascensión.

Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.
 
Mapa de la Gran Faxa. Vía en aarillo.

            En la Cima de Llena de Cantal estaremos alrededor de un cuarto de hora más bien corto y a la una menos cuarto nos vamos para abajo desandando con facilidad, corredor, pared y rampas, el camino de subida.

            Tras el descenso de la pared nos llegamos hasta la orilla del ibonciecho y seguidamente patinando el nevero que hemos soslayado de subida nos llegamos a las mochilas a 2715 metros de altitud.
 

            A partir de aquí iniciamos el faldeo de la Oeste de Llena de Cantal mientras contemplamos la preciosa estampa del Balaitus y sus prestigiosos invitados de siempre.

            Perdemos altura poco a poco por pedrizas metamórficas unas más estables que otras y vamos girando al norte en busca del collado instalado entre el Campo Plano y el Llena de Cantal.

 Pico Campo Plano.
 
            Enseguida aparece la Cara Oeste del Pico Campo Plano  que nos advierte que hemos de bajar todavía más al encuentro del collado.

            Terminaremos bajando hasta los 2550 metros de altitud y atravesando el nevero con conversación incluida con un holandés residente en Sallent, nos incorporamos a la pared tras dejas las mochilas.

            Al Campo Plano subiremos por dónde lo hice la vez anterior pero también se puede subir fácilmente tanto por la cara norte como por la arista este.

            Entramos a la pared, que es abrupta sin más y localizamos algunas citas que tienen tendencia a practicar una diagonal hacia el este en busca de la arista este. Juan se ve directo hacia la cima y nosotros iniciamos la diagonal que puede hacerse por cualquier parte.

            Cerca de la arista, la pared se yergue bastante descompuesta por lo que terminamos subiendo cada uno por nuestro lado y alcanzando la arista debajo del casquete somital. Superado un pequeño descansillo trepamos unos últimos metros fáciles que nos permiten alcanzar la Cima del Pico Campo Plano situado a 2721 metros de altitud.

Llena de Cantal desde Campo Plano.
 
            Son las dos de la tarde  y tras hacer alguna foto y contemplar la espectacular imagen de la Arista Norte del Llena de Cantal y el cómodo descenso por la arista este, nos marchamos para abajo en busca de las mochilas.

            Bajaremos por las inmediaciones de la arista sudoeste donde hay más materiales estables y prácticamente la misma pendiente. En diez minutos nos llegamos a las mochilas y por la nieve remontamos unos metros para iniciar seguidamente un descenso suave en busca de los ibones Altos de Campo Plano. Se trata de un grupo de pequeños ibones anidados al sudoeste de la Faxa y todos en la Orilla  Izquierda del Barranco Campo Plano unos helados todavía, otros medio helados y alguno incluso limpio de nieve como hemos visto desde arriba.

 
            Nosotros vamos a bajar por el barranco que nace aquí y que recogerá paulatinamente las aguas de los ibones uno tras otro.

            Descendemos poco a poco primero al nordeste para girar poco a poco al norte. Los ibones se encuentran sobre los 2450 metros de altitud y debajo del inferior nos sentamos a comer cuando son las tres menos cuarto.

 
            Comemos tranquilamente y bebemos abundantemente ya que todavía nos queda la última riñonada de la jornada de alrededor de 600 metros de desnivel.

 
            Sobre las tres y media proseguimos nuestro camino en dirección norte al encuentro del que sube desde Reespumoso por las inmediaciones del barranco. Baja gente de la Faxa.

 
            Todavía tendremos que bajar un poco más  y eso que faldeamos unos neveros al objeto de perder la mínima altura yéndonos sobre los 2350 metros de altitud para iniciar un suave remonte al encuentro de la huella que transita los neveros que conducen al Rellano de los Ibones de la Faxa.

            Los últimos que están bajando se están cargando la huella, es moneda corriente y a nosotros nos fastidia bastante pero… ¡con lo bien que se patina fuera de la huella!


            Nosotros cruzamos la huella y abandonamos el nevero para ascender por una amplia rampa herbosa y paralela al nevero. Esta algo escalonada y se sube bastante bien. Nos deposita en el rellano en el que se asientan los tres Ibones de la Faxa situados a 2510 metros de altitud.

