19 ago. 2012

45-12. CIRCULAR LACUSTRE AL PIC DE QUATRE TERMES. 19-8-2012.


Casquete somital del Pic Quatre Termes.
La Mongie, Coume de Porteilh, Final Remonte de Quatre Termes, Brecha Sur y Arista Sur. Descenso a Arista Sudeste de Contade, Lac de Port Bielh, Col Caderolles, lacs de Hourquette, Campana, Greziolles y Caderolles al Aparcamiento Curva Garet.

19-08-2012.

Salida 07 h. Llegada 15 h.

Sol.

Fácil.

Ascensión.

Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.
 
Mapa de Quatre Termes procedente del IGN francés. Vía en amarillo.


            Parece ser, según su nombre indica, que el Pic de Quatre Termes debe ser la confluencia de cuatro valles, lo que no deja de ser poco más que característico.

            Se trata de un pico bastante difícil de diferenciar  y consecuentemente de localizar desde donde tratamos de identificarlo. No lo conseguimos desde Arbizon y desde el Midi de Bigorre, no lo tenemos claro tampoco.

            Ni siquiera es un tresmil excusa para visitarlo pero puede ser un perfecto pretexto para nuestro proyecto que no es otro que una circular acuática, mejor dicho, lacustre, en torno al pico.

            Suponemos que tendrá subidas varias pero poseemos referencias por la Coume de Porteilh, un vallecito masacrado por la Estación de Esquí de la Mongie y por allí subiremos. Para el descenso tenemos, a priori, opciones varias a estudiar sobre el terreno, cada cual tiene su precio y sobre la marcha resolveremos. Incluso contamos también con la opción más barata que es volver por el mismo valle y adiós a la circular lacustre.

            La noche en la Mongie es cálida, muy cálida para no variar y a las seis y cuarto del 19 de Agosto de 2012, cuando nos despertamos es de noche todavía; pero previendo una jornada larga y con posibles contingencias varias, nos levantamos, desayunamos y antes de las siete estamos en  camino.

Pic de la Espada.
 
            Salimos del centro de la estación sobre los 1720 metros de altitud y atravesamos la parte baja de la estación en dirección oeste y en busca de la entrada de la Coume de Porteilh. Nos orienta a nuestro frente el Pic de la Espada.

            Podríamos haber salido desde la carretera algo más arriba de la estación pero para nuestra logística es preferible caminar unos minutos ligeramente cuesta arriba ahora por la mañana que tener que remontarlos con el calor de la tarde ya que nuestra furgo no es precisamente el coche fantástico.

            Enseguida alcanzamos el lugar donde se soterra el barranco y a partir de allí iniciamos un faldeo ascendente para entrar a la Coume de Porteilh cuando ya llevamos una cierta altura ganada. El faldeo es cómodo y alcanzamos una zona de obras de la estación que le ha metido mano al valle de buena manera. También es cierto que un tramo de las obras ya está resembrado con abundante semilla. Lo que no está asegurado es que germine con este tiempo.

            Alcanzado el lecho de la pista de esquí giramos al sur y en fuerte ascenso proseguimos valle adelante.
 

            La pista que ya ha estado en funcionamiento tiene obras de ensanche que se prolongarán hasta arriba por lo que del camino no vemos nada en absoluto lo que tampoco supone mayor problema pues podemos decir que llevamos un camino de 40 metros de ancho.

            Poco más arriba  la pista se arrellana y alcanzamos el lecho de un laquette que ha quedado medio engullido por la pista. A nuestra derecha tenemos la arista que une el Pic Allamand con el de la Espada y a nuestra izquierda la Arista de Guilhembrume a la que va a parar una silla de la estación. Esta arista es la que de alguna manera concluye en el Quatre Termes.

            Subimos todavía a la sombra de una mañana con cierta nubosidad alta de poco desarrollo en busca del Lac de Porteil  que sabemos se encuentra en el valle aunque no lo veamos puesto que, pista arriba, rebasamos la altitud del lac y no aparece a nuestra vista.

            Sobre los 2350 metros de altitud nos asomamos al barranco que ha quedado al oeste de la pista y no advertimos más que un tremendo pedregal que baja del Pas de la Crabe. El lac se ha quedado atrás sobre los 2250 metros de altitud.

            Estamos aburridos de pista cuando iniciamos el tránsito de la parte alta de la misma en la que hay un nuevo arrastre que remontará hasta alrededor de los 2500 metros de altitud. Subimos sin prisa pero sin pausa y a ritmo aprovechando una temperatura agradable en una mañana que sigue ligeramente nublada y un tanto ventilada.

            Cuando alcanzamos la llegada del remonte hace fresco y consultamos el mapa puesto que nos da la impresión de que nos encontramos ligeramente al sudoeste del pico.

