10 ene. 2014

2-14. LOS MONJES Y LA ANTECIMA OESTE DE ASTUN. 10-1-2014.


 
 
Casquete Somital del Pico de los Monjes a la vuelta de la cima.

Aparcamiento de Astún, Barranco Escalar, Ibón Escalar, Cara Sudoeste y Arista Sudeste. Descenso al Collado de los Monjes, Antecima Oeste de Astún, Ibón de Escalar, Ibón de Truchas y Barranco Truchas.

10-01-2014.

Salida 11 h. Llegada16 h.

Mixto.

Fácil.

Esquí de montaña.

Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.
 
 Mapa de Astún procedente de Iberpix. Vía en amarillo.
 
            Ya hacía algún tiempo que no habíamos subido a los Monjes. Se trata de un pico al que hemos subido con relativa frecuencia y actualmente es un pico recurso para hacerlo con esquís. No hay demasiada nieve en esta zona central de los Pirineos pero esperamos que Astún sea la excepción.

            Cuando pasamos por Candanchú de camino al Somport avistamos la cara sur del pico que ofrece las clásicas calvas en zonas venteadas. Sabemos que en esas condiciones se puede subir bien pero el problema no suele estar allí sino en la subida del barranco Escalar.

            Aparcamos en la trasera de los edificios de la estación y sobre las once de la mañana nos calzamos los esquís e iniciamos el ascenso por las suaves rampas de la orilla izquierda del barranco escalar. Estamos a 1720 metros de altitud y brilla el sol filtrándose entre nubes altas.

            En dirección norte superamos el primer resalte y entramos en los Llanos del Sol comprobando que el barranco está muy justo de nieve y que la huella de los esquís transita el estrangulamiento por la orilla derecha.

Barranco Escalar.
 
            Llevamos gente desperdigada por delante y disfrutando de la mañana cruzamos el barranco por un amplio puente de nieve y nos incorporamos a la huella de la mayoría que es fundamentalmente de raqueteros. Los esquiadores marcan poco.

 
            La salida del barranco antes del estrangulamiento tiene las zonas sombrías con nieve muy dura y las vueltas marías se complican hasta que decidimos poner las cuchillas. Liquidado en problemilla las diagonales sobre la Este del Benou nos depositan en la Cubeta Lacustre de Escalar.


Atravesando el Ibón de Escalar.
 
            Atravesamos por medio el ibón situado a 2080 metros de altitud y en dirección nordeste nos elevamos por el corredor que nos debe conducir al Puerto de Jaca o Collado de los Monjes situado 100 metros más arriba.


            La nieve en la sombra está muy dura pues las temperaturas de estos días han hecho una costra bastante dura pero al solecillo de la mañana empieza a reblandecer y a ponerse cómoda.

            Sin alcanzar el Collado de Astún giramos al noroeste y proseguimos el ascenso paralelos a la arista revisando los campos de nieve que utilizaremos para nuestro descenso. Hay una huella que transita la arista pero no sé por qué pero nunca la utilizamos.
            Van a ser las doce y media cuando alcanzamos la antecima sudeste del pico en la que están los que llevábamos delante. No sabemos si han hecho el pico, creemos que no, y se van para abajo.
 
            Nosotros dejamos las mochilas, sacamos los piolets que no creo que sean necesarios y tras descender la aristilla nevada que nos separa del pico alcanzamos la pared y nos vamos para arriba.
 
 
            La arista es fácil, está mixta y los tramos de nieve tienen huellas. Con algunos apoyos de manos más para equilibrar nuestros pasos con las botas rígidas en la roca metamórfica muy escalonada ascendemos tranquilamente los tres cortos resaltes que componen el casquete somital y alcanzamos la Cima del Pico de los Monjes situado a 2346 metros de altitud. Es la una menos cuarto y disfrutamos de tan concurrida cima en soledad.
 
