21 nov. 2015

77-15. PICOS CENTRALES DEL SERRATO. 20-11-2015.


La Arista del Serrato desde el Ibón Oeste de los Altos de Brazato.
 
Balneario de Panticosa, Camino de Brazato, Ibones Altos de Brazato, Corredor Sur, Cima Nordeste de las Centrales del Serrato, Cima Noroeste de las Centrales del Serrato, Ibones Altos de Brazato y Cabaña Brazato.

20-11-2015.

0Salida 08:45 h. Llegada 14:30 h.

Sol.

Bastante fácil.
 
Ascensión.

Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.
 
Mapa de los Picos Centrales del Serrato procedente de Iberpix. Vía en amarillo
 
            Por estos pagos un serrato es una alineación montañosa compuesta por una serie de dientes más o menos alineados. Los montañeses lo tenían fácil para ver serratos, los veían por cualquier parte al contemplar sus montañas  y especialmente los Panticutos que tienen sembrado su Pirineo de Serratos.

            Serrato es el pico que domina el Ibón represado de Bramatuero Inferior, también el situado en las Foyas de Brazato entre los Picos Brazato y Tablato de Piniecho y también la Arista Divisoria entre los Circos de Labaza y Brazato.

            En los dos primeros habíamos estado ya  y al tercero lo queremos conocer a pesar de que sean menos famosos y, consecuentemente, menos visitados.

            La primera dificultad que presentan los Picos del Serrato es que son varios y consecuentemente hay que identificarlos pues de ellos solamente guardo unas vagas e inconcretas imágenes. Se trata de esa arista que, no demasiado atractiva, contemplas desde el Circo de Labaza o desde el de Brazato. Otra dificultad, aunque yo creo que es más una ventaja, es que no hay información disponible por lo que te catapultan a una actividad montañera en estado puro y en eso estamos hoy 20 de Noviembre de 2015.

            Tras un largo otoño de buen tiempo y actividades con desniveles importantes buscamos una actividad más corta y menos cara y para ello comenzar a caminar en el Balneario de Panticosa a 1637 metros de altitud facilita el asunto, cosa que hacemos a las nueve menos cuarto de la mañana. Vamos a aprovechar el último día de este Veranazo de San Martín al que tan buen rendimiento le hemos sacado.

La Pared de Labaza y Arista del Serrato.
 
            Tomamos el Camino de Brazato por las Escalinatas de la Fuente de  San Agustín y vuelta a vuelta ganamos altura  para salir del fondo del Circo de Bachimaña en dirección este.

            Un rato después alcanzamos el rellano bajo la Pared de Labaza a la vez que aparece ante nosotros el comienzo de la Arista del Serrato  recién nacida en la Pared  Este del Balneario de Panticosa.
 
Picos del Serrato desde el hombro herboso del Camino de Brazato.

            La contemplamos mientras  recorremos el hombro herboso que atraviesa el camino en busca del Circo de Brazato. Por encima del hombro herboso el camino serpentea entre pinos  y, siempre al este, nos coloca sobre la tubería que conduce el agua del Ibón Inferior de Brazato a la Central de los Baños junto a la Casa de Piedra del Balneario.

Vista atrás desde el corredor a los Ibones Altos de Brazato.
 
            Desde allí, prosiguiendo en ascenso, tomamos el corredor que conduce a la Cuenca Lacustre de los Ibones Altos de Brazato mientras recordamos tránsitos anteriores  con los esquís y sin ellos.

Pico Sudoeste del Serrato.
 
            Llevamos a nuestra izquierda o noroeste la arista en cuestión a la que nos dirigimos y terminado el corredor que se arrellana en la cubeta lacustre sobre los 2400 metros de altitud, se extiende ante nosotros la Arista del Serrato que se conecta con la de Labaza y tras el collado del mismo nombre enlaza con la de los Batanes. Son las diez.

La Sudeste de los Picos Centrales del Serrato.
 
            La arista que se extiende de sudoeste a nordeste girando al este con los Picos de Labaza se compone de no menos de ocho puntas significativas hasta el Collado de Labaza: se trata de un serrato vestido de corredores que alcanzan diversa brechas de la misma.

