26 nov. 2011

60-11. DEL PUNTAL ALTO DEL FOTATON A LA PUNTA DEL FORATO PICHATICO. 26-11-2011.


Puntal desde el Collado Alto del Foratón.
 
Refugio de Gabardito, Barranco de Secús, Collado del Foratón, Puntal Alto del Foratón, Punta Gabás, La Cuta, Punta mentar, La Cuta, la Cuta Baja y El Forato Pichatico. Descenso a Plan de Aniz y Gabardito.

26-11-2011.

Salida 09 h. llegada 16 h.

Sol.

Muy fácil.

Ascensión.

 Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa del Puntal Alto del Foratón procedente de Prames. Vía en amarillo.

            Llevaba unos días en los que, cada vez que salíamos al monte, tenía que escucharme invariablemente “músicas celestiales” acerca de mi sana costumbre de incorporar variantes a un programa, supuestamente previsto, que aportara cierta dosis de interés pero que  no eran demasiado bien recibidas. Consecuentemente, hoy 26 de Noviembre de 2011, nos vamos de paseo.

Puntal de Secús y Barranco Caznárez.
 
            En el Aparcamiento del Refugio de Gabardito hace una mañana espléndida a las nueve cuando aparcamos la furgo. Hay inversión térmica como corresponde a una jornada espectacularmente anticiclónica y el frío se ha quedado abajo en el valle, estamos a 1370 metros de altitud.

 
            Tomamos el camino que en dirección este transita la Orilla Izquierda del Barranco de Secús aunque de momento bastante alejados del cauce del mismo.

            Inicialmente se trata de un tramo de pista cubierta de hojarasca de haya que enseguida se abandona para continuar por un camino que se asienta de manera artificial en las paredes de la este del congosto por el que fluye el barranco.

            El hayedo se queda atrás, aparece el pino negro y el camino se arrellana y se bifurca: el de la izquierda se ahonda lentamente para cruzar el barranco por debajo del Salto de la Vieja y el de la derecha se acartela al Collado del Foratón. Estamos a 1560 metros de altitud.
 
Plan de Aniz.

            Seguidamente el camino gana altura aproximándose a la parte superior del Salto de la Vieja mediante un tramo erguido y destrozado por el tránsito de animales que nos deposita en la entrada al Plan de Aniz.

Refugio Dios te salve.
 
            El camino se allana, nos orienta la cúpula nevada de Bisaurín, y avanzamos siempre al contraluz en busca del Refugio Dios Te Salve. Estamos iniciando el faldeo de la arista que vamos a hacer hoy.

            El Refugio está muy limpio y perfectamente cerrado, en mejor estado de conservación que la Cabaña Plan de Aniz que encontraremos poco más adelante.

            El camino no tiene pérdida y vamos ganando altura muy suavemente por medio del dilatado puerto que presenta una capa herbosa completamente abrasada.

            Nos quitamos ropas, nos ponemos crema y proseguimos para arriba hasta alcanzar las inmediaciones de la Cabaña del Foratón que dejaremos a nuestra izquierda un poco honda ya que ganamos altura ya a media ladera.

 
            El collado parece que se va escondiendo pero un poco pasadas las once de la mañana nos llegamos al mismo coincidiendo con el personal que sube desde Lizara en peregrinación al Bisaurín.

            Estamos a 2016 metros de altitud y nos pasamos a la vertiente este para echar un bocado al sol. Corre una ligera brisa que se va a encargar de que no nos demoremos demasiado en el tema.

            Sobre las once y media damos la espalda al Bisaurín e iniciamos el tránsito de la arista hacia el sur en busca del Puntal Alto del Foratón.
 

Bisaurín.
 
            La arista que queremos recorrer la conocemos parcialmente. Hemos estado en alguna ocasión es la cima del Puntal y también en Punta Gabás, por lo que contamos con una idea general: se trata de una arista alomada y amable apta para el paseo en cualquier época del año y que hoy nos puede proporcionar un rato agradable y relajado.

 
            La arista asciende suavemente hasta alcanzar un pequeño descansillo tras el que prosigue para arriba para alcanzar enseguida la Cima del Puntal Alto del Foratón situado a 2154 metros de altitud.

Gabás y la Cuta. 
 
            Van a ser las doce  y es obligada la vista atrás para contemplar la Sur de Bisaurín y su tocado de plata que le cubre parcialmente desde los 2300 metros para arriba. Al sudeste nace la Cresta del gallo que se ahonda en busca del pinar, al oeste el sempiterno Puntal de Agüerri coronando el praderío que acabamos de atravesar en ascenso y al sur nuestro futuro inmediato: un suave descenso para subir seguidamente un pequeño promontorio y tras la pérdida de unos pocos metros afrontar suavemente el ascenso hasta la siguiente de cierta significación que es la Punta Gabás.

            A ritmo de paseo y sin ninguna prisa vamos transitando una loma amplia, vestida de una cubierta vegetal completamente amarilla y seca de la que de manera intermitente aparecen zonas en las que afloran piedras areniscas planas y con ángulos perfectamente marcados, perfectas tanto para hacer pared como para cubiertas.
 
Punta Gabás y atrás la Cuta.

