13 mar. 2015

20-15. AL GALLINERO DESDE CERLER, AL FIN. 11-3-2015.

Entrando al Corredor Norte del Gallinero.

Cerler, Cota 2000, Collado del Gallinero y Corredor Norte.

11-03-2015.

Salida 10 h. Llegada 16:30 h.

Sol.

Fácil.

Esquís de montaña.

Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa del Gallinero procedente de Iberpix. Vía en amarillo.
 
            Al gallinero ya habíamos subido con los esquís desde el Ampriu. Lo hicimos por el Corredor Norte e iniciamos el descenso por la Pala Norte próxima al corredor. La nieve estaba estupenda y la estación cerrada ya.

            Hoy 11 de Marzo de 2015 vamos a subir desde Cerler, la base de la estación que también se conoce como Remascaro o el Molino situada a 1500 metros de altitud.

Ascendemos, siempre que es posible, por fuera de la Pista Planes.
 
            Hay poca nieve fuera de las pistas en esta parte baja de la estación y a las diez de la mañana cuando comenzamos a foquear es prácticamente inevitable hacerlo por las Pista de los Planes que  marcha para arriba en dirección sur. A pesar de ello transitamos por fuera  hasta que el Barranco  Puimestre nos cierra el paso y hay que introducirse en ella para seguir hacia arriba resalte a resalte y bien orillados.

Hacia atrás Perdiguero por encima de Cerler.
 
            La mañana está espléndida con un  cielo inmaculadamente azul sobre el que ya navega muy alto un brillante y cálido sol que n os invita a subir sin guantes.

Nos encontramos con Isel nuestra prima que vive en Benasque.
 
            No hay demasiada gente en la estación por lo que la subida es cómoda y por momentos en soledad y enseguida alcanzamos el Rellano del remonte que marcha al Rincón del Cielo momento en el que  nosotros nos introducimos en el Camino de los Planes para foquear una zona cómoda entre elegantísimos pinos negros en la que nos encontraremos con Isel una de nuestras primas que vive en Benasque y con la que charlaremos un poco.

            Creo que subimos por la Pista Fontanals para atravesar la Zona Familiar muy llana y alcanzar la Cota 2000, lugar en el que nos tuvimos que dar la vuelta debido a una avería en una de mis fijaciones, en la primera ocasión que intentábamos el ascenso, hoy es la segunda y…

El Gallinero desde la Cota 2000.
 
            Son las once y cuarto, tenemos tres pistas posibles para proseguir con el ascenso y elegimos la del Barranco que  se eleva en la vertiente este del Barranco Puimestre completamente cubierto de nieve.
 
            En el resalte de in inicio, el único que tiene, pasamos bajo la silla y unos cachondos que suben en la silla nos dicen que si no tenemos forfait, les diremos que nosotros solamente lo empleamos para bajar en caso necesario, un chascarrillo sin más.

            Enseguida nos encontramos con Javier Sanagustín, su chica Pilar y su hermano y claro, echamos otra charradeta pues ahora nos vemos menos por el pueblo.
 
Con Ordesa al fondo.

            Ya hace un buen rato que nos orienta la Cima del gallinero pero todavía se ve lejos.

            En la confluencia con el Tubo del Barranco nos paramos a echar un trago y un bocado pues nos queda tajo todavía.

El Gallinero nos guía continuamente.
 
            Hay que avanzar ascendiendo muy suavemente por una pista enormemente ancha que se aproxima al Collado del Gallinero puesto que vamos dejando a nuestra izquierda o este el Pico Cerler.

Ampriu bajo Pasolobino y Castanesa. desde el Collado del Gallinero.
 
            Alrededor de las doce y media alcanzamos el Collado del Gallinero situado a 2260 metros de altitud. Juan se marcha de frente para subir por las Marmotas mientras que nosotros nos introducimos ligeramente en el Circo del Ampriu para continuar nuestro ascenso, un poco más suave, por la Pista Perdiz Blanca.

Cibollés y Gallinero desde el Collado del Gallinero.

            La nieve está un poco más dura pero la suelta nos hace algunos zuecos que molestan pero al paso nos facilitan los ascensos en los pequeños muros que salpican la pista.

Foqueando por Perdiz Blanca.
 
            Avistamos la Pala Norte que descendiéramos en su día y n os llevamos la primera sorpresa: tiene muchas rocas en la parte central con lo que casi no la reconocemos a no ser por una estructura metálica que suponemos para provocar aludes.

            Enseguida alcanzamos la llegada del arrastre más alto de la estación situado a 2620 metros de altitud en plena arista que rodeamos para introducirnos en un pequeño rellano en la base del Corredor Norte de Gallinero.

