4 ago. 2001

15-01. LA SUCA. 4-8-2001.

La Suca y el Refugio de San Vicenda. 12-5-07.

Pista de Plana Canal, Refugio de Plana Canal, Cuello Viceto y Cara Sur.

04-08-2001.

Salida 17 h. Llegada 10 h.

2 d.

Nieblas.

Ascensión.

Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de la Suca procedente de Prames. Vía en amarillo.

            Una vez recorrido el Valle de Añisclo y comprobado que es enormemente largo, tomamos la decisión de cambiar de planes para ir a la Montaña de Sensa.

            Habíamos visto desde Castillo Mayor la carretera que conducía al pueblo de Bestué y una pista que pasaba al oeste de los paredones del pico. Luego, nos enteramos que esa pista estaba cerrada a 1700 metros de altitud, a la entrada del Parque Nacional de Ordesa por las terrazas superiores del este del Cañón de Añisclo en la zona de Plana Canal y supusimos que muy cerca de Cuello Viceto.

            Por tanto, iríamos a hacer La Suca y Las Tres Marías utilizando esta ruta de aproximación y contando con que la nieve hubiera desaparecido, al objeto de realizar los cuatro picos de tacada, ya que no conocíamos cómo se encontraría la arista.

            Es jueves 3 de Agosto. Mi chica ha salido del trabajo a las seis de la mañana y ha de dormir un poco.

            Después de comer subimos despacio el Puerto de Serrablo, pero se marea igualmente y a la bajada hemos de parar. Siempre le pasa lo mismo cuando vamos para allá y nunca cuando volvemos. ¿Si no será la misma carretera?

            En Ainsa nos vamos hacia Escalona y allí entramos en el Valle de Añisclo.

Enseguida aparece el desvío hacia Sercué y Escuain. La carretera es estrecha pero el asfalto no es malo y además la cuneta está hormigonada con lo que unido a la casi nula circulación no se va mal.

            Pasado Puértolas nos vamos a nuestra izquierda para hacer los 4 kilómetros que nos depositan en Bestué
 
La Pista a Plana Canal en la Oeste de Castillo Mayor desde Sestrales. 12-5-07.
.
            Preguntamos y nos indican que había que tomar la pista que hemos visto a la derecha subiendo. Tenía un cartel: “Montaña de Sensa.” 

            Volvemos 2’5 kilómetros de los 4 kilómetros que había y tomamos una pista que fundamentalmente en dirección norte y con un firme en bastante mal estado, nos ha de llevar tras 9 kilómetros a la barrera que corta la pista en el inicio del Parque de Ordesa. Son las cinco menos veinte y estamos a 1800 metros de altitud.

            La tarde es espléndida. Tomamos una cerveza fresca mientras nos ponemos las botas y con la mayoría de la ropa en la mochila iniciamos la marcha diez minutos después.
 
La Noroeste de Castillo Mayor desde Plana Canal. Atrás Cotiella. 12-5-07.

            Tras la barrera la pista sigue puerto adelante en dirección noroeste y no solamente no sube sino que baja. Será una pista tediosa que contornea, tras pasar junto a la Cabaña de Plana Canal, numerosos barrancos que bajan del Cordal de Vasones, tras dejar atrás el acceso a Sestrales.

            En los barrancos baja todavía agua y poco más adelante hay un abrevadero con agua captada de alguna surgencia. Nosotros en previsión de que no la hubiera y además de no encontrar la fuente que Miguel nos ha indicado, llevamos 2 litros de agua.

            Nos acercamos al Cañón de Añisclo por la parte superior de los paredones de su orilla izquierda a la vez que vamos contemplando terreno de su orilla derecha: el Mallo Oscuro, la Fon Blanca y las Tres Sorores junto a la Punta de las Olas. Luego, el camino gira un poco al norte y nos enseña nuestros objetivos para el día siguiente. Se trata de una auténtica postal iluminada espléndidamente que nos enseña en la distancia la dificultad entre la María Central y la Oriental.
 
Cañón de Añisclo por debajo del Barranco de la Pardina. 12-5-07.

            Alcanzamos el Refugio de San Vicenda que no es más que una vieja y maloliente cabaña pastoril en la que no hay separación entre la zona de los animales, de los que hay dos, y la del pastor que está bastante limpia, pero que no le sirve de nada: es una auténtica cochinería. Al lado está el todoterreno del pastor cubierto con una lona.

            La gente baja y nosotros, una vez que ha desaparecido la pista, nos vamos camino adelante en dirección norte y por fin en ascenso, ya que el refugio está a 1800 metros de altitud.

            Ascendemos poco a poco girando debilmente hacia el este al encuentro de Cuello Viceto que adivinamos. Así será, y a las seis y media alcanzamos el amplio y plano collado de Cuello Viceto situado a 2020 metros de altitud.

            Busco entre la irregular pradera alpina un lugar plano y liso donde montar la tienda para que luego al acostarnos aparezca en mitad de mi espalda un lomo imposible.

Enseguida busco y encuentro a la altura del collado y en su parte nordeste una surgencia unos 200 metros más allá del destrozado abrevadero. Cogemos agua y de vuelta a las mochilas decidimos montar la tienda y cenar a continuación para poder marchar después hacia el Pinaré.
 
Las Olas y la Fonblanca desde el Pinaré.

