12 abr. 2013

17-13. PEÑA BLANCA DE ANEU CON ESQÚIS. 12-4-13.

Suaves resaltes hacia Peña Blanca.

Aparcamiento del Valle de Aneou, Barranco de la Gradillera,  Hount de la Glera y Arista Este.

12-04-2013.

Salida 09 h. Llegada 13 h.

Sol.

Fácil.

Esquís de travesía.

 Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

 
Mapa de Peña Blanca procedente de Prames. Vía en amarillo.


            Desde el Valle de Aneou hemos subido repetidamente a Cuyalaret, al  Canal Roya, a la Peña del Col de l’Iou, a la Pombie… pero desde aquel invierno en el que se cayera en bloque la mayor parte de la ladera norte entre Canal Roya y Peña Blanca, de tan infausto recuerdo, aparcamos la idea de hacer algo en el Valle Colgado comprendido entre la Peña Mauhourat y la Peña de la Glera. Pero pasan los años y te dices que por qué no acometer esa ladera que tanto esquiador hace, y en esas estamos el 12 de Abril de 2013.

            La noche no ha sido fría y el rehielo ha sido pobre; el riesgo de aludes es alto en las orientaciones este pues hay mucha nieve, pero yo creo que está muy bien asentada. Nuestro valle está orientado al norte y su cara este, la de la Peña de la Glera está fastuosamente iluminada por el sol a las nueve de la mañana cuando nos ponemos los esquís en el Aparcamiento del Valle de Aneou a 1700 metros de altitud.

            El aparcamiento está medio pues los “fransuas “ tienen cortada la carretera y eso es bueno para la belleza paisajística de la jornada pero es malo porque hay muy pocas huellas en el valle, nieva poco o mucho casi todos los días y tendremos que trazar. Además, el personal va a Canal Roya y nosotros me temo que no vamos a tener demasiada compañía.


            Cruzamos el Barranco de Aneou por su puente natural, pasamos junto al Centro Pastoral como siempre y utilizamos el conocido camino que sube hacia la Gradillera en busca de Canal Roya  como unos devotos más.

 
            Llevamos delante medio ejército de maniobras que en el segundo resalte nos cede el paso a pesar de que nosotros subimos tranquilamente deseando que algún grupo de esquiadores se oriente hacia nuestro valle.

            No será así cuando en el rellano posterior abandonamos la huella de fondo del valle y en horizontal buscamos el Barranco de la Gradillera.


            El cruce del barranco no ofrece ninguna dificultad teniendo en cuenta que son varios los puentes de nieve  que se nos ofrecen por encima del cauce completamente cubierto de nieve.
 

            Estamos a 1850 metros de altitud y un dorso muy bien nevado en el que hay una viejísima huella se introduce en el Hount de la Glere la ladera que defiende el valle colgado situado por encima de la misma. Hemos iniciado nuestro camino en dirección oeste y ahora continuamos un poco hacia el oeste-sudoeste.

            Buscando ganar altura de la forma más suave posible transitamos la Cara Norte de Peña Mauhourat hasta que alcanzamos el punto bajo de una colada, lugar en el que iniciamos una diagonal para atravesar la ladera orientados hacia la Peña de la Glera.

            La nieve en la vertiente de Mauhourat está algo más dura que en la vertiente de la Glera ya que el sol está haciendo su faena.

 
            Casi completada la diagonal tomamos una ligera depresión que orientada al norte nos acerca de nuevo a la zona sombría de la ladera  lugar en el que, tras poner las cuchillas, volvemos a cambiar de dirección y hacia la zona soleada subimos un resalte un poco más erguido que finalmente se arrellana un poco depositándonos en el borde del valle colgado, final de la pared que acabamos de subir.  Estamos a 2050 metros de altitud.

 
            La Peña de la Glera queda todavía bastante por encima de nosotros y comenzamos a divisar el Pic de Aneou  y la cresta que, hacia el oeste, nos conduce a nuestro objetivo que es Peña Blanca.

 
            Contorneamos una depresión y seguidamente  una suave loma que nos ofrece continuación por una amable y delicada rampa orientada hacia la base rocosa de la Glera que muy oscura vigila nuestras evoluciones en su valle.


