7 nov. 2015

73-15. PICS DE ISABE Y PERMAYOU EN CIRCULAR POR EL BITET. 6-11-2015.


Casquete Somital Sur de Isabe.
 
Pista de Bitet, Lac de Isabe, Circo Superior de Isabe, Arista Norte, Pic de Isabe, Pic Permayou, Arista Norte, Cabaña Laiterine y Aparcamiento Pista Bitet.

06-11-2015.

Salida 09 h. Llegada17 h.

Sol.

Bastante fácil.

Ascensión.

Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Isabe y Permayou procedente del IGN. francés. Vía en amarilla.
 
            El Pic de Isabe no se ve desde el Lac de Isabe, discretamente tapado por la Arista de Tenebre. Habíamos estado en Sesques de camino a contemplar el Caperan y teníamos en mente conoce un poco el Bitet  y las aristas que articulan al conjunto del barranco.

            Conocer siempre requiere cuantioso esfuerzo y más si el punto de partida está por debajo de los 1000 metros de altitud  como es el caso: estos jodidos pueblos franceses están asentados en los culos de los valles y ya sabes… lo habíamos pospuesto pues Juan no conocía la zona y hoy 6 de Noviembre de 2015 aprovechando el inicio de un Veranillo de San Martín que anuncian eterno y nos vamos al “turrón.”

            Es una puñetería tener que subir el Portalet para bajarlo de inmediato, pasar Gabas y antes de Les Eaux Chaudes tomar el desvío a mano izquierda y entrar al Barranco de Bitet.

            Se trata de una pista forestal que está recientemente engravada y en perfecto estado, que arrancando a 750 metros de altitud y se eleva progresivamente en dirección oeste a lo largo de kilómetro y medio para coincidir con el barranco punto en el que no se permite ya el tránsito de vehículos. Son las nueve pasadas cuando aparcamos el coche a 920 metros de altitud.

Fin de la pista e inicio del Camino al Lac de Isabe.
 
            Junto al aparcamiento en el que hay un par de coches, sale el camino que conduce a la Vieja Cabaña de Sesques y que utilizáramos para nuestra circular al Pic Sesques;  hoy no vamos a emplear ese camino sino que cruzando el barranco por el puente continuamos pista arriba por la orilla izquierda del mismo.

            La pista asciende suavemente, tiene un par de revueltas pero el resto es muy lineal y  tras un par de kilómetros muere en un aparcamiento bajo la Presa de Bitet a 1150 metros de altitud donde  iniciamos nuestro bucle del día.

            A nuestra derecha y siguiendo el valle por el que desciende el Barranco de Metoura procedente el Col de Iseye, que será por donde pretendemos volver, tenemos un caminillo y a nuestra izquierda, tras cruzar el citado barranco vamos a tomar el otro camino que balizado en amarillo nos ha de conducir al Lac de Isabe. En medio de ambos barrancos emerge la espléndida Aguja de Tenebre, final de la cresta que arranca del Pic de Isabe y a la que iremos rodeando a lo largo de todo el día.

Cascada Inferior de Isabe.
 
            El camino alfombrado por la fronda caída de las hayas nos ofrece un primer resalte que ascendemos a la tornasolada luz de la mañana en dirección  oeste  elevándonos a través del Bois de Isabe.

            Un pequeño rellano nos acerca relativamente al barranco y nos permite contemplar entre los fehacientes restos de tremendos aludes, las Cascadas de Isabe y nos deposita en una enorme ladera que baja de la Cresta de Sesques.

            El camino balizado en amarillo se desarrolla vuelta a vuelta sobre un pedregal metamórfico que tiene la roca muy húmeda y que resbala considerablemente. Habrá que subirlo con paciencia benedictina. El rellano que se adivina en la cabecera y que recordamos vagamente queda muy alto todavía.

Pic tenebros al que iremos dando la vuelta.
 
            Siguiendo una línea de ascenso al suroeste ganamos altura, superamos un resalte rocoso con algunos pasos fáciles que hacemos con cuidado por la humedad de las rocas todavía a la sombra y alcanzamos la entrada al rellano en el que se asienta el Lac de Isabe. Ha sido un paretazo de casi 600 metros.

            Enseguida el camino nos conduce a la Orilla Sudeste del Lac de Isabe a 1925 metros de altitud y junto a su desagüe hacemos unas fotos y nos sentamos a almorzar cuando son las once de la mañana y le hemos pegado una buena dentellada a la jornada.