La nieve está muy dura y el corredor está cortado y con mucha roca emergente.
 
            Allí recibimos la segunda sorpresa. El corredor cuenta con poca nieve y dura, y tiene un estrangulamiento central a media altura además de estar salpicado de rocas emergentes que difícilmente se puede pasar y que para nosotros esta prohibitivo. Arriba no hay huellas de esquí.

Pasada la zona de rocas emergentes del Corredor Norte del Gallinero.
 
            Subimos el primer tercio y bajo el estrangulamiento dejamos los esquís, ponemos los crampones y nos vamos para arriba con la pequeña frustración que supone no poder salir esquiando desde arriba, pero las condiciones de la nieve son siempre determinantes.

Llegando a la Cima del Gallinero.
 
            Son 100 metros de corredor en los que nos cuesta más dejar esquís y poner crampones que subirlos. El final del corredor termina en la arista  que arranca de la base de la silla y por el borde de la Pala Norte se acerca a la cima que tiene un pequeño muro de nieve. Parece ser que toda la nieve del casquete somital se ha acumulado aquí.

Cima del Gallinero.

            Son las dos menos cuarto cuando alcanzamos la pelada Cima del Gallinero situada a 2728 metros de altitud. Hacemos fotos y nos sentamos al sol para comer y descansar un poco.

Cibollés desde Gallinero.

            No solamente la Pala y el Corredor Norte están con poca nieve y peladuras sino que la amplia arista que desciende al Collado de Cibollés está prácticamente limpia. No digamos de las vertientes este y sur: la Tuca de Urmella está de primavera-verano. Algún día hemos de subir la Pista de Arasán para hacerla con esquís.

Maladetas y delante la Cresta de Pasolobino, el tajo del día siguiente.
 
            ¡Cómo se está en Gallinero! Recordamos el frío tremendo que pasamos en esta cima en nuestra primera ascensión  por su cara sudeste con un sol infinitamente más resplandeciente que el de hoy ya que hay una cierta calima.

El Turbón y el descanso de mi chica en la Cima del Gallinero como en la playa.
 
            Mi chica incluso se tumba a descansar en la hierba cosa que inmortalizaré con el Turbón que tiene la Coma de San Adrián como si se tratara de la piel de un dálmata. Tanta nieve… ¡dónde estará la nievee…!

Posets desde Gallinero.
 
            No recuerdo muchas cimas en las que hayamos estado tanto tiempo y tan bien como en esta si exceptuamos nuestros acostumbrados vivacs de altura. Se nos hacen las tres y nos vamos para abajo para recupera los esquís y aprestarnos a un dilatado descenso de casi 10 kilómetros y 1200 metros de desnivel pues eso venden y quizás con razón, en Cerler.

Iniciando el descenso con esquís de casi 10 kilómetros.
 
            Juan se baja por donde ha subido y mi chica quiere probar Marmotas. Yo voy a disfrutar de los pequeños muros con nieve divina de nuestra subida y los fuera de pistas cerca de la misma que están de vicio. Nos reuniremos en el Collado de Gallinero.

            Allí nos encontramos con Juan de mi chica no sabemos nada. Ha entrado a  Marmotas creyendo que era roja, ha visto balizas negras, ha creído que estaba en una pista equivocada y se ha dado la vuelta para bajar por donde ha subido; para colmo y en medio del disfrute se ha metido en una roja que la bajaba al Ampriu teniendo que darse la vuelta otra vez. Nosotros vuelta parta arriba a buscarla que luego baja, bronca y amén.

            Del collado vamos para abajo un poco por fuera negociando nieve primavera hasta que nos metemos en el Tubo del Barranco a pesar de que indica cerrado, nosotros subiendo no lo hemos visto mal.
 
En el Tubo del Barranco con el Gallinero al fondo.

            El tubo está de cine, es disfrutón,  no cuenta nada más que con un par de pequeñísimos resaltes y una nieve excelente. No sabemos por qué lo habrán cerrado.

            Pasada la cota 2000 nos introducimos en la Zona Familiar, nos hacemos el Bosque Encantado y hacemos todos los fuera de pista que se pueden en las inmediaciones de la de Los Planes para llegar hasta el final con mejor nieve incluso que en la pista.

            Son las cuatro y media de la tarde cuando nos quitamos los esquís han caído los 1230 metros de desnivel y la esquiada ha resultado excelente y larga como ninguna otra hemos hecho jamás. Le teníamos ganas y creo que ha merecido la pena. Otro día puede ser el Pico Cerler o la Tuca de Urmella, mañana nos espera Castanesa. Entre tanto tenemos una enorme tarde de sol para echar unas cervezas que nos reconforten del sol del día y de la sudada olímpica que nos hemos metido a la subida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.