30 dic. 2007

29-07. A OROEL POR ORDOLES. 30-12-2007.

Oroel desde Salinas. 4-4-07.

Pardina de Ordolés, aparcamiento alto, Virgen de la Cueva y cara sur.

30-12-2007.

Salida 15 h. Llegada 18 h.

Sol.

Muy fácil.

Ascensión.

 Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Oroel procedente de Prames. Vía en marillo.
 
            A la Peña Oroel se suele subir por su cara norte a partir del Parador de Oroel. Se trata de una subida empinada, corta y su aproximación también resulta breve. Además, en verano es una ruta agradablemente sombreada hasta que superas las Neveras y alcanzas la arista este del pico. Es una ascensión de las de “andar por casa” casi siempre llena de paseantes y que ofrece una excelente y dilatada visión del Pirineo ya que, por lo general, suelen ofrecer la visión de un buen número de  los bastiones importantes del Prepirineo.
 
Vertiente Norte de Oroel desde Oturia.5-10-08.

            Es el 30 de Diciembre de un 2007 que se acaba. El día 28, día de los Santos Inocentes fuimos en familia a celebrar la “Inocentada con suerte” del pasado año. Brindamos con sidra en Pla de la Gradillera y despedimos el año. Hoy habían previsto la entrada de un frente que dejaría nieve sobre los 1500 metros de altitud y, consecuentemente después de un año con tantas salidas, decidimos no hacer nada.

            El día ha salido muy decente, evolucionando a mejor si cabe, de nieve nada de nada y tras comer temprano nos vamos a conocer una vía de ascenso diferente a la Peña Oroel.

Oroel desde el oeste.

            A la entrada de Jaca tomamos la carretera que conduce hacia Bernués. Hacemos los 7 kilómetros hasta el desvío al parador y proseguimos por la misma carretera hasta casi el kilómetro 11.

            Tomamos un desvío a nuestra izquierda y por una pista en condiciones aceptables, tras varias derivaciones y atravesando una barrera para el ganado, alcanzamos la Pardina de Ordolés. Proseguimos pista adelante primero al este y luego, pasando una caseta, giramos al norte y ascendiendo fuertemente nos llegamos hasta el final de la misma situada sobre los 1350 metros de altitud. Son las tres de la tarde.

Entorno de la Virgen de la Cueva.
 
            Un camino parte del aparcamiento y se introduce bastante llano en el pinar de la cara sur de Oroel. Progresa en dirección oeste-noroeste y a través del boj se va elevando suavemente, supera un par de contrafuertes y se introduce  en una marcada depresión entre paredones de conglomerados de pudingas clásicos.

Fachada de la Ermita de la Cueva.
 
            Poco más arriba alcanzamos el emplazamiento de la Ermita de la Virgen de la Cueva situado a 1480 metros de altitud.

Interior de la Ermita de la Cueva.

El Altar de la Ermita de la Virgen de la Cueva.
 
            La ermita aprovecha una cueva natural de entre dos y tres metros de altura cerrándose con obra por dos de sus lados. El resto libre puede ser utilizado como abrigo para el ganado. Al lado y de nueva construcción, está la casa  de los cofrades. Se trata de un cálido rincón que conocemos perfectamente pues no es la primera vez que nos hemos bajado desde las neveras en busca de abrigo para comer en días de marcada inclemencia meteorológica.

Desde el rellano de las Neveras el Casquete Somital de Oroel. 2-2-03.
 
            Cinco minutos más tarde proseguimos camino arriba y en dirección norte para alcanzar el rellano al sur de las Neveras cercano a la arista.

Cruz de Oroel desde el este.
 
            Son las cuatro de la tarde y al solecillo de la hora  viramos al oeste y con el camino ascendemos suavemente los poco más de 100 metros de desnivel que nos depositan en la Cruz de Oroel  a 1770 metros de altitud, cuando son las cuatro y cuarto de la tarde.

Buitre leonado sobre Collarada.
 
El Espolón Oeste de Oroel. 2-2-03.

