27 ene. 2013

4-13. MANDILAR DESDE PANTICOSA. 27-1-2013.

Cara Norte de Mandilar o Narronal.

Panticosa, Pista a Santa Cruz, Selva Verde, Collado de Petrosos, Pista  los Ibones y Cara Este. Descenso por la Cara Noroeste, Puntal de Petrosos, Mazaranuala y Selva Verde.

27-01-2013.

Salida 09 h. Llegada 14 h.

Nublado.

Fácil

Esquís de Travesía.

 Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.
 
Mapa de Mandilar procedente de Prames. Vía en amarillo.


            Llovizna cuando pasamos por Biescas y habían pronosticado sol en Panticosa. Parece ser que vamos a tener una mañana con fricción a pesar de que nadie nos ha impedido quedarnos en casa.

            A Mandilar, que hemos subido en repetidas ocasiones, empezamos a subir  aprovechando la Pista de Hoz de Jaca, era más corto y con menos desnivel.

            Hoy, son las nueve de la mañana cuando estamos aparcando junto al Teleférico de Panticosa. Es 27 de Enero de 2013, sigue lloviznando y tenemos por delante algo más de 1000 metros hacia arriba y no esperamos mejora meteorológica.

 
              A pesar de todo, ponemos los cortavientos y atravesamos con los esquís puestos el Puente del Caldarés de Baños a 1140 metros de altitud. Son las nueve y cuarto.

            Tras la primera revuelta y el paso estrecho entre los prados la pista se amplía y está pisada ¡Bingo! Ayer Se celebró un campeonato de ascenso hasta Petrosos y…de cualquier forma, mejor para nuestro descenso.

            La pista asciende mediante continuas lazadas fundamentalmente en dirección nor-nordeste y enseguida pasa a la parte este de los arrastres que parten desde Panticosa para deambular en suave ascenso  hasta alcanzar las inmediaciones de Punta Santa Cruz donde para al lado oeste de los mismos llaneando para alcanzar la zona denominada Selva Verde que es el lugar donde se encuentra el arrastre más bajo de la estación.

            La nieve está un poco húmeda pero estupenda para foquearla y la temperatura  sensacional, así que, a pesar de que subimos tranquilamente entramos sobradamente en calor.
 

            Podemos proseguir nuestro ascenso  por Mazaranuala pero como la visibilidad es mediana y no lo conocemos con nieve, nos decidimos a subir  por el oeste de Petrosos. Estamos sobre los 1525 metros de altitud y nos hemos liquidado aproximadamente un tercio de nuestro pretendido ascenso.

Foratata.

Puntas de Piniecho y muchas nieblas.
 
            Las nieblas nos rodean y la visibilidad del paisaje es reducida, así que, no tenemos nada mejor que persistir en nuestro ascenso sobre una nieve que está inmejorable para subir. Y eso se nota puesto que enseguida viramos al noroeste para alcanzar el amplio Cuello Norte de Petrosos donde se encuentra el núcleo central de la estación a 1850 metros de altitud.

 
            Son las once un poco pasadas cuando nos detenemos a echar un bocado mientras contemplamos el Casquete Somital de Mandilar o Narronal como también se le conoce. Difícilmente se ve un banderín en la cima que marca el inicio de la negra que baja por su cara noroeste.

            Diez minutos después proseguimos nuestro ascenso obligatoriamente por medio de las amplias Pistas de Mandilar hasta que nos situamos en la pista que sube de Hoz de Jaca y conduce a la zona de los ibones.

            Vamos transitando la cara norte de mandilar hasta que alcanzamos la arista nor-nordeste del pico y nos introducimos en la vertiente de los ibones contemplando los nevados perfiles del Verde y el collado del mismo nombre, nada más las nieblas nos impiden el resto; y por supuesto, el Ibón de Sabocos es ilocalizable.
 
Burrambalo espléndido.

