12 sept. 2012

50-12. PIC DE COMA D'OR. 12-9-2012.

Cara Oeste del Pic Coma d'Or.

Col de Puymorens, Coma d’en Garcia, Portella de la Coma d’en Garcia, Portella de Cortal Rosso, Cara Sudoeste  y Arista Norte.

12-9-12.

Salida 08 h. Llegada 11 h.

Mixto.

Fácil.

Ascensión.

 Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

 
Mapa de Coma d'Or procedente de Miguel Angulo. Vía en amarillo.
 
            Subimos la vertiente sur del Puerto de Puymorens viniendo de Puigcerdá, pasamos Latour de Carol  y al llegar a Porte aparcamos en las inmediaciones del helipuerto. Nos quedan 6 kilómetros de carretera para llegar al Puerto de Puymorens que ya los haremos mañana.

            Recorremos el pueblo y cenamos en la furgo mientras gotea un poco y luego, nos empiltramos para descansar y esperar al día siguiente.

            Se hace ya pronto de noche y la luz del día tarda algo en llegar, así que son las siete y cuarto de la mañana cuando empezamos el 12 de Septiembre de 2012.

            Luego de desayunar, las mochilas ya están preparadas, nos incorporamos a la carretera y en alrededor de 10 minutos nos llegamos a la Cima del Puerto de Puymorens situado a 1920 metros de altitud aparcando junto a los restos de un trailer que ha ardido  allí no hace mucho.

 
En Puymorens.
            Al otro lado de la carretera sale la pista que nos interesa y que en dirección nordeste se va a introducir en la Coma d’en Garcia, un valle de aspecto amable desde aquí.

            Son las ocho y diez cuando nos ponemos en camino tras un coche que se va hacia arriba para aparcar unos metros más adelante junto a otros más.

 
            La pista prosigue adelante muy llana hasta alcanzar una especie de plataforma terrosa en la que hay una furgoneta y unos metros más adelante la pista se abre en dos: la rama derecha se va valle arriba, creo que es la que debemos seguir pero, no llevamos mapa y las dudas nos invaden por lo que terminamos yéndonos por la rama izquierda que practica una importante lazada de camino a un repetidor y posteriormente una cabaña forestal.

            Una camioneta ha recogido al conductor de uno de los coches, llevaban mochilas de monte y decidimos seguirles por la pista balizada. Un poco más arriba en dirección norte, las balizas se van hacia Hospitalet pero enseguida alcanzamos la cabaña y los de la camioneta, que están preparando las motosierras, nos reconducen.

Deshecho el embarque.
 
            Volvemos a buen ritmo sobre nuestros pasos y a las 9 estamos de nuevo en el cruce para tomar la dirección correcta por la pista que no deberíamos haber abandonado, a 2000 metros de altitud. Ha sido un embarque que se nos ha llevado cuarenta minutos y 100 metros de desnivel.

            La pista no tiene ni carteles y ni balizas ni citas, de momento. Luego aparecerán balizas blancas, amarillas y citas de piedras; además, las nieblas que del fondo de los valles orientados al norte han comenzado a ascender.

            Ascendemos suavemente y a ritmo para acercarnos a un rellano en el que hay algunas instalaciones eléctricas y una especie de pequeña presa sobre los 2200 metros de altitud.

            Proseguimos por la pista valle adelante y comenzamos a encontrar balizas y citas, a la vez que algunos caminillos no demasiado transitados atajan algunas lazadas de la pista que termina en la orilla derecha del valle en un aparcamiento en el que hay 4 vehículos.

            Un pequeño dorso divide el valle en dos, el camino lo supera por la parte norte y se incorpora a un rellano bajo la cabecera del valle configurado por las Sierras de Lloser al sur, de Tosa Redona al norte y cerrado por la Portella d’en Garcia.

            El camino se empina en busca de la portella que nos aguarda con una potente cita de piedras a 2534 metros de altitud, van a ser las diez de la mañana.

            Desde la Portella d’en Garcia contemplamos al nordeste y a derechas, la silueta amable de la Coma d’Or y a la izquierda la aguerrida del Puigpedros de Lanoux.

            Por delante, el camino se va ligeramente para abajo en busca de un amplio collado que está muy próximo y de allí en adelante más camino en una loma ascendente que nos irá acercando a unos picos todavía lejanos.

            En poco más de cinco minutos alcanzamos la Portella de Cortal Rosso situada a 2500 metros de altitud y unos metros más abajo, al este, se encuentra el Lac de Coma d’Or con dos pescadores.

Lac de Coma d'Or.

            En la arista, al norte del lago, se recorta la figura de un montañero con el que suponemos que coincidiremos por arriba ya que aparentemente llevamos orientaciones coincidentes.
 
