12 dic. 2010

47-10. PIC D’AYOUS. 12-12-2010.

Col, Antecima y Pic de Ayous.

Barrera Carretera a Bious Artigues, Lac de Bious Artigues, Hayedo de Bious, Lac de Roumassot, Col d’Ayous y Arista Norte. Descenso por la Cabaña d’Ayous.

12-12-2010.

Salida 8 h. Llegada 17 h.

Sol.

Fácil.

Ascensión.

 Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa del Pic de Ayous procedente del IGN. francés. Vía en amarillo.

            El Midí d’Ossau es esa cumbre por todos conocida que pastorea el Valle d’Ossau y la cabecera del Valle de Tena. Pastorea y atrae, consecuentemente, unas veces asciendes a su cumbre, otras lo rodeas o recorres los deliciosos lacs del Valle de Bious. Los franceses lo saben y nosotros también, lo miramos desde cualquier parte y nuestra alma se llena de satisfacción cuando lo sumergimos en nuestros ojos.

            El Pic d’Ayous puede ser una buena excusa  para verlo de cerca llevando a su hijo en su mano derecha, estaremos en Francia pues cuando lo lleva a su izquierda estamos en España. El Midí, además de un viejo volcán apagado, es además un pico brújula.

            Estamos a 12 de Diciembre de 2010, ayer nos calentamos de lo lindo con los esquís y hoy queremos caminar. No sabemos como está la nieve en la norte de los Pirineos y nos vendrá muy bien la carretera hasta el Embalse de Bious Artigues.

            Siempre que subimos al embalse lo hacemos con el coche hasta el aparcamiento de la presa, aunque en alguna ocasión ya hemos tenido que aparcar en el rellano anterior a la misma, consecuencia de la masificación de esta zona del Parque Nacional.

            Son las ocho y veinte de la mañana cuando tras pasar por el Portalet d’Aneu nos vamos puerto abajo, dejamos atrás Artouste con el Lac de Fábregues y nos llegamos a las inmediaciones de Gabás lugar en el que arranca la Carretera a Bious Artigues encontrando, sorpresa no del todo ignorada, la barrera echada.

            No contábamos a ciencia cierta con esta contingencia del todo lógica pues las primeras nevadas ya han caído pero como hemos venido a caminar…

            Se trata de una carretera de montaña muy bien conservada que llanea primero, asciende medianamente después  y progresa en claro ascenso, siempre por la orilla derecha del Barranco de Bious para alargarse en dirección sudoeste hasta el rellano anterior al cerrojo lacustre represado convenientemente.

            Son cuatro kilómetros de distancia que partiendo a 1067 metros  nos depositarán en la Presa del Embalse de Bious Artigues a 1410 metros de altitud. Por ello nos metemos a ritmo y ligeros nos vamos para arriba sorteando las abundantes placas de hielo que tachonan el lecho de la carretera. A la vez nos entretendremos contemplando el precioso Barranco de Bious con sus cascadas y recovecos, cosa que no se hace desde el interior del coche.

            Abandonamos la carretera en la base del cerrojo glaciar y por el camino nos llegamos hasta la parte central de la presa para recorrer horizontalmente  parte de la misma hasta alcanzar el aparcamiento superior cubierto de nieve, cuando son las nueve y cuarto de la mañana.

 
            La carretera deja paso a la pista que está llena de hielo irregular que alterna con escorrentías cristalinas que hay que obviar sistemáticamente pues con ese hielo no se tienen ni los gatos. Con ella nos vamos a rodear horizontalmente el embalse por su orilla este, rebasarlo en dirección sur y alcanzar ya en ascenso el puente sobre el barranco que no es la única fuente de alimentación del embalse.
Rellano de Bious con los Pics Paradís y Casterau.

            La pista por su orilla izquierda asciende recta alternando zonas de nieve dura con placas de hielo y alcanza enseguida el inicio del Rellano de Bious en el que se sedimentan las aguas que bajan de los Lacs d’Ayous.

            Nosotros tomamos el camino que inmediatamente se introduce en el hayedo y que conduce de forma directa a la Cabaña d’Ayous y en dirección casi oeste nos vamos para arriba con una nieve cómoda para caminar.

Pic Araugos.
 
            Enseguida nos llega la visita del sol y en las inmediaciones de la Cabaña de Camp Long d’Ayous, que no sé de donde habrán sacado lo de Camp Long, nos paramos a echar un bocado al tibio sol de l mañana que se cuela luminoso por entre las hayas.


            Sobre las diez y veinte reemprendemos la marcha y enseguida abandonamos el hayedo para salir a laderas nevadas y soleadas por donde discurre alguna indecisa huella. Creo que no llevamos a nadie por delante.

 
            Frente al Pic d’Arougos giramos completamente al oeste para faldearlo suavemente avanzando hacia el lecho de los lacs.
 
Roumassot y Paradís.

            El camino persiste junto al barranco por el que desaguan los lacs pero nosotros ganamos un poco de altura que terminaremos perdiendo para alcanzar el Lac de Roumassot  en las inmediaciones de la cabaña del mismo nombre.

            Ni siquiera nos acercamos a la cabaña que tiene aspecto de muy cerrada y dejándola ligeramente al sur nos vamos a por el resalte entre los lacs  abordándolo por el caminillo que discurre en la orilla izquierda del barranco.


Col de Ayous.
 
            Son una veintena de metros que ascendemos por nieve profunda aprovechando alguna vieja huella los que nos depositan en el rellano superior en el que se asienta un diminuto lac completamente relleno de nieve y desde el que localizamos la Cabaña d’Ayous y el Col d’Ayous que es nuestro objetivo.

