13 mar. 1994

1-94. PICO GRATAL. 13-3-1994.

Gratal desde el norte. 

Presa del Embalse de Arguis, Barranco de San Antón, Fuente de las Fuentes y Cara Norte. Descenso por gaseoducto y Barranco de San Antón.
13-03-1994.
Salida 10:30 h. Llegada 17 h.
Mixto.
Muy fácil.
Ascensión.

Rosa Mª. Martínez y Biola y Mariano Javierre.

Mapa de Gratal procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            Dice la Jota de Huesca: “…Peñas de Gratal y Guara,… Huesca de mi corazón.”, y es muy cierto que  la Peña de Gratal no solamente tiene espacio en la jota, sino que de forma cierta preside la vida de la Hoya de Huesca desde su inmejorable asentamiento en uno de los últimos bastiones sur del Prepirineo Oscense.
            ¿Cuántas veces, de vuelta hacia Sabiñánigo por carretera, no hemos  contemplado a Gratal y al Aguila como un par de centinelas apostados a ambos lados del Puerto de Monrepós, puerta de nuestro cielo pirenaico?

Subiremos por el Barranco Bayón a la izquierda en la foto. 12-2-12.

            Esa imagen, erguídamente delicada es la más adecuada tarjeta de presentación que un Prepirineo calizo regala como anticipo del granítico Pirineo Axil que se nos descubrirá en el magno horizonte de la cima del Puerto de Monrepós.
            Desde Diciembre del 93 que queríamos ir y que tuvimos que posponer por una crisis de Biola lo teníamos en la mochila, pero del Domingo 13 de Marzo no va a pasar, la cría sigue con sus crisis, ahora más bien suaves y esta será la primera andada del 94.
            Son las diez  y veinte de la mañana cuando aparcamos en la Presa del Pantano de Arguis. Al final hemos decidido subir por aquí y no por Lierta.
            Alrededor de las diez y media, estamos a 960 metros de altitud, nos vamos por la pista que nace al otro lado de la presa y que ascendiendo suavemente y en dirección oeste se va hacia la cola del embalse por entre abundante pino silvestre y boj.

Confluencia de caminos de Arguis y Lierta. 15-1-16.

            La mañana con cielo arañado está fresca y más a la orilla del agua pero andando se quitará el frío.
            Rebasada la cola del pantano encontramos  a nuestra izquierda, en el Barranco de San Antón, un incipiente camino con algún dudoso hito. Lo tomamos ya que esa era nuestra intención, con las dudas que siempre suscita un camino desconocido.
            Enseguida nos vamos por el lado derecho del barranco por un camino que se empina decididamente ganando altura sin describir lazos. Poco después dejamos atrás los escasos robles y aparecen las primeras hayas cuando alcanzamos  la altura de la pista que vuelve del barranco después de haber descrito un amplísimo lazo. Estamos sobre los 1200 metros y nos incorporamos a la pista cuando esta quiere pasarse de lado en el barranco.
            Paramos a almorzar contemplando algunos tejos y acebos aisladísimos entre el boj, la gayuba y el pino silvestre extraordinariamente abundantes.
            Siempre en dirección sur decidimos tomar algún atajo transitado pues la pista serpentea ociosamente y lo hacemos con cuidado para no apurar a Biola. Alcanzamos un  pequeño y plano collado situado a 1400 metros de altitud.

La Norte del Pico Gratal. 15-1-16.

            Desde aquí, una de las pistas se eleva al sudeste, otra desciende al oeste-noroeste y tomamos de llano la que  se va hacia el oeste, guiados por la lógica pues el pico no es visible desde aquí.
            Prácticamente en horizontal y venciendo tentaciones de encaramarnos en la loma sur próxima para ampliar horizontes, continuamos hasta atravesar el gaseoducto que sube hasta la loma y proseguimos hacia el oeste por la pista pues quiero recordar el pico al oeste del gaseoducto.
            Oímos gente, atravesamos los cortes de la pista hechos con montones enormes de tierra y cuando la pista se orienta hacia la hoya iniciando el descenso y contorneando un poco la loma, divisamos el casquete somital del pico.

