13 dic. 2013

55-13. CIRCULAR A CACHINIOS Y PACINO. 13-12-2013.



 

Cachinios desde la Cima de Pacino.

Boca sur del Túnel de Escarra, Camino de los Forzados, Cima de Cachinios, vuelta al Collado de Pacino y Arista Oeste. Descenso al Collado de Pacino, Cara Norte, Tubería de Escarra y Carretera hasta Túnel de Escarra.

13-12-2013.

Salida 10 h. Llegada 15 h.

Sol.

Muy fácil.

Ascensión.
 
Juan Castejón. , Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Cachinios y Pacino procedente de Iberpix. Vía en amarillo.
 
            Cachinios es ese espectacular paredón que se alza sobre la Boca Sur del Túnel de Escarra propiciando cumplido abrigo al Caserío de Escarrilla.

 
            Siempre que subimos hacia el Portalet lo contemplamos pero nunca hemos subido a la cima. Hoy 13 de Diciembre de 2013 vamos a conocerlo.

            Llevamos casi un mes de anticiclón con unas temperaturas frías y rigurosas que se han llevado la nieve de las caras sur, nos han metido el fresco en el cuerpo y ha llenado de nieblas los valles ofreciéndonos inversión térmica en el Pirineo. Y como no es preciso ir a pasar frío cuando se puede disfrutar de un buen rato agradable pues no madrugamos y a otra cosa.

            Son las diez cuarto pasadas cuando llegamos en el aparcamiento situado al oeste de la Bocas Sur del Túnel de Escarra. Estamos a 1180 metros de altitud. Al otro lado hay una barrera que impide el paso y el aparcamiento además de que la salida luego a la carretera no tiene prácticamente visibilidad.

            Hay que tomar la vieja carretera anterior a la construcción de túnel para caminar unos metros por la misma y tras pasar la Fuente de la Casilla tomar el camino que se introduce en el bosque hacia el oeste.

            Se trata de un camino que recorre la faja al sudoeste de las paredes en suave ascenso y al que se conoce como el Camino de las Crampas o también el de los Forzados ya que para su construcción se emplearon penados, se supone que como procedimiento para reducir su periodo de cárcel.

            Es un reducido bosque mixto en el que aparecen el pino silvestre mezclado con el roble y avellano, y también con hayas, temblones, abedules y abetos contando con cumplido sotobosque de boj, genista y rosal silvestre; vamos, un bosque mixto de verdad que nos regala además con espléndidos ejemplares indultados para recrear la vista.

 
            Primero casi pista pues ha sido limpiado recientemente enseguida se convierte en camino abrumado por la vegetación que se aproxima a las paredes ya en creciente ascenso que hacemos al cálido sol de la mañana en este envidiable lugar. Algo inimaginable en estas fechas y en perfecto contraste con el frío y severo fondo del Barranco de Escarra que llevamos a nuestra izquierda.
 


            Alcanzadas las paredes en plena cara oeste el camino asciende por la pared en lazadas con muretes de piedra seca y rebajes sobre la roca que se practicaron a barrenazo limpio.
 

            Utilizando la zona más clemente de la pared asciende al noroeste saliendo de las mismas al aprovechar una ladera amable y tendida en la que anida la genista.

             Luego el camino se arrellana un poco y se introduce en un tramo alto de bosque hasta alcanzar una bifurcación de caminos. Abandonamos aquí el camino que conduce al Lago de Escarra y al Collado de Pacino y nos marchamos por nuestra derecha con el Camino de las Crampas que luego bajará a Sallent.
 
Tarmañones, Cochata y Cantero.

            Se trata de un tramo de camino bastante llano que en dirección este-sudeste deshace camino para colocarse por encima de los paredones de Cachinios y volver a situarnos sobre el Caserrío de Escarrilla.

 
            El camino nos conduce un tanto a ciegas hasta que alcanza la loma por la que nos introducimos en unos praderíos de altura  que conforman la suave ladera norte del pico en contraposición con la verticalidad de las paredes de las caras sur y oeste.

            Quedan algunos sectores de nieve residuales en los lugares perdonados por los vientos y sorteándolos parcialmente pues se trata de nieve polvo profunda en algunos tramos avanzamos hacia el este por las inmediaciones de la arista.




