23 may. 2010

20-10. PICO DE LA MONTAÑETA POR EL CORREDOR CENTRAL. 23-5-2010.

Corredores Noroeste y Central a la Montañeta.

Fin de la Carretera de Benasque, Barranco de Gorgutes, Ibones de la Solana de Gorgutes y Corredor Central de la Cara Oeste.

23-5-10.

Salida 9 h. Llegada 14 h.

Sol.

Bastante fácil.

Ascensión.

 Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de la Montañeta procedente de Prames. Vía en amarillo.

            Un día de multitudes en Maladeta hay que compensarlo convenientemente, el Pirineo lo permite y nos lo permitimos.

            Desde aquella ocasión en Abril de 2002 que nos llegáramos hasta el Puerto de la Glera y seguidamente desistiéramos en la Arista Oeste del Estauas no habíamos vuelto por el circo y lo vamos a hacer hoy 23 de Mayo de 2010.

            Al Pico de la Montañeta se suele subir por el Valle de la Glera, subsidiario del Valle la Pique inmediatamente al norte de Luchon. El ascenso se desarrolla por un amable valle orientado al norte y profusamente vestido de vegetación que  permite alcanzar suavemente el casquete somital del pico, o en su defecto el Puerto de la Glera o incluso el Portillón de Benasque.

            Nosotros queremos una vía más corta y quizás un poco más atractiva: su cara oeste tiene unos corredores que presentan cierto interés y a ello vamos.

            Es una actividad bastante corta que nos vendrá muy bien para compensar físicamente la de ayer y disfrutar de un buen día de montaña.

            A las ocho nos despierta mi casio y a las nueve de la mañana estamos aparcando al final de la Carretera de Benasque a 1800 metros de altitud, justamente por encima del Hospital de Benasque.

Niestro objetivo desde el Camino al Puerto de la Glera  o de Gorgutes.
 
            Un camino balizado de verde y blanco se introduce en un bosque de pino negro asentado sobre materiales metamórficos en dirección norte. Lleno de agua, hay que subirlo con cierto cuidado pues las piedras algo pulidas resbalan.

            Desde un pequeño rellano contemplamos la Cascada de Gorgutes y proseguimos camino arriba para salir poco a poco del bosque a la vez que nos acercamos al Barranco de Gorgutes que baja desde el Puerto de Gorgutes o de la Glera.

            En un amplio rellano inclinado en el que se asienta la pradera alpina sobre los 2000 metros de altitud y en el que hay una pareja almorzando, atravesamos el crecido barranco sin necesidad de alcanzar el puente de nieve altitudinal del circo y siguiendo al norte nos orientamos directamente hacia la pared oeste de la Montañeta perfectamente decorada por sus nevados corredores que vamos viendo durante el camino.

            La nieve está muy blanda ya a estas horas y progresamos de frente para arriba haciéndonos nuestra propia huella ya que la que hay de descenso no nos sirve y otra de esquís tampoco.

            El resalte de nieve lo alternamos con algunas afloraciones de praderío rocoso que vamos buscando y que nos depositan en una diminuta loma al sudeste del Ibón Pequeño de la Montañeta y que actualmente se llama Ibón Pequeño de la Solana de Gorgutes. Estamos a 2220 metros de altitud y son las diez de la mañana.

            El Corredor Central no gusta a mi chica. Ha visto unas cornisas decoran la cabecera de la rama izquierda del mismo y ya estamos. Prefiere el Corredor situado al norte del mismo, algo más mixto y también aparentemente un poco más tendido aunque tenga una salida equivalente. Sobre el corredor situado más al sur no hablamos está coronado de paredones y muy relleno de materiales de alud.
Entrada al Corredor Central.

            El enorme cono de deyección de los tres corredores conforma una hermosa ladera que se va elevando paulatinamente hasta introducirse entre las paredes de los corredores. Cuenta con un lomo medianamente pelado y absolutamente inestable que se yergue alrededor de 100 metros y que vamos a utilizar para progresar por el mismo aunque resulte bastante más penoso que progresar por la nieve pero…

            -¡Esta nieve está muy blanda… ¡

            -¡Teníamos que haber venido más temprano…¡

            En la parte superior del lomo nos ponemos polainas y crampones y nos vamos para arriba. No hay huella, la nieve está blanda pero está muy asentada, cede bien a la pisada y se compacta estupendamente van a ser 200 metros guapísimos con permiso de mi “seño”.

            Hemos comenzado la sección de nieve con una pendiente de alrededor de 40º de inclinación y cada paso te sube sin duda. Lo hacemos primero por la zona izquierda  en busca de las rocas que marcan la entrada y por allí proseguimos lo más fuera posible de la trayectoria de cada de materiales que únicamente pueden bajar de la cornisa que adorna la rama izquierda del corredor.