 
            No vemos citas pero hay una rampa herbosa que nos puede llevar un poco al nordeste y por allí nos vamos en ascenso. Unos metros más arriba aparece una primera cita y enseguida otras que practican una diagonal en la pared y en dirección nordeste  para ir al encuentro de un potente corredor que arrancaba a media pista en dirección este y conducía directamente a la Brecha Sur del Cuatro Termes.

            Tendremos que atravesar en horizontal un par de pequeños corredores que se encumbran hacia el Pic Contade hasta que tomamos el corredor correcto en el que encontramos la línea de citas y trazas de camino.


            Una subida de alrededor de 50 metros termina por depositarnos en la Brecha Sur  del Quatro Termes. Sobre los 2650 metros de altitud.

            Al sur tenemos el Casquete Comital del Contado y al norte un pequeño gendarme al que sucede una brecha similar a la que nos encontramos y el Casquete Comital del Quetro Termes bien defendido por los paredones de su vertiente oeste.
 

            Avanzamos a toda cresta por un caos de bloques graníticos cubiertos de líquenes muy oscuros superamos el gendarme y alcanzamos la brecha subsiguiente.

            Desde allí, el pico nos muestra una arista erguida y vertical que se puede trepar pero las citas se van a faldear la arista por la vertiente este  alcanzando el centro de la pared sudeste.

 
            Una serie de cortos corredores muy fáciles en los que hay que emplear las manos en uno de ellos nos depositan en la Cima del Pic Quatre Termes a 2724 metros de altitud. Son las nueve y cuarto de la mañana.

Valle directo a La Monjie.
 
            En el momento que hemos llegado a la brecha se han disipado nuestras inquietudes: hay un facilísimo descenso hacia el este sin necesidad de tener que desandar camino y buscar el Pas de la Crabe que un poco por debajo de los 2500 metros nos permitiría pasar al Circo de Aygues Cluses para desde allí iniciar el recorrido de lagos.


Hacia el lac de Poteilh
 
            Ahora desde la cima nos dedicamos a contemplar las múltiples posibilidades de acceso al pico y entre ellas la subida directa desde la Mongie alcanzando fácilmente la arista este. También la subida desde Greziolles por un vallecillo salpicado de laquettes.

Collado que alcanzaremos fácilmente para cambiar de valle.
 
            Buscamos el abrigo del viento y nos sentamos a almorzar. La mañana de momento ha estado estupenda para caminar.


Valle a los Laquettes de Cloutou.
 
            Media hora después  descendemos los corredores de la cara sudeste por donde hemos subido y sin siquiera proseguir hacia la brecha sur del pico iniciamos un faldeo en descenso en busca de un amable collado en la Arista Sudeste del Contade, es la Cresta de Port Bielh que culmina en el Pic Cloutou.

 
            El descenso es fácil y amable y nos deposita en un herboso collado desde el que nos despedimos del Quatre Termes de momento. Hemos atravesado el primero de los valles en este caso orientado al este que nos bajaría directamente a Greziolles.

            Estamos sobre los 2600 metros de altitud y un corredor herboso y fácil de los dos que hay nos va a permitir  acceder a la Cubeta Lacustre de Port Bielh en dirección prácticamente sur. Hay que decir que nos hemos saltado el Circo de Aygues Cluses que se quedará al oeste de nuestro recorrido.

El Pic Bastan y al fondo el Lac de L'Oule.

            El descenso es fácil a pesar de muy inclinado que nos permite perder alrededor de 100 metros hasta que nos sumergimos inevitablemente en una enorme pedrera granítica que se va a alargar hasta la orilla del Lac de Port Bielh.

Brecina.
 
            En el descenso contemplamos el lac y debajo del mismo el Embalse de Oule que conocemos de nuestra incursión al Circo de Bastanet.

Se asoma Neouvielle.
 
            En dirección sudeste nos acercamos al lac sin poder localizar la cabaña de su orilla sur, comemos arándanos y cogemos agua en una surgencia al nordeste del lac. Son las once menos cuarto.


Hourquette de Caderolles.
 
            Terminamos de rodear el lac y nos dirigimos un poco al sudeste al encuentro del camino que une Aygues Cluses con Port Bielh y sucesivamente o con Bastanet o Caderolles.

            Se trata de un circo formado por el Delicioso Pic Bastan y el Pic Cloutou que arranca del Rellano de Port Bieilh mediante reseco praderío en el encontramos camino y a una primera pareja del día: nos acercamos a la civilización.

            Al praderío le sucede un pedregal en el que hay un muy bien establecido camino que se va elevando en dirección este hasta alcanzar la Hourquette Caderolles a 2500 metros de altitud, lugar en el que abandonamos el Valle de Port Bielh que es el tercero de la jornada. Son las once y veinte.

El Pic Portarras.
 
