14 ago. 2019

61-19. UNA FAENA DE ALIÑO AL CRISTALES. 13-8-2019.


Hito Cimero de Cristales.

La Sarra, Llano Cheto, Refugio y Coso de Respomuso, Corredor y Cara Sur.
13-08-2019.
Salida 08 h. Llegada 16 h.
Sol.
Fácil.
Ascensión.
Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Cristales procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            Tenemos que hacer desniveles y altitud, eso quiere mi chica. Yo pienso en algún tresmil pero ella propone Cristales y sea; cumple además de las premisas expuestas el hecho de que hace ya bastantes años que conocimos el pico y no hemos vuelto.

Llegando al Paso del Onso las Frondiellas.

            El Pico Cristales es uno de esos picos “insignificantes” del Circo de Piedrafita en medio de una colección de cimas emblemáticas y de contrastado pedigrí. No posee una clara vía normal pero a cambio tiene las caras sur y este muy accesibles, convirtiendo su ascenso desde el valle en algo altamente cotizado.

La Cascada del Paso del Pino. Detalle.

Epilobium en el Llano Cheto.

            Pensamos variados ascensos  que podrían pasar por los Collados de  Tebarray, la Forqueta y Musales pero cualquiera de ellos convierte a la ascensión en demasiado cara por lo que terminamos, como en los toros, programando una ascensión de aliño para salir del paso antes de que nos echen el toro al corral.

El Garmo Pipós se asoma al Aguas Limpias. 

            Son las ocho de la mañana del martes 13 de Agosto de 2019 cuando aparcamos en la Sarra frente al Puente de las Faixas a 1450 metros de altitud, cruzamos el Aguas Limpias y por su orilla derecha iniciamos el camino que nos lleva sucesivamente por el Rellano de Tornadizas a cruzar el Barranco de Balsaroleta y luego el de Soba  mientras avanzamos por el Hayedo de Aguas Limpias.

Ermita de la Virgen de las Nieves en Respomuso.

Acercándonos al Refugio de Respomuso.

            Poco después en Paso del Onso nos deposita en el Llano Cheto  para girar 90º y orientarnos al este tras contemplar difícilmente la Cascada del Paso del Pino pues la vegetación ahoga al barranco. Transitamos largamente y en ascenso moderado la Ladera de Frondiellas mientras cosechamos arándanos, frambuesas y griñoleras hasta que la presencia de las Paredes de la Presa de Respomuso y la Ermita de la Virgen de las nieves nos indican que hemos llegado a Reespomuso, para llanear hasta el Refugio de Piedrafita situado a 2200 metros de altitud. Son las diez pelín pasadas y hemos subido como nunca a pesar de que hemos papeado los abundantes frutos del bosque.

Pasillo al pie de la Sur de Cristales, el Coso de Respomuso.

            Hemos llevado delante de nosotros  pues sus huellas enseguida lo han delatado a David, un montañero riojano de buen caminar al que finalmente alcanzamos en el Refugio. Se queda un poco allí mientras que nosotros nos ponemos delante y proseguimos al este por el Camino a Campo Plano que abandonaremos antes de que se ahonde  para proseguir un poco transitado caminillo señalizado con hitos de piedra que muy lineal recorre la base de la Pared Sur del Pico Cristales. Creo que lo llaman el Coso de Respomuso

Un ibonciecho cerca de Campo Plano. 

Entraremos por allí a la Sur de Cristales.

            Pasamos todavía de llano junto a un recóndito ibón y cuando estamos ya próximos al Vértice Noroeste del Ibón de Campo Plano nos echamos pared arriba hacia el norte por donde bien nos parece.

Nos decantamos por un enorme corredor en la Sur de Cristales. 

            La Cara Sureste de Cristales es un paretazo medianamente inclinado en el que se alterna el granito tanto madre como en pedrizas con el praderío que el ganado ya hace tiempo que no pasta. Vemos algunos hitos sueltos que se quiere orientar hacia el este pero nosotros preferimos un corredor que muy amplio y bastante verde que asciende en busca del Pitón de la Arista Sur de Cristales. Se puede subir por cualquier parte y por aquí subimos bien los alrededor de 300 metros de desnivel.


Remontando la Sur de Cristales con Campo Plano.


