22 feb. 2012

14-12. PUNTA ESPATA LIMPIA DE NIEVE EN FEBRERO. 22-2-2012.

Punta Espata desde el refugio de la Espata.

Pista de Villanúa, Refugio de la Espata, Barranco Bozuelo, Cara oeste y Arista Oeste.

22-02-2012.

Salida 08 h. llegada13 h.

Sol.

Muy Fácil.

Ascensión.

 Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Punta espata procedente de Prames. Vía en amarillo.
 
            Disponemos de la mañana para tomarnos nuestra ración de monte: es 22 de febrero de 2012.

            No queremos madrugar, queremos un poco de nieve y el tema ya no es tan fácil pero a pesar de ello, desechamos Punta Arnoussere y decidimos marcha a Punta Espata tentados por esa imagen que guardamos de su afilada estampa de su cara oeste.

            A las ocho y veinte llegamos a Villanúa, nuestros ojos se van a lo suyo y la sorpresa es considerable desde la anterior imagen de la Cara Sur de los Lecherines perfectamente innivada: Punta Espata está más limpia que el culillo de un bebé recién bañado. Ha nevado muy poco en el Pirineo Central, lo sabemos, pero ¡cómo es posible esto!

            No queda otro remedio que despedirse de la ración de nieve y seguir adelante pues el monte es monte.

            A las ocho y media estamos aparcando el coche en la Barrera de la Pista de Villanúa a  1240 metros de altitud pues habíamos pensado subir por la pista y así entrábamos en calor relajadamente y de conversación.

Mallos de Lecherines.
 
            La pista continúa un primer tramo en suave ascenso, como toda ella, en dirección norte hasta el desvío del Camino del Barranco de Azus a la Trapa para girar al este y mantenerse prácticamente invariable hacia el este.

 
            Enseguida encontramos algunas manchas de nieve bastante helada al estar pisada que poco más arriba se hará prácticamente continua rebasado el Dolmen de Letraz.

            Subimos sin demasiadas prisas pero sin perder el tiempo pues sabemos que la pista es larga y consecuentemente se alarga y más si cabe debido a la gran cantidad de hielo que tiene y que nos obliga a avanzar siempre mirando dónde pisas. Al final, calculo que haremos alrededor de 5 kilómetros de pista, que entre unas cosas y otras se nos llevará alrededor de hora y media.

            Atajamos la última gran vuelta hacia el oeste y recuperamos la pista en las inmediaciones del Refugio de la Espata situado a 1600 metros de altitud. Antes ya hemos ido confirmando la desoladora vista del lugar al que nos dirigimos.
 

            Pasamos junto al abrevadero que es de los pocos lugares en los que se puede coger agua en la zona pues hemos abandonado ya la pista y prosiguiendo al este nos introducimos en el Barranco Bozuelo.

 
            La parte izquierda del barranco tiene un poco de nieve pero la derecha, más soleada, está limpia así que la parte inferior del barranco se puede subir sin necesidad de pisar la nieve. Nosotros subimos por el fondo mientras que el camino ya se ha introducido en la parte alta del pinar y lo que vamos a hacer el rodearlo para encaramarnos a la arista oeste del pico siempre por terreno limpio y ya soleado.
 
Collaradeta.

            Enseguida alcanzamos la arista que por aquí no es más que una loma que se arrellana para seguidamente irse elevando hacia el este en busca de la arista del pico que la tiene.

            Transitamos una pradera alpina bastante escalonada y completamente abrasada por los hielos que entre unas cosas y otras nos obliga a un generoso esfuerzo ya que el collado entre Bacún Norte y Espata que a donde aproximadamente nos dirigimos se encuentra por encima de los 2000 metros de altitud.

Collarada.
            La mañana está espléndida el repecho nos mete en calores y en los descansillos el horizonte norte nos compensa y relaja sobradamente: Collarada, Collaradeta, Nevera y las Samolas están arrebatadoras.
 

            Ya por encima del nivel de los collados alcanzamos la arista conformada de paredes verticales en su vertiente norte y por una ladera amable y cada vez más pedregosa al sur por el que evolucionan caminillos hacia la cima. Proseguimos a toda cresta que es muy fácil y de excelente tránsito recibiendo las caricias de esa brisa que ni siquiera mueve las gorras de las cabezas.

            Son las once y media de la mañana cuando alcanzamos la Cima de Punta Espata, también conocida como Punta Ralla y situada a 2202 metros de altitud.

Leta.
 
Bacún Norte.
 
            A esta cima se puede subir por la arista este desde Acumuér, por el norte desde el Collado de Marañán por el Sur desde el Collado de la Espata que une con Bacún Norte y por la arista oeste que es por donde hemos subido nosotros.
 
Retona.
 
Samolas.
 
            Se trata de una cima bicéfala y en la depresión central nos sentamos a echar un bocado al delicioso sol de la mañana. Contemplamos Bacún y la Leta en primer plano, la zona del Churrón en el Puerto de Acumuér, Oturia, Santa Orosia y Guara al sur, al oeste asoma Oroel y blanquísimo y profundo el Moncayo con muchísima más nieve que por aquí y al norte desde Bisaurín también cargado de nieve, el macizo de Aspe y los Lecherines y las Collarada, Collaradeta, Nevera, Samola Alta  y Baja, Retona… casi toda la Partacua.


Moncayo.
 
            Media hora después partimos para abajo en polvo pues se hace tarde. Ni siquiera vamos a emplear un poco las manos bajando al Collado de Marañán, nos vamos casi al trote por donde hemos venido.


Valle de Acumuer.

            Lo del trote no es ninguna tontería pues en menos de media hora nos llegamos al Refugio de la Espata y tras comprobar que se encuentra estupendo nos vamos en busca de la pista.
 
Refugio de la Espata.
 
            Resulta tan larga como a la subida pero enzarzados en un ritmo como poco ligero nos la cepillamos en tres cuartos de hora. A la una y cuarto llegamos al coche y sin perder un instante nos vamos para casa liquidando una jornada en la que hemos movido 960 metros de desnivel en un tiempo relativamente corto. A las dos menos cuarto dejamos a Juan en su casa y otro día más.


Margaritas menores.
 

Puedes ver más fotos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.