            Allí tomamos la huella que transita muy alta el nevero que ocupa la oeste de la Faxa y reafirmando la misma que no está deshecha nos aproximamos al barranco que baja por el fondo del corredor en el que termina el nevero cincuenta metros más arriba del asentamiento de los ibones.

            Ya fuera de la nieve seguimos un caminillo muy transitado para detenernos un poco más arriba y coger agua pues pensamos que ya no la habrá más arriba. Mis socios se remojan los pinreles.

            Enseguida llegamos al Collado de la Faxa situado a 2688 metros de altitud y tras echar una visual a la vertiente norte del collado tomamos el caminillo que se va a elevar en la Pared Oeste de la Faxa.

 
            Unos tramos por la pared en suave ascenso se alternan con otros en las inmediaciones de la arista norte e incluso por la misma. Siempre para arriba fácilmente y con constantes alternativas, tantas que a veces no resulta fácil seguir el camino que hemos elegido. En algún momento se apoyan las manos más como ayuda de piernas que otra cosa y casi siempre por no buscar alternativa más cómoda que casi siempre la hay.

            A mitad de la pared un largo corredor muy escalonado nos lleva a la arista y por ella continuamos un rato más acercándonos a la zona somital de la pared y en ella apoyando un poco las manos se solventan pequeñas dificultades que se estructuran en unos pequeños dientes fáciles que defienden el pico.
 

            Son las cinco y cuarto de la tarde cuando alcanzamos la Cima de la Gran Faxa situada a 3005 metros de altitud. Nos ha costado tres cuartos de hora subir la pared tranquilamente.

            Repaso la alargada cima en busca de alguna posibilidad y lo mejor se encuentra junto  a la Hornacina de la Virgen de Lourdes. Hay un pequeño emplazamiento en forma de ele pero no es ni cómodo ni suficiente para los tres. Lo sabíamos y no nos sorprende en absoluto.

            Justamente al este de este emplazamiento hay posibilidades de hacer otro. Hay materiales abundantes y nos ponemos manos a la obra haciendo un murete de un par de metros de largo por más de medio metro de alto y rellenar primero con piedras medianas y luego con pequeñas finalizando con arrastrar tierras de la zona de la cabecera. Se nos lleva una hora el tajo pero dejamos una pequeña joya para quienes vengan después.

 
            Terminado el vivac recrecemos un poco el murete para detener un poco el viento que ya se ha levantado cuando subíamos a media pared y que no nos va a abandonar mientras permanezcamos en la cima.

            Nos abrigamos un poco deshacemos las mochilas y preparamos la cena tranquilamente para liquidarla a continuación aprovechando para reponer líquidos ya que además del hartón de agua que nos hemos dado abajo hemos subido 6 litros.

            Mis chicos se ponen los cortavientos y se dedican a la contemplación yo me pongo horizontal mirando a La Meca desde dentro del saco a espera cómodamente la puesta de sol que se producirá sobre la Frondiella Sudoeste.

            Todavía se nos harán las diez de conversación mientras que las estrellas se demoran un poco a salir. Cuando nos demos cuenta estamos a punto de ser devorados por toda una galaxia absolutamente espléndida. Hay que dormir un poco aunque sea a tramos como siempre pasa.

            El viento seguirá amenizando la noche y la madrugada y el vivac resultará fresco de madrugada sin ser frío hasta que apunte el sol por Neouvielle. Pero tardará en alcanzar nuestro vivac que, a pesar de estar orientado al este, está tapado por un pequeño diente de la cresta cimera.

 
            Hacemos fotos, volvemos a los sacos y dejamos que se ponga en marcha cumplidamente la mañana del 5 de Agosto de 2013.