Lac de Isabe y Sesques.
 
            El Lac de Isabe es un ibón excepcional acunado en un recóndito y profundo circo rodeado de paredes y alimentado por una deliciosa cascada que se despeña por una sombría pared. De profundas y oscuras aguas rodeadas de verdura es un lugar enigmático y encantador como pocos.

            Media hora después continuamos camino que se eleva hacia el sur para rodear el lac ganando altura  para continuar al oeste ofreciéndonos espectaculares estampas de abigarrados y oscuros colores.

El recóndito Lac de Isabe vestido de sólidos colores.
 
            Alrededor de los 2100 metros de altitud el camino llanea adentrándose en el Circo Superior de Isabe conformado por la Nordeste del Pic Sesques vestida parcialmente de nieve, entre las Aristas de Sesques y de Tenebre.

Hacia el Col de Isabe.
 
            Se trata de un rellano suavemente escalonado por una serie de gradas sucesivas y que ascendemos en dirección al Col de Isabe donde termina la Arista Norte del Pic Sesques. Bueno, no termina precisamente como comprobaremos poco después.

El Circo Superior de Isabe tiene considerables proporciones.
 
            Tenía la idea de que  para ir al Isabe había que abandonar el Camino a Sesques  para marchar directamente al noroeste hacia el pico pero es tan cómodo seguir balizas y retazos de camino que nos plantamos debajo del collado e iniciamos el ascenso de una loma herbosa y soleada que nos tiene que conducir  a una cima que se recorta en el horizonte  y que   malinterpretamos como el Pic de Isabe.

En la Antecima Sur de Isabe con Isabe al fondo.
 
            Nos engaña la altitud y cuando alcanzamos la cima del casquete somital algo rocosa no encontramos hito cimero ni tampoco arranca de aquí la Arista Nordeste del Tenebre. Eso sí, nos permite un espléndida imagen de la Arista Norte de Sesques que fotografiamos cumplidamente. Son las doce y media.

La Arista Norte de Sesques.
 
            Pero como hemos venido a hacer arista y conocer proseguimos  en dirección norte arista adelante y lo que viene es una continuación rocosa similar a la Arista Norte de Sesques  y que habrá que negociar con cuidado pues la roca fundamentalmente está húmeda.

La Arista Sur de Isabe va a resultar entretenida.
 
            Se trata de una serie de dientes que pasaremos sucesivamente en horizontal alternando pequeñas subidas con descensos a toda cresta con sumo cuidado. Faldeamos por el oeste seco y soleado el más consistente y retornamos a la arista que se convierte en loma y que nos muestra un casquete amable y herboso ligeramente más elevado que el del que venimos.

En la Cima de Isabe con Sesques.
 
            Desde el punto bajo que debe ser el Col de Isabe, remontamos unos pocos metros, con un ligero cansancio pues llevamos alrededor de los 1500 metros de desnivel subidos y alcanzamos la Cima del Pic de Isabe situado a 2463 metros de altitud cuando son las 13 horas. Aquí sí que arranca la Arista de Tenebre.

Isabe y Sesques desde el norte.
 
            Hacemos fotos, contemplamos el Pic Tenebre que era una de nuestras opciones a priori comprobando que tiene  más tela de la esperada y proseguimos adelante por una arista alomada en la que imaginamos  la ubicación del Pic Permayou que es nuestro siguiente destino.

            Transitamos una sucesión de lomas consecutivamente descendentes mientras contemplamos hacia el oeste al Lespetouse con el que tenemos una cita pendiente y al este el pequeño circo comprendido entre la Nordeste de Isabe y la Nordeste de Permayou que parece tener un descenso continuado hasta el Rellano en el que se asienta la Cabaña Laiterine y que nos permitiría acortar nuestro periplo.

La Sur de Permayou.
 
            Alcanzamos un collado que nos parece más profundo de lo que es en realidad y desde allí afrontamos el ascenso del Casquete Somital de Permayou.

El Corredor Sur de Permayou.
 
            La mitad inferior es una loma herbosa que muere en los paredones superiores que cuentan con un corredor orientado al sur  y que rompe la barrera de paredes. Abandonamos la loma para avanzar unos metros por la cara sur en ascenso y en busca del corredor. Es un camino de libro aunque no hay hitos que nos permite superar una treintena de metros muy escalonados en la caliza cimera y alcanzar la bicéfala Cima del Pic Permayou situada a 2344 metros de altitud cuando van a ser las dos menos cuarto.

