6 nov. 2010

41.b-10. LLENA DEL BOZO. 6-11-2010.

Llenas del Bozo y de la Garganta  desde el Bozo.

06-11-2010.

Refugio de Lizara, Collado del Bozoy Foya de Aragüés

Salida 12 h. Llegada 17 h.

Sol.

Fácil.

Ascensión.

 Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.
.
Mapa de la Llena del Bozo procedente de Prames. Vía en amarillo.

            En la Cima de Ruabe del Bozo a 2419 metros de altitud, tras desechar la subida al Olibón, prefiero la Llena del Bozo pues hay tiempo todavía, volvemos un poco sobre nuestros pasos  pues la nieve está demasiado dura para bajar directamente  al Collado de Aisa sin material y con las botas blandas. Son las doce de la mañana.
 
Punta Alta de Napazal.

            Alcanzado un tramo de ladera más amable nos vamos para abajo en diagonal al sudoeste y enseguida la nieve se ablanda lo suficiente para poder continuar cómodamente para abajo en busca del naciente barranco.

La Foya de Aragüés.

            Ni siquiera nos acercamos al borde del amplísimo Collado de Aisa, pasamos ligeramente al oeste del mismo tratando de perder la mínima altura y orientados directamente hacia un pequeño descansillo de la Arista  Noroeste de la Llena del Bozo.

Avanzando hacia Olibón.
 
            Para ello hemos de remontar alrededor de 50 metros de altura sobre la ladera norte de la arista, medianamente inclinada y que está vestida de manchas de nieve helada y algo de hielo de fusión. El pasaje es fácil aunque delicado para mi chica que, aunque no lo quiera, lleva la procesión  por dentro. Pero con un poco de paciencia y dando algunos pequeños rodeos alcanzamos la arista y allí ya es otra cosa.

Estanés desde el Puntal del Bozo.

Aguas Tuertas.
 
            La Arista Noroeste de la Llena del Bozo es fácil pues es bastante mixta y algo tendida; alterna las pratenses con las calizas más o menos asentadas pero hoy se añade al potaje la nieve.

Arista hacia Ruabe del Bozo.

Aspe y las LLenas.
 
            Sabemos que el nevero de la cara oeste llega hasta la misma arista por encima del resalte más característico de la misma al que ya le he visto la alternativa. Allí reside nuestra incertidumbre pues no llevamos material.

La Oeste de Ruabe del Bozo.

En la Noroeste de la Llena del Bozo.
 
            Ligeramente en la vertiente sur progresamos para arriba sorteando algunas manchas de nieve soleada, el avance es rápido y enseguida la arista se yergue un poco en las inmediaciones del resalte y se aproxima al nevero de la cara oeste.

            Empleamos un poco las manos para progresar más cómodamente  y superamos fácilmente el resalte por terreno mixto y limpio de nieve. Continuamos para arriba ahora ya por terreno más descompuesto de calizas claras y alcanzamos la cabecera del nevero. Como había supuesto previamente el nevero que muere en la arista deja un pasillo libre más que suficiente para nosotros.

En la Parte alta del largo nevero que ocupa la Oeste de la Llena Bel Bozo.
 
            Pasamos con cuidado sobre los verticales paredones de la norte y seguimos arista arriba por terreno fácil hasta alcanzar el pequeño casquete somital del pico.

            A la Llena del Bozo hemos subido desde la Brecha Wallón tanto por el norte desde Candanchú como por el sur desde Saleras. Alcanzado el casquete somital, hemos subido directamente en una ocasión, buscando el corredor en la arista sur en otra que es la vía más utilizada, e incluso, la última vez faldeamos la base del casquete somital por el nevero norte y alcanzamos el punto de la Arista Noroeste en el que nos encontramos ahora.

Casquete Somital de la Llena del Bozo.
 
            Hacemos un corto tramo de travesía en horizontal hacia el oeste sobre una mancha de nieve helada en la que hemos de poner los pies para alcanzar un pequeño corredor ya limpio que nos ha de conducir a la cima. En seco es un entretenimiento intrascendente pero con hielo son cuatro metros delicados. Pero tampoco tiene demasiada historia y luego, la llegada a la cima es inminente además de fácil pues se puede sortear el hielo con comodidad.


 
            Es las dos menos cuarto y estamos a 2566 metros de altitud. No hay mucha gente por aquí pues no ha sido precisamente una jornada de aglomeraciones.

Aspe y Llena de la Garganta.

Del Puntal de Secús a Acue y en medio la Cúpula de Secús.
 
            Junto al pilote cimero nos sentamos al tibio sol del mediodía para comer y contemplar un paisaje amplio y lleno de recuerdos casi tantos como picos. Estamos satisfechos pues ambos estábamos un tanto “moscas” con las condiciones de la arista.

Circo Colgamnte de Bernera.

Será nuestro descenso desde la Llena del Bozo.
 
            Sobre las dos y media nos ponemos de nuevo en marcha para el descenso del casquete somital cuyo final haremos ligeramente en la vertiente este, saltándonos la travesía sobre hielo. Luego, descendemos unos metros de arista y tomamos la cara oeste directamente para abajo entre la pared del pico y el largo nevero que longitudinalmente recorre toda la cara oeste.

            La pedrera será de las malas que hemos bajado, nos permitirá cuatro cortos patinazos y de mitad para abajo. Entre tanto se trata de una ladera muy inclinada con poquísimo material suelto y con constantes afloraciones de caliza madre que te obligan a progresar con muchísimo cuidado si no quieres dar con tus huesos en el suelo, cosa que invariablemente se producirá.

            Resultará pestosa y solo comparable con el Corredor entre Peyrelue y Lourade y nos salva la presencia de una pareja que la está subiendo con todos los apuros del mundo.

            Nos acercamos a ellos, que suben Pegados a la pared y les aconsejamos que atraviesen el nevero en un tramo estrecho y ya soleado donde es perfectamente posible hacerlo y que tomen el camino de la arista por donde hemos subido nosotros. ¡Qué gozada de nevero con crampones!

Llena del Bozo desde la Foya de Aragüés.

            Bolo a bolo y nunca menor dicho, alcanzamos el rellano inferior de la Foya de Aragüés, atravesamos el barranco por encima de la cascada y tomamos el camino que aproximadamente hemos llevado a la subida. La nieve está muy buena ya aunque ya no sea problemática como a la mañana.
 
Valle de Aisa y Cordal de la Magdalena.

            Relajadamente y al solecillo que se cuela entre deshilachadas nubes de poco desarrollo dejamos atrás la Foya de Aragüés y nos acercamos al Collado del Bozo. Son las cuatro menos cuarto de la tarde cuando nos despedimos del Valle de Aisa e iniciamos el descenso hacia Lizara.

Lizara.
            A medio descenso y junto al barranco nos detenemos un ratillo al sol, luego nos asomamos a la Cabaña de la Cueva que está estupendamente conservada y cuando ya cae la tarde escondido el sol tras la nubosidad de occidente nos llegamos al Refugio de Lizara. Son las cinco de la tarde y finiquitamos una jornada deliciosa que hemos adornado con  1125 metros de desnivel.

            Montados en el coche volvemos para casa. Mañana puede hacer lo que quiera, que no creo que sea tan malo como han anunciado.

Puedes ver más fotos.

Si quieres puedes ver el Comienzo.

 

 

  

 

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.