            A partir de aquí y con la vista puesta en el pitón de la arista, el praderío sucumbe ante la presión de la pedriza granítica y transitamos un canchal carente de barras o resaltes que dificulten el tránsito aunque requiera de generoso esfuerzo para progresar por el mismo.

Ascendemos hacia el potente Pitón de la Sur de Cristales.

Enorme pedriza en la Sur de Cristales. 

            Pedriza arriba localizamos la arista cimera, llana y poco notoria pues la vertiente sudeste carece de estética cuando estás en la misma y atravesando una zona de majada muy alta alcanzamos la zona de caminillos en la pedriza que nos depositan en el Hito Cimero de Cristales o Gavizo Cristail situado a 2884 metros de altitud. Son las doce menos cuarto.

La Sur de Cristales se puede subir por cualquier parte. 

            Nos hemos cruzado con un par de montañeros que recorren la arista cimera quizás provenientes del Collado de la Piedra de San Martín desde el que transita la teórica vía normal   y que ahora bajan y nos sentamos a echar un bocado y a hartarnos de paisaje que aquí es absolutamente espléndido y razón para ascender costosamente una cima tan poco estética por esta orientación.

Divisando el Hito Cimero de Cristales.

Foto de Cima en Cristales.

            El paisaje compensa incluso en un día de nieblas sobre la llanura gala: al oeste se visualizan las Frondiellas, el Anónimo, la Brecha de Latour, el Balaitus, la Torre de Costerillou, la Aguja de Usell, el Solano y el vertiginoso escorzo de las Crestas del Diablo que se encumbran aquí. Al norte todo el Pirineo Francés, del que emergen de las nieblas los Picos de Gourette con los Gabizos, el Grand Barbat. Cambalés, Aragón, Vignemale que se asoma, la Gran Faxa y al fondo el Midi de Bigorre rellenando el este y girando al sur Campo Plano, Llena de Cantal, Zarre, Piedrafita, Infiernos, Tebarray, Forqueta y Sancha Collons, Musales  y Garmo Pipós conformando el oeste con fondo de Partacua, Collarada, Aspe y Bisaurín. Un ratito entretenido.

Frondiellas y Balaitus desde Cristales.

            Llega David y charlamos largamente de lo nuestro y común: la montaña. Alrededor de las doce y media iniciamos el descenso que vamos a hacer distendidamente y disfrutando de la conversación por el mismo camino que hemos traído a la subida. Cruzamos todo el Coso de Respomuso y junto al Refugio de Respomuso nos despedimos. David Fernández se queda pues viene al Pirineo de higos a peras y ahora le toca y nosotros nos iremos para abajo ya que estamos domiciliados por aquí.

Iniciando el descenso de la Sur de Cristales.

Dejamos arriba la Sur de Cristales. 

            Es la una y media cundo nos sentamos a comer junto a la captación de agua del refugio, al agradable sol de un mediodía en el que las nubes altas de la mañana se han disipado definitivamente. Un día perfecto para caminar.

De vuelta en el Paso del Onso.

            Alrededor de las dos continuamos con el descenso en el que volveremos a papear frutos silvestres para llegarnos a la Sarra cuando van a ser las cuatro de la tarde.

La delicia de la sombra del Hayedo de Aguas Limpias. 

            Abrimos las puertas del coche que está templadito al sol y nos metemos en el mismo en compañía de los 1500 metros de desnivel que nos hemos engullido hoy. Tres cuartos de hora después estamos en la ducha tras dejar a Juanillo en su casa.  


Para ver más fotos.

2 comentarios:

  1. Hola Mariano.

    Como en todas las casas, la jefa es ella :). No he subido nunca a este pico, veo que es "sencillo", si obviamos el desnivel. Ese camino sendero de la Sarra a Respomuso es una gozada.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Eduardo!
      Si buscas un poco de sendero o sigues hitos puedes subir la pared sin apoyar una sola mano. Pasando al norte de Campo Plano y ganando un poco de altura sin llegar al Collado de la Piedra de San Martín las rampas son muy suaves.
      Son 1500 metros de desnivel compensados no por la estampa del pico que subiendo por la sur carece de estética pero sí por las vistas: son de primera magnitud como dicen por allí.
      Ya se sabe, todos nos enrollamos con picos de fama y nos perdemos auténticas joyas de la montaña.
      ¡Que vaya bueno!

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.