24 may. 2012

32-12. RALLA DE ALANO Y PUNTA DEL ACHAR. 24-5-2012.

La ralla de Alano y atrás Peña Forca.

Collado de Espelunga, Arista Oeste, Ralla de Alano, Arista Este, faldeo por el sur, Cara Sur, Punta del Achar, Paso de Tatxeras y Aparcamiento de Tatxeras.

24-05-2012.

Salida 10 h. Llegada 14 h.

Sol.

Fácil.

Ascensión.

 Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.
 
Mapa de la Ralla de Alano y Punta del Achar procedente de Alpina. Vía en amarillo.


            En el Collado de Espelunga, junto a un nevero residual del que tomaremos nieve para reponer agua en nuestras cantimploras, se está de cine al agradable sol de la mañana. Estamos a 2000 metros de altitud.

            Almorzamos con gana y sin demasiada prisa pues son las diez y media de la mañana y aunque queda tajo que no conocemos también nos queda muchísimo día.

La Oeste del Ralla de Alano.
 
            Media hora más tarde nos ponemos en marcha hacia el sol que deslumbra por encima de la Ralla de Alano que es nuestro objetivo inmediato.

            En dirección este remontamos suavemente a partir del amplio collado una especie de ladera articulada en pequeños resaltes entre los que se intercalan algunas dolinas rellenas de nieve que nos acerca a la Arista Oeste de la Ralla de Alano.

 
            Ganamos altura tranquilamente ya que tampoco es grande el desnivel a salvar, dejamos  atrás las Puntas de Trasveral y Punta Ruzquía  y nos llegamos a la arista que n os ofrece un ascenso suave y cómodo siempre ligeramente en la vertiente sur de la misma.

            Se puede subir por cualquier parte de la ladera sur ya que la pradera alpina se encumbra mucho hasta sucumbir bajo la caliza cimera.

Punta Ruzquía desde el Achar de Alano.

 
            Son las once y curto cuando alcanzamos la Cima de la Ralla de Alano situada a 2167 metros de altitud.

Espelunga y detrás Ezcaurre.


            Hacemos alguna foto y tras recorrer visualmente la práctica totalidad del camino materializado del día tanto al norte como al oeste, volvemos la vista al este y n os enfrentamos con la Arista de Alano.

 
            Se trata en principio de un tramo de arista suavemente dentellada y casi horizontal que se alarga hacia el este en suavísimo descenso. Avanzamos por la misma contemplando los torreones y corredores que accidentan la vertical ladera norte vestida de espectaculares calizas claras.

 
            Sabemos que en la arista nos aguardan dos profundas brechas que no tenemos intención de pasar y tras avanzar un rato por la arista y antes de alcanzar la primera brecha, visto que la vertiente sur se está poniendo complicada para bajar, volvemos un poco hacia el oeste e iniciamos el descenso hacia el valle colgado rebasado el Collado de la Ralla.

            Descendemos en dirección sudeste con algún apoyo de manos pero sin problemas y cuando estamos por debajo de los resaltes calizos iniciamos una travesía en suave descenso con la intención de administrar la pérdida de altura necesaria.

Hacia atrás la ralla de Alano.
 
            Enseguida nos enfrentamos a la Brecha entre la Ralla de Alano y la Punta de Tatxeras. Aquí las paredes ya son consistentes.

            Pasamos de largo y proseguimos al este en suave descenso intentando localizar algún punto débil de las paredes pero no localizamos nada convincente en medio de una muralla que si bien tiene algunos corredores aparentes se adorna con abundantes placas lisas.

 
            Cruzamos algún nevero con nieve blanda, siempre en suave descenso hasta que nos aproximamos a la Brecha entre la Punta de Tatxeras y la Punta del Achar.

La Sudoeste de la Punta del Achar.
 
