8 ene. 2014

1-14. CIRCULAR POR FABALLONES Y CANAL ROYA PARA ESTRENAR EL AÑO. 8-1-2014.



La Punta de los Faballones desde el Portet de Espelunciccha.

Aparcamiento de Espelunciecha, Ibón de Espelunciecha, Puerto de Canal Roya, Punta de los Faballones, Cabaña de la Glera y Collado de los Faballones o Garmet.

08-01-2014.

Salida 11 h. Llegada 15 h.

Mixto.

Fácil.

Esquís de Montaña y raquetas.

Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.
 
 Mapa de los Faballones en Espelunciecha procedente Prames. Vía en amarillo. 

             Hacía ya muchos años que tardábamos tanto en estrenar el año. El tiempo no ha acompañado gran cosa y más la pereza. Ayer con una meteorología mediocre salió decentillo por arriba y hoy 8 de Enero de 2014 vamos a remojar un poco los esquís confiando en que suceda lo mismo.

            La mañana se araña más de la cuenta en la Val Ancha pero conforme vamos subiendo hacia Formigal clarea hacia el norte y a las diez y media llegamos para aparcar en Espelunciecha junto a cuatro gatos contados.

            Corre viento del sur que pugna por refrescar una mañana ciertamente cálida más propia de una primavera avanzada que otra cosa. La nieve está blanda y profunda en la parte baja del valle a 1750 metros de altitud.

            La Orilla izquierda del Barranco Espelunciecha está virgen después de estos días de más lluvias que nieves a esta altitud.

 
            Al solecillo que se cuela entre nubes muy altas nos clavamos sobre la nieve  a pesar de los esquís y las raquetas. Fotografiamos la nordeste de la Punta de los Faballones que es a donde vamos y tras cruzar el barranco y luego la pista de esquí nos alargamos hacia el Ibón de Espelunciecha siempre en dirección sudoeste.

En el Ibón de Espelunciecha.
 
            Tampoco ha trajinado el personal por los alrededores y tras atravesar fácilmente un par de barranquillos,  bastante rellenos de nieve, nos llegamos al Ibón de Espelunciecha situado a 1950 metros de altitud. Son las once y cuarto.

            El ibón cubierto de nieve, difícilmente se adivina salvo por el desagüe y un par de pequeñas zonas en las que azulea el hielo que lo cubre. Hacemos algunas fotos con poco relieve y nos damos la vuelta para introducirnos en suave ascenso por el Corredor de la Losa que no tiene demasiadas huellas.

 
            Enseguida lo abandonamos y nos marchamos por una rama lateral que asciende hacia el norte se trata de la Pista Canal Roya y que suelen utilizar los que, en días de aglomeración, no tienen suficiente paciencia para que les toque el turno de la retrack.

 
            Se trata de una pista trazada como negra y compuesta de una serie de resaltes suaves en un terreno bastante amplio que transita la cara Nordeste de la Punta Sur del Puerto de Canal Roya.

 
            No habíamos pasado nuca por aquí, nos sorprende agradablemente y nos deposita en la zona sur del amplísimo Puerto de Canal Roya sobre los 2160 metros de altitud. El arranque de la retrack se queda bastante por debajo de nosotros.

 
            Nos orientamos al sur y suavemente realizamos el faldeo de la Punta Sur del Puerto de Canal Roya siguiendo aproximadamente el trazado de la retrack que hoy no funciona y su huella prácticamente brilla por su asusencia.

 
            Pasamos por la Cabecera del Corredor de la Losa  y nos orientamos hacia la Arista de los Faballones que se alarga hacia el este.

 
            Perdemos unos metros hasta alcanzar el inicio de la arista en la que hay algunas huellas de raquetas y esquís pero ciertamente escasos. La arista está venteada y no muy sobrada de nieve por lo que ascendemos los suaves y cortos resaltes de la misma más pensando en bajarlos que otra cosa.

 
            Van a ser las doce y media cuando alcanzamos la pelada Cima de los Faballones situada a 2246 metros de altitud.

Espelunciecha desde la Cima de los Faballones.
 
            Contemplamos un conocido paisaje blanco aunque no sea demasiada la nieve que hay. Nos rodean Campo Troya, Garmet, Culibillas, Arroyeras, Espelunciecha , Gralleras y la Campana de Aneou. Más lejos quedan el Macizo de Panticosa, Balaitus, Arrieles o Lurien. Rendimos pleitesía al Midi y un cuarto de hora después tras hacer las fotos de rigor nos vamos para abajo.

 
 
 
            Utilizaremos la nieve orientada al sur y bien soleada para bajar el casquete somital al encuentro de la Pista Pipos para continuar con el Corredor de la Glera.

Bajando el Tubo de la Glera.
 
            No han pasado las pisanieves y el corredor está completamente virgen por lo que negociamos los dos resaltes sucesivos sin ninguna dificultad mientras le daré la razón a mi chica que postulaba bajar directamente de la cima por un corredor amable y perfectamente innivado que yo he rehusado y que otra vez será.

            Por debajo del corredor unas suaves laderas entre bloques metamórficos emergentes nos permiten alcanzar enseguida la Cabaña de la Glera junto a la que nos vamos a sentar a comer. Estamos sobre los 2000 metros de altitud.

 
            El rato es agradable al sol del mediodía en este abrigado lugar. Contemplamos las evoluciones de una nueva retrac que, supuestamente, remontará esquiadores  desde media pista de la Glera hasta aquí se supone que en los años en los que el viento no deje nieve en el Puerto de canal Roya. Otra historia más dentro de la tremebunda parafernalia de las estaciones de esquí actuales.

Los Gendarmes de los Faballones.
 
            Alrededor de las dos de la tarde continuamos con el descenso al encuentro de la Pista de la Glera, Juan hará una travesía alta para alcanzar sin desniveles el Collado de Garmet o de los Faballones. Nosotros nos dejamos caer hasta los 1950 metros de altitud y allí, tras poner las pieles remontamos en dirección norte por lo que llaman el Tubo de la Glera hasta alcanzar el collado al que ha llegado Juan. Estamos a 2030 metros de altitud y a 4 grados centígrados según señala el panel de la llegada de las sillas.

            Solamente nos queda que quitar las pieles de foca y marchar para abajo en dirección nordeste y siguiendo aproximadamente el trazado de la Pista Petruso, una negra de nuevo cuño que resulta más entretenida que bajar por Batallero. No tiene esquiadores pues debe estar cortada en el inicio y la alternamos con tramos de nieve virgen algo dura y costrosa que resulta incómoda para esquiar.

            Van a ser las tres de la tarde cuando llegamos al coche junto a una camilla que transporta a un accidentado. Hemos disfrutado de una jornada estupenda tras acertar con nuestro olfato meteorológico. Hemos movido un prudencial desnivel de 500 metros recorriendo una ruta bastante inédita para nosotros alrededor de la tan socorrida Arista de los Faballones.

            De vuelta a casa nos preguntamos si habrá entrado la primavera y nos ha sucedido lo mismo que a Machado.
 
            Son unas pocas fotos del día para ilustrar el recorrido que suele ser casi siempre gratificante y que realizamos con mucha frecuencia.

Para ver más fotos.
 
 


 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.