8 ago. 2000

17-00. PICO BARDAMINA FIN DE UNA LARGA JORNADA. 8-8-2000.

La Norte de la Arista de Bardamina.

Punta Blanca, Veteranos, Gemelos, Posets Norte, Collado de la Paúl, Pico Inferior de la Paúl, Pico de la Paúl y Pico Bardamina. Descenso por Sudeste de Posets, Collado Norte de la Tuca Alta y Canal Fonda al Ibón de Llardaneta.

08-08-2000.

Salida 11 h. Llegada 18 h.

Sol.

Bastante fácil.

Ascensión.

Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.



Mapa de Bardamina procedente de Prames. Vía en amarillo.

            Hemos ido haciendo fotos en las puntas y aquí también. Echamos un trago y nos vamos, sin más, a deshacer la arista.
            Desde los 3114 metros de altitud de Punta Blanca pasamos de nuevo por el Pico de los Veteranos, luego por el Pico de los Gemelos y atacamos la Brecha Carrivé por el interior del corredor, que en su parte superior casi no permite el paso con la mochila. Es vertical pero se baja perfectamente en oposición.



Volviendo de Punta Blanca Veteranos, Gemelos y Posets.

            La llegada al corredor oeste se nos complica un poco pero luego ya por camino conocido nos llegamos al rellano de la arista bajo el Posets Norte y nos sentamos a almorzar. A la ida nos ha costado casi una hora la brecha pero a la vuelta solamente han sido treinta y cinco minutos.
            Son las doce y veinte y en un cuarto de hora nos desocupamos. Mi chica no quiera comer, parece ser que todavía no se ha aprendido esa lección que dice que en la montaña hay que hacer las cosas cuando toca y se puede.


Aguja de Bardamina desde Posets.

            Esperamos que pase una nutrida cordada de franceses que bajan hacía Viadós y luego nos metemos entre pecho y espalda, más fácilmente de lo que suponíamos, el repecho que nos conduce al Posets Norte, ya que cuando nos hemos dado cuenta nos habíamos pasado.
            Volvemos unos metros e iniciamos la Arista de Bardamina cuando es la una de la tarde.
            Unas balizas de puntos rojos nos enseñan la vía en la Pared Sudeste del Posets. Casi de inmediato nos colocan en una sucesión de repisas y terrazas escalonadas por las que se dibuja un medianamente transitado camino.



Arista de Bardamina desde la Aguja Inferior de la paúl.

            Bajamos próximos a la arista tomando un poco definido corredor bastante vertical y algo descompuesto, lo que nos aleja de la misma y nos acerca al glaciar.
Por debajo deambulan algunos y nosotros especulamos acerca de las varias huellas de entrada a la pared que se ven sobre la nieve del Glaciar del Posets.
            La dificultad la resuelve una fácil y larga vira que practica una enorme diagonal en la pared hacia el sur metiéndonos en la parte central inferior de la misma. Unas gradas fáciles nos permiten alcanzar el glaciar que está vestido de nieve blanda pero con hielo a cara vista, por lo que la parte más erguida del mismo la bajamos con mucha precaución.



Gemelos, Brecha Carrivé, Veteranos y Punta Blanca desde el Pico de la paúl.

            El descenso se continúa a través de pedrera instalada sobre hielo negro que se deshace a pasos agigantados: ¡Menudo palo va a llevar este glaciar!
            Poco después alcanzamos la pedrera granítica y en dirección este contorneamos, por el sur, un pequeño lecho del que ya ha desaparecido la nieve y perdiendo la mínima altura nos vamos enfrentando al Collado de la Paúl, situado a 3.050 metros de altitud.
Voy delante de mis socios y sin tocar el collado abordo al acceso a la arista por canchal granítico de grandes proporciones.
            Alcanzada la arista y por terreno fácil, casi de inmediato se llega a la cima del Pico Inferior de la Paúl situado a 3.081 metros de altitud, son las dos y cuarto.



De Guías a Bum desde Bardamina.


