8 ene. 2011

2-11. CIRCULAR A PEÑA GRATAL. 8-1-2011.

Prado Feners y Gratal.

Presa del Embalse de Arguis, Barranco Bayón, Collado de las Calmas, Calma Alta, Arista de Gratal, Vértice de Gratal, Prado Feners y Cara Norte. Descenso por el Corredor Nordeste, Prado Feners y  Barranco Gabarda.

08-01-2011.

Salida 10 h. Llegada16 h.

Nublado.

Fácil.

Ascensión.

 Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Gratal procedente de Prames. Vía en amarillo.

            Una vez más las pésimas predicciones meteorológicas nos empujan al sur en busca del Prepirineo. La llegada del 8 de Enero de 2011 viene acompañada de una espesa y oscura capa de nubes muy negras que no dejan resquicio a la más mínima duda: vámonos a Gratal. Es un monte muy socorrido y en el que hemos estado repetidamente primero para conocerlo pues se trata de un importantísimo bastión en la cadena que por el norte limita a los llanos de la Hoya de Huesca; y luego, como hoy, a modo de objetivo asequible con malas condiciones meteorológicas. Si además exige un desplazamiento en coche muy breve pues lo raro es que desde el 2004 no hubiéramos vuelto.
 
            Van a ser las diez de la mañana cuando llegamos, tras veinte minutos de carretera, al aparcamiento de la presa del Embalse de Arguis.
 

            Estamos a 960 metros de altitud, la mañana está bastante cubierta e inmediatamente cogemos las mochilas y nos ponemos en marcha atravesando la pasarela existente sobre la presa y continuando por la pista que, en suave ascenso y en dirección oeste, se marcha por las inmediaciones del embalse, que por cierto, está parcialmente helado.

Barranco Bayón o San Antón.

            Llevamos gente delante pero pasan de largo de la entrada al Barranco Bayón: o van directos a Gratral o al circuito del pantano.

            Estamos sobre los 1050 metros de altitud y el camino, perfectamente indicado, se introduce en el lecho del barranco para colocarse enseguida en su orilla derecha y en fuerte ascenso ganar altura hacia el Collado de las Calmas.

            Sobre sustrato de calizas claras, enseguida aparecen hayas y tejos para hacer compañía a los pinos silvestres con abundante sotobosque de boj a la vez que la pista que ha dado una enorme lazada por el oeste se aproxima al barranco pero por la otra orilla del mismo.

Calma Alta desde el Collado de las Calmas.
 
            Poco después el camino coincide con la pista y lo hará en un par de ocasiones más pero perfectamente balizado y en fuerte ascenso gira al sudeste para orientarse finalmente al este y arrellanarse para coincidir finalmente con la pista que unos metros más adelante nos deposita en el amplio y plano Collado de las Calmas situado a 1497 metros de altitud cuando van a ser las once y cuarto.

            Buscamos e inmediatamente encontramos la continuación de nuestro camino en dirección norte y a través de un sotobosque de boj y genista por el que el camino se abre paso a duras penas, al igual que en la parte inmediatamente anterior del camino, se nos humedece un tanto la ropa pues los bojes retienen bastante agua.

            El camino que transita sobre tierra húmeda nos conduce a los escarpes calizos que hay que subir con cierto cuidado debido a las botas resbaladizas  por el barro.


            Son las once y media de la mañana cuando alcanzamos sin ninguna dificultad la plana y amplísima Cima de la Calma Alta situada a 1584 metros de altitud.

            A duras penas se distinguen las antenas del Pico del Aguila, la Hoya de Huesca está envuelta en brumas y solamente el horizonte oeste próximo que incluye nuestros próximos objetivos se aprecia con cierta nitidez. Consecuentemente, nos volvemos para abajo por el mismo camino y con idéntico cuidado, charlamos brevemente con la pareja que estaba almorzando en el collado y que viene para arriba y nos llegamos al Collado de Calma en el que medio enterado se encuentra uno de los pozos de hielo de la zona.

            San Julián es una loma bastante vestida de vegetación y situada al sudoeste del collado. Hay un camino que inicia el tránsito de la cabecera de la Sierra de Gratal pero que muy cerrado y con los bojes llenos de agua nos invita a darnos la vuelta pues la mañana no está para muchas mojaduras.

            Tomamos la pista, faldeamos ligeramente por el norte de la Cima de San Julián situada a 1527 metros de altitud y aprovechando un claro nos subimos en busca de la cabecera de la sierra que alcanzamos ligeramente al oeste de la Punta de San Julián.
 
Hacia Vértice de Gratal.

            Orientados al oeste nos vamos en suave descenso alternando tramos de senda clara con otros poco definidos, atravesando un subsiguiente promontorio hasta que iniciamos el ascenso de la arista que conduce al Vértice de Gratal.


