3 feb. 2014

MAGIA DE LA PALABRA.

MAGIA DE LA PALABRA.

Hoy, revolviendo en mi cajón de sastre  me he tropezado con este pequeño poema  que me ha sacudido  las emociones y los recuerdos.

LA PALABRA.

Dejad que fluya,
que vista confiada
su inmortal blancura,
no sea que de tanto engañarla
se nos aje,
ahueque y envilezca;
dejad que fluya,
no la condenéis al silencio
que olvida,
reprime y enmohece.
Dejad que vista confiada
incluso en los viernes más esquivos;
que su luz de pureza
libere prejuicios
y nos haga libres.
Dejad que la PALABRA
se escriba ya con mayúsculas,
y que brille definitivamente
hasta en las mentes más cenicientas.

De Eros y Quimeras II. Asimiroasiveo.

¡Dicho!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.