24 abr. 2010

15-10. EL GALLINERO POR EL AMPRIU. 24-4-2010.


Gallinero desde el Ampriu.
 
Aparcamiento del Ampriu, Pala Gallinero y corredor nor-noroeste. Descenso por la Pala Gallinero.

24-04-2010.

Salida 10 h. Llegada 13 h.

Sol.

Fácil.

Esquís de montaña.

 Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa del Gallinero procedente de Parames. Vía en amarillo.

            Habíamos estado en una anterior ocasión en el Gallinero. Subimos una tarde casi noche la pista de Arrasán a la Llanada de las Piedras Blancas. El refugio estaba a medio hacer y fue para nosotros una bendición del cielo en aquella fría noche de finales del invierno del 2001. En pocos picos hemos pasado tanto frío como en la cima del Gallinero a la mañana siguiente, descaradamente anticiclónica y soleada.

            No pretendíamos subir al Gallinero sino acercarnos con los esquís hasta el Collado de Basibé y allí decidir según la innivación y las pendientes si nos íbamos a Castanesa o  Basíbé.

            Cuando llegamos al Ampriu, es 24 de Abril de 2010, lo que vemos hacia Basibé, que es bien poco, no nos gusta nada y la arista sur hacia Castanesa está demasiado pelada ya.

            Rumiamos nuestra situación  mientras preparamos tranquilamente los aparejos y entre subirnos muy fácilmente hasta el Collado de Basibé al que va gente y no hacer nada por allí después, nos decidimos a marchar al Gallinero con una zona perfecta y completamente innivada. ¡Ya llegaremos! Y a una mala nos quitamos los esquís y hacemos el casquete somital a pata. Son las diez de la mañana.
 

            Cuando arrancamos de la base de la estación de esquí en dirección sudoeste como si nos fuéramos hacia el Collado del Ampriu al norte del Pico Cerler.

            La estación lleva ya medio mes cerrada pero está sembrada de cañones y de arrastres que de alguna manera nos dirán algo útil para ir desarrollando nuestra marcha, ya que, prácticamente desconocemos la zona.

Cibollés en la distancia.

Hacia el Collado del Gallinero.
 
            Hay gente que se va hacia el antecitado collado por una suave pendiente pero nosotros cambiamos de dirección guiados por el arrastre que sube más alto y nos introducimos en un pequeño valle que se orienta en principio al norte.

            Alcanzamos a una pareja de jóvenes que suben delante de nosotros y charlamos. Nos dicen que suben al Gallinero que es muy fácil.

            …Je, je… pero nos vamos con ellos. Poco más adelante, uno reorienta al otro y ya lo tengo claro: uno de ellos en novato pero el otro se conoce el patatar y pueden ser para nosotros un auténtico “mirlo blanco”.

Nos orientamos hacia Gallinero.
 
Bajo la Oeste de Cibollés.
 
            Más o menos juntos, vamos subiendo con un ritmo aceptable y entramos en calores en medio de una mañana espléndida de primavera. La nieve se ha endurecido un poco por la noche y se deja foquear de cine.

Tuca Cibollés desde la parte alta de la Pala Gallinero.
 
            Rebasamos la norte del Gallinero y nos orientamos hacia el nordeste transitando resaltes suaves casi siempre en las inmediaciones de pistas con las que coincidimos en algún momento. Este chico ha debido trabajar en la estación o poco menos.

            En nuestro horizonte está el Collado Cibollés y una enorme pala acanalada conduce al mismo pero nosotros la abandonamos enseguida y nos vamos a describir una ceta hacia el oeste utilizando un difuminado lecho de servicio de la estación. De esta manera abandonamos definitivamente las pistas y nos introducimos en una zona mixta pero todavía muy rellena de nieve.

            Giramos un poco y nos orientamos al nor-noroeste para ganar altura en diagonal sobre la ladera y alcanzar la base en la que se hace notoria la arista norte del casquete somital del pico, lugar al que llega el remonte más alto de la estación.
 
Corredor Nor-noroeste al Gallinero.

            La gente sube la pala  noroeste del pico que a nosotros nos parece un tanto erguida en la parte superior, pero nuestro amigo nos dice que subiremos el corredor de atrás que a él le parece más fácil.