            Me acerco hasta la misma brecha, compruebo que hay un tramo de corredor muy erguido y con nevero residual y seguidamente proseguimos la travesía de la cara sur de la sierra ahora en suave ascenso por Oeste de Punta del Achar que es nuestro objetivo.

            Ganamos altura por pradera alpina salpicada de neverillos residuales hasta contornear bastante la cara sur y situarnos en el inicio de los escarpes calizos.

            Dejamos las mochilas y tratamos de localizar alguna cita en la pared sudeste del pico que alguna vez hemos visto subir  pero sin éxito aunque se nos haga raro.

 
            Hay una serie de gradas horizontales de calizas ocres que conforman una pared muy erguida y surcada por un corredor en su parte este, por el que suponemos que subirá la vía y hasta allí nos llegamos.

            No hay huellas de tránsito y decidimos continuar el ascenso pero trazando una diagonal de este a oeste a ver qué sale, y lo que sale es que enseguida localizamos alguna cita ya que la vía de acceso se va por el oeste de un farallón calizo que arranca de la ladera y que nosotros hemos tomado por el este.

            Una pared escalonada se alarga hacia arriba tras alcanzar un pequeño  hombro. Conduce a un corredor que no se escala sino que se atraviesa empleando las manos y utilizando una vira nos saca hacia el este de la pared en la que un corredor muy tendido nos deposita en las inmediaciones de la cima a la que se llega transitando unos metros fáciles de arista.  

 
            Son las doce y cuarto de la mañana cuando alcanzamos la Cima de la Punta del Achar situada a 2089 metros de altitud.

Agujas y Rincón de Alano además de Peña Forca.

            La mejor imagen que tiene esta cima es la espectacular Cara Este de las Agujas de Alano que se derrumban verticales sobre el Paso de Tatxeras. Además de la archiconocida imagen del praderío del Achar de Alano y el Valle Colgado de Peña Forca de gratos y variados recuerdos. Al fondo al nordeste y todavía de blanco destaca la Mesa rodeada del Anie y de Petrechema.

 
            Un cuarto de hora después nos vamos para abajo siguiendo idéntico camino hasta el pequeño hombro en el que iniciamos un corto corredor por el oeste del farallón hasta alcanzar la ladera fuera de las paredes del pico  

La Sudeste de la Punta del Achar.
 
            Recuperadas las mochilas nos vamos ladera abajo en dirección sudeste hasta alcanzar las inmediaciones del barranco y nos sentamos sobre el praderío a comer un poco. Va a ser la una.

            Bebemos con ganas pues es un día plomizo en el que se nos ha hecho mucha sed. Menos mal que hay una cierta nubosidad de evolución que nos preserva del sol aunque esto fastidie un poco a mi chica que quería solanarse un ratillo, pero ya se sabe que nunca llueve al gusto de todos.

Paso de Tatxeras sin nieve.
 
            A las dos menos veinte reemprendemos la marcha llegándonos al Paso de Tatxeras e iniciando su descenso por transitado camino que casi siempre recorremos cubierto de nieve.

            Ponemos el piloto automático en marcha y a salvo del sol nos vamos para abajo incruentamente: una mirada a las parideras, otra a las Canales de Ruzquía, un recuerdo para Punta Estiviella que tenemos pendiente con los esquís, una foto a la Punta del Achar y un agradecido recuerdo para aquella pareja que nos devolviera la documentación que se me cayera colocándome los crampones.

 
            Luego, del praderío al hayedo y en cincuenta minutos nos llegamos a la furgo finiquitando el recorrido circular de hoy 24 de Mayo de 2012, en el que hemos trajinado 1250 metros de desnivel.

            Luego nos pegamos un remojón en el barranco, cogemos unas ortigas tiernas  para hacer una tortilla, echamos una cervecilla fresca y nos bajamos hasta Berdún. Luego a casa con calorcillo finalizando un par de jornadas estupendas.

Unas fotos más.

Puedes ver el Principio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.