5 nov. 2016

77-16. UN PASEO POR LA ESTIBETA MONTINIER. 3-11-2016.



Deliciosa imagen de la Nordeste de la Tuca o Estibeta de Montinier.

Barrera pista sur Embalse Pineta, GR Portillo Tella, Borda Musulie y Refugio Estibeta Montinier.
03-11-2016.
Desnivel acumulado 500 m.
Distancia recorrida 10000 m.
Tiempo efectivo de marcha 02:30 h.
Sol.
Muy fácil.
Senderismo.

Sencilla ruta de senderismo que puede realizarse en cualquier época del año aunque en días de mucho hielo puede resultar poco agradable.
Agua en Bielsa o en el Embalse de Pineta según costumbre.

Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de la Estibeta de Montinier procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            La temporada de setas ha sido pésima, de las peores que recuerdo y, por probar, pues no acostumbramos a ir al monte en busca de setas casi nunca, nos quedamos en Bielsa para ver qué hay, a pesar de que ni en Trigoniero ni en Salcorz vimos nada.
            Es 3 de Noviembre de 2016. La noche en Bielsa ha sido estupenda pues ni siquiera ha helado pero a las ocho de la Mañana en los claros de Coroniato hay una escarcha considerable.
            Damos una vuelta  y enseguida nos damos cuenta de que no hay nada que hacer. Mi chica sugiere subirnos a almorzar a la Estibeta de Montinier y no teniendo nada mejor que hacer…

En ascenso por el Barranco de Montinier.

            Son las nueve y cuarto de la mañana cuando aparcamos la furgo en la barrera de la pista que transita la Orilla Sur del Embalse de Pineta. La barrera está levantada pero vamos a caminar.  Estamos a 1150 metros de altitud.

Precioso pinar de pino royo en el Barranco Montinier.

            Se puede partir de la Presa de Pineta y desde allí un camino con hitos conduce a la pista tras pasar por un merendero. No hay diferencia significativa. Y aunque con más desnivel y distancia también se puede hacer desde Bielsa siguiendo el GR que se alarga hasta el Portillo de Tella.

La Este del Tozal o Estibeta de Montinier.

            Caminamos poco más de un kilómetro primero de llano y luego en suavísimo ascenso para alcanzar la zona de prados y bordas a 1240 metros de altitud, donde abandonaremos la pista por el sendero balizado de rojo y blanco que tras rodear un prado se acerca al Barranco Montinier para ascender fuertemente en un tramo de gravera fina en un barranquillo subsidiario y en dirección sur.

Alcanzando la pista en la Borda Masulie.

            El camino atraviesa un pinar maduro de pino silvestre con sotobosque de boj que vuelta a vuelta alcanza la pista que hemos abandonado.

Otoño en la Estibeta Montinier.

           Estamos  en la Borda Musulie a 1500 metros de altitud  y proseguimos por la pista en dirección oeste para caminar alrededor de un kilómetro y tomar al sudoeste el camino indicado que se marcha en suave ascenso hacia la Estibeta de Montinier a través de los bojes que acogen a pinos jóvenes.

La luz en la Arista de Montinier.

            El camino está húmedo y la escarcha blanquea en los claros pero enseguida se aclara la vegetación para dejar paso al praderío de la Estibeta de Montinier en la que se asienta el refugio pastoril.

El Rellano de la Estibeta con el Refugio Montinier.

            Son las diez y media, estamos a 1650 metros de altitud, el ganado con el pastor está por allí y nosotros nos sentamos a echar un bocado en la puerta del refugio que, por cierto, está algo abandonado y no ofrece nada más que cubierto y leña en las inmediaciones.

Entra el sol por el Portillo Tella.

            Se puede proseguir hacia el oeste siguiendo las balizas que conducen al Portillo Tella por el que se cuela el sol  y también avanzar al sur entrando en el pinar, para subir unos pocos metros que te depositan en la Cima del Tozal o Estibeta de Montinier pero no merece la pena ya que desde la cima, completamente ocupada por el bosque, es imposible la visión en cualquiera de las direcciones.

Fulsa y Suelza desde el Refugio de Montinier.

            Un cuarto de hora después, estamos a la sombra que nos propicia el Puntal de Bachaco y la Peña de Altura, nos vamos para abajo.

Mener, Plana Alba y Espada. Se asoma Ibonet.

            Contemplamos espléndidas imágenes de Suelza y Fulsa con el Circo del Cao a sus pies y También Mener, Plana de Alba y La Espada de Urdiceto; incluso en algún momento vemos Marcatiecho y el Ibonet de Trigoniero.

Balcón de Pineta y Tres Sorores.

            Desandamos camino, luego la pista y continuamos para abajo hasta asomarnos entre los pinos al Balcón de Pineta y las Tres Sorores pintadas de blanco.

Tardías escabiosas en el Barranco de Montiner.

La Borda Masulie.

            Seguimos idéntico camino que a la subida y nos llegamos a la furgo cuando son las doce.
            Ha sido un agradable paseo con un modesto ascenso de 500 metros de desnivel en un pinar bastante puro en que algunos fresnos, abedules, temblones y avellanos ponen su nota de color a este otoño, aunque desde dentro del bosque no sea el mejor observatorio.

Pineta desde el Embalse de Pineta.

            Hay que salir hasta la Orilla Norte del Embalse de Pineta, ya de vuelta, para contemplar las prestigiosas imágenes del Otoño en la Estibeta de Montinier incrementadas con las luminosas aguas del embalse y dejar que semejante beldad te pinte la cara con una sonrisa.

Entrando a la Plaza Mayor de Ainsa.

Torre de la Iglesia Románica de Ainsa.

Calle Mayor de Ainsa.

            Para completar la jornada nada mejor que subirse hasta la Plaza Mayor de Ainsa para dar un paseo al cálido sol del mediodía y sin aglomeraciones por uno de los Pueblos más bellos de España.

Portada de la Iglesia de Ainsa.

Montañesa desde Ainsa.

En la Plaza Porticada de Ainsa.

Ainsa siempre ofrece una visita agradable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.