            Contemplamos el conocido paisaje del Pirineo del norte, vestido de blanco casi todo, desde Cotiella a los Montes Navarros sumidos en las neblinas y el Prepirineo que incluye del Turbón hasta Cuculo en todo el horizonte sur. ¡Ahí es nada!

La Cruz de Oroel desde la Mesa de Direcciones.
 
            Nos vamos hasta la punta oeste en la que hay otra mesa de direcciones para contemplar las elegantes evoluciones de los buitres leonados.
 
La Sur de la Partacua.

La Punta este de Oroel.
 
            Luego nos abrigamos un poco y dando la vuelta sobre nuestros pasos iniciamos el descenso por idéntico camino.

La Sur de Oroel poblada de genista.
 
            En las proximidades de la ermita nos paramos con los últimos rayos del sol para comernos unas mandarinas y unas galletas de chocolate. Luego, con cuidado, bajamos los retazos de nieve helada que tachonan el camino en las zonas pisadas y sombrías, alcanzando el coche cuando son las cinco y media de una tarde que empieza a espirar.

            Pista abajo con el coche paramos antes de llegar a la cabaña para coger leña seca de boj de unas viejas limpias. El boj tarda mucho tiempo en pudrirse y arde muy bien además de tener un gran poder calorífico pues se trata de una madera dura de grano fino.

            Cae la noche y son las siete menos cuarto cuando llegamos a casa. Ha sido un paseo con 450 metros de desnivel con lo que esperamos haber despedido un año en el que hemos hecho setenta y una salidas y en las que hemos realizado un desnivel de 55985 metros. ¡Quién nos lo iba a decir hace un año!    

 

26 dic. 2007

28-07. A LA POMBIE DESDE LA CABAÑA DE SOQUES. 26-12-2007.

El Midí desde la cabaña de Pombie.15-5-04.

Cabaña de Soques, Barranco de Pombie, Cabaña de la Glero, Grande raillere y Lac y Refugio de la Pombie.

26-12-2007.

Desnivel acumulado700 m.

Distancia recorrida15000 m.
 
Tiempo efectivo 04:45 h.

Nieblas.

Fácil.

 Raquetas.

Agua en el Lac de Pombie o en el barranco a discreción. En temporada en el Refugio de la Pombie.

Rosa Mª. Martínez y Marioano Javierre.

Mapa de la Pombie procedente de Prames. Vía en amarillo.

            No hay nada como las cosas en su punto, y la nieve no es ninguna excepción. Caída a tiempo, no es preciso que sea mucha para cundir y durar.

            Se acaba el 2007 pues estamos a 26 de Diciembre y, aunque tarde por diversas circunstancias, nos vamos a dar una vuelta al monte. Queremos pisar nieve, por una vez sin los esquís.

            Alrededor de las once de la mañana, después de liquidadas unas cuantas cosillas, nos metemos en el coche y nos vamos Valle de Tena para arriba. Tranquilamente nos llegamos hasta el Portalet que se encuentra entre nieblas y continuamos para abajo. Pasamos de largo el aparcamiento del Valle d’Aneu y tras pasar las defensas de aludes alcanzamos la Cabaña de Soqués y allí aparcamos el coche junto a otros tres más.

            Estamos sobre los 1400 metros de altitud y son las doce del mediodía cuando nos echamos al monte. Indecisamente y en descenso nos acercamos al barranco hasta que localizamos el puente. Hemos de pasar a la orilla izquierda tras perder alrededor de 50 metros e introducirnos inmediatamente en el hayedo siguiendo indecisos caminos que terminan por coincidir en mediano ascenso y en dirección al Barranco de Pombie.
Desde el Collado de Arrious.14-8-03.

            Hemos salido de casa con un día un tanto arañado, en Santa Elena hacía viento, en Formigal entraban ya las nieblas y aquí las tenemos de gorro aparcadas sobre los 1800 metros. El día no está mal al abrigo del hayedo y al calor de la pendiente de un camino que asciende suavemente en dirección fundamentalmente oeste.