            Superamos un promontorio suave y tras descender ligeramente nos alargamos en suave ascenso hasta la Cima de Cachinios situada a 1680 metros de altitud. Van a ser las doce de la mañana.
 

            De norte a oeste contemplamos la Sur de las Argualas, la Sierra de Tendeñera, el Gállego hasta Guara, la Partacua al completo con Tarmañones, Cochata y Cantero aquí mismo y terminamos en Tres Hombres, la Tosquera y Pacino, lo que no está nada mal.

Argualas con poca nieve.
 
            Hacemos alguna foto, nos deleitamos con el profundo contraste entre las caras norte y sur del pico y diez minutos después proseguimos desandando camino en dirección oeste.

Descenso hacia Lanuza y Sallent.

La Este de Pacino.
 
            Caminamos en suave descenso pisando tramos de nieve rehelada en los sombríos con la intención de encaramarnos a la arista tan pronto como ceda la vegetación predominante de genistas. No será así ya que la Cara Sur de Pacino ha sucumbido a la invasión de la genista lo que nos invitará a la comodidad del camino que en dirección oeste y prácticamente de llano nos llevará primero a bifurcación que hemos  encontrado antes y todavía más al oeste hasta la siguiente bifurcación del camino: dejamos a nuestra izquierda el camino que desciende hacia el lago de Escarra y tomamos la rama que se orienta al norte y que en ascenso nos tiene que llevar al Collado de Pacino. Estamos a 1700 metros de altitud.

 
            Un somnoliento camino sestea plácidamente entre amplias zetas en busca de un distante collado que se adivina más que se ve por lo que atajamos haciendo un camino más directo sobre praderío abierto manchado con nieve en zonas abrigadas.

            Ni siquiera vamos al collado sino que nos incorporamos a la arista oeste por medio de unas placas metamórficas erguidas que desembocan en el transitado camino.

 
            El camino zetea transitando en una loma herbosa llena de hitos que nos conducen suavemente a la antecima del pico. Tras un suave descenso unos pocos metros nos conducen a la Cima de Pacino situada a 1965 metros de altitud.
 

            Es la una del mediodía cuando contemplamos la rocosa arista este del pico, lugar por en el que subiéramos en una ocasión y buscando un lugar abrigado de la brisilla que el cambio de tiempo nos trae conjuntamente a la capa de nubosidad creciente desde el oeste nos sentamos a comer un poco.

            Hacemos algunas fotos sobre un paisaje circular que no por ser conocido deja de ser espectacular y alrededor de la una y media iniciamos el descenso.

 
            Desandamos el tramo de loma que hemos ascendido y siguiendo el camino alcanzamos el nevado Collado de Pacino situado a 1825 metros de altitud, lugar en el que nos introducimos en la cara norte del pico cuya parte superior estás bastante nevada.
 

            Seguimos para abajo por una huella transitada que vaga por la pared vuelta a vuelta hasta que decidimos abandonar el camino y marchar de frente para abajo atajando amplias vueltas en una nieve polvo bastante profunda y seca que no moja.

 
            En dirección norte alcanzamos un amplio rellano intermedio en el que se encuentra la chimenea del respiradero de la tubería que baja el agua del Lago de Escarra.

            La zona está limpia de nieve pero nada más abandonarla nos introducimos en una parte del Hayedo de Pacino que descenderemos mediante el camino establecido en el mismo y que nos depositará en los prados ya limpios de nieve prácticamente.
 
Hayedo de Pacino.

            Bajamos al encuentro de la tubería y atravesando sobre ella por un puente de tierra nos llegamos a la carretera sobre los 1380 metros de altitud, sol las dos y media. Solamente nos queda caminar por la misma alrededor de 4 kilómetros cuesta abajo pisando una continua capa de sal alojada entre el arcén y la cuneta de la misma.
 

            Alcanzaremos el Cementerio de Sallent, luego recorreremos la orilla sudoeste del Embalse de Lanuza con la superficie medio helada hasta alcanzar el Túnel de Escarra y la carretera vieja que va por fuera y que nos permite cerrar el bucle que hemos abierto al comienzo de la jornada.

            Son las tres y cuarto cuando llegamos al coche poniendo fin a una deliciosa mañana en la que hemos hecho una preciosa circular moviendo 800 metros de desnivel.

Pincha aquí si quieres ver más fotos.

             

             

 
             

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.