21 dic. 2013

57-13. IBON DE ESTANES CON NIEVE RECIENTE.21-12-2013.


 

 


 El Ibón de Estanés con nieve virgen.

Aparcamiento de Sansanet, Hayedo de Sansanet y Barranco Curets.

21-12-2013.

Desnivel 475 m.

Distancia 15500 m.

Tiempo efectivo 03:45 h.

Sol.

Muy Fácil.

Raquetas de nieve.

Actividad para realizar en cualquier época del año incluso con las peores condiciones ambientales. Siempre será agradable.

Agua en los Barrancos de Aspe y Curets.

Biola Javierre, Oscar Layos, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.
 
Mapa de Estanés procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            Hace no muchos días recordaba una de nuestras variadas visitas al Ibón de Estanés. Se trataba de una visita en Otoño y por el Hayedo de Sansanet lo que le confería un plus de belleza indudable.

            Hoy, 21 de Diciembre de 2013, un buen puñado de años después, volvemos al Ibón de Estanés y por el Hayedo de Sansanet. Se trata de un amable recorrido incluso en invierno.

 
            Cuando llegamos al Aparcamiento de Sansanet son casi las doce de la mañana. Hay una casi imperceptible nubosidad que no impide que el sol ilumine espléndidamente el hayedo colándose entre las ramas de los árboles delicadamente cargadas de nieve. Nevó anteayer por la tarde regalándonos con un manto de diez centímetros de nieve polvo.
 
 

            Aparcamos en la entrada a 1325 metros de altitud y tras ponernos las raquetas nos vamos al encuentro del barranco para cruzar por el puente que presenta una buena capa de nieve par seguidamente transitar de llano por el hayedo en busca de la ladera iluminada por el sol orientada al este.

 
            Ha habido tránsito sobre la nieve polvo recién caída que no ha sido gran cosa ya que afloran las piedras y las ramas, y siguiendo el camino ganamos altura tranquilamente avanzando entre nieve pulverizada que cae de las ramas y que propicia unas imágenes ciertamente mágicas.

 
            Enseguida alcanzamos el rellano en el que se asienta la Cabaña Escouret y el camino que conduce al Aparcamiento de Espelunguere para introducirnos de nuevo en el hayedo y seguir ganando altura vuelta a vuelta.

 
            El camino conocido termina por ganar la parte alta del hayedo y salir al praderío hoy completamente vestido de un manto blanco inmaculado y bañado por el sol del mediodía.

 
            Contemplamos la Cabecera del hayedo de Sansanet y el Barranco de Aspe para proseguir en muy suave ascenso en busca del Barranco de Curets y pasarlo por un puente de nieve para proseguir nuestro ascenso por su orilla izquierda.

Ventisca y Liouviella Norte.
 
            Liouviella Norte, Portaza y la Mujer Muerta nos enmarcan el Col
 

lado de Estanés que es nuestro objetivo mientras alcanzamos a un grupo que está indeciso ya que no hay huella hacia el ibón pues la que ellos traían se encarama en las laderas de la Mujer Muerta.
 

            Nosotros no tenemos ninguna duda, les adelantamos y empezamos a hacer huella. No se trata de ningún placer pues requiere su esfuerzo pero sí en cambio nos va a permitir de la contemplación de un paisaje virgen.

 
            Ascendemos un pequeño resalte y nos alargamos prácticamente de llano al encuentro del Collado de Estanés pero no alcanzaremos el collado sino un punto elevado al este del mismo desde el que contemplaremos la magnificencia del Ibón de Estanés cubierto ya de hielo. Estamos a 1792 metros de altitud y son las dos menos cuarto.

 
            Hacemos unas fotos y contemplamos un espléndido paisaje en el que destaca las caras norte de Liouviella Norte y del Puntal Alto de Portaza y la enorme mole del Acue con su cata este, imaginamos la depresión que conduce a Aguas Tuertas y la zona de Petraficha al fondo.

^
Puntal Alto de Portaza.
 
            Corre una ligera brisa que nos aconseja no permanecer demasiado por allí ya que está llegando la sombra y un cuarto de hora más tarde junto con un grupo que ha debido de subir desde Espelunguere comenzamos  desandar nuestro camino.

 
            Volvemos a buen ritmo al encuentro del barranco y allí, todavía al sol, nos detenemos para echar un café calentito mientras contemplamos la Raca, el Diente de Anayet, el Vértice de Anayet y las Negras, la Pala de Ip, Collarada, la Moleta, la Zapatilla, la Tuca Blanca, el Aspe, la Llena de la Garganta y el Puntal de Labata con su preciosa cara norte un paretazo gemelo del Liouviella Norte que tan bien conocemos y diferenciamos a pesar de su similitud.


            Luego, seguimos nuestro descenso hasta introducirnos con el camino en el Hayedo de Sansanet ahora vestido de oblicuas luces que confieren a la nieve un relieve  y un brillo especiales que contrastan con las duras sombras de la tarde.
 

            En el barranco quitamos casi todo el hielo y la nieve de las raquetas y finiquitamos nuestro delicioso paseo cuando ni siquiera son las tres y media. Subir a Estanés  no es más que un paseo con 475 metros de desnivel, que ni siquiera con nieve se hace pesado pero que siempre propicia vivencias magníficas.

Si quieres puedes ver más fotos.

           

           

           

           

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.