            Poco más arriba el camino se acerca al barranco hasta que termina por pasar a la orilla izquierda del mismo a través de un puentecillo para proseguir paralelamente al mismo saliendo del hayedo sobre los 1650 metros de altitud.

            Pisamos nieve desde la Cabaña de Soqués y llevamos de casi todo para la misma aunque, como ya imaginaba, a lo mejor no tenemos que emplear nada. Hay huella de raquetas fundamentalmente y la nieve está estupenda de momento.

            Alcanzamos la Cabaña de Glero tras haber localizado con anterioridad la Cabaña de Pucheoux situada poco más arriba pero en la dirección del barranco junto al que subimos.

            La Cabaña Glero está situada en un rellano alpino, ahora cubierto de nieve y la huella que lo atraviesa se orienta al noroeste y hacia una enorme pedrera que desciende prácticamente desde la mole del Midi d’Ossau que no vemos puesto que las nieblas nos cierran el horizonte.

La Parte baja de la Grande Raillere desde Peyreget.6-6-07.
 
            Seguimos una débil huella que se introduce en la pedrera y que, poco más arriba, termina en un lugar ilógico para ir a Pombie. Los caminos a Pombie o van por la cabaña Pucheoux llegando directamente al refugio o se orientan hacia el Coll de Suzón atravesando la parte inferior de la Grande Raillere.

            Yo intuyo ambos pero con esta nieve, sin huela y sin paisaje prefiero quedarnos a comer aquí a la vez que hacemos tiempo a que las nieblas se levanten un poco permitiéndonos afinar la orientación.
 
Saoubiste desde la Grande Raillere.

            Es la una y media del medio día y como el “orache” no está mal  se nos va media hora en el asunto que incluye la colocación de las raquetas ya que aquí la nieve blandea mucho más al no estar pisada.

            He querido ver la pared de la Jean Santé y decidimos proseguir en dirección noroeste aprovechando tramos de nieve entre el pedregal de considerables proporciones y ya en ascenso hacia el alto de un resalte que se alarga hacia el refugio con aspecto de arista que yo sé que no es tal.

Collado de Suzón y la Pombie. 15-5-04.

            Alcanzamos la parte alta del resalte y coincidimos allí con la huella que sube directamente desde la Cabaña Glero y ya, puestos en la huella, decidimos continuar.
 
            La huella se arrellana, serpentea entre piedras y tras aproximarse un tanto al Coll de Suzón gira poco a poco hacia el sur con algún que otro sube y baja a la vez que las nieblas comienzan a bailar aclarándose de manera intermitente.

´La Este de Midi. 18-4-09.
 
            La travesía de la Grande Raillere se hace, como siempre, larga  pero a pesar de ello creo que se nos hubiera hecho más largo todavía sin la nieve.

La Sur de la Cabaña Pombie. 18-4-09.

            Se lleva su tiempo pero alrededor de las tres alcanzamos el Refugio de Pombie a 2032 metros de altitud

La Fourche. 18-4-09.
 
            Entramos en la zona libre del refugio que está muy bien acondicionada con literas, mantas y cocina, y tras echar unas fotos y contemplar el ibón de al lado del refugio ya completamente helado, emprendemos la vuelta.

            La travesía de la Grande Raillere no se hace demasiado larga al tímido sol que se intercala entre las nieblas pero a pesar de ello se nos lleva treinta y cinco minutos llegar a la cabecera del resalte.

Pallas y Balaitus desde la Norte de Peyreget.
 
            Dudamos entre bajar hasta la cabaña por el camino natural en el que no localizamos huella firme pero finalmente decidimos seguir nuestras propias huellas.

            Debajo del rellano de la Cabaña Glero las nieblas bajan de nuevo y refrescan el ambiente con lo que alcanzamos el hayedo en idénticas condiciones a las que lo hemos dejado.