 
            Inusualmente en nosotros no tenemos prisa pues esperaremos en la cima a que lleguen los que suben desde Marcadau o Reespumoso para celebrar la misa. Contemplando un espléndido paisaje en el que destaca el Midi bien iluminado y qué no decir de los Infiernos o Balaitus. Hasta el Pallas y el Arriel se apuntan a la fiesta visual. Al norte Gran Barbat, Mount Ne y Ardiden; hacia el este ya algo difuminados el Midi de Bigorre, Neouvielle… también Ordesa  con Vignemale más próximo, y aquí debajo Bachimaña, Falisse y la tremenda arista este con tan mala pinta como le viera en su día


            Desayunamos mientras vemos al personal subir desde los Lacs de Faxa a través de los neveros que los conduzcan al Collado de la Faxa. A las nueve y media se reúnen en el collado para la bendición de piolets y al rato se van introduciendo en la pared.
 

 
            Se nos hace eterna la mañana pero… A las once y media comienza la misa y la celebración civil que se largarán hasta casi la una. Estaremos sobre 60 personas.


            Bajamos rápido adelantando a los primeros que han iniciado el descenso.
 
            Alrededor de la una y media comemos en el Collado de la Faxa y esperamos. Hay un grupo de Barbastro que ha dicho que quería bajarse con nosotros por el Collado Falisse y además, Pedro Estaún que fue quien me facilitó información me dice que también se bajará con nosotros.

            Finalmente hacia las dos de la tarde nos despedimos. Ellos faldearán el Falisse por el norte y Pedro que todavía no ha bajado lleva un tobillo fastidiado además de ir en zapatillas. Nos dicen que no esperemos más.

 
            Continuamos descendiendo  por los neveros hacia Wallon pero enseguida iniciamos un incómodo faldeo en busca de la entrada al Collado Falisse, en dirección sudeste atravesando pedrizas inclinadas y algunos neveros que compensan buena nieve con gran pendiente.

            Perdemos altura pero ni suficiente ni cómoda, ya que el Contrafuerte Este de la Faxa baja bastante más de lo deseado y nos obliga a pasar por debajo del mismo ineludiblemente.
 

            Cerca del lac más próximo a Falisse iniciamos el remonte por inestable pedrera en dirección sudoeste. Estamos sobre los 2550 metros de altitud y deberíamos haber bajado un buen rato más por el camino normal.

            La subida al collado es una amplísima pedrera metamórfica bastante estable por la que remontamos la mayor parte del repecho. Solamente los metros finales son más erguidos y descompuestos que salvaremos por las rocas, cada uno por su lado sin tener que tocar la nieve para nada.

            Van a ser las tres y media cuando alcanzamos el Collado Falisse a 2700 metros de altitud y como mis chicos no quieren acercarse al pico nos vamos para abajo trazando una diagonal descendente en la Pared Norte del Circo de Pecico que nos lleve al Ibón de Pecico de la Canal.

 
            Descendemos paulatinamente atravesando algún nevero residual  y siempre por encima de las paredes que intermitentemente defiende la orilla del Ibón de Pecico.

 
            Son las cuatro de la tarde cuando contemplamos y fotografiamos precioso y delicado Ibón de Pecico de la Canal situado a 2450 metros de altitud.


            Allí tomamos el camino que baja del Puerto de Marcadau y nos vamos siguiéndolo aproximadamente en dirección sur.

            El camino que inmediatamente abandona el Barranco de la Canal da unas amplias vueltas para alcanzar la Majada de la Canal ya en las inmediaciones de Bachimaña Superior.

            Fotografiamos el Circo de Bramatuero con el ibón Inferior de Bramatuero y nos vamos con el camino a cruzar el Barranco de los Infiernos que baja tan crecido como ayer, cerrando nuestra circular.

            Mojamos un pelín las botas pero no nos descalzamos y unos metros más adelante nos paramos a comer un poco.

 
            Luego continuamos con los tediosos aunque poco relevantes remontes que el camino realiza al contornear el Ibón de Bachimaña Superior para llegarnos a Bachimaña Inferior y continuar camino para abajo en dirección sur.

            Se nos irá casi una hora en este último tramo de descenso con lo que nos llegamos al Balneario de Panticosa cuando son las seis y cuarto.

            A la sombra de los arces de la Casa de Piedra ahogamos en cerveza los 2500 metros de desnivel movidos en nuestra circular. Luego nos queda la carretera y otro día más.

La actividad tiene Comienzo.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.