17 abr. 2010

13-10. PICO BENOU CON ESQUIS. 17-4-2010.

Primeros resaltes hacia Benou.

Base de la Estación de Astún, Barranco de Escalar, Cara Sudeste y Arista Nordeste. Descenso por el Ibón de Escalar, Ibón de las Truchas y Barranco de Astún.

17-04-2010.

Salida 09 h. Llegada 13 h.

Sol.

Fácil.

Esquís de montaña.

 Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.
 
Mapa de Benou procedente de Prames. Vía en amarillo.
 
            Cuando el pasado año fuimos al Pico de los Monjes me pareció que las laderas del Benou podrían darnos alguna oportunidad con los esquís. Conocíamos los picos que conforman la arista desde el Somport hasta los Monjes pero “a calcetín”, una cosa es una cosa y otra cosa es un paraguas.

            Por una casi excepcional ocasión han dado mejor tiempo en la vertiente francesa que en el sur y parece ser que se va a cumplir cuando a las nueve de la mañana estamos en Astún a 1710 metros de altitud.
 
Barranco Escalar.

            Es 17 de Abril de 2010 y a pesar de que hay muchísima nieve en las laderas orientadas al norte, también queda nieve en las orientaciones más soleadas pero en el Barranco de Escalar, bien orientado, ya han aparecido las peladuras inferiores por lo que hay que dar alguna pequeña vuelta para superar el resalte de la base de la Estación de Esquí de Astún y ganar el amplio Rellano del Sol. Situado entre los 1800 y los 1900 metros de altitud, lugar en el que alcanzamos a una pareja  que ya decidirá arriba a dónde se va y con los que charlamos un poco.

            Hemos partido en dirección norte y siempre por la orilla izquierda del barranco nos aproximamos al cubierto lecho del mismo pues es el lugar más adecuado para progresar hacia arriba.

 
            La nieve está dura de rehielo en los lugares a los que no ha llegado el sol, la pareja se queda a poner las cuchillas y nosotros nos vamos para arriba.

El Barranco Escalar está cortado.

            En el estrangulamiento del barranco sobre el Cerrojo Lacustre de Escalar, descartada la opción de la orilla izquierda ya limpia de nieve, comprobamos que el barranco está cortado y nos vamos por la orilla derecha siguiendo el camino que utilizamos en nuestro primer ascenso con esquís aunque sabemos que habrá que quitarse los esquís ya algo arriba.

En la orilla derecha del barranco saliendo al Ibón de Escalar.
 
            La nieve, ya soleada, está estupenda mas, por idéntica razón está cortada. Hemos de cargar unos metros con los esquís en la mano y coronando el resalte nos los volvemos a poner. Seguimos el camino de una pareja que va delante de nosotros y que se orienta hacia el Pico Benou pues está girando al oeste.

            Llevan un ritmo tranquilo, nosotros no tenemos prisa, la salida del rellano lacustre en el que se asienta el Ibón de las Ranas o de Escalar situado a 2078 metros de altitud y que todavía se encuentra completamente nevado es muy suave y el disfrute al sol de la mañana contemplando e marrón instalado al sur es completo.

Pala de Ip, Collarada y la Raca.
 
            Enseguida avanzamos por un suave y amplio lomo situado a la derecha de un barranco que nace de las inmediaciones del collado entre nuestro objetivo situado al sudoeste y el Pico Belonseiche situado al nordeste.

            El dorso se amplia y se convierte en una amplio rellano a los pies de toda la cara sudeste del Pico Benou algo erguida para nuestra competencia en el descenso con esquís, lo que nos invita a inclinarnos hacia la arista norte y por ella ya se verá.

            Es una suerte que la pareja que va delante y que maneja con soltura las vueltas maría también abandone la pala en dirección al lugar de la arista nordeste que ya había previsto como más asequible para nosotros.

            En el flanqueo de la pala alcanzamos a uno de ellos con el que charlamos mientras avanzamos prácticamente en horizontal sobre un tramo de ladera muy erguido en el que la nieve no aguanta demasiado, sobre todo venidos de la comodidad de no tener que cantear con cierto cuidado.

