19 oct. 2015

70-15. PICO DE ESTOS Y TUCA DE FRONTONET DE ESTOS A LITEROLA. 16.10-2015.

 

La Noroeste del Pico Estós.
 
Pista del Valle de Estós, Cabaña de Santa Ana, Palanca de la Ribereta, Cuartel de Estós, Rellano de la Coma Fuentes de Frontonet y Arista Norte del Pico de Estós, Tuca de Frontonet, Cabaña de Literola y Puente de Literola.

16-10-2015.

Salida 08 h. Llegada 14:45 h.

Sol.

Fácil.

Ascensión.

Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Estós procedente de Iberpix. Vía en amarillo.
 
            La noche en la furgo es casi tan larga como la cabalgada del día pues nos levantamos a las siete de la mañana. El termómetro marca tres grados bajo cero y los cristales están bien cubiertos de hielo, no en vano estamos a 16 de Octubre de 2015 y ya lo habían anunciado.

            Recogemos, deshelamos los cristales y nos vamos desde Benasque hasta la entrada del Valle de Estós, es un corto recorrido para que se temple la furgoneta y así desayunamos de manera un poco  más agradable.

El Otoño a la entrada del Valle de Estós.
 
            Con todo y con ello, son las ocho de la mañana cuando nos ponemos en camino desde la carretera y a 1260 metros de altitud. La mañana está buena aunque fresquilla y se agradecen los guantes en las manos.

            Rodeamos el cámping y pista adelante nos acercamos al aparcamiento con poco coches para tomar el camino que ataja la pista y proseguir para arriba  por la orilla izquierda del Barranco de Estós.

El Embalse de Estós cada vez más difícil de fotografiar.
 
            Recordando anteriores ocasiones en que recorrimos el camino fotografiamos el recoleto Embalse de Estós y proseguimos pista arriba junto al barranco hasta alcanzar la Palanca Aiguacari con la que pasamos a la orilla derecha del barranco y continuamos para alcanzar enseguida la Cabaña de Santa Ana a 1540 metros de altitud.

La Cabaña de Santa Ana.
 
            La cabaña está limpia, abierta, con un par de colchonetas, fuego bajo y leña próxima además de agua en las inmediaciones: estupenda para ser utilizada.

Palanca de la Ribereta.
 
            El praderío está completamente escarchado tanto más si nos acercamos al barranco cosa que haremos hasta alcanzar la Palanca de la Ribereta con la que retornamos a la orilla izquierda del barranco. Son las nueve de la mañana.

            Nuestro objetivo es la Cabaña Pastoril de la Coma que en teoría hemos de encontrar de camino hacia la Cabaña del Turmo a la que se suele acceder por el GR11 que transita por la pista.

La Aguja de Perramó y el Otoño de Estós.
 
            Supongo, y allí estará nuestro error, que ya aparecerá y proseguimos adelante por un camino poco transitado, próximo a la orilla del barranco que ente claros de praderío y asentamientos de bosque mixto de ribera entre los que abunda el avellano,  se alarga hasta más delante de la fontal del Valle de Batisielles. Hay algún hito de cuando en cuando pero está bastante cerrado.

            La Cabaña de la Coma está sobre los 1820 metros y la de Turmo 100 metros más baja lo que supone que este camino tan horizontal no es el que pretendíamos. Juan había comentado de poder ascender y atravesar una franja de bosque mixto no demasiado cerrado aparentemente ya que por encima quería verse el praderío pero…


La Arista de la Gargallosa desde el Viejo Cuartel de Estós.
 
            Llegamos  hasta un marcado giro que da el barranco en la zona de Gourges Galantes y el camino se separa del mismo  hasta un pequeño rellano en el que lo perdemos. La cresta de Gargallosa está aquí mismo y evidentemente estamos demasiado al oeste.

Valle de Batisielles y Aguja de Perramó desde la Coma.
 
            Atravesamos el rellano cruzamos una depresión boscosa clara y alcanzamos el emplazamiento de unos edificios arruinados. Se trata del Viejo Cuartel de Estós al que llega un camino transitado desde el Turmo. Son las diez de la mañana.

Al fondo la Cabaña de la Coma.
 
            La continuación es lógica hay que ir al este y para ello vamos a recorrer el horizontal Rellano de la Coma  situado alrededor de los 1800 metros de altitud. Lo haremos siguiendo el caminillo que poco a poco perderá notoriedad suponemos que ahondándose un poco hacia una parte de la majada un poco más baja en la que hay una cabaña pastoril que desconocemos y que a la postre será la Cabaña de la Coma.

Si, tiene que ser el Pico de Estós.
 
            Llevamos una franja de bosque por encima de nosotros pero enseguida desparecerá teniendo a nuestra disposición un enorme praderío suavemente inclinado  y dividido por una serie de barranquillos que bajan del nordeste. Son los Prados del Frontonet que hemos de recorrer en suave ascenso hacia el este pues al fondo emerge la cabecera de una loma oscura al contraluz que tiene que ser nuestro objetivo.

De las Fuentes de Frontonet a la Loma de Dalliu.
 
            Ascendemos un poco más que nuestra línea general para alcanzar la cabecera de una masa de bosque mixto que rellena un barranco bajo las Fuentes de Frontonet y alcanzamos un amable crestón que baja desde la Tuca de Frontonet. Desde allí contemplamos ya la Cara oeste del Pico Estós y el collado al que hemos de dirigirnos.
 
            Estamos sobre los 2200 metros de altitud y contemplando el pico nos sentamos a echar un bocado. Son las once y veinte y hemos enmendado nuestro error con una buena vuelta pues en algún momento, muy próximos a la Palanca de la Ribereta, debía de partir un camino hacia arriba que no hemos visto quizás debido a la hojarasca echada al suelo por el Otoño.

