17 ago. 2012

43-12. PIC ARBIZON SIN AGUA. 17-8-2012.


Vertiente Norte de Arbizon.
 
Cabañas de Camoudiet, Lac de Arou, Circo de la Lude, Brecha Escalieres, Circo de la Lude, Corredor de Monfaucon y Arista Oeste.

17-8-12.

Salida 09 h. Llegada 18 h.

Sol.

Bastante fácil.

Ascensión.

Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.
 
Mapa de Arbizon procedente del IGN francés. Vía en amarillo.

            El Arbizon es uno de esos picos que conocemos por los mapas pero que no somos capaces de identificar desde otros picos relativamente próximos y desde el que, sin duda, se distinguirá aunque para nosotros no esté suficientemente individualizado. Situado al Nordeste del Macizo de Neouville no creemos que sea un pico demasiado visitado  pero nosotros queremos verlo de cerca.

            Sabemos que tiene una vía fácil de ascenso por su vertiente sur  desde Aulon, pero nos inclinamos por ascenderlo por su vertiente norte que es más espectacular.

            Sobre el mapa y combinando distancia con desnivel nos da lo mismo partir de la Hourquette de Ancizan que desde las Cabañas de Camoudiet ambos puntos de encuentran en una carreterilla de montaña típica de los Pirineos Franceses alternativa al Col de Aspin.

            Nosotros optamos por las Cabañas de Camoudiet situadas a 1438 metros de altitud y allí estamos el 17 de Agosto de 2012 a las nueve y cuarto de la mañana. Previamente habíamos salido de Sabi a las seis y media, pasado por el Túnel de Bielsa y tomado la carretera en Guchen para pasar por la Hourquette de Ancizan.

            Hay una captación de agua protegida del ganado pero como hemos de pasar por el Lac de Arou no cogemos agua. Pasamos junto a ella en dirección sur ascendiendo por una suave pradera alpina a la que le falta agua y enseguida entramos en calor ya que hace una mañana escandalosamente cálida y subimos al sol.

 
            Ascendemos entre algunas manchas de enebro rastrero, atravesando caminillos de ganado y buscando una suave loma que es un contrafuerte al norte del Monfaucon y el límite izquierdo del Circo de la Lude por el que hemos de subir.

            Enseguida avistamos el vallecillo y el camino que procede de la Hourquette de Ancizan y nos introducimos en el mismo para proseguir en suave ascenso al encuentro del Lac de Arou.

            El lago, a 1780 metros de altitud es de muy modestas proporciones y solamente sirve como abrevadero para el ganado lo que nos proporciona un problema importante: llevamos aproximadamente medio litro de líquido y se impone la necesidad de encontrar agua a cualquier precio que trataremos de conseguir valle arriba.

            Se trata de un circo metamórfico en el que se alternan las pedrizas con los asentamientos de pratenses y que a la postre es un enorme sumidero en el que no se ve una sola gota de agua por ninguna parte. Todos los barranquillos bajan secos.
 

            Nosotros, resalte a resalte, vamos ganando altura más preocupados por el agua que por otra cosa y lo hacemos ahora a la sombra de la Arista de las Escalieres que es la Norte del Arbizon.

            Frente a nosotros y en nuestro horizonte sur que cierra el circo se encuentra un enorme pedregal que se convierte en corredor y que identificamos como el Corredor Monfaucon ya que suponemos que al oeste está el pico del mismo nombre y al este tiene que estar el Arbizon. Se trata del corredor que aconsejan utilizar en descenso.

            Nosotros  hemos tomado una línea ce citas con gente delante y la seguimos cuando se orienta al sudeste en busca de una brecha en la cresta. También está defendida por un potente corredor de pedreras y vamos por camino medianamente transitado.

            El camino se introduce en la pedrera y nosotros alcanzamos al grupo. Las citas siguen para arriba pero a mí me da la impresión que éstos no están para el Arbizon y consultan su mapa.

Iniciando nuestro error hacia Escalieres.
 
            La pedrera se resuelve en tres corredores, iniciamos el ascenso del central una vez que han desaparecido las citas y terminamos por pasarnos al situado al norte del central tras una laboriosa trepada por terreno metamórfico muy descompuesto en una zona de gendarmes muy verticales.