            Avanzamos unos metros en horizontal sobre el rellano de la salida del remonte y nos enfrentamos a un corredor que sube muy alto. No parece excesivamente erguido, tendrá alrededor de 150 metros pero… bajar por aquí… Tiene dos afloraciones rocosas intermedias y una de ellas coincide con un estrechamiento del mismo.
 

            Proseguimos para arriba con buena nieve y utilizamos fundamentalmente la arista  que limita la parte izquierda del corredor que de paso nos propicia interesantes vistas y patios varios sobre la profunda vertiente oeste del gallinero.

En el resalte Cimero de Gallinero.
 
            El corredor se resuelve en un minúsculo hombro desde el que vemos la pala que no hemos subido y unos metros más arriba directamente al norte nos espera la cima del Gallinero. Son las doce del mediodía y estamos a 2728 metros de altitud.

 

Cibollés desde la Cima del Gallinero.
 
            Arriba hay un par de grupos y nuestros compañeros de ascenso con los que intercambiamos sonrisas pues nos hemos entendido más que hablado. ¡Gracias socios!           
            Me doy una vuelta por la amplia y amable cima localizando la vía de descenso que hace el personal pues por este corredor no han bajado hoy.

Aneto.

Palas de Piedras Blancas.
 
            La gente se va marchando, una de ellas con los esquís muy encerados, otro que ha dicho que estaba un poco verde se cae nada más salir… nos quedamos solos.

            Comemos un poco con más preocupación que ganas, echamos nuestro café con leche acostumbrado y contemplamos con detalle la Sur de las Maladetas sobre las que nos han hecho una foto, el Perdiguero y sus satélites… un enorme horizonte. Más cerca nuestro proyecto original que, visto desde aquí arriba, era todavía posible y lógico pero no sé si nos hubiera ofrecido disfrute a nuestra medida; el próximo Pico Cerler y el valle hacia el Molino y Benasque, la espléndida estampa de la Tuca Cibollés que nos ha acompañado en todo el ascenso y la enorme Tuca de Urmella inmaculadamente blanca dominando las Llanadas de Rocas Blancas y trayéndonos a la memoria vivencias imborrables. La mañana es sencillamente espléndida quizás para compensar aquella otra anterior.
 

            Pero hay que bajar pues la nubosidad de desarrollo de los alrededores así nos lo aconseja. Bueno, ¡al tajo! que nadie nos va a hacer.

            La salida de la cima es agradable: una suave y amplia rampa en la cabecera de la arista este: tres o cuatro giros cortos y echamos la vista a la pala-corredor que han bajado y que hay que bajar.

            Tiene un resalte de entrada, ahora, bastante vertical pero nada mejor que ponerse en marcha hacer un giro a la izquierda en la cabecera abandonando la arista e introducirse al corredor.


 
            La nieve está buena, la pala es erguida pero se gira bien tanto con giros cortos como con largos casi de orilla a orilla.

Resaltes Intermedios. 
 
            Descendemos alrededor de 100 metros, el corredor se suaviza pero lo abandonamos hacia el este ya que, como hemos visto a la subida, está cortado para asentar un tramo de pista que llega al arrastre.

Un descenso para recordar.
 
            Hacemos una larga diagonal próximos a las afloraciones rocosas de la arista norte y alcanzamos de inmediato la plataforma superior del arrastre. Luego, la nieve está prácticamente igual fuera de pistas que sobre las viejas pistas nos vamos para abajo disfrutando de un enorme descenso de 800 metros, eligiendo palas y resaltes al capricho sobre la deliciosa Pala de Gallinero.

Giros y más giros en la parte baja con nieve blanda.

            Bueno, los tramos inferiores tienen nieve muy sopa y  los pasamos sin aliciente de frente y para abajo.

            Es la una del mediodía cuando nos quitamos los esquís. Hemos hecho  un descenso de 825 metros de desnivel y es nuestra primera bajada esquiando desde una cima con la excepción del Canal Roya y poco más que son nuestras pistas de aprendizaje. ¡No nos queda faena! 

Campanillas de primavera en el Ampriu.
 
 
Para ver más fotos.
           

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.