            Debajo de la cabaña está esta el Lac de Jetaou pero tras avanzar unos pocos metros, dejamos las huellas y el camino que conduce al próximo refugio y tomamos la dirección que nos sugiere a la tablilla indicadora, claramente al oeste.


            Estamos a 1980 metros de altitud y el Col d’Ayous, situado entre los Pics de Larry al sur y  de Ayous al norte se encuentra a 2190 metros de altitud y entre medio un recogido valle que se remata con un amplio corredor, todo cubierto de una estupenda capa de nieve que difícilmente se puede mejorar para caminarla.

            Trazamos una huella recta y suavemente ascendente que nos lleva a atravesar restos de aludes caídos de la Arista Este del Ayous y que por la ladera sur del circo nos coloca muy arriba en el corredor.

            Hay un grupo de esquiadores que creo han pasado por el Col de los Monjes y han trazado sus cetas desde el fondo, irán al Pic Larry y luego les oiremos hablar en español. Nosotros coincidimos son sus huellas cuando el corredor de arrellana en las inmediaciones del collado.

Soum de Lagaube desde el Col de Ayous.
 
            Es alrededor de la una del mediodía cuando alcanzamos el amplio collado por el que transita el GR10 hacia Etsaut o el Chemin de la Mature. El collado, suavemente venteado nos ofrece una amable arista que permite orientar nuestros pasos hacia el norte, lugar en el que los esquiadores se han vuelto hacia el Pic Larry que es a donde están llegando los últimos.

 
            No tenemos información del pico, el collado se va elevando cortado por paredes hacia el sur y muy amable hacia el norte, hasta que desaparece la nieve de un pequeño casquete somital rocoso y erguido en el que habrá que apoyar las manos.

            Serán alrededor de 30 metros limpios de nieve y fáciles los que nos depositan en la Antecima del Pic d’Ayous, la cima está más atrás. Estamos sobre los 2250 metros de altitud.

Ayous desde la antecima.

            La antecima es amplia e inclinada hacia el noroeste, terminando por cortarse con un corto muro pero lo suficientemente tieso además de vestido de nieve muy dura que para bajarlo, mejor nos ponemos los crampones.
 

            El descenso a la brecha es sencillo y de allí, una plana arista permite la incorporación a la cara sudoeste del pico, perfectamente soleada y prácticamente cubierta de nieve.


            Es la una y media cuando alcanzamos la Cima del Pic d’Ayous situada a 2288 metros de altitud. Es un pico con excelentes vistas sobre Sesques, Gazies, Ossau, Monjes y Larry. Ya más alejados el Anie, Petrechema, Acherito, Castillo de Acher, Bisaurín, Collarada y un  gran vacío óptico producido por el suntuoso Midí.

Hacia los Monjes.
Aulion, Sesques y Gazies.

Larry y la Antecima de Ayous.
 
            En una repisa limpia de nieve y orientada al sur nos sentamos a comer mientras contemplamos las evoluciones del grupo de esquiadores que se van para abajo unos por la subida normal y otros despeñándose por un corredor muy directo a la Cabaña  d’Ayous.

Resalte Norte de la Antecima de Ayous.

La Norte del Pic Larry.
 
            Son las dos cuando nos volvemos sobre nuestro pasos para descender la pala somital y ascender el muro que nos deposita en la antecima.

El mayor de los lacs de Ayous.

            Sin quitarnos los crampones descendemos el resalte rocoso un poco al oeste para transitar un nevero muy empinado que nos salva de la mayor parte de la zona rocosa. Alcanzado el Col d’Ayous bajamos la zona superior por el mismo camino que a la subida y cuando el corredor se yergue nos vamos en un descenso muy directo hacia la Cabaña d’Ayous.

            Se trata de un paretazo bastante tieso pero vestido de muy buena nieve que se baja estupendamente con los crampones. Poco más abajo coincidimos con la huella de los esquiadores y cada uno por su lado alcanzamos el rellano en el que se asienta la cabaña.
 
Cabaña de Ayous.

            Son las tres menos cuarto, la Cabaña d’Ayous es un refugio guardado en verano que mantiene una sección libre y abierta en invierno: se trata de un pequeño comedor y una habitación con algo más de una docena de literas, colchonetas y mantas. En caso de necesidad se puede pernoctar tranquilamente hasta treinta personas.

            Al sol y en la escalera de la cabaña nos quitamos los crampones, recogemos el material y a las tres continuamos para abajo siguiendo la huella trazada.


            A la entrada al hayedo nos vamos del camino y terminamos bajando por la ruta de los esquiadores que va a parar al rellano de la Cabaña  del Col Long d’Ayous. Luego nos incorporamos al camino y tranquilamente nos llegamos al Rellano d’Ayous lugar en el que coinciden los caminos del circuito a los lagos.
 
Midi de Ossau.
            Volvemos a la pista pero ahora con un poco menos de hielo que a la mañana y bajamos tranquilamente hasta alcanzar el aparcamiento de la Presa de Bious Artigues. Parece mentira pero solamente nos encontramos con una pareja de paseantes que se ha subido hasta las inmediaciones de la presa. ¿Dónde están los franceses?

            Comemos unas mandarinas, echamos un trago de café con leche y nos vamos por el camino atajando la pista y luego pista abajo finiquitando una jornada muy agradable en la que hemos caminado bastante y disfrutado de una nieve sencillamente deliciosa. A las cinco de la tarde nos llegamos al coche tras tragarnos 1275 metros de desnivel. Días tan buenos como los de este fin de semana salen pocos en docena.

Puedes ver más fotos.

           

           

           

             

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.