Dejamos atrás la Portella d'en Garcia.

            Nosotros proseguimos en dirección nordeste por el camino que tras superar un resalte alcanza una especie de hombro  que atravesaremos en lugar de seguir arista arriba en busca de unas pequeñas paredes mientras los picos que nos guían son engullidos por las nieblas  no sin antes dejarnos ver que nuestro primer pico carece de dificultades.


Contemplamos nuestro objetivo.
 
            Faldeamos bajo las paredes siguiendo el camino y enseguida nos paramos para almorzar un poco con la esperanza de que las nieblas se disipen. Son las diez y media pasadas y estamos a 2600 metros de altitud cuando reanudamos la marcha, las nieblas siguen a lo suyo.

Gamuzas.
 
            El camino transitado nos conduce a un nuevo colladito que da paso a un rellano del que marchan un trío de muflones. Van hacia el montañero que ha quedado un tanto atrás.

 
            Desde este lugar, una rampa con camino nos conduce  al casquete somital de las dos Cimas de Coma d’Or, queda muy poco ya.


            El camino asciende por las inmediaciones de las paredes que limitan al noroeste el amplio espacio de la rampa herbosa desde la que contemplamos  las paredes orientales de la cima y la poco agradable Portella Roja que separa al Coma d’Or del Puigpedros de Lanoux, se trata de un paredón metamórfico oscuro y vertical más tétrico si cabe entre las nieblas que conduce a una arista dentellada y desafiante. La cara nordeste del Puigpedrós es una rampa erguida pero muy asumible según nos permite apreciar las nieblas al clarear de manera intermitente.
 
 
            El camino nos conduce directamente hacia el puntón norte hasta que alcanzamos la arista.


Cima Norte de Coma d'Or.
 
            Se trata de una crestecilla prácticamente horizontal que cuenta con un pasito delicado a toda cresta que se puede faldear descendiendo por el este un corredorcillo fácil y volver de nuevo a la Creta por otro igual de fácil que enseguida nos conduce a la Cima Norte de Coma d’Or situado a 2835 metros de altitud cuando son las once y cuarto de la mañana.

            Estamos sumidos en las nieblas que nos ocultan completamente el paisaje, ni siquiera divisamos la próxima cima sur.
 
            Como no hay que hacer muchas fotografías, me alargo inmediatamente hasta el extremo norte de la cima para ver: hay un escalón fácil y un pequeño rellanito en el que se encuentra una cuerda anclada que se pierde de vista en un resalte vertical que ya he visto perfilado subiendo. Creo que serán unos 20 metros bastante verticales que conducen a una terraza herbosa e inclinada y de allí para abajo, me parece que hay  alguna sorpresa más.

La pared y la humedad de la roca desaconsejan el descenso.
 
¡Y las nieblas qué...!
 
            La roca no está muy húmeda, las presas son pequeñas pero no faltan, no está demasiado descompuesta la roca metamórfica pero a pesar de ello las nieblas se imponen a cualquier consideración: en estas condiciones y contando con el desconocimiento total del terreno no nos vamos a meter en este berenjenal.

Debe ser el Lac de Lanoux.
 
            Vuelvo a la cima, hacemos una foto y nos abrigamos con la esperanza de que las nieblas nos permitan al menos ver el Embalse de Lanoux pues a eso hemos venido.

            Comentamos la continuación de nuestro proyecto a partir del Lac de Coma d’Or pues tratábamos de hacer una ruta circular y dándonos un tiempo, nos marchamos hasta la otra cima del pico.

En la Cima Sur de Coma d'Or.
 
            Deshacemos la arista de idéntica forma y alcanzando la suave depresión entre las dos cimas se abren un poco las nieblas y nos dejan ver, aunque no sea con demasiada claridad la Presa del Embalse de Lanoux, un trozo intermedio de la plancha de agua, un diminuto lago al este de la Portella Roja, muy parcialmente las rampas que conforman la Este del Puigpedros y una arista alomada que nace de la punta a la que nos dirigimos y que baja bastante bien hacia el embalse.

            Desde el collado de separación también se puede bajar bien, al memos, la parte superior que desde aquí se divisa.
Detalle de la flor de Epilobium.
 
            Ascendemos unos pocos metros y alcanzamos la Cima Sur de Coma d’Or ligeramente más baja que la norte. Hacemos una foto entre los dos enormes hitos cimeros y contemplamos otro, de enormes proporciones, que nos indica el camino de descenso que, en dirección este-nordeste  parece ajustarse a nuestras pretensiones. Son las once y media de una mañana de nieblas.


           

             

             

 

              

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.