            En el puente sobre el barranco me quito las raquetas, Rosa se las dejará hasta llegar al coche, y con toda comodidad bajamos el hayedo, y rematamos la jornada cuando son las cinco de la tarde, tras un último repecho que se atraganta un poco, después de los 700 metros de desnivel sobre nieve que hemos saldado en el día.

            Cae la tarde de camino al Portalet y luego, sumergidos en el reducido torrente de esquiadores que vuelven de las pistas nos llegamos a casa a esperar otra jornada más pues el monte seguirá allí, esperándonos.


6 dic. 2007

27-07. LOS PEPES O MALLOS DE ALIANA. 6-12-2007.


 
Los Pepes desde la Punta Bail.

Aparcamiento Refugio de Vadiello, Pista Barranco de Vadiello, Cuello Bail y Brecha entre los Mallos del Norte y del Sur.

6-12-2007.

Salida 12 h. Llegada 17 h.

Sol.

Fácil.

Ascensión.

 Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de los Pepes procedente de Prames. Vía en amarillo.

            Es el 6 de Diciembre de 2007, el mejor día del largo puente ya que, han previsto que se va a estropear el tiempo.

            Hemos de recoger a nuestra hija en Huesca y como llegará a las nueve y veinte de la noche disponemos de mucho tiempo sin necesidad de marchar pronto. Así que hacemos algunas cosas por casa y a las diez y media nos metemos en el coche.

            Huesca sin entrar y hacia Vadiello. A las once y media llegamos al Refugio de Peña Guara y volvemos unos metros por la carretera para aparcar frente al comienzo de la Pista del Barranco de Vadiello a 730 metros de altitud.

            Son las doce menos cuarto cuando comenzamos a caminar pista adelante en suave ascenso y en dirección oeste. Sabemos que la pista está abierta al tráfico y que hay algunas barreras más adelante. Decidimos hacer la pista andando porque a partir de Cuello Bail no hay gran cosa. Lo cierto es que me he engañado un poco y la barrera está por encima de 6 kilómetros más adelante. Bueno, una vez asumido el tema solamente hay que echar un pie delante del otro.

Mallos de San Jorge desde la Pista de Vadiello.
 
            La pista nos enseña la parte alta de la cara oeste de los Mallos de San Jorge y Lazas de los que contemplamos con especial atención a la Canal del Palomo y su salida.

La Salida de la canal del Palomo.

Parte Intermedia de la canal del palomo.
 
Los dos tercios superiores de la canal del Palomo.

La artificiosa salida de la canal del Palomo.
 
            La pista sube por la orilla derecha del Barranco de Vadiello que queda al fondo y da una enorme vuelta pasando por el Collado de la Foz situado a 930 metros de altitud, punto en el que gira orientándose paulatinamente al norte totalmente  arrellanada.

            En un cruce de pistas nos vamos hacia el norte dejando a nuestra izquierda la pista que lleva a la Val d’Onsera. Poco más adelante encontramos un par de coches aparcados debajo de la barrera.

La Sudeste de Peña Foratata.
 
Fragineto y Guara desde el Barranco de Vadiello.
 
Los Pepes desde el Collado de la Foz.
 
            Sabemos que se puede subir hasta debajo de los mallos de la Peña Foradada por el Barranco de Vadiello pero no estamos con ganas de trajinar  con la maleza de Guara. También hay una pista intermedia que permite un camino con menos rodeo del que estamos haciendo pero…
 
Detalle de los Pepes.

Cuello Bail.
 
            Cuello Bail está lejos todavía pues quedan unas amplísimas lazadas al sudeste de Matapaños. Hemos empezado con fotografías, pero ahora llevamos ritmo ligero. A pesar de ello hemos de meter dos horas largas para alcanzar Cuello Bail situado a 1330 metros de altitud.

            En el collado no encontramos otro camino que el de las Neveras de Matapaños y enseguida caigo en la cuenta que el indicador a Punta Matosa de la penúltima lazada de la pista era el que nos interesaba. Así que, buscamos y encontramos un débil caminillo que asciende indeciso hacia las Puntas de Bail, 50 metros más arriba del collado.

