29 may. 2005

15b-05. UNA VUELTA POR EL VALLE DE LOS IBONES. 29-5-2005.

Valle de los Ibones con Batisielles y la Tuca Mincholed.

Ibón de las Alforjas, Ibón de la Herradura, Ibón de Posets, Faldeo de la Arista de Bardamina por el  Sur, Arista de Bardamina zona de Montidiego, Ibón Alto e Ibón de las Alforjas. Descenso por la Pleta de la Piana a la Espiantosa.
 
29-05-2005.

Desnivel de subida 550 m.

Desnivel de descenso 1300 m
.
Distancia 14000 m.

Tiempo efectivo 05:30 h.

Sol

Fácil.

Senderismo.
 
Agua en todos los ibones y riachuelos con la condición de que no estén helados.

El recorrido por el Llano de los Ibones admite múltiples variantes al gusto. Es conveniente utilizar el camino que pasa por el Refugio Angel Orús o del Forcau.
 
Mapa del valle de los Ibones procedente de Prames. Vía en amarillo.
 
            A las seis dice Rosa que el cielo estaba estrellado pero a las siete y media, que es cuando nos levantamos al domingo 29 de Mayo DE 2005, hay una cierta nubosidad que, de momento, no amenaza. Se trata de lo que habían anunciado y razón por la que cambiamos nuestros primitivos planes y nos subimos ayer al Escorvets.

            La mañana tiene una temperatura estupenda, desayunamos en frío que no molesta y a las ocho y cuarto nos ponemos en marcha con menos mochila todavía que la tarde anterior.

Deshielo bajo el Ibón de la Herradura.
 
            Iniciamos el recorrido en dirección norte para ir virando hacia el sudoeste siguiendo el desagüe de los sucesivos ibones que culminan en el más alto: el Ibón de Posets.

            Siempre por la orilla derecha de barranco vamos progresando suavemente hacia arriba, rodeando pequeños ibones y atravesando algunos neveros residuales junto a los mismos hasta que alcanzamos el, desconocido en estos momentos, Ibón de la Herradura. Se trata de un sube y baja continuo pero evidentemente muy agradable y más en este medio natural tan encantador.

Bajo el Ibón de Posets.
 
            Hacemos fotografías para el recuerdo y poco después alcanzamos el final del circo que aquí forma la Sierra de Llardana. Estamos en la salida del Ibón de Posets situado a 2570 metros de altitud. Son las nueve y media.

Tuca Alta, Diente de Llardana, Espadas y Espalda de Posets.
 
Sobre el Ibón de Posets.
 
            Queremos continuar hacia la zona del llano de los Ibones y para ello, como procedimiento más rápido, abandonamos el barranco en dirección norte y subimos un paredón fácil pero bastante pendiente que nos ha de permitir continuar lo más horizontalmente posible nuestro tránsito por la enorme cara este del Posets.

Escorbets desde el Ibón de Posets.
 
            Hay que superar el nivel de los corredores llenos de nieve que reposan con sus pies en el barranco  pero no subir tanto que nos introduzca en los que bajan de la cresta cimera de Posets, algo que vimos muy bien ayer desde Escorvets pero en la distancia.

Balsa helada en el Llano de los Ibones.
 
            Alcanzamos ya en más suave ascenso los 2750 metros de altitud y nos introducimos en una media ladera muy transitable a base de continuas subidas y bajadas cortas. Es una delicia transitar parajes como éste en el que vas haciendo tu propio camino a base de generoso esfuerzo.

Desde el Desagüe del Ibón de Posets.
 
            Fundamentalmente hacia el este atravesamos la cabecera de un buen puñado de barrancos y finalmente nos situamos sobre la arista sudeste del Pico Bardamina, al que quería subir Rosa.

            Estamos entrando en el Llano de los Ibones y localizamos los tres más importantes: el Alto y la Balsa Este completamente helados y la Balsa Sur a medias.

Ibón Alto.

            Sin bajar a ellos nos dirigimos hacia la arista de Bardamina en uno de sus puntos más bajos no sin antes parar a echar un diminuto bocado y un trago de agua.