            Cenamos a las siete y a las siete y media atravesamos en horizontal el amplio collado en dirección nor-noroeste nos vamos hacia el Pinaré.

            Enseguida alcanzamos una grada superior al pequeño bosquecillo de Pino negro que se asoma al cañón y llegando al extremo limitado por los paredones, nos asomamos nosotros también.

            Estamos frente al Barranco de la Fon Blanca, contemplamos la surgencia y los caminos que conducen uno al Collado Superior de Góriz y el otro, a través de la parte superior del Cañón de Añisclo, al collado del mismo nombre.
 
La Oeste de la Suca desde el Collado de Añisclo. 15-8-09.

            Luego tranquilamente nos volvemos a la tienda y a las nueve menos cuarto, tras tomar una leche fría nos empiltramos. Charlamos un buen rato acurrucados en los sacos pues el sol se ha ido y la temperatura ha bajado un poco en comparación con el enorme calor que hamos pasado hoy. Sobre las nueve y media archivamos el día, tras encontrar un lugar para mi espalda a salvo del lomo que me ha tocado en suerte.

            La noche se hace larga puesto que al principio se nos hace calor y luego sobre las dos de la mañana llueve. Son unas gotas que nos despiertan y que se repetirán varias veces a lo largo de la noche.
La Sur de la Suca y las Tres Marías desde Cuello Arenas. 4-3-07.

            A las seis y veinticinco me despierta mi chica y amanecemos al nublado viernes 3 de Agosto de 2001. El nublado parece recio y la amenaza de lluvia es importante. En consecuencia, nos ponemos en horizontal de nuevo y esperamos, el día puede dar muchas vueltas y nosotros podríamos salir, si el tiempo mejorara, incluso a las diez de la mañana. Para marchar hacia abajo también tenemos tiempo.

            A las siete y media me asomo por la ventilación de la tienda y compruebo que la nubosidad carece de desarrollo pues se trasluce un poco el azul del cielo. Nos levantamos y al suave ritmo de las protestas de mi esposa, que no sé a que leches ha venido para aquí, nos metemos en marcha cuando son las ocho de la mañana.
 
De camino a Cuello Gordo la Suca y las Tres Marías. 18-1-09.

            Trescientos metros más arriba nos esperan las nieblas. Las alcanzamos un poco antes ya que bajan a nuestro encuentro. Nosotros hemos subido la fuerte pendiente de la pradera alpina en dirección norte y como no vemos ninguno de nuestros cuatro objetivos, cambiamos de planes y decidimos ascender en primer lugar a La Suca para luego con la seguridad que nos dé la presencia de los paredones del Cañón de Añisclo al oeste, tener la certidumbre de saber dónde nos encontramos y proseguir así la actividad, siempre que sea posible. Alcanzar cualquier otro pico o collado igualmente desconocido pero sin referencia alguna podría ser una auténtica quimera.
 
La Suca y las Tres Marías desde nuestro campamento. 12-6-08.

            En consecuencia, alcanzado el rellano de la Pleta de los Flaixins nos inclinamos un tanto al oeste subiendo gradas suaves entre pradera y afloraciones calizas.

            Encontramos algunas citas que confirman nuestra trayectoria y nos vamos decididamente al noroeste para subir el paredón inicial en un lugar en el que pierde verticalidad en medio de dos neveros residuales.
 
Suca y Marías desde Sestrales. 12-5-07.

            Escuchamos los ladridos de un perro que ha debido localizar a los rebecos que hemos despachado para abajo y poco después bajo nosotros aparece una pareja que viene del Pinaré, suponemos, y que parece va a seguir nuestros pasos.
 
Detalle de la Norte de la Suca desde Comodoto. 27-1-08.

            Continuamos ascendiendo ya próximos a los paredones del cañón y ganado altitud con alguna cita que otra. Luego, una barrera rocosa se opone a nuestro paso pero entre la niebla descubro un paso que nos obliga a trepar un poco sobre lisas lajas de caliza que tiene buenas presas. La vía transcurre al este donde la barrera se deshace en pedrera.
 
En la Cima de la Suca.

            A la salida de la barrera alcanzamos la arista sur que asciende decidida y limitada por algunos corredores que se pierden en los paredones del Cañón de Añisclo. Fácilmente nos deposita en la plana, rocosa y alargada cima de La Suca situada a 2785 metros de altitud cuando son las diez menos cuarto de la mañana.
 
Desde Cuello Arenas la Suca y las Tres Marías. 18-1-09.

            Nos vamos hacia el extremo oeste yo para localizar la vía de descenso hacia el Collado de Añisclo y Rosa en busca de cobertura para su móvil. Ni yo veré lo que quiero ver ni mi chica podrá llamar a nuestra hija Biola.
 
La Norte de las Tres Marías desde Comodoto. 27-1-08.

            La cara norte es un enorme paredón que baja vertiginoso, suponemos, hasta el fondo de Pineta, la niebla solamente nos permite imaginarlo. En el extremo oeste una arista que se orienta hacia el norte se afila y se sumerge en las nieblas, con lo que hemos de suponer que la bajada tiene que ser por allí, pero nada más. Hacia el sudoeste unos corredores amplios, verticales y descompuestos desembocan en los paredones del cañón y el resto, salvo unos primeros metros de la arista que acabamos de subir, es todo niebla.


Puedes ver la Continuación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.