10 jul. 2001

10-01. LUSTOU. 10-7-2001.

 
De Lustou a Culfreda. 12-10-04.

Refugio de Tabernes, Puerto de la Pez y aristas este y sur.
 
10-7-2001.

Salida 17 h. Llegada 16 h.

Sol.

Dificultad media.

2 d.

Ascensión.

Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.
 
Mapa de Lustou procedente de Prames. Vía en amarilo.

            ¡Qué lejos quedaba el Lustou! En el mapa de la Alpina ni siquiera sale. Y además, ¡qué indefinido! aquel 7 de Julio del 90; cuando, bien pasada la mediodiada, contemplábamos la arista que se prolongaba al norte del Guerreys Norte. Estábamos haciendo la cresta del Circo de Machimala.

            Es viernes 10 de Julio de 2001, una semana antes de nuestra marcha a los Alpes, decidimos hacer aquel pico tan distante que se quedó pendiente en aquel momento de enorme cansancio por circunstancias ajenas a la montaña.

            Salimos a la una y media de la tarde, sobre las tres y media estamos comiendo junto a un barranco ya en la pista que conduce a la Virgen Blanca, pasado San Juan de Plan.

            Son poco más de 9 kilómetros de una pista que está bastante bien los que nos depositan en la entrada de la pista que conduce al Refugio de Tabernés.

            Dos kilómetros en pésimo estado ya que las lluvias han hecho de las suyas nos depositan en el Refugio de Tabernés situado a 1700 metros de altitud, son las cinco de la tarde.

            Salimos en dirección nor-nordeste. Llegados al río que baja muy crecido debido a la nieve que todavía queda y a la fuerte tormenta de los días anteriores, contemplamos sus destrozos y ante la ausencia de puente y de camino, decidimos pasar sobre los troncos de dos pinos negros y buscar el camino en la orilla derecha del Cinqueta de la Pez.

Vado de Machimala.

            Po
co después volvemos de nuevo al río y enseguida alcanzamos el rellano del pluviómetro para vadear el río por un lugar favorable; ya que, suponiendo que la crecida se lo ha llevado, no hemos visto el puente de madera.

            Estamos a 1800 metros de altitud y vamos a continuar en dirección norte en busca del Puerto de la Pez, que por cierto, se ve desde muy lejos, el valle es recto.

Barranco de la Pez y Cabaña Balinier.

            Voy comiendo arándanos casi maduros ya en esta soleada ladera y ascendiendo para salvar la Cascada del Paso del Gato. Luego se arrellana de nuevo el camino en el Plan de Culfreda, y divisamos la nueva cabaña pastoril junto a la vieja, que tiene aspecto de estar muy cerrada. A continuación el camino se empina de nuevo, cruza a la orilla derecha del barranco y desemboca en el Plan de Balinet.

            En la zona media alta del plan y en uno de los lugares que ofrece mejores condiciones plantamos la tienda. Estamos a 2150 metros de altitud y aunque son las seis y cuarto, no seguimos adelante, ya que no creo que podamos acampar en lugar decente a partir de aquí hacia arriba y recuerdo que nuestro campamento el día de la travesía estaba bastante alejado del Puerto de la Pez.

            Tenem
os el agua que es imprescindible, en esta ocasión abundantísima y también tenemos nieblas como la vez anterior, que van a hacer polvo a una tarde estupenda, ya que están entrando por el puerto y nos ventilan convenientemente. Nos abrigamos, montamos la tienda en medio del frío ventarrón y nos metemos dentro. Esta zona nos recibe siempre igual.

            Entramos en calor un poco, cenamos dentro cuando son las ocho menos cuarto y luego nos metemos en los sacos, fuera no hay nada agradable que merezca la pena y liquidamos el día por procedimiento ordinario antes de que se haga de noche para disfrutar de una noche enorme y bastante confortable.

            A las seis y media comenzamos el día 11. Desayunamos rápidamente y dentro de la tienda, preparo las mochilas y a las siete menos cuarto nos ponemos en marcha con una mañana recién estrenada, algo fresca y que nos promete un gran día.

            Siguiendo las balizas blancas y amarillas que han jalonado todo el camino y que lo harán hasta el Puerto de la Pez, en dirección norte, nos orientamos en suave ascenso primero y algo más fuerte después, hacia la orilla derecha del circo, ganando la pared en esta parte.

Vertiente Sur del Puerto de la Pez.

            Con el camino que describe lazos y una travesía hacia el lado este del collado alcanzamos la parte superior del mismo situado 2551 metros de altitud. Son las siete y veinte, saludamos a la parte francesa del Valle de la Pez y tomando dirección oeste iniciamos el ascenso de l arista que nos ha de conducir al Guerreys Norte.

            La primera parte de la misma la hacemos o bien a toda cresta o ligeramente en el lado francés. Un par de corredores mixtos y fáciles aunque subidos con cuidado nos depositan a media cresta en el segundo punto de entrada al amplio corredor que baja de las Cimas de Guerreys.

            Ya en el corredor, continuamos a media ladera y en suave ascenso al encuentro del centro del corredor, transitando un paredón mixto y algo descompuesto que hay que hacer con cierto cuidado, ya que el patio es algo desagradable. Sabemos que el corredor se corta en su parte inferior.

            Poco después salimos casi al centro del mismo ocupado por la pedrera y tomando la zona más estable que se sitúa próxima a la izquierda del mismo, ganamos altura fuertemente y nos aproximamos a la arista cimera.