Ibón del Collado de Montidiego.
 
Ibón más alto del valle de los Ibones.
 
            Después pasamos entre las dos balsas más altas y desheladas y alcanzamos la arista sobre los 2750 metros de altitud.

Guías, Clarávides y Gourgs Blancs.
 
            Fotografiamos el Montidiego aquí enfrente, los Batisielles y la Tuca Mincholet perfectamente perfilada y descendiendo por el vertiginoso barranco inmediatamente al este de la zona del Ibón de las Agujas, tratamos de localizar el asentamiento del Refugio de Estós.

Cresterío del Seil de la Baquo desde el Collado de Montidiego.

            No podemos localizarlo pero en cambio disfrutamos de unas vistas espléndidas sobre la zona de Gourgs Blancs y Perdiguero.
 
Perdiguero.

Collado de Montidiego desde la cresta de Bardamina.
 
            Luego, en dirección sur nos vamos para abajo. Pasamos entre las dos balsas altas, luego por la orilla oeste del Ibón Alto nos vamos un poco hacia el este y tomando un corredor todavía un poco más al este del desagüe del barranco nos bajamos rápidamente utilizando la nieve que lo rellena y que se encuentra estupenda para bajarla.

La este del Pico Bardamina.

Bajando al Ibón de las Alforjas.
 
            A las doce menos cuarto llegamos a la tienda dispuestos a recogerla, descansarnos un poco y proseguir luego para abajo.

            Advertimos que teníamos el mechero bajo la carga del cámping gas y como desagravio nos hacemos la pasta que no habíamos podido hacer para la cena.

            A la una del mediodía salimos para abajo. Yo sigo con mi idea de que nos dimos la vuelta ayer cuando ya estábamos prácticamente fuera del bosque mixto. Por lo tanto vamos a bajar por la izquierda del Barranco de los Ibones, es decir, por la ladera este del Pico Escorvets.

            Atravesamos el barranco en su cabecera y en suave ascenso pasamos por encima de unos paredones del fondo del mismo y  tomamos una serie de viras horizontales  que en dirección sur nos van alejando del lecho y que nos depositan en una amplia ladera vestida de pradera alpina, al menos en  la parte más alejada de los paredones.

            Bajamos por cualquier parte  pero siempre directamente hacia el sur tratando de alejarnos del barranco  ya que queremos hacer una vía directa sin tocar los paredones del pico.

Cascada del paso del Oset.
 
            Perdemos altura  siempre con la referencia del Refugio del Forcau hasta que alcanzamos el fuerte resalte anterior al barranco principal. Allí hay que tomar la decisión de bajar de frente con el riesgo de alcanzar el barranco en la zona encajonada con lo que habría que faldear dentro del bosque mixto hacia el sudeste o faldear un poco arriba hasta coger alguna de las pedreras que bajan hasta abajo.

            Tiramos por el camino de en medio: descendemos en travesía a media ladera buscando vía. Damos algun quiebro que otro en la dirección prefijada, en un momento hay que destrepar un poco   siempre por tramos limpios, a veces por los herbazales de alguna escorrentía y finalmente atravesamos un par de barranquillos no demasiado vestidos con lo que alcanzamos la pedrera de la que nos habíamos dado la vuelta por la mañana.

Jóvenes helechos en la Aigüeta de Eriste.
 
            A las dos y media estamos en la pradera junto a la Aigueta de Eriste.

            Echamos un trago y sin más historia nos llegamos un rato después al coche cuando son las tres y diez dando por liquidada la actividad en la que no solamente hemos movido 2100 metros de desnivel, pues lo de la mañana de hoy no teniendo desniveles absolutos, ha sido uno de esos  rompepiernas continuo en el que se deben acumular una cuantiosa cantidad de desnivel movido que nunca se sabe ni se cuenta.

            Nos descalzamos, nos ponemos cómodos, comemos otra vez, bebemos abundantemente y bueno, hay que marchar para casa. Llegaremos a las seis menos cuarto con la sensación de que la próxima por aquí será más allá del Puente de Tramarrius y quien sabe si no será el próximo año.

Puedes ver el Comienzo.

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.