            Terminamos por alcanzar la Brecha de Escalieres en su acceso norte y allí hay una cita. Así que, viramos al sur y nos vamos arista arriba en busca de la cima. Son las once y cuarto

            Estamos por encima los 1550 metros  y tras una rampa fácil y descompuesta accedemos a una arista erguida, muy rota y llena de dientes que hay que atravesar o franquear.

 
            Pasamos un ratito entretenido avanzando por los gendarmes de la brecha hasta que decidimos liquidar la ascensión por aquí: estamos donde no debemos.

            Antes de desandar el tramo de arista buscamos paso y alcanzamos la parte sur de la Brecha de Escalieres. Aquí no hay cita, frente a nosotros tenemos un muraco que sin ser difícil es muy erguido y  que no nos da ninguna confianza. Hay dos minúsculos neveros perdidos al este de la arista pero nos sentamos a almorzar un poco con la intención de irnos para abajo y reconducir nuestros pasos.

            Se nos ha ido media hora larga franqueando la brecha y veinte minutos después tras haber comido un poco y echado un mísero trago nos vamos para abajo sin tener demasiado claro si no daremos por liquidada la jornada.
 

            El descenso del tercer corredor que no habíamos tocado a la subida lo hacemos en polvo en lo que se refiere a la parte alta luego viene la pedrera y el camino que hemos llevado de subida.

El entretenimiento de la mañana.
 
            Antes del llegar al rellano del que surgen todas los corredores del circo decidimos contornear lo más alto posible un  contrafuerte que desciende al norte y desde allí asomarnos para ver si nos vamos para arriba al sur o definitivamente para abajo.

 
            Atravesamos hasta la orilla izquierda del corredor y alcanzamos la base del contrafuerte por una rampa medio herbosa que nos facilitar el rodeo del mismo hasta que avistamos la parte del circo en la que arranca el Corredor del Monfaucon.

            Estamos sobre los 2250 metros de altitud, hemos recortado por encima de 100 metros de altura con respecto al fondo del circo y podemos proseguir en travesía hacia el sur para ir ganando altura paulatinamente hasta alcanzar el centro del corredor. Allí ya veremos por donde proseguimos.

 
            En el centro del corredor y bajo las paredes de la Oeste de Arbizon hay un nevero hacia el que nos dirigimos como posesos; bueno, como podemos pues Rosa tiene mucha sed y el pedregal se le está haciendo interminable.

            Es la una y cuarto cuando alcanzamos el nevero situado sobre los 1425 metros de altitud. Excavamos en una zona donde hay hielo viejo sobre el que corre el agua y con una botella recogemos pequeñas cantidades de agua. No será fácil y nos costará un cuarto de hora saciar nuestra sed y rellenar nuestras botellas pero acabamos de salvar el día.

            Sobre la una y media y con recobrados ánimos continuamos Corredor de Monfaucon para arriba. Vamos por dónde mejor entendemos y cada uno por su lado pues el corredor está absolutamente descompuesto y con materiales muy irregulares.


            Fiel a mis principios me voy directamente en busca de la base de las paredes de la Arista Oeste de Arbizon. Me costará llegar pero allí de momento tendré sombra y espero que además de materiales más firmes algunos apoyos para las manos.
 
            Así será, pero por el contrario tendré que hacer algunas travesías pestosas hasta que ya muy arriba me saldré del corredor y por las rocas de su orilla derecha superaré trepando los casi 100 metros últimos.

La Sudoeste de Arbizon.
 
            Hemos subido muchos corredores difíciles, descompuestos y  malos pero este ha sido de los peores. Son las dos y cuarto y en la Brecha Aurey a 2650 metros de altitud no respiramos demasiado pues de momento la arista se estrena con unos dientes de impresión y luego el pico queda allá en la quinta puñeta todavía.
 

            Está claro que hay que faldear los dientes por la vertiente sur y en esa tarea nos empeñamos.

            No resultará complicado pues hay trazas de caminillos para el faldeo en suave descenso hasta que alcanzamos la vertical de una de las agujas que baja un poco más y todavía hemos de perder algunos metros extras pero nos permiten supera el conjunto de las agujas de la cresta.