            Primero por un camino muy irregular y próximo a la arista y luego por las trazas de una vieja pista recubierta de genista que recorre la cabecera de la sierra nos llegamos hasta la Cima del Vértice de  Gratal situada a 1542 metros de altitud.

            En el vértice geodésico hacemos una fotografía con la Peña Gratal como fondo y buscando un lugar abrigado del viento que circula en estos momentos, echamos un bocado y un trago de café con leche. Son las doce y veinte.

            Luego, tras orientar a un grupo de ciclistas y abrigados pues hace “fresqui”, iniciamos un suave descenso siguiendo las trazas de la vieja pista que en dirección oeste nos conduce a la confluencia con el gaseoducto que ha llegado a la cabecera de la sierra a través del Barranco Gabarda.
 
Casquete Somital de Gratal.
 
            Estamos a 1450 metros de altitud y en dirección sudoeste nos vamos para abajo en busca de los Prados de Feners situados casi 100 metros más abajo.

            Atravesamos el prado en busca de la pista que sube desde Lierta  y alcanzada la misma, inmediatamente la abandonamos al introducirnos en un caminillo que perfectamente balizado y bastante transitado atraviesa un promontorio en dirección casi sur evitando la lazada de la pista.

            Un pequeño rellano conduce a la base del casquete somital del pico. La senda vuelta a vuelta sobre terreno muy vestido de vegetación prácticamente rastrera, gana altura  con cierta rapidez y nos mete en calores que agradecemos.


            Con cuidado por el barro sobre las afloraciones calizas progresamos hasta alcanzar las inmediaciones del escarpe cimero. Es la una y media cuando alcanzamos la Cima de Peña Gratal situado a 1563 metros de altitud.

            En la cruz cimera con la Virgen de Gratal hacemos alguna foto aprovechando un tenue claro sobre el oscuro general de la nubosidad, charlamos con un grupo que está almorzando en la cima y contemplamos las pedreras de la cara nordeste del pico. Vamos a intentar bajar por allí.

            Para ello hay que avanzar por la cima hacia el sudeste unos cuantos metros y tomar unos escalones calizos algo transitados que permiten bajar unos metros hasta alcanzar una rampa terrosa orientada al norte.

Corredor Nordeste de Gratal.
 
            La rampa conduce a un embudo algo inclinado y situado bajo las paredes de la vertical de la cima y en los que hay unos pequeños covachos de aves. Un tramo un tanto delicado con pedreguilla sobre caliza madre nos deposita en la cabecera de las pedreras.


            La pedrera que bajará alrededor de 150 metros de desnivel se baja muy bien. Al final tomamos una estrecha rama que se convierte en camino y que nos lleva a unos escarpes que hemos de faldear por arriba en dirección norte pues ya hemos descendido suficiente y el caminillo se pierde.
 
Los Mallos.

Paredones de la Nordeste de Gratal.
 
            La vía no resultará ningún chollo puesto que nos ha alejado un tanto de la zona de los prados a la que hemos de volver y la vuelta resultará algo prolija debido al, cada día, mayor desarrollo de la genista. De cualquier forma, tras bajar los escarpes del barranquillo, alcanzamos una vieja pista y con ella retornaremos a la parte inferior de los Prados de Feners.

            Son las dos y cuarto de la tarde cuando junto al depósito de captación de agua nos sentamos a comer. No se está mal.

Entrando al Barranco Gabarda.

Hacia atrás el Barranco Gabarda.
            Media hora después nos ponemos de nuevo en marcha remontando en dirección nordeste por las inmediaciones del gaseoducto. Ya en la cabecera de la Sierra de Gratal, dejamos a nuestra derecha la pista que nos puede llevar al Barranco  Bayón  que es por dónde hemos subido y nos bajamos siguiendo la trayectoria del gaseoducto por el Barranco Gabarda.

            Se trata de un barranco longitudinal que baja la ladera norte a través de dos resaltes sucesivos y pronunciados. Al final del mismo alcanzamos la pista en la vuelta de la gran lazada y por ella continuamos para abajo en dirección este.



            Poco más adelante dejamos a la izquierda otra bifurcación de la pista que se va hacia el oeste y enseguida alcanzamos la entrada al Barranco Bayón con lo que cerramos el bucle del día.
 
Embalse de Arguis.

            Son las cuatro de la tarde cuando llegamos a la Presa del Embalse de Arguis y rematamos una jornada entretenida en la que hemos movido un desnivel de  1000 metros.
 
Arguis.

            De vuelta, desde el alto de Monrepós contemplamos la importante masa nubosa que secuestra completamente el paisaje pirenaico.

Para ver más fotos.

 

 

                       

               

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.