La Sur de los Picos de Labaza a continuación de los Nororientales del Serrato.
 
            Queremos ascender alguna de las agujas centrales, las más prominentes desde aquí y descartadas las dos o tres más bajas y situadas al oeste elegimos un corredor y nos vamos en su busca sabiendo que habrá que emplear las manos sin ninguna duda.

            El fondo de la cubeta lacustre es un pedregal de enormes proporciones fundamentalmente horizontal que atravesamos en dirección norte en busca de un corredor herboso que hemos elegido y que nos conducirá a la arista.

En el Corredor hacia los Picos Centrales del Serrato.
 
            Terminado el tránsito del pedregal nos incorporamos a una ladera medianamente inclinada y también pedregosa en el que se acumulan granitos de variadas proporciones y estabilidades que negociamos a nuestra conveniencia. La ladera se yergue paulatinamente  y nos deposita en un corredor herboso escalonado de pratenses algo erguido que se irá poniendo de pie poco a poco.

Dos de los Ibones Altos de Brazato y la Punta del Puerto desde el Corredor.
 
            La ladera nos ha permitido   subir alrededor de 50 metros  y ahora el corredor  nos subirá casi otros tantos, previo desvío a una corta rama también herbosa que remata en un laberinto de paredes.

            Tomamos un corredor muy tieso y encajonado que permite superar con buena roca una decena de metros y que se continúa con otro tramo de otros tantos metros que nos deposita en la arista empleando las manos asiduamente.

Genista nivalis única en los Centrales del Serrato.
 
            En la brecha nos recibe un fresco viento y la lóbrega y manchada de nieve cara nordeste de la arista servida de corredores  gemelos del que acabamos de subir aunque más rocosos.

            Hacia el sudoeste una serie de placas verticales cierran la continuación por lo que hemos de proseguir ascenso hacia el nordeste. Hay un corredor somital en plena arista que he de recorrer  ida y vuelta para comprobar si nos conduce a alguna parte.

            Se trata de un corredor con una larga pero fácil entrada con dos tramos sucesivos bastante verticales pero con buena roca que nos subirán una veintena de metros y nos depositan en una aguja en la que no hay más espacio que el ocupado por un par de piedras que conforman el hito cimero.

Difícil foto de cima en el Central Este del Serrato.
 
            Son las once menos cuarto y estamos, teóricamente, en una de las agujas que conforman los Picos Centrales del Serrato. No llevo altímetro de precisión pero algún mapa lo acota a 2544 metros de altitud.

            Le hago a mi chica una foto, no hay posibilidad de montar el trípode para hacer una conjunta aunque sea abrazados al granito cimero, y al fresco vientecillo que campa por la cima contemplamos la arista en la que nos encontramos: al nordeste  y separadas por brechas aparecen una serie de agujas que se van elevando paulatinamente y estructurando las Puntas Nororientales del Serrato, hasta girar al este y conformar una doble cima que tienen que ser los Picos de Labaza. A los Picos Nororientales del Serrato se puede acceder por algunos corredores a ambas vertientes, unos luminosos y otro lóbregos y medianamente blancos de nieve muy dura, razón por la que hemos abordado el ascenso por esta vertiente.

El Central Oeste del Serrato desde el Este,
 
            Pero al suroeste, la arista presenta unas placas difíciles  y otra aguja hermanita de la que nos encontramos. Luego desciende un poco y tras un par de agujas aparece una brecha algo más baja y otra aguja rotunda y descolgada. Se debe tratar de los Picos Suroccidentales del Serrato.

            ¿Y si fuera más alta esa…?

            No lo sabremos quizás pero vamos a probarla.

Destrepando el corredor cimero del Central Este del Serrato.
 
            Hay que descender el corredor que recorre la arista cimera hasta la brecha sin más cuidados que los precisos pues la roca es buena. En la brecha iniciamos el descenso del corredor que hemos subido y nos sentamos a echar un bocado en este pináculo al abrigo del viento y al solecillo de la mañana mientras contemplamos el Ibón Oeste de los Altos de Brazato y la Punta del Puerto vestida con la sobriedad vaticana de las primeras nieves que ya no se van a marchar.