 
 
 
            El cielo se ha ido nublando fundamentalmente hacia el sur y amortiguando los efectos del sol: la visibilidad, la luminosidad y la temperatura han descendido ligeramente. Contemplamos y fotografiamos un amplísimo paisaje circular conocido y reconocido, advertimos una mayor innivación en la vertiente norte, se nos hacen los dientes larguísimos contemplando las espléndidas campas nevadas del Plaa de les Vaques y un cuarto de hora después iniciamos el descenso en busca de los esquís.
 
            El descenso del casquete somital no tiene otra historia que poner cuidado en no pisar alguna plaquilla de hielo y bajar tranquilamente hasta la antecima del pico. Allí, y orientados al sur nos sentamos en unas piedras limpias para comer un poco. Es la una y cuarto.
Gayuba o buxareta próxima a la Cima de los Monjes.
 
            Media hora después, la brisilla que entra del este nos invita a ello, nos montamos en los esquís y nos vamos para abajo a disfrutar de la mejor nieve de la temporada hasta el momento. Son un par de centímetros maravillosos que nos propician unos giros absolutamente disfrutones.
 
            La dicha resulta muy corta, lo sabíamos, pero llegados al Collado de los Monjes nos decimos de subirnos a la Antecima Oeste de Astún antes de marchar para abajo.
            La pala orientada al norte brilla espléndidamente y aunque poco soleada esperamos que nos acreciente el placer del descenso.
 
Llegando a la Antecima Oeste del Pico de Astún.
 
            Tras poner de nuevo las pieles de foca hay que remontar poco más de 100 metros cosa que hacemos con unas amplias zetas y que nos permiten alcanzar cómodamente la Antecima Oeste del Pico de Astún situada a 2278 metros de altitud. Son las dos y cuarto.
 
            En la amplia cima, preparamos los esquís y nos vamos para abajo disfrutando de una pala uniforme y agradable vestida de nieve dura que se baja muy bien, se trata de un “baby” para los que paseamos por los montes con esquís y a nosotros nos gustan esos disfrutes.
            Alcanzamos de nuevo el Collado de los Monjes y nos vamos corredor abajo pero por la vertiente derecha del mismo en lugar del fondo ya que cuenta con nieve soleada mucho mejor que la dureza sombría del fondo.
            Hacemos una diagonal baja sobre la Orilla Norte del Ibón de Escalar  y poniendo de nuevo las focas remontamos brevemente hasta el comienzo de la pista, para marcharnos de llano y faldear el sur de la Arista de Astún cómodamente y fuera de la pelea incruenta que supone ese tránsito con los esquís limpios, cosa que mi chica celebra cumplidamente.
 
            Son las tres de la tarde cuando llegamos al ibón de las Truchas. La nieve fuera de pistas esta noble y deliciosa así que descendemos por fuera de las pistas disfrutando como pocas veces lo hacemos en Astún, hasta alcanzar el Desagüe del Ibón de las Truchas lo más abajo posible.
            Luego, por la Pista de Salida nos llegamos a la base de la estación y al coche cuando son las tres y cuarto pasadas, liquidando una deliciosa jornada en la que casi sin querer hemos movido un desnivel de 800 metros que en medio de un disfrute enorme prácticamente no hemos advertido.
 

            ¡Que lo disfruteis!

Alguna foto más.


2 comentarios:

  1. Hola Mariano,
    bienvenido al mundo de los blogs! Más allá de P3000 que es un buen recopilatorio de actividades y montañas, los blogs dan la posibilidad de darle un toque más personal y con lo que te gusta a ti escribir ya veo que no vas a parar!

    me gustó mucho vuestra ruta con esquís al Erata, pocas veces se coge nieve suficiente para esquiar allí y solo los privilegiados que lo tenéis tan cerca podéis elegir el momento adecuado.

    un saludo
    Luis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Luis!
      Estoy en los cimientos del blog aprendiendo por libre y todo es un ir descubriendo cosas nuevas para mí. Todo se andará o así lo espero.
      Los montes de este tipo, hay que pillarlos en su punto pues si no, adiós. Es lo que os sucede a los trabajadores en activo, los jubilados como nosotros lo tenemos más fácil. Aun así las condiciones no fueron demasiado buenas pues había poca nieve.
      ¡Que vaya bueno!

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.