            Al final de la rampa entramos en un pequeño  y poco inclinado barranco que nos conduce a la base de nuestro objetivo que luce inmaculada y espectacularmente blanco.
 
Peña de la Glera con su imagen menos conocida.
 
            Por el fondo del barranquillo alcanzamos el collado al este de Peña Blanca un pico inconfundible porque culmina la arista fronteriza y la potente Arista de la Peña de la Glera orientada al norte.

            Desde el collado completamente vestido de nieve contemplamos las afloraciones rocosas que adornan la arista hacia el Pico de Aneou e iniciamos el ascenso por la arista hacia la cima.
 

            Unos metros más arriba y bajo un último resalte muy erguido, dejamos los esquís y nos alargamos hasta la cima que alcanzamos inmediatamente. Son las once menos cuarto de la mañana cuando alcanzamos la Cima de Peña Blanca situada a 2366 metros de altitud.


 
            La cima es pequeña, vestida de nieve dura y muy aérea. Al Oeste destaca la amable cima del Canal Roya con visitantes varios, al norte la Fastuosa Peña de la Glera cabalgando sobre el Pla de la Gradillera y el valle que acabamos de subir y orientándonos hacia el Midi de Ossau tocado con boina persistente, y al este la Peña Mauhourat que culmina tras unos dientes rocoso en el Pic de Aneou. Al sur y tras la Canal Roya muy blanca se asoman: Espelunciecha, Arroyeras y Diente de Anayet custodiado por el Vértice y las Negras. Más allá una cierta nubosidad de mediano desarrollo y bastante inestable oculta el horizonte más lejano.


Canal Roya.

Pico de Aneu.
 
            Cinco minutos después volvemos sobre nuestros pasos y buscando un poco de abrigo para el viento en la cara este del pico nos sentamos sobre la nieve a echar un bocado.

            Al resguardo del viento y al intermitente sol de la mañana se está bien. Solamente nos preocupa un poco la presencia de desperdigadas nubes que ocultan el sol de manera intermitente y que subiendo escamoteaban descaradamente la visibilidad.


            Veinte minutos más tarde iniciamos el descenso sobre nuestros esquís aprovechando una nieve estupenda sobre la que encontramos algunas reducidas manchas de nieve polvo.

            Descendemos el barranquillo y la rampa hasta alcanzar la parte baja del rellano bajo la cresta, que por cierto no es uniforme sino que presenta un importante conjunto de depresiones y protuberancias.

            El disfrute dura muy poco ya que la nieve enseguida se ablanda y se pone irregular además de pesada: si no la queremos demasiado dura para subir hay que soportarla blanda para bajar.

            Abandonamos el circo colgado siguiendo la huella de la subida y tras bajar la mayor parte de la pared, en el rellanito inferior nos decimos de probar el corredor que baja directamente  por la Sudeste de la Peña de la Glera para alcanzar la parte baja del Pla de la Gradillera.
 

            El barranco debe estar con nieve muy blanda y el corredor al menos nos permite atravesarlo bastante más arriba de lo que lo hemos hecho a la mañana y remando un pelín alcanzamos el camino al Canal Roya y en el promontorio que limita el Pla de la Gradillera nos sentamos a comer y a contemplar la pared que hemos subido y bajado en auténtica soledad. La gente sube y baja de Canal Roya. Son las doce y cuarto.

Diminuta y en el centro Peña Blanca de Aneu.
 
            Comemos tranquilamente y media hora después montamos en los esquís y continuamos por camino archiconocido aunque nunca así: el resalte con afloraciones rocosas  es una perfecta y amplísima rampa sin  rastro de rocas que se baja muy bien pues está muy transitado. Luego hay que bajar con nieve blanda, hacer una última foto a Peña Blanca que se esconde encumbrada en un horizonte bastante limpio y  con los esquís desbloqueados remontar al encuentro del coche dando por finalizada, a la una y cuarto, una jornada estupenda para ser con nieve blanda en la que hemos movido 700 metros de desnivel, en un despoblado desierto blanco que hemos recorrido por primera vez.

 

 

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.