            Veinte minutos después nos ponemos de nuevo en marcha. Con el propósito de hacer cima en tres cuartos de hora avivamos el ritmo y ascendiendo en diagonal directos al collado que alcanzamos enseguida.

La Norte del Pico de Estós subiendo al Frontonet.
 
            Se trata de un amplísimo collado situado a 2365 metros de altitud desde el que nos asomamos a la parte baja del  Barranco Literola  y a los Llanos del Hospital con la Montañeta, Salvaguardia y la Mina de teloneros. Casi al sur se alza una fácil arista que nos resta por subir.

            Hay un caminillo que transita por las inmediaciones de la arista pero se puede subir también por la ladera este, amplia, pedregosa igual que la arista y fácil. Cada uno por nuestro lado perdemos y recuperamos el caminillo y nos plantamos a buen ritmo en las inmediaciones de la cima.
 
Larga travesía de la Coma y el Dalliu.
 

            En la parte intermedia se acentúa un poco la pendiente pero enseguida cede y  se arrellana tras un pequeño tramo de bloques medianos hasta que nos deposita en la alargada y plana Cima del Pico de Estos o Tuca Dalia situada a 2531 metros de altitud. Son las doce y cuarto y hemos subido como motos.

 

En la Cima del Pico de Estós yo Tuca Dalliu.
 
            El pico es un balcón ciertamente interesante desde su lugar de pastoreo sobre Senarta nos ofrece en primer plano las Tucas de Paderna, Alba, Maladetas, Cregüeña, Coronas, Ballivierna… al sur hasta el Turbón y girando al oeste las Tucas de Ixeia, Batisielles, Perramó Montidiego, Posets, Perdiguero, Perdigueret, Crabioules y tras la Arista de Remuñé el  Maupás que quiere asomarse.

            Hacemos algunas fotos y diez minutos después nos volvemos para abajo tras anotar un comentario en el cuaderno de cima. No hay ya en casi ninguna.

La Tuca del Frontonet desde el collado sur.
            Un descenso cómodo nos deposita en el collado y seguidamente ascendemos  una suave y corta pala herbosa que enseguida nos deposita en la Tuca de Frontonet situada a 2420 metros de altitud.

            Es una cima alargada y herbosa socarrada por el otoño y que se alarga horizontal primero y suavemente descendente después hasta el Collado de Frontonet. Tiene como virtud el permitirnos fotografiar la cima de la que venimos aprovechando que el contraluz es menos fuerte ya que el sol se ha elevado un poco más.
 
La Tuca del Frontonet iniciando el descenso a Literola.

            Alrededor de la una menos cuarto proseguimos loma adelante en suave descenso por praderío. Nos espera un amable y amplio Collado de sobre los 2345 metros de altitud.

            En el collado echamos una última visual al Valle de Estós e iniciamos el descenso en dirección nordeste por una ladera herbosa de grandes proporciones. No hay que buscar demasiado ya que se puede bajar un poco por cualquier parte pues se trata de una ladera muy escalonada y con una pendiente media bastante moderada.

Hacia el Barranco de las Fitas de Perdiguero.
 
            Resalte a resalte alcanzamos las inmediaciones de un ibonciecho con muy poco agua y sucia hasta que finalmente nos acercamos al Barranco de las Fitas de Perdiguero con el que nos llegaremos a la Cabaña del Ubago de Literola no sin antes tener que apoyar las manos para bajar un paretazo  por no buscar sitio mejor que lo hay.

La ladera que acabamos de bajar.
 
            Es la una y media y en la fachada principal de la cabaña orientada al sur nos sentamos a comer. Estamos a 2000 metros de altitud.

En la Pleta de la Cabaña Ubago de Literola.
 
            La cabaña está abierta y en estupendo estado dentro de la sencillez que suelen presentar este tipo de cabañas pastoriles. Lo peor es que alrededor de la misma hay basuras que poco hubiera costado evacuar cuando se arreglo el tejado.

            Un cuarto de hora después tomamos camino conocido y nos vamos para abajo en dirección sudeste. La parte inferior del Valle de Literola se articula en un par de resaltes que iremos descendiendo sucesiva y relajadamente.

Alba desde el Barranco Literola.
 
            El mediodía está divino, al frente disfrutamos de  la Zona Occidental del Macizo de la Maladeta y el descenso es un agradable paseo por el Llosero al encuentro de la majada tras la que nos introduciremos en el pinar para descender el tramo inferior del camino que nos depositará en la carretera a 1620 metros de altitud.

            Son las tres menos cuarto cuando llegamos a la carretera. Bajo delante y echo un trotecillo por la terrosa senda pues he oído un coche que baja. Le hago autoestop sin llegar al arcén y me para. Liquidaremos la jornada con 1350 metros subidos y solamente 1000 metros bajados pues me acabo de ahorrar un trotecillo de 6 kilómetros.

Rosal alpino en el Dalliu.
 
            Es un madrileño que baja de darse una vuelta por Aiguallut y con el que charlaremos brevemente de la montaña.

            Enseguida me deja junto a la furgo. Daré la vuelta y subiré al encuentro de los chicos tras repetidos cruces con tráfico pirenaico: un rebaño de terneros que están subiendo a Senarta.

            Son poco más de las tres cuando los recojo  para emprender la vuelta a casa. Pararemos en Foradada del Toscar para acercarnos a ver la entrada de la Ferrata de Foradada  y de vuelta echaremos un bocado antes de continuar hasta casa. Y otro día más.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.