11 oct. 2015

68-15. DE AÑARON A AILLARY. 9-10-2015.

Desde Risté a Rouge para terminar en Acue.

La Mina, Loma Mallo Añarón, Cara Sudeste, Puerto del Palo, Burcq, Risté, Col Cuarde, Rouge Noroccidental, Rouge Sudoriental, Punta Despeñaperros, Aillari, Col de Arlet, Aguas Tuertas y Puente los Chitanos.

09-10-2015.

Salida 08:45 h. Llegada18:30 h.

Sol.

Fácil.

Ascensión.

Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.
 
Mapa de Añarón Aillary procedente de Iberpix. Vía en amarillo.
 
            Aquel día de Baralet y demás, en la Cima de Aillary recordábamos nuestra primera ascensión  y la arista que a partir de allí estaba pendiente, desde tiempo inmemorial, allá por el 2000.

            Mucho después y desde el Puerto del Palo 0 de Pau, se vuelve a hacer presente el proyecto hasta que finalmente hoy 9 de Octubre de 2015 vamos a ver qué sale.
La Loma Sur de Añarón.
 
            Oza siempre está lejos al menos para nosotros pero nos reconforta cuando pensamos en Linza: el oeste siempre está igual de lejos. Son las nueve menos cuarto cuando nos llegamos  a la Mina en la confluencia del Barranco Acherito con el Aragón Subordán, hora y cuarto no te la quita nadie.

            Tomamos, a 1230 metros de altitud,  el camino que en dirección  norte se orienta hacia el Barranco las Foyas. Nada más entrar en el barranco lo abandonamos  para volver a la Loma Sur del Mallo Añarón.
 
Casquete Somital de Añarón.

            En plena loma, cubierta de praderío con mucha mojadura, ganamos altura siguiendo las abundantes zetas que describe el camino balizado ya de viejo, se trata de la Calzada Romana del Summo Pyreneo que comunica con Francia por el Puerto del Palo, uno de los pasos fronterizos fáciles hacia Lescun. 

            Al solecillo de una estupenda mañana que a la sombra refresca las manos nos acercamos al Casquete Somital del Mallo Añarón cuando el camino quiere faldearlo por el este.
 
Echando la vista a Burcq.
 
            Al mallo se puede subir por su cara sur aunque las vacas suben por la este. Nosotros tomamos la pared en la zona sudeste y superando unas gradas escalonadas y muy fáciles alcanzamos enseguida la loma este y de inmediato la Cima del Mallo Añarón o Arañón situada a 1838 metros de altitud. Son las diez de la mañana.

            Se trata de una modesta cima de contrastes con una pared norte importante y  separada del cordal fronterizo, que ofrece unas imágenes extraordinarias del Circo de las Foyas de Santa María que contemplamos y fotografiamos  pastoreado por la Punta Cristián o Pic Lariste.
 
La Nordeste de Añarón desde el Rellano de las Foyas.

            Unas rampas suaves de verdura nos permiten descender suavemente por su arista este hasta un pequeño hombro desde el que perdemos unos pocos metros para situarnos en el Rellano Alto de las Foyas para continuar siempre al nordeste por el camino que habíamos abandonado hace un rato.

Llegando al Puerto del Palo.
 
            La depresión que conduce al Puerto del Palo es clara y está enmarcada por una poco significativa prominencia del Cotcogui al oeste y el Pic de Burcq al este, sombrío y algo más significativo.

            Para alcanzarlo hay que ganar altura merodeando por el amplio barranco que conduce a las inmediaciones del puerto primero al norte para reorientarse finalmente al nordeste y depositarnos en el amable Puerto del Palo situado a 1944 metros de altitud cuando son las once menos cuarto.
 
Hacia Lescun.
            Buscamos abrigo en la vertiente norte y nos sentamos a almorzar brevemente contemplando el valle hacia Lescun y el horizonte norte en el que destaca Sesques y al que se asoma el Midi mostrándonos el contraluz de la mañana en el este.

 
            Veinte minutos más tarde, nos cruzamos con un grupo de franceses que han llegado al puerto para darse una vuelta y tomamos la arista que  nos ha de llevar al sudeste con un lejano destino que adivinamos más que vemos, oscuro en nuestro horizonte.
 
La Noroeste de Burcq.
  
            La arista tiene una parte inicial herbosa, amable y alabeada que nos deposita en el inicio de la pared noroeste guiados por un medianamente transitado camino.

