9 feb. 2012

9-12. CIRCULAR AL PUERTO DE CANAL ROYA DESDE ANAYET. 9-2-2012.

Terminando el segundo remonte de la jornada en Portet de Espelunciecha.

Aparcamiento de Anayet, Glera de Anayet, Collada de los Faballones, Barranco Espelunciecha,  Puerto de Canal Roya, Portet de Espelunciecha y Glera de Anayet.

09-02-2012.
 
Desnivel acumulado 750 m.
 
Distancia recorrida 10000 m.

Sol.

Muy fácil.

Tiempo efectivo 03:10 h.

Esquí de montaña.

 El agua mejor llevarla.

Se trata de una circular que se desarrolla entre dos valles contiguos. Se puede hacer en sentido contrario pero creo que es mejor así para esquís. Se puede hacer perfectamente con raquetas pero es un poco larga

 Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.
 
Mapa de Anayet y Espelunciecha procedente de Prames. Vía en amarillo.

            La publicidad se fundamenta en que el bombardeo al que se somete a las personas termina dando frutos apetecidos por el anunciante.

            Son las doce de la mañana del 9 de Febrero de 2012 y nos calzamos los esquís en el Aparcamiento Bajo de Anayet. Hemos sido capaces de resistirnos a tanto anuncio de bajas temperaturas, vientos, olas de frío siberiano y alertas anecdóticas y espectaculares como las que nos bombardean de continuo. Estamos en invierno y hace un mediodía espectacular con un poco de inversión térmica y a 0º sin viento. ¿Se puede pedir algo mejor para disfrutar de la nieve donde la haya?

            Y la nieve, en estos momentos no la hay en cualquier parte y menos en buenas condiciones. Bueno, en buenas, buenas condiciones creo que no la si no es en pistas de esquí y no en todas.

            Y en esas estamos empezando a foquear a 1700 metros de altitud junto a la Silla de Garmet.
 
Campo Troya.

            Hay pocos esquiadores y mucha y buena nieve en unas pistas anchísimas que vamos a utilizar no sin antes salir de las mismas para comprobar que o se trata de nieve polvo acumulada, sin transformar y por tanto incómoda, o nieve durísima que más arriba se convertirá en hielo puro y duro en los lugares venteados.
 
Culibillas.

            En dirección norte vamos al encuentro de la Pista de la Glera para introducirnos en la misma y en dirección oeste ganar altura al encuentro de la Glera de Anayet. Subimos tranquilamente, con una temperatura envidiable y con una nieve especial para el agarre de las pieles de foca. Mientras subimos vamos contemplando desde  Campo de Troya al  Garmet o Punta de la Garganta pasando por el Culibillas.
 

Arroyeras.
 
            Entramos en el amplísimo Rellano de la Glera de Anayet y por el oeste de la pista vamos ascendiendo en busca del resalte final que nos deposite en la Collada de los Faballones, lugar al que llegan las sillas que unen los valles de Anayet y Espelunciecha.


            Contemplando la Punta de la Garganta, parcialmente el Arroyeras, el Espelunciecha y la Cresta de los Faballones nos llegamos a la Collada cuando va a ser la una del mediodía.

Detalle de la Torre Oeste de los Gendarmes de los Faballones.
 
            Estamos sobre los 2000 metros de altitud, conversamos con un par de trabajadores de la estación, quitamos las pieles y nos vamos para abajo en dirección norte entrando en el Valle de Espelunciecha.

            Bajamos por la Pista Batallero que cuenta con una nieve excelente casi como si fuéramos por libre ya que hay muy pocos esquiadores.
 
Vertiente noroeste del Cuello Garmet.

            A medio descenso desechamos la idea de atravesar hacia el noroeste para alcanzar el llano bajo el Ibón de Espelunciecha y proseguimos pista abajo hasta el encuentro con la Pista de la Rinconada, cosa que se producirá sobre los 1800 metros de altitud.

            Terminada la primera bajada del día volvemos a poner las pieles e iniciamos el segundo remonte por la orilla derecha de la pista. El Puerto de Canal Roya queda muy arriba, allá al oeste,  pero conocemos la situación sobradamente.

            Está la nieve tan buena que subimos de frente el muro que conduce al rellano bajo el Ibón de Espelunciecha sin necesidad de utilizar las cuchillas.
 
Tubo de la Losa.

            Foqueamos el rellano, atravesamos el barranco y proseguimos el ascenso ligeramente al sur de la pista pues son unos tramos suaves y agradables con nieve venteada que no se suben mal.

            Alcanzada la cabecera del muro intermedio proseguimos unos metros por la pista hasta la base del muro superior que conduce al Puerto de Canal Roya.
 

            La nieve está tan dura que incluso una rampa muy suave nos echa para atrás sin las cuchillas y hemos de alcanzar el Puerto en su parte norte y de allí, tomando la cabecera del mismo irnos en dirección sur en busca del Portet de Espelunciecha.
 
Diente de Anayet.

            La máquina pisanieves que ha comenzado hoy con el arrastre de esquiadores hasta el Portet hace el último viaje del día cuando pasamos junto a la misma. Han trabajado de lo lindo arrastrando nieve para dejar preparada la pista de remonte.
 
Punta Sur del Puerto de Canal Roya.

            Tranquilamente y en dirección sur, mientras contemplamos la Punta Sur del Puerto de Canal Roya y la Punta Espelunciecha vamos remontando los últimos metros hasta alcanzar el punto en el que la máquina deja a los esquiadores: el punto más alto del Portet de Espelunciecha sobre los 2220 metros de altitud.

            Son las tres y cuarto de la tarde y allí al sol que todavía no oculta la Arista de Espelunciecha, echamos un bocado mientras recogemos los bártulos y nos preparamos para el descenso.

 
            La imagen del Midí con las Gralleras es maravillosa desde aquí y el ekyline que se prolonga hacia el norte, un universo de cristal y de ensueño.

Punta Alta de los Faballones.

            Pasadas las tres y media iniciamos el descenso en busca de la cabecera del Tubo de la Glera que pertenece a la Pista Pipos.
 


            Tiene una nieve que podría hacer llorar de ternura a un  rinoceronte que disfrutamos como unos infantes recién bañados.
 

            Luego pasamos junto a la Cabaña de la Glera y llaneando alcanzamos la Pista de la Glera a estas horas llena de placas.
 
Punta de la Garganta y Culibillas.

            Cae la tarde mientras bajamos hasta el arranque de la Silla de la Glera. Quitamos los esquís y remontamos andando hasta el coche que todavía está al sol. Son casi las cuatro de la tarde y hemos concluido una circular más de las que se pueden hacer en territorio Formigal y en la que hemos movido alrededor de 750 metros de desnivel en un espléndido día de esos en los que aconsejan no salir a la montaña ni con paraguas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.