6 jul. 2014

48-14. SAMOLA BAJA DESDE LA FUENTE DEL PACO. 5-7-2014.

La Sudoeste de Samola Baja nos espera.

Fuente del Paco, Pista de la Trapa, Cubilar de la Espata, Marañán, Borreguil de Villanúa y Cara Norte. Descenso por Cara Sur, Marañán y Cubilar de la Espata.

05-07-2014.

Salida 08 h Llegada 16 h.

Nublado.

Muy fácil.

Ascensión.

 Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.
 
Mapa de Samola Baja procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            Estábamos en la Pala de los Rayos y contemplábamos los paredones de la vertiente este del pico en medio del comentario acerca de la subida de la cara sudoeste tan visible y tentadora desde Sabi. Cinco días más tarde estamos en ello, es 5 de Julio de 2014.

            La mañana está bastante decente a las ocho y media cuando aparcamos en el Puente del Barranco Villanúa de las inmediaciones de la Fuente del Paco, a 1250 metros de altitud.

            Volviendo unos metros por la pista tomamos el camino del Cubilar de la Espata que transita por la orilla derecha del barranco.

            El camino con hitos de piedras transita en suave ascenso por entre viejos prados asolados por el pinar crecido y señor del entorno, atraviesa un barranquillo y fundamentalmente en dirección nordeste se va en busca de la Pista de La Trapa.

Punta Ralla al fondo.
 
            Media hora después, alcanzamos la pista sobre los 1575 metros de altitud y pista adelante en dirección este proseguimos camino hasta atajar una amplia vuelta hacia el oeste y alcanzar el Refugio del Cubilar de la Espata situado a 1670 metros de altitud.

Collado de Marañán al fondo.

            Son las nueve y media de la mañana cuando pasando junto a la fuente abrevadero nos orientamos en busca del Collado de Marañán que se perfila al este y al contraluz de la mañana.

            Primero muy llano, el praderío vestido de cardos nos enseña el barranco en la orilla derecha del valle por el que también se puede subir  pero nosotros, tras contemplar el resalte y el hombro para subir hacia Ralla y Espata continuamos por el camino que tras superar el resalte por la orilla izquierda del valle alcanza la majada del viejo refugio completamente arruinado situado a 1880 metros de altitud.

            De la majada nos orientamos hacia el barranco que se ha arrellanado  para alcanzar enseguida el Resalte Superior del Collado de Marañán.

            No subiremos el resalte sino que girando al nordeste superamos un resalte herboso un poco más corto, que nos permite introducirnos en el Marañán, una zona kárstica suavemente ascendente que alterna pasajes de verde praderío.

El Marañán.
 
Punta Ralla y Collado de Marañán.
 
            La mañana está nubosa en altitud y nos secuestra parcialmente la parte alta de la sierra que arranca con Collarada, Collaradeta, Nevera y Samola Alta para rematar en Samola Baja que es nuestro objetivo, solamente podemos visualizar las paredes intermedias de Collaradeta, Nevera y Samola Alta, lo que las nieblas nos permiten y que cierran el Circo del Borreguil de Villanúa.
 

            Recorremos el Marañán hacia el resalte de cierre, un paretazo descompuesto que forma parte de una corta Arista Nordeste de Samola Baja.

Resalte bajo el Borreguil de Villanúa y Samola Baja.

            Ascendemos por la parte sur del cierre y en diagonal hacia el norte alcanzamos la Entrada del Borreguil de Villanúa, un circo suspendido a 2400 metros de latitud y contenido por las paredes de las dos Samolas y una brecha imposible, el Portón, en las paredes que se derrumban sobre el Circo de Canales en el Valle del Aurín.

Borreguil de Villanúa desde el cierre.
 
            Desde la entrada al Borreguil giramos  al este y abandonamos el fondo para proseguir en busca de la Norte de Samola Baja, un tramo de pared medianamente inclinada y vestida de calizas claras bastante descompuestas que se sube por cualquier parte.

El Marañán.