Ronglet pone fin a la arista que ha nacido en Sesques.
 
            La idea sería proseguir con la arista que se marcha al noroeste en suave y alomado descenso que incluye algunos promontorios intermedio con destino al Col Liard desde el que nos podríamos desmontar para alcanzar en travesía el Col de Iseye pero le hemos echado el ojo a la Arista Norte que baja directamente al Col de Iseye y se puede intentar.

Una última mirada a Isabe y Sesques.
 
            Iniciamos el descenso haciendo un poco de travesía al nordeste en busca de la arista que es herbosa  y amplia en su vertiente oeste y cortada por paredes verticales al este. Nos permite bajar una primera parte que hemos visto completa desde arriba.

Buscando camino en la Norte de Permayou con la Marere al fondo.
 
            Terminada la gran rampa herbosa que se va estrechando paulatinamente nos deposita en una arista afilada que se enzarza en una primera serie de gendarmes escalonados y descendentes. Hay que perder muchos metros.

            Los tramos de descenso orientados al norte están muy húmedos y hay que bajarlos con sumo cuidado utilizando algunas débiles huellas de tránsito.

            En un momento determinado hemos dejado unos hitos que iniciaban el faldeo de la arista por el oeste y no diría yo que no nos estemos arrepintiendo de haberlo hecho.

En los Gendarmes de la Norte de Permayoy.
 
            Dejamos atrás una serie de impresionantes lajas que accidentan la vertiente este de la arista mientras continuamos bajando  hasta que alcanzamos la zona de los gendarmes inferiores.

            Hay un corredor muy vertical por el que podríamos franquear la vertiente este de la arista pero tiene una zona completamente vertical y poco agradable. La continuación de la arista con los gendarmes tiene muy mala pinta y consecuentemente tomamos la alternativa fácil que consiste en descender un corredor herboso y escalonado además de bastante tieso que nos va a permitir faldear los gendarmes.

            Bajamos unos metros faldeamos otros pocos y nos sentamos a comer al sol cuando son las dos y media del mediodía ya casi tarde.

            Comemos deliciosamente al sol en tan recogido lugar mientras contemplamos el Anie recortado con las Paredes de Ronglet y media hora después continuamos con nuestro faldeo descendente en el que seguimos vagos caminos de animales en una inclinada ladera que nos permitirá retornar a la arista por debajo de los gendarmes cuando ya es una loma herbosa que puede conducir al Col de Iseye.

Col de Iseye y La Marere.
 
            Contemplamos el, ya próximo, Col de Iseye al que no iremos, el Valle en el que se asientan Accous y Bedous en medio de la Campiña Pirenaica Gala, a la Marere que domina el Col de Iseye y todo el puerto que desciende la vertiente este del collado y que nos tiene que llevar a la, lejana todavía, Cabaña Laiterine.

Diente de león florido en la Cabaña Laiterine.
 
            No son todavía las tres y media de la tarde pero la luz ya es de atardecer a pesar del sol cuando llegamos a la Cabaña Laitarine. Está abierta y en bastantes buenas condiciones con mantas y colchonetas.

             Hay también una portuguesa que va a pasar la noche allí sin saber dónde se encuentra y sin comida pero con muchas ganas de hablar. Juan le da comida y un rato después proseguimos para abajo.
 
La Marere con las luces de la tarde.

            El camino bajo el rellano en el que se asienta la cabaña, a1700 metros de altitud, no está demasiado balizado y hemos de localizarlo barranco abajo. Luego ya no hay problema para seguirlo a pesar de introducirse enseguida y durante un buen trecho en el hayedo cuya superficie está completamente cubierta de hojarasca fundamentalmente de haya.

El valle de subida de la mañana hacia el Lac de Isabe.
 
            La vuelta a partir del Permayou no se hace larga como esperábamos y alrededor de las cinco de la tarde estamos en el coche previa recogida de unas ramas de haya que las hay en cantidad ya que están haciendo faenas de limpieza a ambos lados de la pista.

            Liquidamos el tema del día, que se saldará con alrededor de 1700 metros de desnivel, con ganas pues ya empieza a ser un desnivel respetable aunque bien ha merecido la pena. Días como este solamente entran tres en media docena.     

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.