26 jul. 1996

4-96. DOCE DE LOS QUINCE DE NEOUVIELLE, LONG Y MAUBIC 26-7-1996



Long y Maubic desde Revoul Vidal. 2-7-00.

Badet, Aguja Badet, Arista Este, Pic Long, Corredor al Glaciar de Pays Bache, Pic Maubic y Embalse de Cap Long.
26-07-1996.
Salida 12:45 h. Llegada 17:45 h.
Mixto.
Bastante fácil.
Ascensión.

Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa del Long procedente del IGN. francés. Vía en amarillo.

            Desde la Cima del Badet a 3160 metros de altitud iniciamos el descenso hacia el noroeste. Todavía no es la una menos cuarto.
            Bajamos en busca del Collado Sudeste del Pic Long. En el descenso pasamos un par de dientes  algo prominentes, suponiendo a posteriori que se tratará de la Aguja Badet. El tránsito se realiza con cierta facilidad.
            Enseguida  advierto la presencia de una baga en la cabecera de un corredor que se pierde en el Glaciar de Pays Bache orientado al nordeste que nos debe facilitar el acceso a la cabecera del glaciar.
            Dejamos las mochilas de nuevo y nos vamos en busca de una vira clara en la Cara Sur de la Pirámide Somital del Long. Unos hitos indican el tránsito fuera de la arista para desembocar en corredores que tienen trepadas verticales aunque fáciles y que permiten el asalto directo a la cumbre.
            Es la una y cuarto cuando alcanzamos la Cima del Pic Long situada a 3192 metros de altitud. Nada que ver en la Cabecera del Circo Tourrat que era algo de nuestro interés pues las nieblas nos envuelven.

Arista Norte del Pic Long desde la Cima de Maubic. 

             Por tanto nada tenemos que hacer en esta cima y nos volvemos para abajo. Nosotros destreparemos el corredor tal y como hemos hecho en el ascenso mientras que Juan se marcha arista abajo ya que desde arriba no se veía complicada.
            Reunidos nos aproximamos a la arista y seguidamente alcanzamos las mochilas.
            Comemos unos frutos secos y echamos un trago de agua mientras que saco la cuerda de mi mochila. Asegurado por Juan inicio el destrepe del corredor.
            El primer tercio está formado por un diedro muy vertical y liso que cuenta con una fisura muy alta por lo que su parte inferior resulta algo peleona. Superado este paso se continúa con unos metros en los que hay abundantes presas menudas que conducen a una repisa en la que hay otra baga que permite montar un segundo rápel.
            Advierto la circunstancia a Juan y prosigo para abajo ya que llevamos una cuerda de 40 metros y en simple permite rapelar todo el corredor.
            La segunda parte es más estrecha y más fácil, aunque también muy vertical pero por el contrario hay que andarse con mucho cuidado pues tu propia cuerda puede tirarte piedras; esta parte está my descompuesta y no tiene ninguna escapatoria.

Corredor Nordeste al Glaciar de Pays Bache.

            La parte final del corredor está rellena por un estrecho nevero que tapona la parte derecha del mismo. Tiene dos dificultades: la primera  es que está cortado y por tanto no se puede bajar completamente sobre la nieve y la otra  es que el fondo rocoso está cubierto de hielo, las presas de pie son poco firmes y sobre la roca son prácticamente inexistentes.
            De cualquier forma paso la rimaya del nevero y atravesando por debajo del corte me sitúo en un rellano nevado a la derecha del corredor y a salvo de la caída de piedras en el inicio del glaciar.
            Suelto la cuerda para que baje a continuación Rosa asegurada por Juan y guiada en los pasos un poco más complicados por mis indicaciones. Luego en doble rapela Juan los dos tramos y tras el segundo rápel alcanza el nevero.
            Desciendo delante el primer tramo del nevero y luego lo hará Rosa Asegurada ya que es muy erguido y así abreviamos. Recogeré la cuerda mientras baja Juan.
            La continuación es más sencilla pues la nieve ya está blanda. Hemos de atravesar el glaciar  en dirección norte perdiendo la mínima altura para incorporarnos a la Arista Este de Maubic.
            El acceso a la cresta está muy descompuesto, cada cual sube por donde quiere y puede. Alcanzada la anchísima arista quedan unos pocos metros sin historia para llegar a la Cima del Pic Maubic con 3058 metros de altitud. Se trata del cuarto y último tresmil del 26 de Julio del 96. Son las tres de la tarde.
            Las nieblas ya ni siquiera respetan al Long. Hacemos una foto de lo poco que se ve de la arista nordeste que parece complicadilla y aérea aparentemente desde aquí.

Long y Maubic recogiendo el Glaciar de Pays Bache.

            Juan todavía se quedará un poco para ver si las nieblas le dejan hacer la foto mientras que nosotros iniciamos el descenso con cierta prisa pues las nieblas lo están llenando todo.
            Enseguida nos alcanza Juan al que esperamos un  poco y en dirección nordeste vamos bajando entre nieblas al encuentro del barranco.
            Son las cuatro y cuarto cuando comienza a llover. Nos ponemos las capas y continuamos bajando con la ansiedad y la incertidumbre de encontrarnos con algún marrón antes de alcanzar el barranco. Resulta, en consecuencia, un descenso largo, incómodo y lento; mi chica está cansada de brazos, piernas y de todo.
            La lluvia se va alternando con granizadas breves y varias. Al final alcanzamos el barranco “a oreja” y por el lugar debido. A la mañana  nos habíamos pasado un pelín al tirar para arriba después de atravesar el primer brazo. Pasamos medio a remojo en todos los sentidos.

Las Terrazas de Cap Long desde el Barranco de Cap Long. 29-7-96.

            El rodeo del Embalse de Cap Long resulta tedioso. El tren inferior va levemente mojado y a las seis menos cuarto llegamos al coche un tanto derrotados por el agua que no por la montaña.
            Recojo las cervezas del nevero, nos quitamos capas y mochilas y nos metemos al coche. Nos viene justo pues cae inmediatamente una pedregada de muchísimo cuidado: la echa sin  porgar, digo tamizar, pero estamos a cubierto. Ahora solamente queda poner la moral a cubierto y secarnos un pelín.
            Tan pronto como se pasa la pedregada nos vamos  directamente a una especie de refugio que vimos ayer al subir al embalse y que por culpa de la lluvia no paramos a reconocer.

Los Circos de Long y Tourrat desde Ramougn. 30-7-96.

            Hay tres franceses y mucho sitio; así que, nos bajamos hasta las tiendas para recoger algunas cosas con la intención de subirnos  y pasar la noche en el refugio. Dejamos las tiendas plantadas y mojadas y a las siete estamos  incluso con la moral a cubierto.
            Es un barracón y en la antigua cocina que está en el interior colgamos las cosas mojadas pues hay además de una ventana otra ventilación. Elegimos tres de las literas altas que están libres y en una de las mesas de delante nos sentamos a comer beber y charlar. Uno de los franceses habla bastante Español.

Croquis de Neouvielle procedente de Juan Buysé.

            Cenamos a nuestro estilo con sopa y leche calientes que van muy bien y así nos recuperamos  de los esfuerzos necesarios para mover aproximadamente 1325 metros de desnivel en nueve horas y cuarto.
            Sobre las nueve y media nos metemos en las literas. La noche resultará larga y lluviosa con una gotera que cae junto a mi litera. Si no arreglan el asunto terminará por arruinar el refugio.
            La mañana del 27 amanecerá  con nieblas y lluvia no habrá nada que hacer en el monte y nos empiltraremos de nuevo.

Para ver la Continuación.
           

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.