Puerto del Palo desde Burcq.
 
            En la base de la pared un amplio corredor entre grandes bloques nos deposita en la pared que está escalonada y con hitos que nos permiten un ascenso corto, cómodo y que hacemos un poco por cualquier parte.
 
La larga arista que nos aguarda desde Burcq.

            La pared se arrellana y nos deposita en la Cima del Pic Burcq a 2104 metros de altitud cuando son las once y media de una mañana otoñalmente espléndida. Una arista alomada  que arranca de las Foyas de Santa María permite el acceso a la cima sin tener que afrontar la pared noroeste.

Lenito, Peña Forca y Alanos.
 
            Fotos hacia el sudoeste con Lenito, Peña Forca y Alanos a la luz de la mañana, vista atrás al Puerto del Palo Lariste, Chipeta Alta,  Petraficha, Acherito, Petrechema, Mesa, Dec de Lhurs y Anie, y proseguimos camino descendiendo suavemente por una amplia loma  al Col de Burcq situado una treintena de metros más abajo.
 
Risté desde Burcq.

            Desde el amable collado una suave rampa herbosa nos permite alcanzar relajadamente la Peña de Risté o Pic Riste situado a 2114 metros de altitud cuando son las doce menos cuarto.
 


La Arista que nos aguarda desde Burcq.
 

            Los franceses andan por un caminillo que horizontalmente y flanqueando estas puntas por su vertiente norte debe conducir al Refugio de Arlet mientras que nosotros  continuamos con un relajado paseo únicamente mediatizado por la distancia a la que aparecen las prominencias significativas a las que nos dirigimos.

            Enseguida alcanzaremos un amable cordal alomado, ópticamente horizontal y vestido de praderío que recorreremos  tras alcanzar un punto bajo. Se trata del Puerto de Cuarde situado sobre los 1950 metros de altitud y en el que encontramos una placa de cerámica conmemorativa de les Amis de la Montagne. Son las doce.

Desde Riste el Anie, Dec de Lhurs y Burcq.
 
            Pisando mirtillos que abundan en la loma mezclados con brecina y enebro rastrero nos acercamos en suave ascenso  lo que parece el final del tramo amable  mientras contemplamos la cabecera del Circo de Lhers con sus hayedos que están iniciando la otoñada.

            Descendemos de uno de los varios promontorios por lo que hemos pasado  e iniciamos el ascenso de un primer resalte ya rocoso en el que seguimos un débil caminillo sin hitos.

Rouge y Aillari desde el oeste.
 
            Siempre de manera fácil ganamos altura hasta las inmediaciones de los 2100 metros  para alcanzar  un tramo un poco más afilado y lleno de gendarmes que se pueden pasar pero que faldeamos por el nordeste.

Cresta Oeste del Pic Rouge.
 
            Recuperamos la arista empleando las manos en unas placas cortas y algo húmedas, también se podía flanquear un poco más hasta la cima, e inmediatamente alcanzamos la Cima del Pic Rouge Noroccidental situado a 2133 metros de altitud.  Se trata de una cima de materiales metamórficos granates de los que deviene su nombre.

            Un pequeño descenso y de nuevo otro tramo de arista fácil en general nos deposita en la Cima del Pico Royo o Pic Rouge Sudoriental situado a 2176 metros de altitud.

Punta Despeñaperros, Aillary y Arlet.
 
            Son las dos menos cuarto pasadas y nos sentamos a comer en esta cima inconfundible ya que arranca de la misma una potente aunque corta arista en dirección nordeste. De la anterior cima y pasado el Col de Saoubathou, arranca otra incipiente arista que conducirá al Pic de Labigouer.

Pequeño faldeo por el Sudeste.
 
            Media hora después reemprendemos camino descendiendo y destrepando un resalte de la arista  que faldeamos por el oeste, para continuar con una prominencia rocosa también faldeamos por el oeste y alcanzar la Punta Despeñaperros a 2188 metros de altitud a la que llegamos por una rampa herbosa suavemente inclinada.

Aillary desde la Cota Intermedia.
 
            Desde aquí visualizamos ya el Refugio de Arlet pero no hemos llegado todavía a Aillary que es nuestro objetivo en esta larga arista.

Rouge desde un faldeo por el Sudoeste de la arista.
 