            Pasado el promontorio intermedio, nuestra vista se va en busca de la Arista Este de Punta Gabás en la que destacan los paredones de la  Peña Gabás aunque su estampa más espectacular no sea desde aquí sino la vista frontal desde los Praderíos de Labati en Aragüés.
 
 

            Alrededor de las doce y veinte alcanzamos la Cima de Punta Gabás situada a 2143 metros de altitud y recordamos el irreconocible lugar por el que accediéramos en medio de las nieblas cuando vinimos a esta cima. La nieve, y más las nieblas pueden hacer maravillas.
 
Cerro Maito desde Punta Gabás.

            De cualquier forma hoy la vista atrás es absolutamente espléndida con un ramillete de cimas blancas que arrancan con el Bisaurín al norte y se prolongan hacia el este con Olibón, Bernera, Llena del Bozo, Llena de la Garganta, Aspe, Sombrero, Lecherines, Mallos de Lecherines y Rigüelo, Moleta, Pala de Ip, Escarra, Bucuesa y Collarada, que cabalgan sobre un océano de azules profundos como espuma venteada, sutil y leve.

Cuta y atrás Mentar.
 
 
 
            Seguimos al oeste-sudoeste y de nuevo se repiten similares maniobras de suaves sube y bajas que ni siquiera llegan a molestar. Desde una cabaña primitivamente rupestre en un amplio punto bajo iniciamos un suave ascenso que nos ha de conducir sin esfuerzos a la Cima de la Cuta acotada a 2149 metros de altitud. Va a ser la una menos cuarto.

Mentar desde Cuta.
 
 
            Aquí la arista se abre: hemos de tomar o el ramal norte o el noroeste para nuestro descenso pero decidimos proseguir adelante en dirección oeste-sudoeste para perder unos metros un poco más pedregosos y alcanzar la modesta cima de Punta Mentar situada a 2105 metros de altitud. Allí nos sentamos a recordar nuestra subida a Ramírez mientras damos tiempo a que el montañero y su perro con el que hemos coincidido en la Cuta se vayan para abajo.

            Un cuarto de hora más tarde, iniciamos nuestra teórica vuelta. Para ello hemos de remontar suavemente hasta alcanzar prácticamente La Cuta, faldear ligeramente la cima por el oeste y tomar la Arista noroeste que se va suave y alomadamente para abajo.

            Se trata de un amplio territorio de prados de altura en los que el ganado sestea los rigores caliginosos del verano.

            No hemos de bajar demasiado puesto que nos espera la largada y plana cima de La Cuta Baja situada a 2060 metros de altitud. Más allá un collado bajo y una siguiente cima que hemos visto disimuladamente al subir por la mañana.

            Bajamos unos metros, buscamos un poco de abrigo de la intermitente brisa que pueda repetirnos la jugada del almuerzo y al abrigo del sur, unos metros antes del collado, nos sentamos a comer.

            Aquí sí que se está bien y se nos hacen las dos y media, momento en el que nos ponemos en marcha de nuevo, bajamos hasta el collado e iniciamos un  “tremendo ascenso” según mi esposa que nos costará la mitad de su estimación.
 
Forato Pichatico.

            La Punta de la Cuta del Forato Pichatico tiene una antecima breve que además faldeamos ligeramente por el sudeste y un casquete somital bastante rocoso, corto y erguido que ni siquiera nos mete en calores. Son las dos menos cuarto cuando alcanzamos la Punta del Forato Pichatico situada a 2016 metros de altitud.

Cuta baja, Cuta y Mentar.

            Nos encontramos en la vertical del Refugio de Gabardito que fotografiamos en medio del hayedo. También contemplamos los paredones de la Este de Lenito que tienen más tela de la que parece y Peñaforca medio escondida detrás y sin más nos damos la vuelta sobre nuestros pasos. Podríamos bajar directamente hasta el refugio pero queremos hacerlo por el Plan de Aniz al objeto de tratar de localizar el lugar en el que me cayera hace ya un montón de años en nuestra frustrada ascensión al Puntal de Agüerri.
 
Peña Forca y Lenito.

            Volvemos al collado, Son las tres de la tarde,  recuperamos las mochilas que hemos dejado y nos vamos praderío abajo con la vista puesta en el Refugio Dios Te Salve que se encuentra 300 metros más abajo.

 
            Bajamos relajadamente a ritmo y nos llegamos directamente a las inmediaciones del refugio tratando de localizar la zona rocosa y escalonada en la que diera un par de vueltas de campana sin consecuencias. No llegamos a alcanzar ninguna certidumbre del lugar pues las imágenes que guardamos son del año 2003 y están, parece ser, bastante deterioradas.

            Luego, disfrutando de las últimas rayadas de sol del día nos vamos para abajo hasta introducirnos en el hayedo. Serán las cuatro de la tarde cuando llegamos al Refugio de Gabardito, lo fotografiamos con la Mesa de los Tres Reyes que discretamente se asoma en una deliciosa ventana del horizonte y, como la furgo está ya a la sombra, nos montamos y nos vamos para abajo en busca de un poco de sol para ahogar con una  cerveza los 1050 metros movidos. Queda todavía tarde u una enorme noche pues estamos casi en invierno aunque térmicamente no lo parezca. 

Si quieres puedes ver más fotos.

             

   

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.