            Desde el borde oeste de la pared contemplamos nuestro camino en el Marañán y enseguida la pared se arrellana y nos deposita el altiplano herboso de la cima que recorremos en dirección casi este para alcanzar la plana Cima de Peña Samola Baja situada a 2568 metros de altitud.

Con Samola Alta en la Cima de Samola Baja.
 
            Son las doce menos cuarto, nos rodean las nieblas, corre una fresca brisa y buscando abrigo en unos escalones sobre las paredes de la parte este nos sentamos a almorzar y a contemplar lo que las nieblas nos permitan.

La Sur de la Pala de los Rayos.

            Desde esta salvaje balconada contemplamos el Valle del Aurín desde el Rellano de Bucuesa hasta Sabi en la neblina pasando por Canales y el Churrón. En primer plano tenemos nuestra ascensión a la Pala de los Rayos, el Puerto Pobre, Retona y más al sur La Abuela, Cecutar, Burrambalo, Balposata, Canales y casi imperceptibles Gue y Oturia.
 
Samola Alta desde Samola Baja.

            Las nieblas van y vienen mostrándonos la espléndida Arista Sur de Samola Alta plagada de torreones recordándonos nuestro tránsito de hace unos años que no sé si repetiríamos ahora. Más al norte los Paredones de Nevera sobre el Cubilar de los Bueyes, el Rellano en la Sur de Collaradeta, el falso Collado de Marañán…

El Altiplano Cimero de Samola Baja.

            Se nos van tres cuartos de hora entre pasada y pasada de nieblas y hasta en un momento visualizamos el Lago de Escarra pero hay que bajar y lo vamos a hacer por la Cara Sudoeste directos al Collado de Marañán.

Cara Sur de Samola Baja, atrás Ralla, Espata y Balposata.
 
            Recorremos la cabecera de las paredes del sur y seguidamente nos vamos a buscar la depresión sur del altiplano cimero para iniciar el descenso de la pared por un pequeño corredor suavemente inclinado que se sumerge en la enorme amplitud de la cara sur entre un par de neveros residuales.

Ramillete de flor de nieve.
 
            La pared es amplísima y suavemente inclinada, se puede bajar por cualquier parte pues solamente presenta un casi imperceptible escalón sobre un amplio rellano situado sobre los 2200 metros de altitud  y que se ahonda en busca de las inmediaciones del collado.

La Sudoeste de Samola Baja.

Aster alpino en la Sudoeste de Samola Baja.
 
            Nosotros bajamos fundamentalmente en dirección sudoeste con vistas al Marañán y sus posibles incorporaciones a la zona por dónde hemos subido y disfrutando de un incomparable marco florífero en el que destaca desde la flor de nieve, los lotus, las últimas pulsatillas , botones de oro, aster alpino madrugador y una enorme profusión de saxífragas paniculatas.

Allí se queda Samola Baja.

Punta Ralla sobre el Collado de Marañán.
 
            Casi al final de la arista que muere en el Collado de Marañán la abandonamos para entrar el barranco por el lugar por el que lo hemos abandonados.

Desde el Collado de Matrañán.

 
            En el resalte bajo el arruinado refugio forestal cogemos un poco de té de roca que está bastante florido y poco después nos llegamos a la Fuente del Cubilar de la Espata para comer con agua fresca a la sombra de un haya chaparruda.

            Media hora después  reemprendemos camino para cruzar inmediatamente el recién nacido barranco y bajar por la Orilla Izquierda del Barranco Villanúa.

 
            El camino, muy transitado, llanea en principio en medio de un pinar muy maduro para luego dejarse caer por unos prados en los que cogemos unas pocas senderuelas hasta que ya muy abajo cruza el barranco y nos deposita enseguida en la furgo. Son las cuatro menos cuarto y hemos liquidado una jornada con 1350 metros de desnivel. Samola Baja es el pico más asequible de la Zona de Collarada pero eso no significa que sea un pico barato; lo que si tienes prácticamente asegurado es que no te vas a encontrar con gente por allí. Hoy ha sido sábado, un martes no hay ni rebecos. 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.