16 dic. 2012

64-12. LA MUJER MUERTA. 16-12-2012.

La Mujer Muerta bañada de luz.

Aparcamiento de Sansanet, Cabaña Escouret, Barranco Escouret y Arista Sudeste. Descenso al ibón de Estanés, Barranco Escoret y Hayedo de Sansanet.

16-12-12.

Salida 09 h. llegada 14 h.

Nublado.

Muy fácil.

Ascensión Raquetas.

 Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de la Mujer Muerta procedente de Prames. Vía en amarillo.

            Vamos a tratar de aprovechar una anunciada ventana de buen tiempo entre borrascas para dar un paseo con las raquetas. Sabemos que nos puede salir mal pero…

            Son las siete de la mañana del domingo 16 de Diciembre de 2012. Es noche cerrada y sin estrellas cuando nos levantamos. Hemos quedado para ir al monte y en ello estamos. Luego se hace el día con una indecisa mañana pero pasamos el Somport, una placa de hielo en la carretera me espabila y a las nueve menos cuarto estamos aparcando, con alguna dificultad pues hay nieve sin limpiar, en la entrada del Aparcamiento del Hayedo de Sansanet.

            La Mujer Muerta es una amable y modesta cima en las inmediaciones del Ibón de Estanés que ya conociéramos en su día, en el que nos regaló sus inestimables vistas y no solamente sobre el ibón que domina. Elegimos partir del aparcamiento que está situado a 1320 metros de altitud ya que, a pesar de su baja cota, ofrece una rápida ascensión, algo más corta que si partiéramos de Candanchú con lo que compensamos el déficit de desnivel con la distancia.
 

            Aparcados con calzador a las nueve nos ponemos en marcha  con las raquetas para atravesar el Barranco de Aspe y evolucionar en dirección, fundamentalmente este, a través del Hayedo de Sansanet.
 
            Se trata de un viejo y transitado camino que conocemos hace tiempo y que lazada a lazada gana altura paulatinamente en medio de las clareadas y majestuosas hayas del bosque. El camino tiene nieve continua y bastante blanda pues no ha helado esta noche y se camina bien.
 

            Coincide con la pista que conduce a la Cabaña Escouret que enseguida dejamos en el rellano al norte, para proseguir por el hayedo para arriba hasta que desaparezca el arbolado y nos deposite en la pradera alpina ahora completamente vestida de blanco.
 

            Estamos a 1600 metros de altitud y el paisaje se abre a nuestros ojos, lo que es un decir ya que las nieblas rondan por las alturas. Apreciamos  con cierta claridad la Raca, la Zapatilla e intermitentemente Lie Labate, Liouviella y Portaza; a l nordeste y aprovechando un pequeño claro contemplamos iluminado el Sesques que nos recuerda el asunto pendiente con el Macizo y el resto queda para la imaginación.
 

            Unos suaves campos de nieve que atravesamos en dirección este nos introduce en el Barranco Escouret, lugar donde puede coincidir el camino desde Candanchú sin tener en cuenta la subida por la Cantalera.

            Hay bastante nubosidad de considerable consistencia pero la casualidad nos permite contemplar una espectacular imagen de la Mujer Muerta iluminada por un claro y determinante sol que la enmarca sobre la profunda sombra que la rodea.

            La nieve está un poco más endurecida que en el hayedo pero la capa es más importante con lo que nos obliga a trabajar constantemente, a pesar de seguir la huella existente pues algo es algo.
 

            De entre las Aristas Sur y Este elegimos la de en medio, la Sudeste y abandonamos el camino que traemos para introducirnos en la misma  a través de un resalte  medianamente inclinado que se sube bien hasta su cabecera. Allí nos espera el viento que, bastante frío, nos obliga abrigarnos un poco.
 

            Un pequeño rellano nos conduce a un corto resalte que nos deposita en la Arista Este y ya en muy suave ascenso, tratándonos de proteger del viento alcanzamos enseguida la Cima de la Mujer Muerta o Cuchet de Garay. Situada a 1860 metros de altitud. Son las doce menos cuarto.
 

            En la amable cima se está regular pues las nieblas nos rodean y el viento sigue fresco. Contemplamos una espectacular Cara Norte de Liouviella Norte, unas espléndidas imágenes tanto del Ibón de Estanés prácticamente helado como de la mole del Acue y Sesques con el permiso de las nieblas a regañadientes.

             Recorremos la cima hacia su Arista Noroeste para bajarnos al ibón y contemplamos como se acerca la borrasca por el oeste Aguas Tuertas adelante.
 
Sesques.

            Buscamos un descenso cómodo que encontramos ligeramente al norte y sin más nos bajamos hasta la orilla del ibón coincidiendo con otros raquetistas que llegan.
 

            El Ibón de Estanés se encuentra a 1777 metros de altitud y rodeado de nieve además de las nieblas y el viento tiene poco de agradable. Hacemos algunas fotos y nos vamos en busca de un lugar algo más abrigado para echar un bocado.

            En la zona este del ibón ya de camino de regreso y antes del collado nos detenemos a almorzar un poco. No se está mal del todo. Son las once y media pasadas.

La Norte de Liouviella Norte.
 
            El café con leche calentito nos sienta de maravilla y un cuarto de hora más tarde proseguimos nuestro camino de vuelta alcanzando el plano y amplio collado y desandándolo en dirección este para cerrar el bucle que hemos abierto al abandonar el camino.
 
Atrás la Mujer Muerta.

            Luego, siguiendo la huella descendemos tranquila y persistentemente empujados por las nieblas que ya han engullido el lecho del ibón y se vienen tras nosotros por la cabecera del Barranco Escouret.
 

            Entramos al hayedo de Sansanet y la sensación térmica cambia de inmediato al abrigo de las hayas. La nieve se reblandece un poco y nosotros nos alargamos tranquilamente para abajo disfrutando de la majestuosidad de las hayas en el invierno.
 

            Es la una y cuarto cuando cruzamos el Barranco de Aspe, quitamos la nieve de las raquetas en el agua y nos llegamos al coche. Quiere caer algún tímido copo de nieve.

            Hemos terminado nuestro paseo con 550 metros de desnivel de manera satisfactoria con permiso de la meteorología. Ahora que haga lo que quiera. Por la tarde lloverá confirmando el pronóstico.

 

             

             

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.