            Pasamos prácticamente por las Puntas de Bail situadas a 1372 metros de altitud y nada más iniciar el descenso paramos a comer pues son las dos de la tarde.

Cara Sur de los Pepes.
 
            Se está bien aquí al solecillo de un mediodía que se va arañando poco a poco pero abreviamos pues nos queda tajo todavía.

La Oeste del Borón.
 
            Hay una arista que nace más al norte y de la que surgen tres pequeños barrancos que han de alimentar al de Vadiello. Hay que atravesarlos a media ladera para alcanzar la arista que conduce al collado situado al noroeste de los Pepes que es nuestro objetivo.

Zona Norte de los Mallos de Aliana o Pepes.
 
Descendiendo hacia los Pepes.
 
            En el fondo del primer barranco localizo un caminillo que no es otro que el de Peña Matosa y ya no tenemos nada mejor que seguirlo, pasar enseguida los otros dos barrancos y alcanzar la loma que conduce al collado y a la cara noroeste de los Pepes situado a 1190 metros de altitud.

El Pepe fácil y el Borón.
 
            No tengo noticias de que se pueda subir a ellos de manera fácil, es decir: a mano, y sé de cómo las gastan los mallos en Guara. Así que, sin demasiadas esperanzas, visto lo visto, pasamos el collado y nos acercamos en suave ascenso hacia las canales de separación de los diversos mallos.

            Son cuatro canales y sus correspondientes brechas de las que elegimos la segunda de aspecto más amable que separa al grupo del norte del grupo del sur.

Casquete Somital del Pepe Fácil.
 
            La cortísima canal conduce a una brecha fácil. El acceso a los mallos del sur es un importante paredón pero hacia el norte hay una fácil rampa que sin contratiempo alguno nos conduce a la Cima Norte de los Pepes  o Mallos de Aliana a 1215 metros de altitud, cuando van a ser las tres de la tarde.

Cuello Ligüerre desde los Pepes.

Fragineto desde el Pepe Fácil.
 
            Satisfechos contemplamos  Ordesa y Tendeñera de blanco lejano en la distancia, Fragineto ya más cerca y sucesivamente el Borón, la Cresta de los Pepes, la arista de los Mallos de Ligüerri y las puntas sur de los Pepes. Tienen feo aspecto y además no vamos a inspeccionar las canales de acceso, el resto son paredes.

Cresta de los Pepes desde los Pepes.
Paso al norte de los Pepes para ver la Arista de los Pepes.
 
            De vuelta a la brecha, mientras Rosa empieza con el regreso yo me alargo por una faja al nordeste del grupo de mallos del sur, colonizada del sotobosque de Guara y localizo el acceso a la Arista de los Pepes. No hay problema. En todo caso alguna pequeña  dificultad habrá por debajo del lugar en el que nos quedamos la vez anterior, pero creo que en ascenso se podrá salvar con relativa facilidad.

De vuelta el elegante perfil del Mallo de Aliana o Pepe Fácil.
 
            Alcanzada la loma, el caminillo nos lleva a través de los barrancos hasta el lugar en el que lo hemos encontrado y de allí, en horizontal y como ya suponía, al caminillo que he creído ver subiendo y al  crestón calizo claro que baja de las Puntas de Bail. De allí, inmediatamente a la penúltima lazada de la pista.

Desde la Cabecera del Barranco de Vadiello.
 
            Cae la tarde a pesar de que es temprano todavía y nos metemos a ritmo al objeto de cepillarnos la pista lo más incruentamente posible.

Otra mirada a la Sur de los Mallos de San Jorge.
 
            A las cuatro la empezamos y a las cinco la terminamos: hemos movido a la tonta 850 metros de desnivel.

             Nos vamos a terminar de pasar la tarde en Huesca. A las nueve y veinte pasadas llega Biola y a las diez y cuarto en casa. Esta vez Guara ha sido amable con nosotros.