            Nos queda un corto descenso en un tramo de pared fácil hasta alcanzar el Portillo de Despeñaperros  y comenzar el remonte final no sin antes afrontar el paso de otra protuberancia rocosa bastante consistente  y vestida de placas algo lisas que faldearemos por el oeste siguiendo un poco notorio caminillo más de rebecos que de personas.

En la Cima de Aillary.
 
            Desde el collado al otro lado de la prominencia, una corta rampa mixta nos deposita en la alargada y plana Cima del Pic Aillary situado a 2212 metros de altitud.

            Son las dos y media y ya empezábamos a tener ganas de llegar por aquí.

Refugio y Lac de Arlet desde Aillary.
 
            Hacemos algunas fotos y contemplamos fundamentalmente la Cabaña y el Lac de Arlet con su enorme rellano situado al este, las amables Cimas de Souperet y Baralet y la arista que prosigue al sudeste con los sucesivos picos de Arlet, Arri, Gabedeille y Acue.

Refugio de Arlet desde el collado del mismo nombre.
 
            Recorremos la fácil arista descendente hasta el Collado de Arlet en la que nos cruzaremos con una montañera que se va al pico y a media arista mis socios se alargarán hasta  el Refugio de Arlet guardado y con una deliciosa zona libre. Mientras tanto y en el collado espero, fotografío y disfruto recordando una jornada, también otoñal de hace cuatro años y la continuación por la arista que hoy no haremos.

            Alrededor de las tres iniciamos el descenso en dirección oeste desde los 2100 metros del collado hasta los 1620 de Aguas Tuertas.

Cardo florido bajando a Aguas Tuertas.
 
            Van a ser 400 metros que iniciamos por camino pero que enseguida abandonamos para bajar por el puerto recolectando champiñones, macrolepiotas y pardillas y que nos va a dar un cierto trabajillo fundamentalmente porque no recordábamos la pared escalonada que está establecida entre el collado y el Cerrojo de Aguas Tuertas.

Arri y Acue desde Aguas Tuertas.
 
            Nosotros bajamos por medio pero hay que decir que es la zona precisamente a evitar haciéndolo bien al oeste o más al este lugares en los que las rampas de verdura son más continuas.

Los meandros de Aguas Tuertas.
 
            Con algunas vueltas para conectar rampas entre verticales y lisas paredes nos juntamos y tras descalzarnos para atravesar el barranco nos llegamos hasta el Dolmen de Aguas Tuertas para fotografiarlo. Son las cuatro y media.

Detalle del Dolmen de Aguas Tuertas.
 
            Creo recordar, erróneamente parece ser, que había un camino que bajaba directamente hacia el valle entre la pista y el barranco. Lo buscamos pero en vano, lo que nos es mayor problema puesto que bajamos una pedrera bastante vestida y muy inclinada que nos deposita en la última revuelta de la que si salen trazas de camino que por la orilla izquierda del río nos conducen al Puente los Chitanos.

            Cruzamos el Aragón Subordán por el puente y ya por su orilla derecha,  siguiendo caminos de vacas nos iremos acercando a las instalaciones del Viejo Cuartel de la Mina pero se hace muy largo el descenso que no hace casi nadie ya que el personal prefiere la comodidad monótona de la pista.

Monumento funerario del Barranco del Mallo Blanco.
 
            Localizamos los monumentos funerarios del Barranco del Mallo Blanco y de las Fitas y nos llegamos con ganas al coche cuando son las seis y media de la tarde y el sol se marcha del valle, finiquitando un recorrido circular en el que habremos realizado un desnivel por encima de los 2250 metros.

            La cámara fotográfica para celebrar sus 10000 primeras fotos no me ha permitido descargar las primeras realizadas antes de reiniciarse la cuenta, con las del 1   en adelante no ha habido problema. Están allí pero… no sé cómo les meteré mano. Mientras tanto me sirvo de las de Juanillo. 
 
             Mas fotos cuando las rescate.

Para ver más fotos.

2 comentarios:

  1. Hola¡.

    Interesante recorrido el de esa cresta, me lo apunto.
    ¡Gracias por compartirlo!

    Fer

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Fer!
    Si te ha sugerido una actividad para un futuro me alegro.
    La arista es agradable aunque al final quiere hacerse un pelín larga aunque quizás sea más mental que realmente. Por lo demás nunca se complica y permite un disfrute con bastante seguridad.
    ¡Que vaya bueno!

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.