14 mar. 2018

19-18. CIRCULAR A SANTA OROSIA DESDE FANLILLO. 13-3-2018.


Yo también andaba bajo mi paraguas. 

Fanlillo, Pista y Refugio de la Valle, Ermita de Santa Orosia, Pista de Yebra, Sobás y Fanlillo.
13-03-2018.
Desnivel acumulado 550 m.
Distancia recorrida 21500 m.
Tiempo efectivo de marcha 05:15 h.
Mixto.
Fáil.
Senderismo.
Recorrido circular poco corriente  para hacer en cualquier época del año con la excepción de hacerlo con terreno muy húmedo.
Agua en Fanlillo y Santa Orosia.
Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Santa Orosia procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            Entre que llueve  en Sabi, el cielo está cerrado y las webcams que consultamos, se desmoronan algunos proyectos que teníamos para hoy martes 13 de Marzo de 2018; pero además de París nosotros siempre tenemos alternativas en la recámara.
            Son las once de la mañana pasadas cuando nos reunimos pues estamos liados con el rocódromo y a las once y media sigue lloviendo cuando aparcamos en Fanlillo a 1080 metros de altitud.

Comenzaremos con una hora de lluvia y barro.

            Queremos caminar por pista mejor que por camino ya que del sotobosque cuela el agua y hoy tendremos pista, con barro como nos anuncian en el pueblo.
            Se trata de recorrer un camino diferente para subir a Santa Orosia, uno más de los varios que conocemos y quizás uno de los menos utilizado con ese propósito.  Lo conocemos no por subir al Puerto sino de cuando ascendiéramos al Tozal del Cuezo y la ya vieja imagen que guardábamos era la de estar asediada por la genista. No será así pero es una pista sin tránsito con la excepción de alguna huella de cazadores.

Una hora después comienza a nevar.

            Vuelta a vuelta la pista asciende hacia el norte. Llueve sin parar y el paraguas es la mejor herramienta del día.
            Tras la primera hora de camino efectivo pues no hay paisaje que nos invite a perder tiempo, comienza a nevar cuando rodeamos Sarratos y en la bifurcación de la pista, la de nuestra derecha y más transitada se va hacia el Collado de Fenés y Petralba mientras que nosotros proseguimos  a nuestra izquierda, noroeste, sobre los 1300 metros  de altitud.

Llegando a la Corona Alta.

            Alcanzados los primeros prados del puerto la pista se arrellana y tras un quiebro al norte alcanza una zona que guarda nieve vieja en la que se hace huella profunda. Enseguida alcanzamos el Refugio de la Valle a 1530 metros de altitud. Llevamos dos horas de camino.

La nieve recién caída lo empieza a cubrir todo.

            La Pista de las Valles que sube desde Sasa con orientación norte guarda una interesante capa de nieve vieja que ha impedido la llegada de los todoterrenos de los cazadores al refugio. A nosotros nos va a obligar a abrir huella sobre nieve profunda que tratamos de soslayar cuanto podemos avanzando por el borde externo de la misma.

El praderío se ha vestido de blanco.

            Bastante llana en su tramo final avanza persistentemente en dirección nordeste hasta alcanzar el Puerto de Santa Orosia.

En el Refugio de la Valle.

            La pista gira al al sur tras el cruce con la de San Cocoba y enseguida nos deposita en la Ermita de Santa Orosia situada a 1550 metros de altitud. Son las dos y cuarto.

La Pista de la Valle tiene mucha nieve acumulada.

            En el refugio adosado a la ermita comemos. Está muy húmedo con agua por el suelo. Ente tanto tomamos la decisión de hacer una circular que desconocemos antes de volver sobre nuestros pasos. La zona orientada al sol está bastante limpia de nieve y la Pista de Yebra está engravada lo que nos librará parcialmente del barro lo que puede compensar un recorrido  que esperamos un poco más largo.

Acercándonos al Pinar de Santa Orosia.

            A las dos y media pasada nos echamos pista abajo, continuando en dirección sur  hacia Yebra. Vamos a hacerlo con garbo.

Iniciando el descenso por la Pista de Yebra.

            Atajamos la primera gran revuelta  y avanzamos por las orillas de la pista donde se acumula un poco de grava hasta que la pista gira al este frente a la Cascada de las Ermitas Rupestres donde atajamos la siguiente revuelta para alcanzar enseguida la portera del ganado.

Queremos ir a Sobás sin llegar a Yebra.

            A partir de allí la pista organiza sus revueltas sobre una arista que se orienta al sur y nosotros tratamos de improvisar nuestro descenso a Sobás sin necesidad de tomar el camino que arranca de las inmediaciones de la barrera de la pista, lo que nos obligaría a dar un importante rodeo pues ya es sabido que las pistas se acostumbran a eternizar vuelta a vuelta.

Inventando camino para encontrárnoslo luego con la llegada del sol. 

            En la Gran Revuelta de las Calveras abandonamos la pista aprovechando un tramo de ladera transitable y sin resaltes. Enseguida nos conducirá al encuentro de un vago caminillo en el que aparecen diseminadas algunas balizas que nos llevan a un camino que ha arrancado de la pista más abajo y que conjuntamente se acercará al pueblo al que llegaremos por su parte alta.

Un camino escasamente transitado nos depositará en Sobás.

            Nos dicen en el pueblo que hay un par de caminos, que se juntan después, para llevarnos a Fanlillo. Tomamos el alto y nos vamos a cruzar el Barranco Pozo que se ha unido al de la Valle y que baja que se sale.
            Tendremos que cruzarlo y no quedará más remedio que descalzarnos y dar algún rodeo comprometido hasta recuperarlo pues lo hemos perdido momentáneamente.

Bajando al Barranco del Pozo.

            Luego, al sol de la tarde, en dirección este, suavemente ascendente, muy lineal y escasamente transitado se alarga por encima de los barrancos de margas azules, atraviesa varios torrentes ocasionales, confluye con el camino de abajo y alcanza la zona de prados próxima al pueblo.

Sobás y el cruce del barranco se han quedado atrás.

            Finalmente y tras un tramo de camino sobre sotobosque cerrado alcanza la carretera de entrada al pueblo al que llegamos cuando son las cinco y cuarto.

Un delicado hito del camino entre Sobás y fanlillo.

            En realidad el recorrido de descenso con los atajos que hemos practicado ha resultado ligeramente más corto que el de ascenso aunque a la postre hemos invertido tiempos iguales. Han sido veintiún kilómetros y medio para compensar los modestos 550 metros de desnivel acumulado. 

Camino rectilíneo que nos llevará hasta Fanlillo.

            Y un pequeño detalle: abstenerse de la Pista de Fanlillo a la Valle en húmedo como hoy, pues tiene demasiado barro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.