            Estaremos por debajo de los 2600 metros de altitud  y una serie de caminos en dirección sudoeste y sobre una ladera inclinada pero fácil nos enseñan una subida que puede hacer eterna.

            No queda otra alternativa que meter la marcha de resistencia y tirar para arriba por cualquier parte. Juan se va a la arista y nosotros  terminamos en una especie de espolón orientado al sur pues hay caminos para todos los gustos.


            El día ha salido complicado pero a las tres de la tarde estamos los tres en la Cima de Arbizon a 2831 metros de altitud.
 
Monfaucon.

            La cima que es muy amplia tiene un par de monolitos cimeros de espectacular tamaño además de un pequeño casetón con antenas a cuya sombra nos sentamos a comer mientras contemplamos el Midí de Bigorre.

 
            Es un día caliginoso y el paisaje está lleno de neblinas que azulean y difuminan el horizonte. A pesar de ello podemos contemplar el macizo de Neouvielle en toda su integridad, por detrás se asoma Ordesa, la Munia el Gourgs Blancs y parte del Portillón y debajo de nosotros y al norte Payolle. Hay una enorme cantidad de picos que no conocemos. Aulon y Monfaucon están aquí mismo al sudoeste y las Granjas de Lurgues y la fácil ascensión por este valle desde el sur. Tendría que estar viendo el Bastan de Aulon  y el Bastan pero no los reconozco desde esta vertiente.
 
Buitres en la cabecera de las Escalieres.

            Contemplamos la llegada de la Arista de las Escalieres que no tiene nada de especial pero está claro que no contemplamos la mayor parte de la misma y  media hora más tarde iniciamos el descenso.


            Bajamos siguiendo el camino que va por la arista contemplamos alguno de los vertiginosos corredores que seccionan la arista oeste incluso me bajaré unos metros para contemplar alguno de ellos pero alcanzada la brecha  más potente de la arista iniciamos el faldeo y a otra cosa.
 

            Son las cuatro pasadas cuando llegamos a la Brecha Aurey y dispuestos a lo que sea nos tiramos corredor abajo. No va a ser ni fácil ni bueno de bajar ya que es una pedrera muy irregular y hay que cambiar continuamente de itinerario para resbalar los cordones de gravillas. Incluso hay algunos tramos que bajamos junto a la pared por donde hemos subido pero a pesar de todo perdemos metros con rapidez y retornamos a nuestro nevero para realizar un nuevo aprovisionamiento de agua. Son las cuatro y media.


            De allí para abajo la pedrera no es buena por lo que nos vamos en busca del camino. Del lac salen dos caminos con citas y nosotros nos hemos ido esta mañana por la indebida.
 

            Salimos de la pedrera bajo el rellano del circo y escalón a escalón, casi siempre por camino nos llegamos al Lac de Arou pisoteando la hierba a cualquier precio. Son las cinco y media.


            Luego descendemos el praderío primero por camino hasta la loma y luego de frente por cualquier parte al encuentro de las Cabañas de Camoudiet donde nos Espera la furgo ardiendo.

Acónito amarillo.
 
            Mientras se ventila un poco nos damos un remojón en el abrevadero de la captación de agua de las cabañas. Allí ahogamos los 1800 metros largos de desnivel del día y cambiados de ropa y calzado nos metemos en la furgo y nos vamos para abajo hacia Payolle. Hemos decidido ya pasar la noche en cualquier lugar, relajados y frescos, puesto que no vamos a probar el Camino Forestal de la Haya. Mañana subiremos al Midí de Bigorre por el Lac de Oncet y la arista norte se quedará para mejor ocasión.

            El Lac de Payolle es artificial y realizado como infraestructura turística  de la zona que es una pequeña estación de esquí de fondo. No se puede llegar con los coches hasta la misma orilla pero en las inmediaciones tiene una zona de abetar fabulosa junto a un par de barrancos que rellenan el lago donde vamos a par una tarde de fábula compensando los ímprobos esfuerzos de la jornada. Cenaremos como unos cochinos de raza y pasaremos una deliciosa noche de la que no os podría decir si salieron las estrellas pues estábamos a cubierto de una carpa celestial de abetos.  

 

             

 

 

           

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.