            Van a ser las nueve menos cuarto cuando alcanzamos la Cima Norte de Guerreys situada a 2975 metros de altitud. Hemos liquidado uno de los platos fuertes del día. El otro, lo contemplo en la realidad y lo miro en le mapa: casi las mismas dudas que hace once años.

            Haciendo estimaciones deduzco que, a pesar del engaño óptico de altitud que siempre ofrecen las puntas en la distancia, el Lustou es ése que tiene una potente brecha en su antecima, que supongo habrá que faldear por su lado oeste y acceder a la punta también por ese mismo lado, y que en medio tiene una tomatera de la leche como comprobaremos después. Sin confiar en mi estimación, y aunque sólo sea para animarme, calculo sobre hora y media, pero si tuviera que apostar lo haría por más, sin duda.

            La Arista Norte del Lustou desciende fuertemente del Guerreys Norte y continúa descendiendo más suavemente en busca de su lejano punto bajo. Lejano en la distancia y mucho más lejano todavía por la sucesión de dientes y pequeñas brechas que conforman una arista metamórfica, bastante descompuesta y medianamente dentada, que no ofrece fuertes dificultades pero que es un clásico rompepiernas que se transita tan pronto por el mismo filo, a tramos muy agudo, como ligeramente a ambos lados de la misma y en la que vamos a afinar nuestras manos. Su ladera este está brutalmente cortada, mientras que la oeste es algo más amable y ofrece varias escapatorias.

Detalle de los Pics de Tour y Lustou.
 
            De la misma forma que hemos bajado perdiendo algo más de 100 metros de desnivel, iniciamos el ascenso primero suavemente hasta aproximarnos a Pico de Tour. Un par de pasos de IIº fáciles, en medio de una fuerte pendiente nos permiten alcanzar la cima del pico y avistar la fuerte brecha, fuente de mis preocupaciones.

            Efectivamente, el descenso de la brecha se ve complicadillo por aéreo y vertical aunque no tiene mala roca. Pero yo ya he visto la escapatoria que en la distancia he imaginado: bajamos un estrecho corredor muy inclinado, de unos 40 metros, con abundantes presas pequeñas que transitamos con cuidado ya que la roca es bastante mala por descompuesta. Luego hacemos una travesía a media ladera y en ligero descenso, en busca del corredor que baja de la brecha, liso, muy inclinado, pero con buena roca. A continuación atravesamos en horizontal el amplio corredor, pasamos un par de crestones rocosos que bajan de arriba y alcanzamos por un tramo de corredor terroso la parte inferior de la brecha en la que se continua la ascensión de la arista.

             No tengo ninguna duda de que se hace a toda cresta, el terreno está débilmente transitado. Algunos pasos de IIº en un tramo muy inclinado y algo liso con un par de buenas fisuras, salimos brevemente a la izquierda buscando pasos favorables y la arista que se acuesta y nos ofrece unos 50 metros últimos sin apenas desnivel pero entretenidos.

Cima de Lustou.

            Son las diez y diez de la mañana cuando alcanzamos la cima del Pico Lustou de 3023 metros de altitud y, al fin, un día soberbio en este verano de puntas y nieblas, sobre todo en la vertiente francesa.
Entretenida con el móvil delante de Neouvielle.
 
            Estamos solos, como ya suponíamos. Comemos y bebemos un poco mientras contemplamos los próximos picos de Estos y de Arrouyette, fuentes de mis dudas, las crestas de Lustou y de Parrouys que nacen aquí, el recóndito Lac de Lustou, los valles de Rioumanjou, Vallouron y Nesta de oeste a este con el Lago de Caillauas, la arista de Culfreda a Guerreys al sur hasta el Pico de Batoua y ya en el horizonte conocido el Midí de Bigorre, Cap Long al completo, Vignemale, Ordesa, las Tres Marías y más, Machimala, Cotiella, Eristes, Posets, Rusell, Aneto, Maladetas, Alba… También pero desconocida, nuestra asignatura pendiente: la zona del Lac d’Oô y del Portillón.

Pic de Tour delante de Lustau a la vuelta.

            Se hacen las once y salimos de vuelta ya por camino conocido que se ha de llevar casi el mismo tiempo.

 
Suelza, Baliner y Culfreda o Batua desde Guerreis.

            A las doce y cuarto estamos de nuevo en la cima del Guerreys Norte y primero por la pedrera que no resulta ser de lo más idónea a nuestros propósitos y luego haciendo el mismo camino por la ladera del corredor y tras algunas dudas entre el corredor herboso y la cresta, alcanzamos la cresta por cualquier parte y con ella el Puerto de la Pez.

Llegando al Puerto de la Pez por su parte oeste.

            Despu
és camino abajo nos llegamos a la tienda a las dos, un cuarto hora antes de lo calculado.

            Bebemos, comemos un poco y desmontamos el campamento.

Vertiente francesa del Puerto de la Pez.

            A las tres continuamos para abajo para llegar a Tabernés sobre las cuatro.

            Media hora después iniciamos la vuelta en coche.

Lustou desde Peña Mallaroux. 18-5-06.

            Las rodillas nos cantan un pelín, la cresta nos ha castigado de lo lindo y además hemos movido por lo menos 1600 metros de desnivel, la mayor parte hoy.

            Luego más carretera y a las siete y cuarto en casa. La deuda con el Lustou contraída en el 90 estaba saldada.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.