Las Calmas desde Gratal. 15-1-16.

            Hay que volver un poco sobre nuestros pasos y ascender hacia la loma pues el pico se encuentra tras ella.
            Lo hacemos siguiendo una de las innumerables pistas trazadas en la zona y al final atravesando la loma cubierta de genista y boj alcanzamos el borde de un escarpe de 5 ó 6 metros que suscita las protestas de mi señora, pues cada vez que en montaña no se cumplen sus previsiones, se le hace largo y ha de culpar por ello a alguien.

El Nordeste desde el Pico Gratal. 15-1-16.

            He de volver sobre mis pasos, ellas se quedan pues Biola tiene presión en el pecho y yo me alargo al pico.
            El escarpe conduce a un amplio y plano collado al que llegan pìstas que suben de la Hoya de Huesca, por el que pasa el gaseoducto y en el que se encuentra la Fuente de las Fuentes.

Los Prados de Feners desde la Cima de Gratal. 15-1-16.

            Lo cruzo a buen ritmo y me encaramo por cualquier parte, todo en dirección sur, sobre la loma inferior vestida de boj y genista hasta alcanzar un pequeño collado en el que encuentro un caminillo que serpenteando por la pared norte se encarama rápidamente  a la torre somital pasando junto a un añoso pino silvestre.

Gratal desde Fners.

            Encuentro a un montañero que baja solo, nos saludamos mientras cojo aire y cuando son las dos alcanzo la Cima de Peña Gratal  cuando pensaba que estaba subiendo el penúltimo repecho. He metido veinte minutos en ello pero llego con poco aire.
            En la cima, a 1563 metros de altitud, una cruz y una virgen coronan una amplia loma orientada de noroeste a sudeste y han puesto en marcha el ventilador.


Peña Mediodía, Gratal y Vértice de Gratal. 14-4-16.

            Voy hasta el extremo sudeste contemplando las magníficas dimensiones de la Hoya, la multitud de pueblecillos diseminados en ella y el apiñado caserío de la capital, algunas balsas por el entorno y el Embalse de la Sotonera padre de todas ellas.
            La vista norte, como ya imaginaba, espléndida desde el oeste de Navarra hasta el este de Huesca pero con la boina puesta. Ya me había pasado por la cabeza pues es sabido que a las sierras exteriores hay que ir en día claro para poder disfrutar del paisaje celestial de los Altos Pirineos.


La Sur de Gratal. 15-1-16.

            Con cinco minutos de cima tengo bastante. Cuarto de hora después, por casi idéntico camino, estoy de nuevo en la fuente a la que han bajado mis señoras. Son las dos y veinte y comemos al sol y al resguardo del viento pues se ha aclarado bastante el día.
            Hago una foto al pico lleno de pistas y a las tres y diez emprendemos el regreso a través de la franja del gaseoducto hasta alcanzar la parte superior de la loma y continuamos para abajo al encuentro de la pista.


Pantano de Arguis desde cerca de la presa. 27-1-16.

            Por ella de llano hasta el collado y de nuevo alternando pista  y camino  viejo nos vamos para abajo por el Barranco de San Antón gozando con violetas y primaveras que son las primeras de la Primavera.
            A las cinco estamos de nuevo en el coche incorporándonos en dirección contraria a la riada  de coches que bajan.
            En Lerés recogemos algunas losas y piedras para el arreglo de la chimenea de casa y a las seis estamos en casa de las abuelas. A Biola no le han sentado mal los 500 metros de los 650 subidos, le han ido peor por otras cosas que no tienen que ver con el esfuerzo sino con la capacidad de sufrimiento que es un poder mental.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.