15 jul. 2019

55-19. LES AGUDES DEL MONTSENY. 13-7-2019.


Les Agudes y Puig Escarbassa.

Montseny, GR5, Plana del Coll,Cara Sudoeste, Turó del Home, Arista Sur, Les Agudes, Ermita y Fuente de San Marcal, Barranco de San Marcal, Les Illes y Carretera a Montseny.
13-07-2019.
Salida 07:30 h. Llegada 16 h.
Sol.
Fácil.
Ascensión.
Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de les Agudes procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            El Parque Natural del Montseny es espacio protegido que a pesar de la reducida altitud del territorio presenta una flora absolutamente variada al contar con rincones diversos llenos de encanto en los que puedes incluso librarte de la canícula estival que estamos “disfrutando” este verano.
            Hoy 13 de Julio de 2019, va a hacer calorcito y nosotros queremos darnos un currillo que será seguro pues, no en vano, Montseny está a 530 metros de altitud y la sierra algo más de 1000 metros por encima.

Salimos de Montseny por el GR5.

            Madrugamos de tal forma que a las siete y media de la mañana hemos aparcado en mitad del pueblo y nos ponemos en camino pasando junto a la gasolinera. Una carreterilla que abandonas inmediatamente marcha al este balizada por las señales del GR5.
            Llaneamos bastante, incluso descendemos ligeramente; alternamos trozos de camino con otros de pistas viejas y cruzamos algún barranquillo por el que en alguno todavía baja agua.

Atravesando la carretera que sube de la Costa de Montseny.

            Cruzamos una carretera y poco después alcanzamos de nuevo la carretera que sube desde la Costa de Montseny en la Zona del Vilar. Allí, confundidos por la confluencia del GR5 con el GR5.2 hacemos una revuelta por la carretera hasta que salimos de nuestro error a la entrada al Aparcamiento de la Plana del Coll, que por suerte ya conocemos. Estamos a 900 metros de altitud cuando son las nueve y cuarto.

Amplio camino en un robledal maduro.

            Cogemos un poco más de agua en la fuente y recorremos la plana siguiendo la carretera en dirección noroeste hasta que la abandonamos en la vuelta del final de la misma, introduciéndonos en un camino que nos ha de llevar para arriba  en dirección norte. Por suerte, todo está perfectamente balizado.

En la Plana del Coll cogeremos agua. 

            El camino recorre un tramo de pista llana y todavía a la sombra de la mañana hasta que se decide a salir del pinar e iniciar el ascenso en terreno abierto y soleado cubierto de un sotobosque arbustivo algo mixto.
            Ganamos altura progresivamente  hasta que, alrededor de las diez nos sentamos a echar un bocado a la sombra de un pino aislado.

Turó del Home desde la Plana del Coll.

            Un cuarto de hora después continuamos camino en medio del crecido sotobosque salpicado de pinos que se convertirá paulatinamente en un helechar espeso y de gran talla en el que hay que seguir el estrecho camino sin dudas.

La Sur del Turó del Home está cubierta de sotobosque arbustivo.

            Poco más adelante atravesamos una masa de hayas sobre los 1500 metros de altitud que agradecemos, entre otras cosas, por la deliciosa sombra que nos propicia. Más arriba la ladera se desnuda prácticamente de su traje arbustivo y con el predominio de las pizarras metamórficas nos deposita en el Coll Sesbasses  a 1650 metros de altitud al que llega la carretera, en este tramo último restringida al tráfico para servicio de las instalaciones de la cabecera de la sierra.

En algunos tramos los helechos tienen una considerable talla.

            Giramos al este y remontando una ladera de praderío alcanzamos la Cima del Turó del Home situada a 1706 metros de altitud.

Mas arriba aparece algún tramo con hayas que se agradece.

            Son las once de la mañana y estamos en una cima, a la que llega mucha gente con facilidad. Está llena de basuras de todo tipo, pintarrajeada hasta la náusea y con unos edificios que la afean definitivamente. Más al este están las antenas de los repetidores de telecomunicaciones. La mañana está algo caliginosa, conocemos el lugar y perdemos poco tiempo. Nuestro objetivo es Les Agudes que nos hace guiños desde el norte.

Cerca del Coll Sesbasses.

            Hay que bajar  hasta el Coll Sesbasses y desde allí o bien remontar unos metros para transitar la amable loma o seguir el camino que faldea ligeramente por el este en busca del collado con el Puig Escarbassa.

Casquete Somital Oeste del Turó del Home. 


            Tomamos la segunda opción con la que quizás abreviemos y enseguida, alcanzado el collado, iniciamos el faldeo del Puig Escarbassa siguiendo el caminillo que transita por la pedriza de su ladera oeste.

Con el Turó del Cantiu d'Or.

            Nos orienta la ladera norte del pico, medianamente inclinada y vestida de rocas metamórficas en las que hay que remontar brevemente  una cincuentena de metros para alcanzar la Cima de Les Agudes situada a 1705 metros de altitud. Son las doce menos cuarto.