En la Arista Nordeste.

            En la arista, ya por encima del collado y sobre los 2225 metros de altitud espera el otro socio: son Fernando Garrido al que conocemos y Juan Bazán que han salido a disfrutar un poco de la mañana.

            Charlando de nuestros conocidos y amigos comunes proseguimos juntos arista arriba. Se trata de una arista bastante amplia con nieve algo reblandecida y que se sube bien. En un pequeño resalte en el que se estrecha un poco y en previsión del desconocimiento de la arista y de que luego habrá que bajarla, decidimos dejar los esquís y rematar el ascenso a pie, nuestros compañeros prosiguen con los esquís pues, entre otras cosas, pretenden descender a partir de la arista sudoeste.

Llegando a la Cima de Benou.
 
            Parece ser que abandonar los esquís ha sido el momento propicio para que la arista deje de serla y se convierta en una suave y amplia loma que conduce a la amable cima del Pico Benou situado a 2271 metros de altitud cuando son las once menos cuarto de la mañana.


Monjes y Midi desde Benou.
 
            Hacemos algunas fotos, contemplamos un paisaje muy brumoso en cualquier dirección especialmente hacia el sur y en un claro de pratenses  que todavía no verdea nos sentamos a almorzar.
 
Sesques, Caperan. Gazies y Aulé.

Arista con Belonseiche, Escalar y Monjes desde Benou.

            Media hora después nosotros nos vamos para abajo por el mismo camino de subida mientras que ellos se van para bajar la pala desde las proximidades del Collado Arnousse, según las huellas que localizaremos después.

Collado de los Monjes.
 
            En un momento nos llegamos al lugar donde nos esperan los esquís y “disfrutando” con una ligera brisa de las maniobras correspondientes nos montamos en los mismos y desandamos el camino de subida.

            La pala tiene una nieve estupenda y disfrutamos con la amabilidad de la pendiente asequible aquí a nuestra reducida competencia. Bueno, todo puede mejorar.
 
Remontando para ir hacia Truchas.
 
            Poco después alcanzamos el rellano en el que se asienta el Ibón de Escalar, lo atravesamos por su orilla sur y remontando suavemente en dirección sudeste alcanzamos el origen de la vieja pista que enlaza los ibones del Circo de Astún y que baja hasta la base de la estación. Son las doce.
 
Atrás queda el Pico de los Monjes.

            El Barranco de Escalar tiene ya poca nieve y el Barranco de Astún tiene mucha más, así que faldearemos la ladera de la Arista de Astún ligeramente por encima del lecho de la pista hasta que alcancemos el emplazamiento del Ibón de las Truchas.

El discreto encanto de las Negras y el diente de Anayet.
 
            El faldeo es largo y medianamente incómodo pero lo conocemos y lo hacemos con los esquís desbloqueados pero sin colocar las pieles de foca. Se nos va casi media hora hasta que fotografiamos el blanco lienzo del Ibón de las Truchas a 2115 metros de altitud.
 
Arnousse y Benou desde Truchas.

Ibón de las Truchas poco definido.

            La Silla de Truchas está cerrada para el esquí, las pistas no están pisadas y solamente hay actividad en la zona de la Raca; de esta forma, podemos descender tranquilamente por las inmediaciones de la pista roja al encuentro del barranco. No hay gran diferencia entre las zonas pisadas y sin pisar y las negociamos sin problemas.
Collado de Astún y Mala Cara.

La Primavera a todo trapo.

            Ya en el barranco, tomamos la pista de su orilla izquierda y con una nieve completamente sopa nos vamos directamente para abajo: de frente y al aparcamiento al que llegamos a las doce y media de la mañana liquidando una actividad circular en la que hemos movido 625 metros de desnivel. La mañana ha aguantado muy decente como estaba previsto.

Hepáticas en el Valle de Astún.
 

 
Para ver más fotos.
           

             

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.