            Un cuarto de hora después descendemos la rama nordeste del corredor  y en la conjunción con el principal bordeamos unas placas lisas e iniciamos el ascenso de la otra rama de corredor orientada al oeste.

Rama de corredor y Cima del Central Este del Serrato.
 
            Tras una treintena de metros herbosos y escalonados alcanzamos la arista que nos certifica la imposibilidad de proseguir por ella hacia la cima vestida de severas placas lisas.

            Ya he visto la alternativa desde muy abajo y no queda otra que realizar una travesía de la pared sudeste de la aguja utilizando una vira entrecortada e instalada entre placas verticales tanto por arriba como por abajo.

            La travesía no es difícil, hay que hacerla con cuidado y nada más pero nos deposita en un vertical corredor que habrá que trepar y que haré dos veces seguidas, la primera para prospeccionarlo y la segunda para acompañar a mi chica que subirá bien echándole la sal necesaria para el guiso.

En la Cima del Central Oeste del Serrato.
 
            Dos tramos de corredor nos elevan alrededor de 15 metros tras los que se acuesta en busca de una brecha inmediata a la cima a la que llegamos sin necesidad de apoyar las manos.

            Son las doce menos cuarto y estamos en la otra aguja que conforma las Cimas Centrales del Serrato y no sabemos cuál de las dos es más alta. Tiene un hito más grande pero es que también hay más material y la cima es más espaciosa.

Corredor Cimero al Central Este, los orientales del Serrato, Picos de Labaza y Batanes.
 
            Las cimas no tienen una vista espectacular que digamos y menos en un día en el que la nubosidad alta va entrando por el oeste y todo el ámbito está relleno de neblinas.

La roca de los Centrales del Serrato es buena.
 
            No faltan los tres Ibones Altos  y el Collado Alto  de Brazato, tampoco el Serrato, Tablato y Foraturas y la Partacua algo difusa; luego la Gran Faxa y Xuans con alguno de los Dientes de Batanes, no se ve el Serrato de Bramatuero. Hacemos unas fotos y nos vamos para abajo relajadamente.

Los Centrales del Serrato desde el Ibón Oeste de los Altos de Brazato.
 
El descenso no tiene otra historia que repetir pasos conocidos  hasta la conexión de corredores y continuar para abajo hasta las pedreras que bajaremos en busca del Ibón Oeste de los Altos de Brazato, para rodearlo no con la intención de conocerlo que ya lo conocemos, sino con el objeto de tener perspectiva sobre la arista y en especial sobre los picos que acabamos de ascender.
Ibón Oeste de los Ibones Altos de Brazato.
 
            Desde la parte este del mismo hacemos algunas fotos. Todavía me alargare hasta el Ibón Sur. Luego terminaremos de rodearlo y nos introduciremos poco a poco y a través del enorme pedregal que rellena el circo, al corredor de acceso en el que retomaremos el camino y proseguiremos para abajo.

Vertiente Sudeste de los Centrales del Serrato.
 
            Nos acercaremos a la Cabaña de Brazato que está en regular estado a pesar de que fuera rehabilitada no hace mucho y comeremos al sol de la mañana en tan abrigado lugar. Es la una y cuarto.

Detalle del Corredor a los Centrales del Serrato.
 
            Alrededor de las dos, hemos disfrutado de la comida y del lugar con calma, buscamos el camino de descenso que encontraremos enseguida avanzando en horizontal al oeste en las inmediaciones del hombro herboso. Luego, camino abajo, contemplaremos el uniforme gris que telonea a las Argualas e Infiernos y nos llegaremos al Balneario de Panticosa cuando son las dos y media.

Picado sobre el Balneario de Panticosa.
 
            Hoy hemos disfrutado de una actividad ligera, agradable y comprometida en la que hemos movido un desnivel de alrededor de 950 metros y se ha notado; pero a pesar de que están allí, en medio de una zona muy visitada, gozan de la inestimable soledad del Pirineo desconocido y en un perfecto anonimato para la mayoría de los mortales, excepción hecha de los rebecos.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.