            Se puede subir por bastantes sitios pero nosotros vamos rodeando la cara este siempre en busca de ascender lo más cómoda y suavemente posible con lo que, dejamos allá abajo el asentamiento de los arrastres superiores y alcanzamos las inmediaciones del Ibón de los Asnos absolutamente mimetizado con el paisaje con la inestimable ayuda de las nieblas.
 

            Estamos sobre los 2050 metros de altitud y nos queda el último repecho que tiene un arranque consistente y que subiremos en dirección oeste siempre atravesando la pared somital y en busca de la arista que sube desde el Collado del Bozuelo.

 
            Las nieblas van y vienen pero no son mayor problema ya que conocemos la zona. La pared se arrellana después del resalte de arranque y nos deposita en la Cima de Mandilar a 2212 metros de altitud. Son las doce y cuarto.

            Como es pronto para comer y no hay mucho paisaje que ver no vamos a quedarnos demasiado en la cima, tampoco es nuestra costumbre. A duras penas malvemos el Corredor Trasarriu y eso que está aquí mismo, media Brecha de Telera y Foratata muy difuminada. Solamente hacia el sur hay una espléndida e inmaculada imagen nevada de Burrambalo y el Embalse de Búbal.

            No hay demasiada visibilidad cuando iniciamos el descenso. Vamos a hacer por el Corredor Noroeste aprovechando que la nieve está bastante buena.

Corredor Norte que acabamos de bajar.
 
            Recorremos toda la amplia y mable Cresta de Mandilar en dirección norte hasta un pequeño hombro y nos introducimos en la pared oeste que se estrena con un muro bastante serio y lleno de irregularidades. Poco más abajo se arrellana brevísimamente para descolgarse en otro muro muy vertical y más largo que se suaviza después hasta terminar, siempre erguido en la pista que baja de los ibones.

            La nieve no está mal y entre los dos muros hemos hecho un tramo de nieve virgen que estaba incluso mejor que el corredor convencional pero esquiar en estas paredes no es lo nuestro. Podemos bajar pero preferimos laderas más amables.

 
            Las nieblas vuelven a bajar y comienza a lloviznar. Consecuentemente nos bajamos hasta la Cafetería de Petrosos y entramos para comer a cubierto. Es la una del mediodía.

            Se está bien sentados y comentamos sobre el cansancio y el descenso. Nosotros subimos decentemente sin forzar pero eso no significa que no acumulemos cansancio. Para esquiar bien hay que estar medianamente descansados. Nosotros no lo hacemos y consecuentemente nuestro descenso no resulta ni lo cómodo ni lo placentero que podría ser. Aunque sea algo con lo que ya contemos.

            Alrededor de la una y media nos montamos en los esquís y continuamos con el descenso, el día sigue empeorando poco a poco.

Corredor de Mazaranuala.

            Bajamos hacia Fobas y tomamos allí la zona de Mazaranuala, así cerraremos un bucle alrededor de Petrosos.
 
Peñas Roya y Blanca desde Mazaranuala.

            La parte superior es un tubo muy bien nevado que se resuelve luego en una amplia pared medianamente inclinada y amplia que nos conduce a Selva Verde. Allí tomamos la pista y nos vamos para abajo entre esquiadores que bajan pues debe llover por arriba.

Bajada a Selva Verde y a la pista.
 
            El Atajo de los Toboganes me lo malogra un grupo de críos que bajan despendolados adelantando a toda pastilla sin sitio para hacerlo. Uno de ellos se lleva puesto medio rosal silvestre  y no se me lleva a mí también porque Dios no lo quiere. Rosa lo contempla desde atrás.

 
            Solamente nos queda acabar la pista con la zona estrecha ya muy lavada para terminar de nuevo en el Puente del Caldarés de Baños.

            Cuando hemos salido esta mañana no daba ni un real por el asunto; ahora, son las dos y cuarto y hemos rematado nuestro proyecto con un desnivel de 1100 metros y llueve ya en serio. Lo hará toda la tarde. 

 

           

           

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.