            Desde debajo del collado, un caminillo parte en suave ascenso y en dirección sudeste se eleva hasta el Col de Bastanet situado entre los Pics Portarras y Bastan, y otro desciende hasta el lac de la Hourquette, un coqueto y delicioso lac en la cabecera del valle que vamos a bajar de manera escalonada.

            Junto al lac situado sobre los 2400 metros de altitud hay una serie de laquettes ya secos y junto a ellos, el camino se orienta al norte iniciando el descenso del Valle de Garet por el que discurre el GR10.

 
            Poco más abajo  pasamos por medio de otros dos irregulares y preciosos laquettes a pesar de que las aguas estén algo diezmadas e inmediatamente alcanzamos el Lac Arredoun que dejamos a nuestra derecha o este.

La Sudeste del Quatre Termes.
 
            Un sinuoso e irregular camino muy transitado nos baja al encuentro de un lac que presenta una considerable merma. Se trata del Lac de Campana de Cloutou que no está represado pero sí que debe tener algún túnel de evacuación a juzgar por el nivel de las aguas.


 
            En su orilla este se encuentra el Refugio de Campana de Cloutou a 2225 metros de altitud, se trata de un pequeño refugio guardado y perteneciente al CAF. Una de las buenas cosas que tiene es un  soberbio pino negro a cuya sombra nos sentamos para echar un trago de agua fresca de la fuente del refugio. El día ya ha entrado en calores.

            Hace rato que andamos entre gente y el refugio tiene su clientela desperdigada por los alrededores del mismo. Allí se quedan mientras nosotros continuamos el descenso para alcanzar enseguida el Laquette de Greziolles situado un escalón más abajo.

 
            Hay algunas tiendas alrededor del lac y el camino pasa por su orilla noroeste y se introduce en una irregular cuenca en la que debía estar alojado el Embalse de Greziolles y del que de momento solamente vemos el hueco sin agua y las huellas de la misma sobre la tierra.

            Hay que seguir el camino que rodea teóricamente el embalse por su orilla derecha y en dirección noroeste para tras una serie de altibajos y recovecos alcanzar la zona próxima a la presa desde la que localizamos de nuevo el Pic Quatre Termes.

            Solamente queda una reducida cubeta ocupada por las aguas que tiene una bufanda de rocas claras de una veintena de metros. Me recuerda al lac de Glorietes también por su lastimoso estado.

            Iniciado el descenso de otro escalón del valle nos acercamos a la orilla de otro laquette y nos sentamos a remojar los pies y a comer además de descansar un poco y matar así la pesadez del día Es la una del mediodía.

            Media hora después tras buscar infructuosamente a un tritón trotón que se ha escapado de mi cámara continuamos para abajo.

            Lo vamos a hacer cogiendo ritmo puesto que el asunto se está poniendo pesado.

 
            El camino pasa en descenso bajo la pared de la presa de Greziolles y enseguida nos muestra el desagüe que vierte un importante caudal de aguas que alimentan el Embalse de Caderolles inmediatamente debajo.

            Se trata del más bajo y por tanto último del cuantioso conjunto de lagos y embalses, situado a 2050 metros de altitud. Lo rodeamos por su orilla izquierda y nos introducimos en la parte herbosa del valle que aparece enorme a nuestros ojos.

            Pero hay que hacer el camino y mejor pronto que tarde. Así que tocamos generala y atacamos el descenso con aire marcial. A mi chica le pegan los talones en el culo.


            El camino discurre resalte a resalte en descenso por la orilla izquierda del Barranco Garret hasta alcanzar las inmediaciones de la Cabaña de Barasse sobre los 1700 metros de latitud, lugar por el que pasamos a la orilla derecha del barranco.

            El camino prosigue atravesando un estrangulamiento del mismo y tras una zona indecisa alcanza un collado desde el que se tira para abajo en busca del Aparcamiento de la Curva Garret.

 
            En las inmediaciones de la carretera alcanzamos un barranquillo que baja del oeste y en el que me doy un pequeño remojón.

            Remontamos una docena de metros y alcanzamos la carretera en el lugar de aparcamiento: las Curva Garret a 1400 metros de altitud. Todavía no son las tres menos cuarto.

            Me seco, me cambio de camisa y tras cruzar la carretera saco el dedo.

            El segundo coche que sube me llevará hasta la Mongie, son casi 4 kilómetros con 300 metros largos de desnivel y ahora por el asfalto podrían hacerse duros, aunque no será la primera vez que hemos hecho cosas similares.

            En la Mongie cojo la furgo y no ha pasado un cuarto de hora cuando estoy recogiendo a los socios.

            Bajamos hasta el inicio del Col de Aspin y nos entramos hasta Payolle.

            En una de las dos ramas del barranco nos pegamos un baño absolutamente reconfortante además de refrescante. Luego de cambiarnos de ropas y hechos unos brazos de mar comemos al gusto y a la sombra que los abetos proporcionan a la furgo. Son las cuatro menos cuarto.

               

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.