19 jul. 2014

50-14. PASEANDO POR PUNTA SONABIA. 15-7-2014.

Punta Sonabia.

Sonabia y Punta Sonabia o Cabo Cebollero.

15-07-2014.

Desnivel acumulado 75 m.

Distancia recorrida 4000 m.

Tiempo efectivo 01:00 h.

Sol.

Muy fácil.

Senderismo.

 Agua en la fuente de Sonabia.

Corto y relajado paseo playero.


Mapa de Punta Sonabia procedente de Iberpix. Vía en amarillo.
 
            Quizás menos que antes pero el mar nos sigue llamando la atención. Tiene algo que nos atrae como lo hace el curso de un río, las llamas de un fuego o el cielo nocturno. De cuando en cuando…

            El domingo  13 de Julio es el Triatlón de Vitoria, lo va a correr Oscar y lo vamos a ver. Biola ha venido de Cambridge.

            Terminando el triatlón proseguimos camino hacia el Cantábrico, Castro Urdiales y nos acercamos hasta Sonabia un pequeño pueblo costero de la Ría de Oriñón asentado a caballo entre el mar y la montaña y fundamentalmente alejado del mundanal ajetreo playero.

 
            Vamos a dar una vuelta hacia los acantilados y además de ver una delicada puesta de sol  nos topamos con la marea alta que nos invita a dar el paseo por otro lado.

            La mañana del 15 de Julio de 2014 está destinada a la playa, a mi chica le gusta el sol y fuera de la montaña lo toma tan poco…

            Salimos de Sonabia  situado a 66 metros de altitud, una calleja en dirección sur nos pasa junto a la iglesia del pueblo e inicia un suave descenso entre huertas y prados peleados con robles y encinas. Enseguida se convierte en mala pista y sin solución de continuidad en camino que se introduce en un prado costero.
 
Entrando al roquedo.
 
            Desde allí se contempla la costa a ambos lados de Punta Sonabia y al final del mismo  se alcanzan las rocas que enseguida nos conducen en suave descenso a la primera depresión en la que se alcanza el nivel del agua.

La primera depresión y la vira de salida.

            Una amplia vira asciende desde el agua en dirección este para alcanzar un pequeño rellano herboso que hay que atravesar en busca de la segunda depresión, más escabrosa y amplia.

Paso equipado en la segunda depresión.
 
            De nuevo hemos de alcanzar el nivel del agua y atravesar la brecha equipada con una grapa y que ahora con la marea baja no es más que un paso largo sobre terreno rocoso, firme y seco; ayer con terreno mojado por el oleaje y marea alta era otra cosa.


 
            Todavía hemos de recorrer una zona acantilada llena de depresiones transversales en las que hay que buscar camino y que sin ninguna dificultad nos permite alcanzar la zona herbosa que corona la punta.

Ericas en flor.

            Un caminillo sobre la hierba poblada de ericas en flor nos permite alcanzar en suave ascenso la plana cima de la Punta Sonabia o Cabo Cebollero situada a 28 metros de altitud.

Acantilado de Punta Sonabia.
 
            Desde este lugar se disfruta de una delicada y dilatada imagen del Cantábrico de casi 360 grados. Solamente un estrecho ismo nos une a tierra de la que destaca la aventanada Cima de Punta Candina,  a la que nos hubiera gustado subir,  pero tanto el desconocimiento del medio como la ausencia total de ropa adecuada para un terreno de sotobosque bastante espinoso lo desaconsejan. Hemos venido sin ninguna pretensión montañera.

            En la parte norte las paredes bajan verticalmente hasta los rompientes azotados por las olas pero una vira permite descender unos metros  y contemplar la machacona energía de las olas desde un lugar un tanto especial y poco utilizado.


            Luego un caminillo rodea la punta por la vertiente oeste dando vista a Santoña  y nos permite contemplar los rompientes del oeste.

Punta Candina, nos hubiera gustado.
 
            La vuelta se realiza por los pasos obligados. Aprovechamos para contemplar la entrada a la Ría de Oriñón y prolongar el paseo hasta Punta Lanzadeiro siguiendo un caminillo de paseantes costeros.

Al fondo Santoña.

Sonabia al fondo rodeada de robles.

            En alrededor de un par de horas hemos completado un corto paseo sin apenas desnivel y con alrededor de cuatro kilómetros de agradable y relajado recorrido en el que hemos caminado menos de una hora.

Pesquero en la Ría de Oriñón.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.