            Unos metros más arriba el corredor se estrecha y nos coloca en la línea de caída  por lo que atravesamos el corredor y nos colocamos en la vertical de la rama derecha del mismo a salvo de las cornisas.
 
Por encima del pantalón del corredor.

            Enseguida alcanzamos la divisoria del corredor que coincide con la zona más estrecha y erguida del mismo que en algún momento se aproximará a los 50º de inclinación pero a estas alturas mi chica ya se ha convencido de que este corredor es una delicia  aunque resople como una auténtica búfala.
 
Resalte de salida.

            Enseguida nos recibe el sol y superamos tranquilamente el erguido resalte de salida que no desploma en absoluto como le había parecido a mi chica desde abajo.

            En el collado de salida, fuera de la nieve al igual que la sur del casquete somital del pico, nos quitamos los crampones mientras contemplamos la amable ladera de llegada desde los Lacs de la Montañeta completamente cubiertos de blanco.

Ha desaparecido la pendiente del Corredor Central de la Montañeta.

 
            En cinco minutos y en dirección norte alcanzamos la redondeada doble cima del Pico de la Montañeta a 2552 metros de altitud. Una punta guarda nieve y la otra está pelada.

 Maladeta

La Escaleta y la Furcanada.
 
            Son las once de una mañana absolutamente espléndida en la que cierta nubosidad se va desarrollando y copando parcialmente el paisaje distante.     Contemplamos la oscura e inquietante cara oeste del Salvaguardia que domina el amable Puerto Viell  y que es la vía normal al pico desde el Esera. Girando al sur el Valle de la Escaleta con las notorias Furcadas, el Mulleres y todo el Macizo de la Maladeta al completo. Contemplamos claramente nuestras evoluciones de la jornada de ayer y adevertimos una nueva “autopista” en el glaciar: ha debido subir esta mañana un auténtico ejército cual desfile marcial por la Castellana

Vista Somital del Corredor Central de la Montañeta.
 
            Al norte se ahonda el Valle de la Pique al que se asoma el abigarrado caserío de Luchon.

En la Cima de la Montañeta con el Salvaguardia.

De Maladeta a Tuca Blanca de Paderna.
 
            Al oeste la arista conduce al collado tras el que se asientan los Picos de la Glera, el escondido puerto del mismo nombre,  y las Puntas de Sacroux, Estauas y el Puerto Viell por el que fácilmente se puede pasar a la zona de los Lacs de Lis y que tenemos pendiente.

Asomándonos al corredor.

            Diez minutos después nos volvemos al collado, nos sentamos en unos abrasados retazos de pradera alpina de altitud y almorzamos tranquilamente al sol.

            Son casi las doce cuando, puestos los crampones nos vamos tranquilamente para abajo.

 
            Descendemos utilizando la huella y dejándola impecable por si pudiera servir para alguien, siempre lo hacemos, y para ello hay que descender de espaldas al valle técnica que me encanta aunque no goce de las preferencias de mi chica.

La nieve se ablanda a media corredor.
 
            Por debajo de la unión de las dos ramas del corredor la espero, nos salimos de la huella y nos vamos para debajo de frente. En un pis-pas nos llegamos a la loma desde la que hemos partido pues no merece la pena acercarse al pedregal granítico de enormes proporciones que decora las orillas de los des Ibones de la Solana de Gorgutes.


Los Ibones Dormidos de la Solana de Gorgutes.
 
            Son las doce y media de la mañana y mi chica quiere solearse un poco. Estaremos casi una hora distrayendo la vista con el paisaje circundante y disfrutando de una deliciosa soledad montañera, mientras se van secando pertenencias humedecidas y recogiendo materiales que no van a ser necesarios ya.

Las Tucas desde los Ibones de la Solana de Gorgutes.

Allá se queda el Corredor Central de la Montañeta.
 
            Luego, nos bajamos el resalte nevado que nos conduce al Barranco de Gorgutes mientras contemplamos las evoluciones de tres esquiadores que bajan de Sacroux.

            Atravesamos el barranco más abajo de lo que lo hemos hecho a la subida y coincidimos con los esquiadores  con los que vamos a bajar charlando. Son de Ejea de los Caballeros y hacen mucho esquí. Casualmente también habían estado ayer en la Maladeta pero un poco más tarde que nosotros pues venían de travesía.
Cascada de Gorgutes.

            Compartimos con ellos la cerveza que habíamos dejado al fresco de la nieve a la subida, es un escasísimo traguillo pero el que comparte lo que tiene no está obligado a más y a las dos de la tarde nos llegamos al coche tras liquidar un reducido desnivel de 750 metros en un fin de semana sensacional en Benasque, que celebraremos comiendo dilatada y relajadamente al sol en Senarta.

Narcisos en el Barranco de Gorgutes.
 
 
Puedes ver más fotos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.