La Sudoeste de les Agudes. 

            En la cima contemplamos un curioso reloj de sol, hacemos algunas fotos y tras contemplar el inicio de la abrupta arista noroeste  desde la que observamos la Mole de Matagalls y la depresión d de Sant Marcal en la que  confluyen las diversas ramas del barranco del mismo nombre, iniciamos el descenso desandando la loma cimera.

Foto de Cima en les Agudes con el Turó del Home. 

            El descenso a la Ermita de San Marcal es desconocido para nosotros. Así que, nos montamos en las balizas blanquirojas y nos vamos para abajo a donde nos quieran llevar. Se trata de un descenso inicial de zetas cortas y vertiginosas que se introduce en un oscuro hayedo que nos va a venir de perlas.

Matagalls desde les Agudes.

            Luego, en dirección casi oeste, zetea amplia y relajadamente hasta que atravesamos una enorme pedrera que se prolonga por debajo del camino bajando desde la vertical de Les Agudes. Poco después el hayedo se aclara, el camino se allana y discurre inicialmente por una vieja pista que se concreta poco más adelante al salir del hayedo.

El hayedo cubre la escabrosa Ladera Oeste de les Agudes. 

            Avanzando hacia el oeste atravesamos una zona en la que se ha practicado una limpia en el monte, hayas y robles y en la que tenemos algunas dudas puesto que se han abierto ramales de pista para las máquinas, pero de cualquier forma tirando de lógica nos llegamos hasta la Ermita de San Marcal situada a 1080 metros de altitud. Nos sentamos a comer en un banco de piedra de la ermita.

Enorme pedriza en la Oeste de les Agudes. 

            Por el collado, en las inmediaciones de la ermita,  pasa la carretera y creo recordar la existencia de una fuente. No necesitamos agua de momento pero…
            En el collado no hay fuente pero unos metros más abajo, siguiendo un caminillo que sale del mismo aparcamiento del collado, está la Font Bona, la mejor fuente del Montseny según un par de motoristas a los que sigo. Es un lugar agradablemente sombrío al que se llega por una pista que marcha Barranco de San Marcal abajo y por ella nos vamos cuando son alrededor de las dos menos cuarto.

Comeremos en la Ermita de San Marcal. 

            La pista por la que ha llegado un ciclista, está balizada como Tourtordera, una red de caminos que desconocemos pero como marcha según nuestros intereses pues la seguimos. Al principio baja decididamente por la orilla derecha de la rama principal del barranco pero luego pasará a la izquierda. Nos cruzamos con un par de todoterrenos de la Diputación de Barcelona y nos confirman que por allí llegaremos a la Carretera Principal del Valle pero eso no nos dice nada, ya lo sabemos. Lo que no sabemos en qué punto kilométrico lo haremos y eso si es importante pues el peor de los escenarios nos regalará 6 kilómetros de carretera.
            Enseguida llegamos a Les Illes que es un cámping y en la fuente volvemos a coger agua, fresca de nuevo.

Inicio del último tramo de camino hasta la Carretera a Montseny.

            La pista se convierte en carretera asfaltada y tras un cruce de barranco nos regala con un largo repecho de alrededor de 50 metros que nos sabe a castigo. La subida hasta les Agudes se habrá prolongado alrededor de 13 kilómetros y el descenso nos amenaza con  otros 17 kilómetros, si hubiera salido mal habrían sido al menos un par más, pero no.
            En la cabecera del repecho un cartel nos indica un camino que parte a la izquierda de la misma indicándonos: Montseny 8 kilómetros y lo tomamos.
            Perderemos las indicaciones de Tourtordera pero con lógica las recuperamos y un buen rato después nos deposita en la carretera donde hay un indicador de dos opciones para Montseny; curiosamente la carretera es más corta que el camino y la tomamos: solamente nos faltan 3.6 kilómetros. El camino claramente da más vuelta por la derecha de la misma.

Flores de sedum rupestre o uñas de gato en Montseny.

            La carretera es monótona pero medianamente sombreada va pasando y nos deposita en la entrada del pueblo, kilómetro 14. Solamente resta remontar unos pocos metros para llegar a la furgo que está que arde al sol. Son las cuatro de la tarde y todavía nos han sobrado cinco minutos de la última estimación.
            Nos montamos y con las ventanillas abiertas nos vamos a una sombra de la carretera. Allí nos ponemos de corto y ahogamos la sed con un nescafé frio, bueno, la sed y los 1400 metros de desnivel que hemos acumulado y me quedo corto. ¿Quién ha dicho que en estas montañitas no se hacían desniveles? Ah, y nos habremos ido sobre los 30 kilómetros, suerte que el Bosque Mediterráneo del Montseny ha sido especialmente clemente hoy con estos montañeros.
             
Para ver más fotos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.