            Continuamos la arista que se accidenta y afila a tramos pero que no se pone difícil en ningún momento. Quince minutos después no hemos variado prácticamente de altitud ya que la cresta es fundamentalmente plana, alcanzamos el Pico de la Paúl, situado a 3.083 metros de altitud.
            Echamos un trago hacemos alguna foto y proseguimos por la arista en dirección este-nordeste. Lo hacemos primero en suave descenso para ascender a continuación, todo ello dentro de una arista granítica que, siendo fácil nos obliga de cuando en cuando a realizar apoyos de manos en tramos aéreos.
            Poco más adelante pasamos un par de gendarmes ya más aéreos y Rosa y yo nos desmontamos un poco de la arista para faldear por la ladera sur el último bloque anterior a la brecha.
            Un corredor fácil nos devuelve a la brecha y a la arista. Luego por cualquier parte, con algún apoyo de manos alcanzamos la cima del Pico Bardamina de 3.079 metros de altitud cuando son las tres y media de la tarde, hemos hecho el undécimo tresmil del día.
 
Posets desde Bardamina.

            Nos sentamos sobre los bloques cimeros y echamos mano de nuestra acostumbrada comida de montaña con la tranquilidad del estudiante que ha hecho bien sus deberes.
            Hacemos fotos del Llano de los Ibones y del horizonte desde Guías hasta Boun, contemplamos el recóndito ibón de Bardamina, el majestuoso Posets y el Valle de la Paúl y media hora después iniciamos la vuelta a la tienda con intención de perder el mínimo desnivel posible.
            Había previsto desmontarnos de la arista con alguna dificultad, pero cuando la hemos visto, nos hemos dado cuenta de que se puede hacer por cualquier parte, ya que la arista lo permite y las pedreras están muy próximas a la misma en la cara sur.
Volvemos a la brecha y bajando el corredor que hemos subido antes, alcanzamos la pedrera en suave descenso y fundamentalmente en dirección sudoeste, ya que, alcanzada la cota 2.900, trataremos de faldear en horizontal hasta alcanzar alguno de los collados de la Sierra de las Tucas que nos permita acceder a la Canal Fonda.
 
Llano de los Ibones desde Bardamina.

            Se tratará de ir recorriendo en horizontal barrancos y contrafuertes de la Cara Este del Posets, generalmente respetando la cota elegida salvo en algunos que nos obligan a mover un poco nuestro altímetro particular.
            Contemplamos a una cordada en el Ibón de Abaixo que va un poco perdida y le cojo la mochila a Juan dándole la mía a Rosa mientras él se baja a orientarles puesto que quieren bajar a Estós.
            Nosotros continuamos contorneando poco a poco a la espera de que regrese, cosa, que por cierto, se nos hace larga. Siempre nos pasa lo mismo.
 
Cara Sur de la Arista de Bardamina.

            Vamos dejando poco a poco atrás la Espalda de Posets y acercándonos a la Sierra de Llardana donde se encuentran las Tucas y el collado que ya hemos elegido: creemos que el Collado Noroeste de la Tuca Alta tiene que conducir al rellano intermedio del corredor de la Canal Fonda y así sucederá.
            Son las seis de la tarde cuando alcanzamos sin dificultad el collado en el que encontramos alguna cita y camino en la pedrera metamórfica que enlaza con la, desierta ya a estas horas, Ruta Real al Posets.
 
La este del Pico Bardamina.

            Contentos por haber resultado, una vez más, buenos “rumberos” y tranquilamente salidos del enorme pedregal que tan incómodo resulta para las patetas de mi chica, tomamos dirección sur en descenso, contorneamos el Diente de Llardana en horizontal por su cara sur y nos llegamos al Ibón de Llardaneta y a la tienda, cuando son las seis y media de la tarde: han sido once horas de las que habremos descansado poco más de una y en las que hemos movido alrededor de 1.300 metros de desnivel, pero habrán sido bastantes más en la práctica ya que, la mayor parte han sido por arista y pedreras fuera de caminos estabilizados.
 
Tuca Alta y collado de salida frente al Diente de Llardana. 29-5-05.

            Nos encontramos algo sobados. No estamos ninguno en la forma física que teníamos otros años pero qué le vamos a hacer.
            Nos lavamos un poco en el ibón pequeño y preparamos la cena antes de que se nos haga fresco, ya que el sol se iba de nuestro campamento cuando llegábamos.
Cenamos pronto y sobre las ocho y media nos empiltramos con intención de descansar a cualquier precio y al máximo.
            Juan se va a dar una vuelta pero vuelve pronto.
            Nos sorprende el sueño sin ganas de conversar y pasamos la noche a vueltas, como tenía que ser; ya que, además hemos decidido levantarnos más tarde pues suponemos que el programa será más ligero.

 Puedes ver la Continuación.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.